In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Tratamiento de cáncer de seno (mama) en el embarazo (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 29 de mayo de 2014

Aspectos generales de las opciones de tratamiento



Hay diferentes tipos de tratamiento para las pacientes de cáncer de mama.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para las mujeres con cáncer de mama. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento que se usa actualmente) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar.

Para algunos pacientes, la participación en un ensayo clínico puede ser la mejor elección de tratamiento. Muchos de los tratamientos estándar actuales para el cáncer se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en recibir un nuevo tratamiento.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la manera en que se tratará el cáncer en el futuro. Aun cuando los ensayos clínicos no conduzcan a tratamientos nuevos eficaces, a menudo dan respuesta a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Algunos ensayos clínicos sólo incluyen a pacientes que todavía no han recibido tratamiento. Otros ensayos prueban tratamientos para pacientes cuyo cáncer no ha mejorado. También hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento de cáncer.

Los ensayos clínicos se llevan a cabo en muchos lugares del país. Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos en curso, consulte el portal de Internet del NCI.

Las opciones de tratamiento para las mujeres embarazadas dependen del estadio de la enfermedad y la edad del feto.

Se utilizan tres tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

La mayoría de las mujeres embarazadas con cáncer de mama se someten a cirugía a fin de extirpar el seno. Generalmente, se extirpan algunos de los ganglios linfáticos ubicados debajo el brazo y se examinan al microscopio para determinar si contienen células cancerosas.

Los tipos de cirugía para extirpar la mama son los siguientes:

  • Mastectomía simple: procedimiento quirúrgico para extirpar toda la mama que contiene cáncer. Se pueden extraer algunos ganglios linfáticos ubicados debajo el brazo para someterlos a biopsia. Este procedimiento también se llama mastectomía total.
    Ampliar
    Mastectomía total (simple); el dibujo muestra la extirpación de la mama y los ganglios linfáticos.
    Mastectomía total (simple). La línea de puntos muestra el lugar donde se extirpa toda la mama. También se pueden extirpar algunos ganglios linfáticos debajo del brazo.
  • Mastectomía radical modificada: procedimiento quirúrgico para extirpar toda la mama que tiene cáncer, muchos de los ganglios linfáticos ubicados debajo el brazo, el revestimiento de los músculos pectorales y, a veces, parte de los músculos de la pared torácica.
    Ampliar
    Mastectomía radical modificada; el dibujo de la izquierda muestra la extirpación de la mama, todos los ganglios linfáticos debajo del brazo o la mayoría de estos, el revestimiento de los músculos del pecho y, a veces, parte de los músculos de la pared torácica. El dibujo de la derecha muestra una sección transversal de la mama que incluye la pared torácica (costillas y músculos), el tejido graso y el tumor.
    Mastectomía radical modificada. La línea de puntos muestra el lugar donde se extirpó toda la mama y algunos ganglios linfáticos. También se puede extirpar parte de los músculos de la pared torácica.

Cirugía para conservar la mama: procedimiento quirúrgico para extirpar el cáncer. Incluye lo siguiente:

  • Lumpectomía: procedimiento quirúrgico para extirpar el tumor (bulto) y una pequeña cantidad del tejido normal que lo rodea. La mayoría de los médicos también extirpan algunos de los ganglios linfáticos ubicados debajo el brazo.
  • Mastectomía parcial: procedimiento quirúrgico para extirpar la parte de la mama que tiene cáncer y parte del tejido normal circundante. También se pueden extirpar algunos de los ganglios linfáticos ubicados debajo el brazo para realizar una biopsia. Este procedimiento también se llama mastectomía segmentaria.
Ampliar
Cirugía para conservar la mama; el dibujo muestra la extirpación del tumor y los ganglios linfáticos de la axila.
Cirugía para conservar la mama. Las líneas de puntos muestran el área que contiene el tumor que se extirpa y algunos de los ganglios linfáticos que se pueden extirpar.

Aunque el médico extirpe todo el cáncer visible en el momento de la operación quirúrgica, la paciente se puede someter a radioterapia, quimioterapia o terapia con hormonas después de la cirugía a fin de eliminar cualquier célula cancerosa que pueda haber quedado. El tratamiento administrado después de la operación para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se utilizan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas. Hay dos tipos de radioterapia. Para la radioterapia externa, se utiliza una máquina fuera del cuerpo para enviar radiación hacia el cáncer. Para la radioterapia interna, se utiliza una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres que se colocan directamente en el cáncer o cerca del mismo. La forma de administrar la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer bajo tratamiento.

La radioterapia no se debe administrar a mujeres embarazadas con cáncer de mama en estadio temprano (estadio I o II) porque puede dañar el feto. En mujeres con cáncer de mama en estadio tardío (estadio III o IV), no se debe administrar radioterapia durante los tres primeros meses del embarazo.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se utilizan medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o evitando su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra oralmente o se inyecta en una vena o músculo, los fármacos ingresan al torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los fármacos afectan principalmente las células cancerosas de esas zonas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y del estadio del cáncer que se esté tratando.

Este tipo de tratamiento no se debe utilizar durante los primeros tres meses del embarazo. La quimioterapia administrada después de este periodo generalmente no hace daño al feto, pero puede inducir dolores de parto prematuro y bajo peso al nacer.

Para obtener más información en inglés, consulte el enlace Medicamentos aprobados para el cáncer de mama.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

En la presente sección del sumario se hace referencia a tratamientos en evaluación en ensayos clínicos, pero tal vez no se mencionen todos los tratamientos nuevos que se están considerando. Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos, consulte el portal de Internet del NCI.

Terapia con hormonas

La terapia con hormonas es un tratamiento del cáncer que elimina las hormonas o bloquea su acción, y detiene el crecimiento de las células cancerosas. Las hormonas son sustancias químicas producidas por las glándulas del cuerpo que circulan por el torrente sanguíneo. Algunas hormonas pueden causar el crecimiento de ciertos cánceres. Si las pruebas revelan que las células cancerosas tienen sitios donde las hormonas se pueden adherir (receptores) se utilizan medicamentos, cirugía o radioterapia para reducir la producción de hormonas o impedir que funcionen.

Todavía no se determinó la eficacia de la terapia con hormonas para las mujeres embarazadas, sola o en combinación con quimioterapia.

La interrupción del embarazo no parece mejorar la probabilidad de supervivencia de la madre.

Debido a que no es probable que la interrupción del embarazo mejore la probabilidad de supervivencia de la madre, habitualmente no se considera una opción de tratamiento.