In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Tratamiento de cáncer de seno (mama) en el embarazo (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 29 de mayo de 2014

Otras consideraciones sobre el embarazo y el cáncer de mama



Se deben interrumpir la lactancia (producción de leche materna) y el amamantamiento si se planea administrar cirugía o quimioterapia.

Si se planea una cirugía, se debe interrumpir el amamantamiento para reducir el flujo sanguíneo en las mamas y disminuir su tamaño. En el caso de que se planee administrar quimioterapia, también se debe interrumpir el amamantamiento. Muchos medicamentos contra el cáncer, especialmente la ciclofosfamida y el metotrexato, se pueden presentar en concentraciones altas en la leche materna y perjudicar al lactante. Las mujeres tratadas con quimioterapia no deben amamantar. La interrupción de la lactancia no mejora la supervivencia de la madre.

El cáncer de mama no parece dañar el feto.

Las células del cáncer de mama no parecen trasmitirse de la madre al feto.

Aparentemente, el embarazo no influye en la supervivencia de mujeres que han tenido cáncer de mama en el pasado.

Algunos médicos recomiendan que una mujer espere dos años después del tratamiento de cáncer de mama antes de intentar tener un bebé, de manera que se pueda identificar toda reincidencia temprana del cáncer. Esto puede influir en la decisión de una mujer de quedar embarazada. El feto no parece sufrir consecuencias si la madre ha tenido cáncer de mama anteriormente.

No se conocen los efectos de ciertos tratamientos del cáncer en embarazos posteriores.

No se conocen los efectos del tratamiento con quimioterapia de dosis alta y un trasplante de médula ósea, con radioterapia o sin esta, en embarazos posteriores.