In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes): Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 14 de marzo de 2014

Opciones

  • Imprimir documento
  • Enviar este documento

Información general sobre los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes)



Incidencia y mortalidad

Son cánceres poco comunes con prácticamente 1.000 nuevos casos por año en los Estados Unidos.[1]Representan del 3 al 5% de las neoplasias pancreáticas y, en general, tienen un mejor pronóstico que los tumores exocrinos pancreáticos más comunes.[1,2] La supervivencia general a cinco años es de casi 55% cuando los tumores son localizados y se extirpan pero solo cerca del 15% cuando los tumores no son extirpables.[2] La tasa de supervivencia general a 5 años es de casi 42%.[1]

Ampliar
Tumores neuroendocrinos
Figura 1. Cáncer de páncreas: Tasas de supervivencia relativa (%) por subtipo histológico, Edades 20+, las 12 áreas de SEER, 1988-2001. Key, C. Ch 7: Cancer of the pancreas. In: Ries LAG, Young JL, Keel GE, et al. (eds). SEER Survival Monograph: Cancer Survival Among Adults: U.S. SEER Program, 1988-2001, Patient and Tumor Characteristics. National Cancer Institute, SEER Program, NIH Pub. No. 07-6215, Bethesda, MD, 2007.
Patogenia

Los tumores endocrinos de páncreas son una colección de tipos de células tumorales conocidas colectivamente como tumores neuroendocrinos (TNE) pancreáticos. Estos tumores se originan en las células de los islotes. Si bien pueden ser similares o idénticos en el aspecto histológico a los tumores carcinoides del tubo digestivo, las diferencias en la biología subyacente y las posibles diferencias en cuanto a la respuesta ante fármacos terapéuticos indican que se deben tratar e investigar como una entidad diferenciada.[3]

La mayoría de los TNE de páncreas son esporádicos, pero algunos se presentan como parte del síndrome heredado de neoplasia endocrina múltiple autosómica dominante tipo 1 (MEN-1) que consiste en tumores de las glándulas pituitaria anterior, paratiroides y endocrina del páncreas, lo cual resulta de la inactivación del gen oncoinhibidor Menin ubicado en el cromosoma 11q13.[4] Cuando es parte del síndrome de MEN-1, puede haber varios tumores de páncreas múltiples

Los tumores de los islotes pueden ser funcionales (producen una o más hormonas activas) o no funcionales.[4] Los tumores funcionales, que suelen presentarse con síntomas de hipersecreción hormonal, comprenden:

  • Gastrinoma.
  • Insulinoma.
  • Glucagonoma.
  • Somatostatinoma.
  • VIPoma.
Factores pronósticos

La mayoría de los cánceres de células de los islotes son funcionales pero cerca del 15% son no funcionales, con presentaciones similares a los adenocarcinomas exocrinos de páncreas mucho más comunes.[5-7] Debido a la presencia de varios tipos de células en las células de los islotes pancreáticos (α, β, δ, A, B, C, D, E, F), el término tumores de células de los islotes se refiere a por lo menos cinco cánceres distintos, los cuales, cuando son funcionales, producen características clínicas y metabólicas únicas. Las manifestaciones clínicas de los tumores funcionales pueden resultar de los efectos metabólicos diferenciados de los polipéptidos segregados por las células cancerosas más que por la masa del tumor o la enfermedad metastásica. Los tumores funcionales pueden ser incluso de un tamaño demasiado pequeño para ser detectados por técnicas convencionales de imaginología.

Los tumores no funcionales tienden a presentarse en estadios clínicos posteriores con síntomas atribuibles a efectos masivos o metástasis.[4] Si bien los tumores no funcionales no producen síndromes clínicos específicos, pueden secretar productos amino y péptidos inactivos como los siguientes:

  • Neurotensina.
  • Subunidad α de la gonadotropina coriónica humana (α-hCG).
  • Enolasa neuronal específica.
  • Polipéptido pancreático.
  • Cromogranina A.
Diagnóstico

Los retrasos largos frecuentes entre los síntomas iniciales y el diagnóstico, y la variedad de los efectos de los polipéptidos segregados, a menudo requieren la participación de múltiples subespecialidades quirúrgicas y médicas. La cirugía es la única modalidad curativa. La cirugía se suele usar incluso en el entorno de enfermedad metastásica para aliviar los síntomas de la hipersecreción hormonal.[4] Se puede lograr una paliación eficaz debido a la naturaleza de crecimiento lento de la mayoría de estos tumores y el uso posible de terapia farmacológica antihormonal (por ejemplo, cimetidina en el síndrome de Zollinger-Ellison que produce úlceras). En pacientes con tumor metastásico de células de los islotes, poco activo (de crecimiento lento) la mejor terapia puede ser una observación cuidadosa y ningún tratamiento hasta que se requiera paliación. En pacientes con síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN-1), en el cual el 85% tiene tumores pancreáticos de células de los islotes, el 90% tiene hiperparatiroidismo, y el 65% tiene tumores pituitarios y tienen menos posibilidad de curarse con resección pancreática que los pacientes con tumores esporádicos de células de los islotes. Con la excepción de alivio del dolor que causan las metástasis óseas, la radioterapia desempeña una función mínima en esta enfermedad.

La localización de los tumores y los estudios de estadificación incluyen imágenes con tomografía computarizada (TC) con imágenes por resonancia magnética (IRM) y ecografía endoscópica, o sin estas. Además, la centellografía de receptores de la somatostatina y TC por emisión de protón único pueden ser medios útiles. Sin embargo la centelleografía de receptores de la somatostatina tiene menos utilidad en la localización de los insulinomas a diferencia de otros tumores neucoendocrinos de páncreas, dado que los insulinomas suelen tener baja densidad de receptores de la somatostatina.[4] Si las pruebas no invasivas no muestran un tumor pero la presunción clínica continua siendo alta, pruebas más invasivas y exigentes técnicamente, como la arteriografía selectiva o la estimulación arterial selectiva (con una secretagoga específica para el tipo de tumor sospechado) pueden ser útiles.[7]

Algunos de los tipos de tumores tienen características únicas que requieren estrategias específicas en el diagnóstico y la evaluación inicial:

Gastrinoma

El diagnóstico depende de concentraciones elevadas de gastrina sérica y de concentraciones elevadas de ácido gástrico. El examen de provocativo con calcio y secretina muestra considerable superposición, y el valor de estas pruebas es limitado. El síndrome de Zollinger-Ellison (ZES) es un síndrome de enfermedad de úlcera péptica, diarrea, e hiperacidez gástrica, que no cede, relacionado con un tumor productor de gastrina. (Para mayor información consultar la sección sobre la Diarrea en el sumario del PDQ sobre Complicaciones gastrointestinales.) Representa menos del 1% de toda enfermedad de úlcera péptica. Prácticamente del 15 al 35% de los gastrinomas están relacionados con el síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo I (MEN-I) y hasta 50% es maligno. Un máximo de 33% de los gastrinomas nunca hace metástasis al hígado.[4]

Pruebas de diagnóstico:

  1. BAO: MAO ≥ = 0,6 (Producción ácida basal:Producción ácida máxima).
  2. (AO) de la noche a la mañana ≥ = 100 mmol.
  3. BAO ≥ = 10 mmol/h.
  4. Gastrina sérica 10 veces lo normal, o más de 500 pg/mL (la precisión de los ensayos de gastrina puede variar mucho).
  5. Prueba de secretina: 1 unidad/kg inyección IV rápida: Positiva = 100% aumento de gastrina a los 10 minutos; 2 unidades/kg: Positiva = aumento de 100% sobre el punto inicial.
  6. Concentraciones elevadas de la gonadotropina coriónica humana.
Insulinoma

Los insulinomas tienen mayores probabilidades de ser benignos que malignos. Sólo 10% son múltiples y sólo 10% son malignos. De 5 a 8% están relacionados con el síndrome de MEN-1.[4] Las manifestaciones clínicas son de hipoglucemia, que se produce por secreción inadecuada de insulina por el tumor. La hipoglucemia en ayunas (<40 mg/dL) relacionada con una concentración elevada de insulina (en la ausencia de administración exógena de insulina) es patognomónica. La medida de la proinsulina del plasma puede ser útil para diagnosticar carcinomas que segregan insulina. Estos son generalmente tumores que crecen lentamente y, cuando se sitúan en el páncreas o en los ganglios linfáticos regionales, pueden curarse con resección pancreática.

El enfoque para el control depende de estudios de localización preoperatoria realizados cuidadosamente y los resultados de laparotomía exploratoria. En una serie retrospectiva de 30 pacientes con 32 insulinomas pancreáticos, la combinación de TC multidetectora de sección fina, de doble fase preoperatoria y ecografía endoscópica identificaron y localizaron correctamente todos los tumores.[8] Estos estudios, con o sin IRM, remplazaron estudios más antiguos, más invasivos y más complejos técnicamente, como la estimulación de la vena porta transhepática percutánea y la estimulación arterial con muestreo venoso, excepto en circunstancias inusuales en las cuales las pruebas de imaginología resultan insatisfactorias.[4,9]

Glucagonoma

El glucagonoma ocupa el tercer lugar en cuanto a frecuencia de los tumores de células de los islotes que segregan endocrina. Prácticamente el 75% de los glucagonomas son malignos.[4] El eritema necrolítico migratorio, hiperglucemia y la trombosis venosa constituyen virtualmente la tríada para el diagnóstico. Una concentración sérica de glucagón mayor a 1.000 pg/mL confirma el diagnóstico. Estos tumores tienden a ser grandes y visibles fácilmente con una tomografía computarizada. La exploración con la centelleografía de los receptores de la somatostatina puede ser un medio útil para detectar las metástasis.

Tumores de células de los islotes misceláneos

Estos tumores son inusuales pero tienen síndromes clínicos definidos relacionados con la producción específica de la hormona polipéptida de los tumores de células de los islotes. Habida cuenta de su carácter inusual y enfoques similares al tratamiento, se agrupan en la sección sobre tratamiento. Los tumores misceláneos comprenden los siguientes:

  • El VIPoma (Síndrome de Verner-Morrison) se caracteriza por diarrea acuosa, hipocaliemia y aclorhidria.

    Un péptido natriurético auricular intestinal sérico (VIP) superior a 200 pg/mL es diagnóstico.[4] Estos tumores pueden localizarse fácilmente por lo general mediante una tomografía computarizada. La exploración por centelleografía de receptores de la somatostatina puede ser un medio útil para detectar metástasis.

  • Somatostatinoma.

    Estos tumores son especialmente inusuales. Suelen estar acompañados por diarrea, esteatorrea, diabetes y cálculos biliares. La disminución en la secreción pancreática de enzimas y bicarbonato explica la diarrea y la esteatorrea. La inhibición mediada por la somatostatina de la pancrecimina lleva a la formación de cálculos biliares. La somatostatina también inhibe la insulina y produce hiperglucemia. El diagnóstico se establece mediante una concentración de somatostatina sérica en ayunas superior a 100 pg/mL. La exploración por TC, IRM y ecografía endoscópica pueden, por lo general, ayudar a localizar y estadificar el tumor. La mayoría de estos tumores son malignos y tienen metástasis al momento del diagnóstico.

Sumarios relacionados Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés islet cell carcinoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Ries LAG, Young JL, Keel GE, et al., eds.: SEER Survival Monograph: Cancer Survival Among Adults: U. S. SEER Program, 1988-2001, Patient and Tumor Characteristics. Bethesda, MD: National Cancer Institute, 2007. NIH Pub. No. 07-6215. 

  2. Exocrine and endocrine pancreas. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9. 

  3. Kulke MH, Siu LL, Tepper JE, et al.: Future directions in the treatment of neuroendocrine tumors: consensus report of the National Cancer Institute Neuroendocrine Tumor clinical trials planning meeting. J Clin Oncol 29 (7): 934-43, 2011.  [PUBMED Abstract]

  4. Davies K, Conlon KC: Neuroendocrine tumors of the pancreas. Curr Gastroenterol Rep 11 (2): 119-27, 2009.  [PUBMED Abstract]

  5. Hochwald SN, Zee S, Conlon KC, et al.: Prognostic factors in pancreatic endocrine neoplasms: an analysis of 136 cases with a proposal for low-grade and intermediate-grade groups. J Clin Oncol 20 (11): 2633-42, 2002.  [PUBMED Abstract]

  6. O'Grady HL, Conlon KC: Pancreatic neuroendocrine tumours. Eur J Surg Oncol 34 (3): 324-32, 2008.  [PUBMED Abstract]

  7. King CM, Reznek RH, Dacie JE, et al.: Imaging islet cell tumours. Clin Radiol 49 (5): 295-303, 1994.  [PUBMED Abstract]

  8. Gouya H, Vignaux O, Augui J, et al.: CT, endoscopic sonography, and a combined protocol for preoperative evaluation of pancreatic insulinomas. AJR Am J Roentgenol 181 (4): 987-92, 2003.  [PUBMED Abstract]

  9. Nikfarjam M, Warshaw AL, Axelrod L, et al.: Improved contemporary surgical management of insulinomas: a 25-year experience at the Massachusetts General Hospital. Ann Surg 247 (1): 165-72, 2008.  [PUBMED Abstract]

Clasificación celular de los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes)



Cuadro 1. Tumores endocrinos de páncreas
Células de los islotes  Sustancia activa segregada Tumor y síndrome 
αGlucagónGlucagonoma (diabetes, dermatitis)
βInsulinaInsulinoma (hipoglucemia)
δSomatostatinaSomatostatinoma (diabetes leve); diarrea/esteatorrea; cálculos biliares.
DGastrinaGastrinoma (enfermedad de úlcera péptica)
A -> DVIP u otros mediadores indefinidosWHDA
5-HT
ACTH
MSHCarcinoide
Síndrome de Cushing
Hiperpigmentación
Células interacinosas Sustancia activa segregada Tumor y síndrome
FPolipéptido pancreáticoSíndromes hormonales múltiples
EC5-HTCarcinoide
ACTH = corticotropina; MSH = melanotropina; VIP = péptido natriurético auricular intestina; WDHA = diarrea acuosa, hipocalemia y acloridria; 5-HT = serotonina.

Información sobre los estadios de los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes)

Nota: El Comité Conjunto sobre Cáncer de los Estados Unidos publicó la séptima edición del Manual de Estadificación del Cáncer del AJCC, el cual por primera vez incorpora los tumores neuroendocrinos de páncreas en el mismo sistema de estadificación que los tumores exocrinos pancreáticos.[1] La clasificación de estos tumores como benignos a diferencia de malignos no es siempre congruente, de manera que el AJCC recomienda que todos los tumores neuroendocrinos de páncreas se estadifiquen usando este sistema y se notifiquen a los registros del cáncer. Asimismo recomienda el uso del protocolo creado por el Colegio de Patólogos Estadounidenses para tumores pancreáticos endocrinos para examinar y estadificar los especímenes.[2]

Definiciones TNM

El Comité Conjunto sobre Cáncer de los Estados Unidos diseñó la estadificación mediante la clasificación de los TNM para definir los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes).[1]

Cuadro 2. Tumor primario (T)a
TXEl tumor primario no se puede evaluar.
T0No hay indicio de tumor primario.
TisCarcinoma in situ.b
T1Tumor limitado al páncreas, ≤2 cm en su mayor dimensión.
T2Tumor limitado al páncreas, >2 cm en su mayor dimensión.
T3El tumor se extiende más allá del páncreas pero sin compromiso del tronco celíaco o la arteria mesentérica superior.
T4El tumor afecta al tronco celíaco o la arteria mesentérica superior (tumor primario no extirpable).

aReproducido con permiso del AJCC: Exocrine and endocrine pancreas. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9.
bEsto también incluye la clasificación de "PanInIII".

Cuadro 3. Ganglios linfáticos regionales (N)a
aReproducido con permiso del AJCC: Exocrine and endocrine pancreas. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9.
NXLos ganglios linfáticos regionales no se pueden evaluar.
N0No hay metástasis a los ganglios linfáticos regionales.
N1Metástasis a los ganglios linfáticos regionales.

Cuadro 4. Metástasis a distancia (M)a
aReproducido con permiso del AJCC: Exocrine and endocrine pancreas. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9.
M0No hay metástasis a distancia.
M1Metástasis a distancia.

Cuadro 5. Estadio anatómico /Grupo de pronósticoa
Estadio T N M 
aReproducido con permiso del AJCC: Exocrine and endocrine pancreas. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9.
0TisN0M0
IAT1N0M0
IBT2N0M0
IIAT3N0M0
IIBT1N1M0
T2N1M0
T3N1M0
IIIT4Cualquier NM0
IVCualquier TCualquier NM1

Grado histológico (G)a

Puede usarse un sistema de gradación de dos, tres o cuatro grados. Si no se especifica un sistema de gradación, por lo general, se usa el sistema a continuación:

Cuadro 6. Sistema de fijación del grado histológicoa
GXEl grado no se puede determinar.
G1Bien diferenciado.
G2Moderadamente diferenciado.
G3Precariamente diferenciado.
G4Indiferenciado.

G = grado
aReproducido con permiso del AJCC: Exocrine and endocrine pancreas. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés islet cell carcinoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Exocrine and endocrine pancreas. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 241-9. 

  2. Washington K, Tang LH, Berlin J, et al.: Protocol for the examination of specimens from patients with carcinoma of the endocrine pancreas. Northfield, Il: College of American Pathologists, 2011. Available online. Last accessed October 21, 2013. 

Aspectos generales de las opciones de tratamiento



Enfermedad localizada

Si es factible desde los puntos de vista técnico y médico, el manejo primario de los tumores endocrinos de páncreas comprende la extirpación quirúrgica con intención curativa. A la luz de la naturaleza inusual de estos tumores, las estrategias quirúrgicas se basan en series de casos y opinión de expertos, en lugar de ensayos comparativos aleatorizados.[1] Las opciones quirúrgicas enumeradas a continuación se basan en series retrospectivas de centros de notificación únicos.[2-4][Grado de comprobación: 3iiD o 3iiiD]

El tratamiento complementario no tiene beneficio comprobado y, en consecuencia, tiene fines investigativos. No hubo ensayos con buenos controles del tratamiento complementario después de la extirpación del tumor.[5]

Citorreducción quirúrgica para metástasis

La cirugía tiene una función que desempeñar incluso en el entorno de enfermedad metastásica. Los síntomas de los tumores neuroendocrinos de páncreas funcionales con metástasis (TNE) pueden mitigarse con la reducción de la carga tumoral general a través de la citorreducción quirúrgica.

El hígado es el lugar común de metástasis de los TNE de páncreas. Debido al índice de crecimiento lento de muchos TNE, las metástasis hepáticas suelen extirparse cuando es viable técnicamente. La resección de todas las metástasis hepáticas visibles macroscópicamente pueden relacionarse con la supervivencia a largo plazo y, en el caso de los tumores sintomáticos funcionales en el orden hormonal, el alivio de los síntomas.[6] La mayoría de los síntomas de los tumores funcionales responden a esta forma de citorreducción quirúrgica. Se desconoce el grado de las tasas de supervivencia favorable que se atribuyen a los factores de selección de los pacientes (por ejemplo, afección previa del paciente, grado de las metástasis, tiempo de duplicación lento, etc.).

Se notificó una variedad de enfoques alternativos al manejo de las metástasis hepáticas, como la embolización con gel de espuma o la quimioembolización transarterial,[7] la radioembolización con microesferas radioactivas,[8-10] la ablación por radiofrecuencia, la crioablación y la ablación percutánea con alcohol. Se revisaron estos enfoques alternativos.[11]

Los resultados de la serie de extirpación quirúrgica parecen ser más favorables que con estas técnicas, y la cirugía se considera el enfoque estándar a las metástasis hepáticas extirpables. Sin embargo, no hay estudios de alta calidad en los que se comparen los diversos enfoques. En una revisión sistemática de los datos en los que se compara la hepatectomía con otros tratamientos para pacientes con metástasis neuroendocrinas extirpables del hígado no se encontraron ensayos aleatorizados ni siquiera cuasiexperimentales, estudios de cohortes o de casos y testigos en los cuales la población de pacientes, ante la posibilidad de otros tratamientos, fue suficientemente similar al grupo tratado quirúrgicamente para trazar conclusiones confiables.[12] La comprobación científica para la extirpación de todas las metástasis hepáticas globalmente visibles se deriva sólo de series de casos.[Grado de comprobación: 3iiD o 3iiiD]

En la mayoría de los casos, las metástasis hepáticas no son extirpables completamente. La cirugía de citorreducción, con ablación por radiofrecuencia o sin esta, se utilizó para paliar los síntomas. En una revisión sistemática no se encontraron ensayos aleatorizados o cuasialeatorizados en los que se comparara la cirugía citorreductora con otros enfoques paliativos como la quimioterapia o los inhibidores del producto tumoral.[13] La comprobación científica para la citorreducción quirúrgica de metástasis hepáticas no extirpables se restringe a las series de casos [Grado de comprobación: 3iiD o 3iiiD] y la interpretación de los resultados puede verse fuertemente afectada por los factores de selección de los pacientes.

Tratamiento sistemático para la enfermedad avanzada y metastásica

Los análogos de la somatostatina pueden ser eficaces en la reducción de los síntomas de los tumores funcionales.[14]

Se mostró que la quimioterapia con fármacos como los siguientes, ya sea solos o en combinación, tiene efectos antitumorales pero la comprobación científica es débil o contradictoria sobre el efecto de la quimioterapia en la supervivencia general:[15-17]

  • Estreptozocina.
  • Doxorubicina.
  • 5-fluorouracilo.
  • Clorozotocina.
  • Dacarbazina.
  • Temozolomida.

Más recientemente, una variedad de fármacos sistémicos mostraron actividad biológica o paliativa, como:[5,18]

  • Inhibidores de la tirosina cinasa (por ejemplo, sunitinib).
  • Temozolomida.
  • Inhibidores de la vía del factor de crecimiento endotelial vascular.
  • Blanco mamario para los inhibidores del sirolimús (por ejemplo, everolimús).

Prácticamente toda las pruebas de actividad se derivan de series de casos.[Grado de comprobación: 3iiiDiv] Sin embargo, se notificaron en forma de sumario de ensayos aleatorizados comparativos con placebo en curso de everolimús [19] y sunitinib [20] en los que se observa un aumento en la supervivencia sin evolución en cada caso.[Grado de comprobación: 1iDiii]

Se han obtenido respuestas favorable en pacientes con TNE pancreático evolutivo después del tratamiento con varios análogos de la somatostatina radiomarcados en los que los análogos octreotida, octreotato, lanreotida o edotreotida se adjuntan de manera estable a los radionucleidos 111Indio, 90Ytrio, o 177Lutrio.[21-23] Se desconoce la eficacia relativa de estos diversos compuestos. Los diseños de estudios se han limitado a series de casos con respuesta tumoral, respuesta bioquímica o control de síntomas como medida de eficacia.[Grado de comprobación: 3iiiDiv]

Conforme se mencionó en cada una de las situaciones clínicas, hay escasez o ausencia de pruebas contundentes y necesidad de ensayos comparativos aleatorizados.[5]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés islet cell carcinoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Davies K, Conlon KC: Neuroendocrine tumors of the pancreas. Curr Gastroenterol Rep 11 (2): 119-27, 2009.  [PUBMED Abstract]

  2. Phan GQ, Yeo CJ, Hruban RH, et al.: Surgical experience with pancreatic and peripancreatic neuroendocrine tumors: Review of 125 patients. J Gastrointest Surg 2 (5): 473-82, 1998 Sep-Oct.  [PUBMED Abstract]

  3. Kazanjian KK, Reber HA, Hines OJ: Resection of pancreatic neuroendocrine tumors: results of 70 cases. Arch Surg 141 (8): 765-9; discussion 769-70, 2006.  [PUBMED Abstract]

  4. Hochwald SN, Zee S, Conlon KC, et al.: Prognostic factors in pancreatic endocrine neoplasms: an analysis of 136 cases with a proposal for low-grade and intermediate-grade groups. J Clin Oncol 20 (11): 2633-42, 2002.  [PUBMED Abstract]

  5. Kulke MH, Siu LL, Tepper JE, et al.: Future directions in the treatment of neuroendocrine tumors: consensus report of the National Cancer Institute Neuroendocrine Tumor clinical trials planning meeting. J Clin Oncol 29 (7): 934-43, 2011.  [PUBMED Abstract]

  6. Sarmiento JM, Que FG: Hepatic surgery for metastases from neuroendocrine tumors. Surg Oncol Clin N Am 12 (1): 231-42, 2003.  [PUBMED Abstract]

  7. Gupta S, Johnson MM, Murthy R, et al.: Hepatic arterial embolization and chemoembolization for the treatment of patients with metastatic neuroendocrine tumors: variables affecting response rates and survival. Cancer 104 (8): 1590-602, 2005.  [PUBMED Abstract]

  8. Nguyen C, Faraggi M, Giraudet AL, et al.: Long-term efficacy of radionuclide therapy in patients with disseminated neuroendocrine tumors uncontrolled by conventional therapy. J Nucl Med 45 (10): 1660-8, 2004.  [PUBMED Abstract]

  9. Kennedy AS, Dezarn WA, McNeillie P, et al.: Radioembolization for unresectable neuroendocrine hepatic metastases using resin 90Y-microspheres: early results in 148 patients. Am J Clin Oncol 31 (3): 271-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  10. King J, Quinn R, Glenn DM, et al.: Radioembolization with selective internal radiation microspheres for neuroendocrine liver metastases. Cancer 113 (5): 921-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  11. Siperstein AE, Berber E: Cryoablation, percutaneous alcohol injection, and radiofrequency ablation for treatment of neuroendocrine liver metastases. World J Surg 25 (6): 693-6, 2001.  [PUBMED Abstract]

  12. Gurusamy KS, Ramamoorthy R, Sharma D, et al.: Liver resection versus other treatments for neuroendocrine tumours in patients with resectable liver metastases. Cochrane Database Syst Rev (2): CD007060, 2009.  [PUBMED Abstract]

  13. Gurusamy KS, Pamecha V, Sharma D, et al.: Palliative cytoreductive surgery versus other palliative treatments in patients with unresectable liver metastases from gastro-entero-pancreatic neuroendocrine tumours. Cochrane Database Syst Rev (1): CD007118, 2009.  [PUBMED Abstract]

  14. di Bartolomeo M, Bajetta E, Buzzoni R, et al.: Clinical efficacy of octreotide in the treatment of metastatic neuroendocrine tumors. A study by the Italian Trials in Medical Oncology Group. Cancer 77 (2): 402-8, 1996.  [PUBMED Abstract]

  15. Moertel CG, Lefkopoulo M, Lipsitz S, et al.: Streptozocin-doxorubicin, streptozocin-fluorouracil or chlorozotocin in the treatment of advanced islet-cell carcinoma. N Engl J Med 326 (8): 519-23, 1992.  [PUBMED Abstract]

  16. Kouvaraki MA, Ajani JA, Hoff P, et al.: Fluorouracil, doxorubicin, and streptozocin in the treatment of patients with locally advanced and metastatic pancreatic endocrine carcinomas. J Clin Oncol 22 (23): 4762-71, 2004.  [PUBMED Abstract]

  17. Kulke MH, Hornick JL, Frauenhoffer C, et al.: O6-methylguanine DNA methyltransferase deficiency and response to temozolomide-based therapy in patients with neuroendocrine tumors. Clin Cancer Res 15 (1): 338-45, 2009.  [PUBMED Abstract]

  18. Yao JC, Lombard-Bohas C, Baudin E, et al.: Daily oral everolimus activity in patients with metastatic pancreatic neuroendocrine tumors after failure of cytotoxic chemotherapy: a phase II trial. J Clin Oncol 28 (1): 69-76, 2010.  [PUBMED Abstract]

  19. Yao JC, Shah MH, Ito T, et al.: A randomized, double-blind, placebo-controlled multicenter phase III trial of everolimus in patients with advanced pancreatic neuroendocrine tumors (PNET) (RADIANT-3). [Abstract] Ann Oncol 21 (Suppl 8): A-LBA9, viii4-5, 2010. 

  20. Raymond E, Niccoli-Sire P, Bang Y: Updated results of the phase III trial of sunitinib (SU) versus placebo (PBO) for treatment of advanced pancreatic neuroendocrine tumors (NET). [Abstract] American Society of Clinical Oncology 2010 Gastrointestinal Cancers Symposium, 22–24 January 2010, Orlando, Florida. A-127, 2010. 

  21. Teunissen JJ, Kwekkeboom DJ, de Jong M, et al.: Endocrine tumours of the gastrointestinal tract. Peptide receptor radionuclide therapy. Best Pract Res Clin Gastroenterol 19 (4): 595-616, 2005.  [PUBMED Abstract]

  22. Kwekkeboom DJ, de Herder WW, Kam BL, et al.: Treatment with the radiolabeled somatostatin analog [177 Lu-DOTA 0,Tyr3]octreotate: toxicity, efficacy, and survival. J Clin Oncol 26 (13): 2124-30, 2008.  [PUBMED Abstract]

  23. Bushnell DL Jr, O'Dorisio TM, O'Dorisio MS, et al.: 90Y-edotreotide for metastatic carcinoid refractory to octreotide. J Clin Oncol 28 (10): 1652-9, 2010.  [PUBMED Abstract]

Gastrinoma

El enfoque del tratamiento a menudo depende de los resultados de estudios preoperatorios de localización y resultados de laparotomía exploratoria. En la exploración, 85% de estos tumores se encuentran en el triángulo del gastrinoma; 40% en la superficie del páncreas y 40% fuera del páncreas. Sólo 15% se encuentran dentro de la sustancia del páncreas. El muestreo venoso transhepático percutáneo ocasionalmente puede proporcionar localización exacta de gastrinomas esporádicos solitarios. La gastrectomía (enucleación de tumores individuales, si es viable técnicamente), e incluso la escisión de metástasis hepáticas, se relaciona con la cura a largo plazo o el control de la enfermedad.[1]

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Una sola lesión en la cabeza del páncreas:[2-5]
    • Enucleación.
    • Vagotomía de células parietales y cimetidina.
    • Gastrectomía total (con el advenimiento de las terapias actuales, se usa como muy poca frecuencia).
  2. Lesiones múltiples o únicas en el duodeno:[2-5]
    • Pancreatoduodenectomía.
  3. Una sola lesión en el cuerpo o cola del páncreas:[2-5]
    • Resección del cuerpo o cola.
  4. Lesiones múltiples en el páncreas:[2-5]
    • Resección del cuerpo o cola y, si hay presencia de enfermedad residual.
    • Vagotomía de células parietales y cimetidina.
    • Gastrectomía total (con el advenimiento de las terapias actuales, se usa como muy poca frecuencia).
  5. No hay presencia tumoral:
    • Vagotomía de células parietales y cimetidina.
    • Gastrectomía total (con el advenimiento de las terapias actuales, se usa como muy poca frecuencia).
  6. Metástasis al hígado:[6-13]
    • Resección del hígado donde sea posible.
    • Ablación por radiofrecuencia o crioquirúrgica.
    • Quimioembolización del hígado.
  7. Enfermedad metastásica o enfermedad resistente a la cirugía y la cimetidina:[14-23]
    • Quimioterapia.
    • Terapia con análogo de somatostatina.

Los pacientes con enfermedad hepática dominante y síntomas sustanciales debido al volumen del tumor o por síndromes de liberación de hormonas pueden beneficiarse de los procedimientos que reducen el flujo sanguíneo arterial hepático a las metástasis (oclusión arterial hepática con embolización o con quimioembolización). Tal tratamiento también se puede combinar con quimioterapia sistémica en pacientes selectos. Un tratamiento mediante el uso de inhibidores de bomba de protón o fármacos de bloqueo H2 que podrían ayudar en el control de síntomas pépticos.

En la época de los inhibidores de bomba de protón y fármacos de bloqueo H2, los estados potencialmente mortales de hiperacidez e hipersecreción a los que induce la secreción excesiva de gastrina, pueden ser controlados. En una serie con 212 pacientes del síndrome de Zollinger-Ellison (ZES), no murió ningún paciente por causas relacionadas a la hipersecreción ácida a pesar del hecho de que solo el 2,3% de los pacientes había sido sometido a una gastrectomía total y que la cohorte en la que se basó el informe tuvo un largo período de seguimiento medio de 13,8 años. A pesar de que el 32% de los pacientes murió en el transcurso del estudio, sólo el 50% de estas 67 defunciones se atribuyeron a causas relacionadas con el ZES, principalmente a metástasis al hígado con anorexia y caquexia evolutiva (67%) o tumores endocrinos secundarios como resultado de MEN-1. La presentación de metástasis óseas o hepáticas (en especial enfermedad hepática difusa) o del síndrome de Cushing ectópico durante el período de estudio se consideró como un pronóstico significativo en la disminución del tiempo de supervivencia.[24]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés gastrinoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Norton JA, Fraker DL, Alexander HR, et al.: Surgery increases survival in patients with gastrinoma. Ann Surg 244 (3): 410-9, 2006.  [PUBMED Abstract]

  2. Davies K, Conlon KC: Neuroendocrine tumors of the pancreas. Curr Gastroenterol Rep 11 (2): 119-27, 2009.  [PUBMED Abstract]

  3. Phan GQ, Yeo CJ, Hruban RH, et al.: Surgical experience with pancreatic and peripancreatic neuroendocrine tumors: Review of 125 patients. J Gastrointest Surg 2 (5): 473-82, 1998 Sep-Oct.  [PUBMED Abstract]

  4. Kazanjian KK, Reber HA, Hines OJ: Resection of pancreatic neuroendocrine tumors: results of 70 cases. Arch Surg 141 (8): 765-9; discussion 769-70, 2006.  [PUBMED Abstract]

  5. Hochwald SN, Zee S, Conlon KC, et al.: Prognostic factors in pancreatic endocrine neoplasms: an analysis of 136 cases with a proposal for low-grade and intermediate-grade groups. J Clin Oncol 20 (11): 2633-42, 2002.  [PUBMED Abstract]

  6. Sarmiento JM, Que FG: Hepatic surgery for metastases from neuroendocrine tumors. Surg Oncol Clin N Am 12 (1): 231-42, 2003.  [PUBMED Abstract]

  7. Gupta S, Johnson MM, Murthy R, et al.: Hepatic arterial embolization and chemoembolization for the treatment of patients with metastatic neuroendocrine tumors: variables affecting response rates and survival. Cancer 104 (8): 1590-602, 2005.  [PUBMED Abstract]

  8. Nguyen C, Faraggi M, Giraudet AL, et al.: Long-term efficacy of radionuclide therapy in patients with disseminated neuroendocrine tumors uncontrolled by conventional therapy. J Nucl Med 45 (10): 1660-8, 2004.  [PUBMED Abstract]

  9. Kennedy AS, Dezarn WA, McNeillie P, et al.: Radioembolization for unresectable neuroendocrine hepatic metastases using resin 90Y-microspheres: early results in 148 patients. Am J Clin Oncol 31 (3): 271-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  10. King J, Quinn R, Glenn DM, et al.: Radioembolization with selective internal radiation microspheres for neuroendocrine liver metastases. Cancer 113 (5): 921-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  11. Siperstein AE, Berber E: Cryoablation, percutaneous alcohol injection, and radiofrequency ablation for treatment of neuroendocrine liver metastases. World J Surg 25 (6): 693-6, 2001.  [PUBMED Abstract]

  12. Gurusamy KS, Ramamoorthy R, Sharma D, et al.: Liver resection versus other treatments for neuroendocrine tumours in patients with resectable liver metastases. Cochrane Database Syst Rev (2): CD007060, 2009.  [PUBMED Abstract]

  13. Gurusamy KS, Pamecha V, Sharma D, et al.: Palliative cytoreductive surgery versus other palliative treatments in patients with unresectable liver metastases from gastro-entero-pancreatic neuroendocrine tumours. Cochrane Database Syst Rev (1): CD007118, 2009.  [PUBMED Abstract]

  14. di Bartolomeo M, Bajetta E, Buzzoni R, et al.: Clinical efficacy of octreotide in the treatment of metastatic neuroendocrine tumors. A study by the Italian Trials in Medical Oncology Group. Cancer 77 (2): 402-8, 1996.  [PUBMED Abstract]

  15. Moertel CG, Lefkopoulo M, Lipsitz S, et al.: Streptozocin-doxorubicin, streptozocin-fluorouracil or chlorozotocin in the treatment of advanced islet-cell carcinoma. N Engl J Med 326 (8): 519-23, 1992.  [PUBMED Abstract]

  16. Kouvaraki MA, Ajani JA, Hoff P, et al.: Fluorouracil, doxorubicin, and streptozocin in the treatment of patients with locally advanced and metastatic pancreatic endocrine carcinomas. J Clin Oncol 22 (23): 4762-71, 2004.  [PUBMED Abstract]

  17. Kulke MH, Hornick JL, Frauenhoffer C, et al.: O6-methylguanine DNA methyltransferase deficiency and response to temozolomide-based therapy in patients with neuroendocrine tumors. Clin Cancer Res 15 (1): 338-45, 2009.  [PUBMED Abstract]

  18. Yao JC, Lombard-Bohas C, Baudin E, et al.: Daily oral everolimus activity in patients with metastatic pancreatic neuroendocrine tumors after failure of cytotoxic chemotherapy: a phase II trial. J Clin Oncol 28 (1): 69-76, 2010.  [PUBMED Abstract]

  19. Yao JC, Shah MH, Ito T, et al.: A randomized, double-blind, placebo-controlled multicenter phase III trial of everolimus in patients with advanced pancreatic neuroendocrine tumors (PNET) (RADIANT-3). [Abstract] Ann Oncol 21 (Suppl 8): A-LBA9, viii4-5, 2010. 

  20. Raymond E, Niccoli-Sire P, Bang Y: Updated results of the phase III trial of sunitinib (SU) versus placebo (PBO) for treatment of advanced pancreatic neuroendocrine tumors (NET). [Abstract] American Society of Clinical Oncology 2010 Gastrointestinal Cancers Symposium, 22–24 January 2010, Orlando, Florida. A-127, 2010. 

  21. Teunissen JJ, Kwekkeboom DJ, de Jong M, et al.: Endocrine tumours of the gastrointestinal tract. Peptide receptor radionuclide therapy. Best Pract Res Clin Gastroenterol 19 (4): 595-616, 2005.  [PUBMED Abstract]

  22. Kwekkeboom DJ, de Herder WW, Kam BL, et al.: Treatment with the radiolabeled somatostatin analog [177 Lu-DOTA 0,Tyr3]octreotate: toxicity, efficacy, and survival. J Clin Oncol 26 (13): 2124-30, 2008.  [PUBMED Abstract]

  23. Bushnell DL Jr, O'Dorisio TM, O'Dorisio MS, et al.: 90Y-edotreotide for metastatic carcinoid refractory to octreotide. J Clin Oncol 28 (10): 1652-9, 2010.  [PUBMED Abstract]

  24. Kvols LK, Buck M, Moertel CG, et al.: Treatment of metastatic islet cell carcinoma with a somatostatin analogue (SMS 201-995). Ann Intern Med 107 (2): 162-8, 1987.  [PUBMED Abstract]

Insulinoma

La escisión quirúrgica curativa, por laparotomía o laparoscopía abierta, es el tratamiento predilecto cuando este es posible. El enfoque de cirugía abierta se utiliza si se presume que el tumor es maligno, dado que la linfadenectomía en bloque se realiza para los tumores malignos sin metástasis a distancia. La ecografía intraoperatoria ayuda a la localización del grado del tumor y la relación con otras estructuras anatómicas.[1]

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Una sola lesión pequeña en la cabeza o la cola del páncreas:[1-4]
    • Enucleación, si es factible.
  2. Lesión grande en la cabeza del páncreas que no es apta para enucleación:[1-4]
    • Pancreatoduodenectomía.
  3. Una sola lesión grande en el cuerpo o cola del páncreas:[1-4]
    • Pancreatomía distal.
  4. Lesiones múltiples: se manifiestan en el 10%, con frecuencia en relación con el síndrome de neoplasia endocrina múltiple tipo 1 (MEN-1):[1-4]
    • Pancreatectomía distal con enucleación de tumores en la cabeza del páncreas.
  5. Lesiones metastásicas a ganglios linfáticos o sitios distantes:[5-12]
    • Resecar cuando sea posible.
    • Considerar una radiofrecuencia o ablación quirúrgica, si no es resecable.
  6. No resecable:[13-22]
    • Quimioterapia combinada.
    • Paliación farmacológica: diazóxido 300 a 500 mg/día.
    • Terapia con análogo de somatostatina.

Los pacientes con enfermedad hepática dominante y síntomas sustanciales a causa del volumen tumoral o por síndromes de liberación de hormonas pueden beneficiarse de los procedimientos que reducen el flujo sanguíneo arterial hepático a las metástasis (oclusión arterial hepática con embolización o con quimioembolización).[6,8-12] Tal tratamiento también se puede combinar con quimioterapia sistémica en determinados pacientes.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés insulinoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Davies K, Conlon KC: Neuroendocrine tumors of the pancreas. Curr Gastroenterol Rep 11 (2): 119-27, 2009.  [PUBMED Abstract]

  2. Phan GQ, Yeo CJ, Hruban RH, et al.: Surgical experience with pancreatic and peripancreatic neuroendocrine tumors: Review of 125 patients. J Gastrointest Surg 2 (5): 473-82, 1998 Sep-Oct.  [PUBMED Abstract]

  3. Kazanjian KK, Reber HA, Hines OJ: Resection of pancreatic neuroendocrine tumors: results of 70 cases. Arch Surg 141 (8): 765-9; discussion 769-70, 2006.  [PUBMED Abstract]

  4. Hochwald SN, Zee S, Conlon KC, et al.: Prognostic factors in pancreatic endocrine neoplasms: an analysis of 136 cases with a proposal for low-grade and intermediate-grade groups. J Clin Oncol 20 (11): 2633-42, 2002.  [PUBMED Abstract]

  5. Sarmiento JM, Que FG: Hepatic surgery for metastases from neuroendocrine tumors. Surg Oncol Clin N Am 12 (1): 231-42, 2003.  [PUBMED Abstract]

  6. Gupta S, Johnson MM, Murthy R, et al.: Hepatic arterial embolization and chemoembolization for the treatment of patients with metastatic neuroendocrine tumors: variables affecting response rates and survival. Cancer 104 (8): 1590-602, 2005.  [PUBMED Abstract]

  7. Nguyen C, Faraggi M, Giraudet AL, et al.: Long-term efficacy of radionuclide therapy in patients with disseminated neuroendocrine tumors uncontrolled by conventional therapy. J Nucl Med 45 (10): 1660-8, 2004.  [PUBMED Abstract]

  8. Kennedy AS, Dezarn WA, McNeillie P, et al.: Radioembolization for unresectable neuroendocrine hepatic metastases using resin 90Y-microspheres: early results in 148 patients. Am J Clin Oncol 31 (3): 271-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  9. King J, Quinn R, Glenn DM, et al.: Radioembolization with selective internal radiation microspheres for neuroendocrine liver metastases. Cancer 113 (5): 921-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  10. Siperstein AE, Berber E: Cryoablation, percutaneous alcohol injection, and radiofrequency ablation for treatment of neuroendocrine liver metastases. World J Surg 25 (6): 693-6, 2001.  [PUBMED Abstract]

  11. Gurusamy KS, Ramamoorthy R, Sharma D, et al.: Liver resection versus other treatments for neuroendocrine tumours in patients with resectable liver metastases. Cochrane Database Syst Rev (2): CD007060, 2009.  [PUBMED Abstract]

  12. Gurusamy KS, Pamecha V, Sharma D, et al.: Palliative cytoreductive surgery versus other palliative treatments in patients with unresectable liver metastases from gastro-entero-pancreatic neuroendocrine tumours. Cochrane Database Syst Rev (1): CD007118, 2009.  [PUBMED Abstract]

  13. di Bartolomeo M, Bajetta E, Buzzoni R, et al.: Clinical efficacy of octreotide in the treatment of metastatic neuroendocrine tumors. A study by the Italian Trials in Medical Oncology Group. Cancer 77 (2): 402-8, 1996.  [PUBMED Abstract]

  14. Moertel CG, Lefkopoulo M, Lipsitz S, et al.: Streptozocin-doxorubicin, streptozocin-fluorouracil or chlorozotocin in the treatment of advanced islet-cell carcinoma. N Engl J Med 326 (8): 519-23, 1992.  [PUBMED Abstract]

  15. Kouvaraki MA, Ajani JA, Hoff P, et al.: Fluorouracil, doxorubicin, and streptozocin in the treatment of patients with locally advanced and metastatic pancreatic endocrine carcinomas. J Clin Oncol 22 (23): 4762-71, 2004.  [PUBMED Abstract]

  16. Kulke MH, Hornick JL, Frauenhoffer C, et al.: O6-methylguanine DNA methyltransferase deficiency and response to temozolomide-based therapy in patients with neuroendocrine tumors. Clin Cancer Res 15 (1): 338-45, 2009.  [PUBMED Abstract]

  17. Yao JC, Lombard-Bohas C, Baudin E, et al.: Daily oral everolimus activity in patients with metastatic pancreatic neuroendocrine tumors after failure of cytotoxic chemotherapy: a phase II trial. J Clin Oncol 28 (1): 69-76, 2010.  [PUBMED Abstract]

  18. Yao JC, Shah MH, Ito T, et al.: A randomized, double-blind, placebo-controlled multicenter phase III trial of everolimus in patients with advanced pancreatic neuroendocrine tumors (PNET) (RADIANT-3). [Abstract] Ann Oncol 21 (Suppl 8): A-LBA9, viii4-5, 2010. 

  19. Raymond E, Niccoli-Sire P, Bang Y: Updated results of the phase III trial of sunitinib (SU) versus placebo (PBO) for treatment of advanced pancreatic neuroendocrine tumors (NET). [Abstract] American Society of Clinical Oncology 2010 Gastrointestinal Cancers Symposium, 22–24 January 2010, Orlando, Florida. A-127, 2010. 

  20. Teunissen JJ, Kwekkeboom DJ, de Jong M, et al.: Endocrine tumours of the gastrointestinal tract. Peptide receptor radionuclide therapy. Best Pract Res Clin Gastroenterol 19 (4): 595-616, 2005.  [PUBMED Abstract]

  21. Kwekkeboom DJ, de Herder WW, Kam BL, et al.: Treatment with the radiolabeled somatostatin analog [177 Lu-DOTA 0,Tyr3]octreotate: toxicity, efficacy, and survival. J Clin Oncol 26 (13): 2124-30, 2008.  [PUBMED Abstract]

  22. Bushnell DL Jr, O'Dorisio TM, O'Dorisio MS, et al.: 90Y-edotreotide for metastatic carcinoid refractory to octreotide. J Clin Oncol 28 (10): 1652-9, 2010.  [PUBMED Abstract]

Glucagonoma

Al igual que con otros tumores neuroendocrinos de páncreas, el fundamento del tratamiento es la resección quirúrgica, y la prolongación de la supervivencia es posible incluso cuando la enfermedad es metastásica. La resección de las metástasis también debe tenerse en cuenta cuando esta sea viable.[1]

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Una sola lesión pequeña en la cabeza o la cola del páncreas:[1-4]
    • Enucleación de ser posible.
  2. Lesión grande en la cabeza del páncreas que no es apta para enucleación:[1-4]
    • Pancreatoduodenectomía.
  3. Una sola lesión grande en el cuerpo o cola del páncreas:[1-4]
    • Pancreatectomía distal.
  4. Lesiones múltiples:[1-4]
    • Enucleación, si es viable.
    • De otra forma, extirpar el cuerpo y la cola.
  5. Enfermedad metastásica: ganglios linfáticos o sitios distantes:[5-12]
    • Extirpación cuando es posible.
    • Considerar la ablación por radiofrecuencia o crioquirúrgica, si no es extirpable.
  6. Enfermedad no resecable:[13-22]
    • Quimioterapia combinada.
    • Terapia con análogo de la somatostatina. El eritema necrotizante del glucagonoma se alivia en 24 horas con el uso del análogo de la somatostatina y desaparece casi por completo en una semana.

Los pacientes con enfermedad hepática dominante y síntomas sustanciales ocasionados por la masa tumoral o síndromes de emisión hormonal, podrían beneficiarse de los procedimientos que reducen el flujo sanguíneo arterial hepático a la metástasis (oclusión arterial hepática con embolización o con quimioembolización).[6,8-12] Tales tratamientos deben combinarse con quimioterapia sistémica en pacientes determinados.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés glucagonoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Davies K, Conlon KC: Neuroendocrine tumors of the pancreas. Curr Gastroenterol Rep 11 (2): 119-27, 2009.  [PUBMED Abstract]

  2. Phan GQ, Yeo CJ, Hruban RH, et al.: Surgical experience with pancreatic and peripancreatic neuroendocrine tumors: Review of 125 patients. J Gastrointest Surg 2 (5): 473-82, 1998 Sep-Oct.  [PUBMED Abstract]

  3. Kazanjian KK, Reber HA, Hines OJ: Resection of pancreatic neuroendocrine tumors: results of 70 cases. Arch Surg 141 (8): 765-9; discussion 769-70, 2006.  [PUBMED Abstract]

  4. Hochwald SN, Zee S, Conlon KC, et al.: Prognostic factors in pancreatic endocrine neoplasms: an analysis of 136 cases with a proposal for low-grade and intermediate-grade groups. J Clin Oncol 20 (11): 2633-42, 2002.  [PUBMED Abstract]

  5. Sarmiento JM, Que FG: Hepatic surgery for metastases from neuroendocrine tumors. Surg Oncol Clin N Am 12 (1): 231-42, 2003.  [PUBMED Abstract]

  6. Gupta S, Johnson MM, Murthy R, et al.: Hepatic arterial embolization and chemoembolization for the treatment of patients with metastatic neuroendocrine tumors: variables affecting response rates and survival. Cancer 104 (8): 1590-602, 2005.  [PUBMED Abstract]

  7. Nguyen C, Faraggi M, Giraudet AL, et al.: Long-term efficacy of radionuclide therapy in patients with disseminated neuroendocrine tumors uncontrolled by conventional therapy. J Nucl Med 45 (10): 1660-8, 2004.  [PUBMED Abstract]

  8. Kennedy AS, Dezarn WA, McNeillie P, et al.: Radioembolization for unresectable neuroendocrine hepatic metastases using resin 90Y-microspheres: early results in 148 patients. Am J Clin Oncol 31 (3): 271-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  9. King J, Quinn R, Glenn DM, et al.: Radioembolization with selective internal radiation microspheres for neuroendocrine liver metastases. Cancer 113 (5): 921-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  10. Siperstein AE, Berber E: Cryoablation, percutaneous alcohol injection, and radiofrequency ablation for treatment of neuroendocrine liver metastases. World J Surg 25 (6): 693-6, 2001.  [PUBMED Abstract]

  11. Gurusamy KS, Ramamoorthy R, Sharma D, et al.: Liver resection versus other treatments for neuroendocrine tumours in patients with resectable liver metastases. Cochrane Database Syst Rev (2): CD007060, 2009.  [PUBMED Abstract]

  12. Gurusamy KS, Pamecha V, Sharma D, et al.: Palliative cytoreductive surgery versus other palliative treatments in patients with unresectable liver metastases from gastro-entero-pancreatic neuroendocrine tumours. Cochrane Database Syst Rev (1): CD007118, 2009.  [PUBMED Abstract]

  13. di Bartolomeo M, Bajetta E, Buzzoni R, et al.: Clinical efficacy of octreotide in the treatment of metastatic neuroendocrine tumors. A study by the Italian Trials in Medical Oncology Group. Cancer 77 (2): 402-8, 1996.  [PUBMED Abstract]

  14. Moertel CG, Lefkopoulo M, Lipsitz S, et al.: Streptozocin-doxorubicin, streptozocin-fluorouracil or chlorozotocin in the treatment of advanced islet-cell carcinoma. N Engl J Med 326 (8): 519-23, 1992.  [PUBMED Abstract]

  15. Kouvaraki MA, Ajani JA, Hoff P, et al.: Fluorouracil, doxorubicin, and streptozocin in the treatment of patients with locally advanced and metastatic pancreatic endocrine carcinomas. J Clin Oncol 22 (23): 4762-71, 2004.  [PUBMED Abstract]

  16. Kulke MH, Hornick JL, Frauenhoffer C, et al.: O6-methylguanine DNA methyltransferase deficiency and response to temozolomide-based therapy in patients with neuroendocrine tumors. Clin Cancer Res 15 (1): 338-45, 2009.  [PUBMED Abstract]

  17. Yao JC, Lombard-Bohas C, Baudin E, et al.: Daily oral everolimus activity in patients with metastatic pancreatic neuroendocrine tumors after failure of cytotoxic chemotherapy: a phase II trial. J Clin Oncol 28 (1): 69-76, 2010.  [PUBMED Abstract]

  18. Yao JC, Shah MH, Ito T, et al.: A randomized, double-blind, placebo-controlled multicenter phase III trial of everolimus in patients with advanced pancreatic neuroendocrine tumors (PNET) (RADIANT-3). [Abstract] Ann Oncol 21 (Suppl 8): A-LBA9, viii4-5, 2010. 

  19. Raymond E, Niccoli-Sire P, Bang Y: Updated results of the phase III trial of sunitinib (SU) versus placebo (PBO) for treatment of advanced pancreatic neuroendocrine tumors (NET). [Abstract] American Society of Clinical Oncology 2010 Gastrointestinal Cancers Symposium, 22–24 January 2010, Orlando, Florida. A-127, 2010. 

  20. Teunissen JJ, Kwekkeboom DJ, de Jong M, et al.: Endocrine tumours of the gastrointestinal tract. Peptide receptor radionuclide therapy. Best Pract Res Clin Gastroenterol 19 (4): 595-616, 2005.  [PUBMED Abstract]

  21. Kwekkeboom DJ, de Herder WW, Kam BL, et al.: Treatment with the radiolabeled somatostatin analog [177 Lu-DOTA 0,Tyr3]octreotate: toxicity, efficacy, and survival. J Clin Oncol 26 (13): 2124-30, 2008.  [PUBMED Abstract]

  22. Bushnell DL Jr, O'Dorisio TM, O'Dorisio MS, et al.: 90Y-edotreotide for metastatic carcinoid refractory to octreotide. J Clin Oncol 28 (10): 1652-9, 2010.  [PUBMED Abstract]

Tumores de células de los islotes misceláneos



VIPoma

La reposición inmediata de líquidos suele ser necesaria para corregir los problemas de electrolitos y líquidos que se presentan como resultado de una diarrea acuosa, hipocalemia y acloridria que tienen los pacientes. Los análogos de la somatostatina también se usan para mejorar las grandes pérdidas de líquidos y electrolitos. Una vez que los pacientes están estabilizados, la escisión del tumor primario y los nódulos regionales es la primera línea de tratamiento para la enfermedad clínicamente localizada. En el caso de la enfermedad avanzada localmente o metastásica, donde no es posible la resección curativa, se debe considerar la citorreducción quirúrgica y la eliminación de la enfermedad global, como metástasis, para aliviar las manifestaciones características de la sobreproducción de VIP.[1] (Para obtener información sobre los principios restantes del tratamiento, consultar la sección de este sumario sobre los Aspectos generales de las opciones de tratamiento).

Somatostatinoma

La escisión completa es el tratamiento predilecto, si es técnicamente posible. Sin embargo, las metástasis suelen evitar la resección curativa y la citorreducción quirúrgica se puede tomar en cuenta a fin de aliviar los síntomas.[1] (Para obtener información sobre los principios restantes del tratamiento, consultar la sección de este sumario sobre los Aspectos generales de las opciones de tratamiento).

Otros tumores neuroendocrinos de páncreas

Para estos tumores muy inusuales, la escisión quirúrgica completa es la única opción curativa cuando es posible técnicamente y la citorreducción quirúrgica o los análogos de la somatostatina se usan para la paliación de los síntomas si el tumor es funcional. Para obtener información sobre los principios restantes del tratamiento, consultar la sección de este sumario sobre los Aspectos generales de las opciones de tratamiento).

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés islet cell tumor. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Davies K, Conlon KC: Neuroendocrine tumors of the pancreas. Curr Gastroenterol Rep 11 (2): 119-27, 2009.  [PUBMED Abstract]

Tumores neuroendocrinos de páncreas recidivantes y progresivos

No hay un tratamiento establecido para los tumores neuroendocrinos de páncreas que recidivan o evolucionan después del tratamiento previo.[1] La decisión sobre tratamiento adicional depende de muchos factores, como:

  • El cáncer especifico.
  • Tratamiento previo.
  • Sitio de recidiva.
  • Consideraciones individuales de cada paciente.

Los intentos de una nueva resección de los tumores locales que recidivaron o las lesiones metastásicas pueden ofrecer un paliativo cuando son viables técnicamente. La quimioterapia intraarterial es una opción para muchos pacientes con metástasis al hígado. Los pacientes con enfermedad hepática dominante y síntomas sustanciales debidos al volumen tumoral o por síndromes de liberación de hormonas pueden beneficiarse de la quimioterapia intraarterial de infusión continua o de los procedimientos que reducen el flujo sanguíneo arterial hepático a las metástasis (oclusión arterial hepática con embolización o con quimioembolización).[2-7] Tal tratamiento también puede combinarse con quimioterapia sistémica. Una variedad de fármacos sistémicos mostraron actividad biológica o paliativa,[1,8] como:

  • Análogos de la somatostatina.
  • Análogos de la somatostatina radiomarcados.[9-11]
  • Inhibidores de la tirosina cinasa (por ejemplo, sunitinib).
  • Temozolomida.
  • Inhibidores de la vía del factor de crecimiento endotelial vascular.
  • Blanco mamario para los inhibidores del sirolimús (por ejemplo, everolimús).
Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés recurrent islet cell carcinoma. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Kulke MH, Siu LL, Tepper JE, et al.: Future directions in the treatment of neuroendocrine tumors: consensus report of the National Cancer Institute Neuroendocrine Tumor clinical trials planning meeting. J Clin Oncol 29 (7): 934-43, 2011.  [PUBMED Abstract]

  2. Gupta S, Johnson MM, Murthy R, et al.: Hepatic arterial embolization and chemoembolization for the treatment of patients with metastatic neuroendocrine tumors: variables affecting response rates and survival. Cancer 104 (8): 1590-602, 2005.  [PUBMED Abstract]

  3. Kennedy AS, Dezarn WA, McNeillie P, et al.: Radioembolization for unresectable neuroendocrine hepatic metastases using resin 90Y-microspheres: early results in 148 patients. Am J Clin Oncol 31 (3): 271-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  4. King J, Quinn R, Glenn DM, et al.: Radioembolization with selective internal radiation microspheres for neuroendocrine liver metastases. Cancer 113 (5): 921-9, 2008.  [PUBMED Abstract]

  5. Siperstein AE, Berber E: Cryoablation, percutaneous alcohol injection, and radiofrequency ablation for treatment of neuroendocrine liver metastases. World J Surg 25 (6): 693-6, 2001.  [PUBMED Abstract]

  6. Gurusamy KS, Ramamoorthy R, Sharma D, et al.: Liver resection versus other treatments for neuroendocrine tumours in patients with resectable liver metastases. Cochrane Database Syst Rev (2): CD007060, 2009.  [PUBMED Abstract]

  7. Gurusamy KS, Pamecha V, Sharma D, et al.: Palliative cytoreductive surgery versus other palliative treatments in patients with unresectable liver metastases from gastro-entero-pancreatic neuroendocrine tumours. Cochrane Database Syst Rev (1): CD007118, 2009.  [PUBMED Abstract]

  8. Yao JC, Lombard-Bohas C, Baudin E, et al.: Daily oral everolimus activity in patients with metastatic pancreatic neuroendocrine tumors after failure of cytotoxic chemotherapy: a phase II trial. J Clin Oncol 28 (1): 69-76, 2010.  [PUBMED Abstract]

  9. Teunissen JJ, Kwekkeboom DJ, de Jong M, et al.: Endocrine tumours of the gastrointestinal tract. Peptide receptor radionuclide therapy. Best Pract Res Clin Gastroenterol 19 (4): 595-616, 2005.  [PUBMED Abstract]

  10. Kwekkeboom DJ, de Herder WW, Kam BL, et al.: Treatment with the radiolabeled somatostatin analog [177 Lu-DOTA 0,Tyr3]octreotate: toxicity, efficacy, and survival. J Clin Oncol 26 (13): 2124-30, 2008.  [PUBMED Abstract]

  11. Bushnell DL Jr, O'Dorisio TM, O'Dorisio MS, et al.: 90Y-edotreotide for metastatic carcinoid refractory to octreotide. J Clin Oncol 28 (10): 1652-9, 2010.  [PUBMED Abstract]

Modificaciones a este sumario (03/14/2014)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Información general sobre los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes)

Se incorporaron cambios editoriales en esta sección.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer (PDQ®).

Información sobre este sumario del PDQ



Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud provee información integral, revisada por expertos, con base en los datos probatorios sobre el tratamiento de los tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes). Su propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

El Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ revisa y actualiza regularmente este sumario a medida que es necesario, el cual es editorialmente independiente del Instituto Nacional del Cáncer. El sumario refleja un revisión independiente de la literatura médica y no representa la política del Instituto Nacional del Cáncer o los Institutos Nacionales de la Salud.

Los miembros de este Consejo revisan mensualmente los artículos recién publicados para determinar si un artículo debería:

  • discutirse en una reunión,
  • citarse incluyendo el texto, o
  • sustituir o actualizar un artículo ya citado.

Los cambios en los sumarios se deciden por medio de un proceso de consenso durante el que los miembros del Consejo evalúan la solidez de los datos probatorios en los artículos publicados y determinan la forma en que se debe incluir el artículo en el sumario.

Los revisores principales del sumario sobre Tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes) son:

  • Russell S. Berman, MD (New York University School of Medicine)
  • Franco M. Muggia, MD (New York University Medical Center)

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar a la página del Internet Cancer.gov/espanol del NCI utilizando el Formulario de comunicación (Contact Form). Se solicita no comunicarse con los miembros del Consejo para presentar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán preguntas individuales.

Grados de comprobación científica

Algunas referencias bibliográficas en este sumario vienen seguidas de un grado de comprobación científica. Estas designaciones tienen el propósito de ayudar al lector a evaluar la solidez de los hechos científico-estadísticos que sustentan el uso de intervenciones o abordajes específicos. El Consejo Editorial sobre Tratamientos de Adultos del PDQ utiliza un sistema formal de jerarquización de la medicina factual para establecer las designaciones del grado de comprobación científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice regularmente. Sin embargo, se permitirá que un autor escriba una oración como, por ejemplo, “El sumario con información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos de manera suscinta: [incluir fragmento del sumario]”.

El formato preferido para una referencia bibliográfica de este sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Tumores neuroendocrinos de páncreas (tumores de células de los islotes). Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/celulas-de-islotes/HealthProfessional. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes incluidas en este sumario se usan con permiso del autor, el artista o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar las imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas de este sumario, así como de muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visual Online, una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

Con base en la solidez de los datos probatorios, las opciones de tratamiento se pueden describir como “estándar” o “bajo evaluación clínica”. Estas clasificaciones no se deben utilizar como base para determinar reembolsos. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Cómo hacer frente al cáncer disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

NCI Public Inquiries Office
9609 Medical Center Dr.
Room 2E532 MSC 9760
Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).