In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de cuello uterino: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 19 de marzo de 2014

Cáncer de cuello uterino en estadio IIA

Ensayos clínicos en curso

Tanto la radioterapia como la histerectomía radical dan lugar a una tasa de curación de 75 a 80%. La selección de una u otra opción dependerá de los factores particulares en la paciente y de la pericia local. Un estudio aleatorizado informo de tasas idénticas de supervivencia general (SG) y libre de enfermedad a 5 años cuando se comparó la terapia de radiación con la histerectomía radical.[1] El tamaño del tumor primario es un factor importante de pronóstico y se debe evaluar con cuidado al escoger la terapia óptima.[2] Para las pacientes con carcinomas endocervicales de células escamosas o adenocarcinomas voluminosos (>6 cm), el tratamiento con radioterapia de alta dosis logrará un control local y tasas de supervivencia comparables al tratamiento con radioterapia más histerectomía. La cirugía después de la radioterapia puede indicarse para algunas pacientes con tumores limitados al cuello uterino, que responden de manera incompleta a la radioterapia o en quienes la anatomía vaginal les imposibilita una braquiterapia óptima.[3]

Después de la clasificación quirúrgica, a las pacientes a las que se les encuentra que padecen de enfermedad ganglionar paraórtica con volumen tumoral pequeño y enfermedad pélvica controlable pueden ser curadas por medio de la radioterapia pélvica y paraórtica.[4] La resección de ganglios pélvicos macroscópicamente complicados puede mejorar las tasas del control local con radioterapia postoperatoria.[5] El tratamiento de pacientes con radioterapia de campo extendido de los ganglios periaórticos no resecados conduce al control de la enfermedad por largo tiempo en aquellas pacientes con enfermedad ganglionar de bajo volumen (<2 cm) por debajo de L3.[6] Un único estudio (RTOG-7920) reveló ventajas de supervivencia en pacientes que recibieron radioterapia a los ganglios paraaórticos sin evidencia histológica de la enfermedad.[7] La toxicidad de la radiación paraórtica fue mayor que la de la radiación pélvica sola, pero se limitó en su mayoría a pacientes con cirugía abdominopélvica previa.[7] Las pacientes que se sometieron a muestreo extraperitoneal de ganglios linfáticos tuvieron menos complicaciones intestinales que las que se sometieron a muestreo transperitoneal de ganglios linfáticos.[6,8,9] Los pacientes con márgenes vaginales cerrados (<0,5 cm) podrían beneficiarse también de la radioterapia pélvica.[10]

Cinco ensayos clínicos aleatorizados de fase III mostraron que hay una ventaja para la SG cuando se emplea una terapia con base en cisplatino administrado conjuntamente con radioterapia,[11-17] mientras que un examen que evaluó este mismo régimen, no demostró beneficio alguno.[18] La población de pacientes en estos estudios de FIGO incluyó a mujeres en estadios IB2 a IVA de cáncer de cuello uterino tratado con radioterapia primaria y a mujeres en estadio de FIGO con enfermedad de I a IIA quienes al momento de la cirugía primaria, se encontró que tenían factores pronósticos precarios, que incluían los siguientes:

  • Enfermedad metastásica en los ganglios linfáticos pélvicos.
  • Enfermedad del parametrio.
  • Márgenes quirúrgicos positivos.

A pesar de que los ensayos varían en algo dependiendo del estadio de la enfermedad, las dosis de radiación y los horarios de cisplatinos y radiación, los estudios mostraron de manera contundente una marcada ventaja de este enfoque de modalidad combinada. El riesgo de mortalidad por cáncer de cuello uterino disminuyó entre 30 y 50% mediante el uso concurrente de quimiorradioterapia. Sobre la base de estos resultados, se debe tomar seriamente en consideración la incorporación del uso de la quimioterapia a base de cisplatino con quimioterapia de forma concurrente en aquellas mujeres que requieren de radioterapia para el tratamiento del cáncer de cuello uterino.[11-19]

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Radioterapia intracavitaria combinada con radioterapia pélvica de haz externo más quimioterapia con cisplatino o cisplatino/5-FU para pacientes con tumores macrocíticos.[11-16,20] A pesar de que la braquiterapia con tasa baja de dosis (TDB), típicamente con Cs 137 fue el método tradicional, el uso de la terapia con tasa de dosis alta (TDA), típicamente con Ir 192, está aumentado rápidamente. La braquiterapia con TDA provee la ventaja de eliminar la exposición a la radiación al personal médico, una duración de tratamiento más corta, comodidad para el paciente y el tratamiento ambulatorio. En tres ensayos aleatorizados, la braquiterapia con TDA resultó comparable a la braquiterapia con TDB en cuanto al control regional local y las tasas de complicaciones.[21-23][Grado de comprobación: 1iiDii] La American Brachytherapy Society publicó las pautas para el uso de la braquiterapia con TDB y TDA como componentes del tratamiento del cáncer de cuello uterino.[24,25] La radioterapia a los ganglios paraaórticos puede indicarse en tumores primarios de 4 cm o más.

  2. Histerectomía radical y linfadenectomía pélvica. La cirugía radical se realizó para lesiones pequeñas, pero la incidencia alta de márgenes comprometidos, despliegue paramétrico y ganglios positivos que llevan a la radiación posoperatoria con quimioterapia o sin esta, hacen de la quimioterapia concomitante primaria y la radiación un enfoque más común.

  3. Radioterapia pélvica total postoperatoria más quimioterapia después de una histerectomía radical y una linfadenectomía bilateral pélvica: radioterapia en el rango de 50 Gy administrada por 5 semanas para más quimioterapia con cisplatino con o sin fluorouracilo (FU-5), es algo a tomar en cuenta en aquellos pacientes con ganglios pélvicos positivos, márgenes quirúrgicos positivos y enfermedad del parametrio residual.[11-16]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage IIA cervical cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Landoni F, Maneo A, Colombo A, et al.: Randomised study of radical surgery versus radiotherapy for stage Ib-IIa cervical cancer. Lancet 350 (9077): 535-40, 1997.  [PUBMED Abstract]

  2. Perez CA, Grigsby PW, Nene SM, et al.: Effect of tumor size on the prognosis of carcinoma of the uterine cervix treated with irradiation alone. Cancer 69 (11): 2796-806, 1992.  [PUBMED Abstract]

  3. Thoms WW Jr, Eifel PJ, Smith TL, et al.: Bulky endocervical carcinoma: a 23-year experience. Int J Radiat Oncol Biol Phys 23 (3): 491-9, 1992.  [PUBMED Abstract]

  4. Cunningham MJ, Dunton CJ, Corn B, et al.: Extended-field radiation therapy in early-stage cervical carcinoma: survival and complications. Gynecol Oncol 43 (1): 51-4, 1991.  [PUBMED Abstract]

  5. Downey GO, Potish RA, Adcock LL, et al.: Pretreatment surgical staging in cervical carcinoma: therapeutic efficacy of pelvic lymph node resection. Am J Obstet Gynecol 160 (5 Pt 1): 1055-61, 1989.  [PUBMED Abstract]

  6. Vigliotti AP, Wen BC, Hussey DH, et al.: Extended field irradiation for carcinoma of the uterine cervix with positive periaortic nodes. Int J Radiat Oncol Biol Phys 23 (3): 501-9, 1992.  [PUBMED Abstract]

  7. Rotman M, Pajak TF, Choi K, et al.: Prophylactic extended-field irradiation of para-aortic lymph nodes in stages IIB and bulky IB and IIA cervical carcinomas. Ten-year treatment results of RTOG 79-20. JAMA 274 (5): 387-93, 1995.  [PUBMED Abstract]

  8. Weiser EB, Bundy BN, Hoskins WJ, et al.: Extraperitoneal versus transperitoneal selective paraaortic lymphadenectomy in the pretreatment surgical staging of advanced cervical carcinoma (a Gynecologic Oncology Group study). Gynecol Oncol 33 (3): 283-9, 1989.  [PUBMED Abstract]

  9. Fine BA, Hempling RE, Piver MS, et al.: Severe radiation morbidity in carcinoma of the cervix: impact of pretherapy surgical staging and previous surgery. Int J Radiat Oncol Biol Phys 31 (4): 717-23, 1995.  [PUBMED Abstract]

  10. Estape RE, Angioli R, Madrigal M, et al.: Close vaginal margins as a prognostic factor after radical hysterectomy. Gynecol Oncol 68 (3): 229-32, 1998.  [PUBMED Abstract]

  11. Whitney CW, Sause W, Bundy BN, et al.: Randomized comparison of fluorouracil plus cisplatin versus hydroxyurea as an adjunct to radiation therapy in stage IIB-IVA carcinoma of the cervix with negative para-aortic lymph nodes: a Gynecologic Oncology Group and Southwest Oncology Group study. J Clin Oncol 17 (5): 1339-48, 1999.  [PUBMED Abstract]

  12. Morris M, Eifel PJ, Lu J, et al.: Pelvic radiation with concurrent chemotherapy compared with pelvic and para-aortic radiation for high-risk cervical cancer. N Engl J Med 340 (15): 1137-43, 1999.  [PUBMED Abstract]

  13. Rose PG, Bundy BN, Watkins EB, et al.: Concurrent cisplatin-based radiotherapy and chemotherapy for locally advanced cervical cancer. N Engl J Med 340 (15): 1144-53, 1999.  [PUBMED Abstract]

  14. Keys HM, Bundy BN, Stehman FB, et al.: Cisplatin, radiation, and adjuvant hysterectomy compared with radiation and adjuvant hysterectomy for bulky stage IB cervical carcinoma. N Engl J Med 340 (15): 1154-61, 1999.  [PUBMED Abstract]

  15. Peters WA 3rd, Liu PY, Barrett RJ 2nd, et al.: Concurrent chemotherapy and pelvic radiation therapy compared with pelvic radiation therapy alone as adjuvant therapy after radical surgery in high-risk early-stage cancer of the cervix. J Clin Oncol 18 (8): 1606-13, 2000.  [PUBMED Abstract]

  16. Thomas GM: Improved treatment for cervical cancer--concurrent chemotherapy and radiotherapy. N Engl J Med 340 (15): 1198-200, 1999.  [PUBMED Abstract]

  17. Chemoradiotherapy for Cervical Cancer Meta-Analysis Collaboration: Reducing uncertainties about the effects of chemoradiotherapy for cervical cancer: a systematic review and meta-analysis of individual patient data from 18 randomized trials. J Clin Oncol 26 (35): 5802-12, 2008.  [PUBMED Abstract]

  18. Pearcey R, Brundage M, Drouin P, et al.: Phase III trial comparing radical radiotherapy with and without cisplatin chemotherapy in patients with advanced squamous cell cancer of the cervix. J Clin Oncol 20 (4): 966-72, 2002.  [PUBMED Abstract]

  19. Rose PG, Bundy BN: Chemoradiation for locally advanced cervical cancer: does it help? J Clin Oncol 20 (4): 891-3, 2002.  [PUBMED Abstract]

  20. Monk BJ, Tewari KS, Koh WJ: Multimodality therapy for locally advanced cervical carcinoma: state of the art and future directions. J Clin Oncol 25 (20): 2952-65, 2007.  [PUBMED Abstract]

  21. Patel FD, Sharma SC, Negi PS, et al.: Low dose rate vs. high dose rate brachytherapy in the treatment of carcinoma of the uterine cervix: a clinical trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys 28 (2): 335-41, 1994.  [PUBMED Abstract]

  22. Hareyama M, Sakata K, Oouchi A, et al.: High-dose-rate versus low-dose-rate intracavitary therapy for carcinoma of the uterine cervix: a randomized trial. Cancer 94 (1): 117-24, 2002.  [PUBMED Abstract]

  23. Lertsanguansinchai P, Lertbutsayanukul C, Shotelersuk K, et al.: Phase III randomized trial comparing LDR and HDR brachytherapy in treatment of cervical carcinoma. Int J Radiat Oncol Biol Phys 59 (5): 1424-31, 2004.  [PUBMED Abstract]

  24. Nag S, Chao C, Erickson B, et al.: The American Brachytherapy Society recommendations for low-dose-rate brachytherapy for carcinoma of the cervix. Int J Radiat Oncol Biol Phys 52 (1): 33-48, 2002.  [PUBMED Abstract]

  25. Nag S, Erickson B, Thomadsen B, et al.: The American Brachytherapy Society recommendations for high-dose-rate brachytherapy for carcinoma of the cervix. Int J Radiat Oncol Biol Phys 48 (1): 201-11, 2000.  [PUBMED Abstract]