¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de pene: Tratamiento (PDQ®)

Versión para profesionales de salud

Cáncer de pene en estadio III

El cáncer de pene en estadio III se define mediante las siguientes clasificaciones TNM:[1]

  • T1–3, N1, M0
  • T1–3, N2, M0

La adenopatía inguinal en pacientes de cáncer de pene es común, pero puede ser el resultado de infecciones más que de una neoplasia. Si hay ganglios linfáticos agrandados palpables después de tres o más semanas de la remoción de la lesión primaria infectada y después de completarse un ciclo terapéutico con antibióticos, se debe realizar una disección bilateral de ganglios linfáticos inguinales.

En casos de metástasis comprobada en los ganglios linfáticos inguinales regionales sin prueba de diseminación a distancia, la disección bilateral ilioinguinal es el tratamiento de elección.[2-5] Dado que muchos pacientes con ganglios linfáticos positivos no se curan, puede ser apropiada su participación en estudios o ensayos clínicos.

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Una metástasis clínicamente evidente en los ganglios linfáticos regionales sin prueba de diseminación a distancia es una indicación para la disección bilateral de los ganglios linfáticos ilioinguinales después de amputación del pene.[6]
  2. La radioterapia se puede considerar como una alternativa a la disección de los ganglios linfáticos en pacientes que no son aptos para cirugía.
  3. La radioterapia posoperatoria puede reducir la incidencia de recidivas inguinales.

Opciones de tratamiento en evaluación clínica:

  • Los ensayos clínicos que usan radiosensibilizadores o fármacos citotóxicos son apropiados. Una combinación de vincristina, bleomicina y metotrexato fue eficaz, tanto como la terapia neoadyuvante y adyuvante.[7] También mostró ser eficaz el cisplatino (100 mg/m²) como terapia neoadyuvante, más infusión continua de 5-fluorouracilo.[6] En un ensayo grande, se probó el cisplatino como fármaco único (50 miligramos/m2) y se encontró que no es eficaz.[8]

Debido a la alta incidencia de metástasis ganglionares microscópicas, la disección inguinal electiva complementaria de ganglios linfáticos clínicamente no comprometidos (negativos) junto con amputación, a menudo se usa para pacientes con tumores pobremente diferenciados. La linfadenectomía puede acarrear morbilidad sustancial; por ejemplo, infecciones, necrosis de la piel, deterioro de heridas, edema crónico e, inclusive, una tasa de mortalidad baja, pero finita. No se conoce el efecto de la linfadenectomía profiláctica en la supervivencia.[3,4,9,10]

Para reducir la morbilidad relacionada con la linfadenectomía profiláctica, se está utilizando una biopsia dinámica de ganglios centinelas en pacientes de cáncer de pene en estadios T2 y T3 con ganglios clínicamente negativos. En un estudio retrospectivo de 22 pacientes de una sola institución, se notificó de una tasa de falsos negativos de 11%.[11]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage III penile cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía

  1. Penis. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 447-55.
  2. Harty JI, Catalona WJ: Carcinoma of the penis. In: Javadpour N, ed.: Principles and Management of Urologic Cancer. 2nd ed. Baltimore, Md: Williams and Wilkins, 1983, pp 581-597.
  3. Theodorescu D, Russo P, Zhang ZF, et al.: Outcomes of initial surveillance of invasive squamous cell carcinoma of the penis and negative nodes. J Urol 155 (5): 1626-31, 1996. [PUBMED Abstract]
  4. Lindegaard JC, Nielsen OS, Lundbeck FA, et al.: A retrospective analysis of 82 cases of cancer of the penis. Br J Urol 77 (6): 883-90, 1996. [PUBMED Abstract]
  5. Lynch DF, Pettaway CA: Tumors of the penis. In: Walsh PC, Retik AB, Vaughan ED, et al., eds.: Campbell's Urology. 8th ed. Philadelphia: Saunders, 2002, pp 2945-2947.
  6. Fisher HA, Barada JH, Horton J, et al.: Neoadjuvant therapy with cisplatin and 5-fluorouracil for stage III squamous cell carcinoma of the penis. [Abstract] J Urol 143(4 Suppl): A-653, 352A, 1990.
  7. Pizzocaro G, Piva L: Adjuvant and neoadjuvant vincristine, bleomycin, and methotrexate for inguinal metastases from squamous cell carcinoma of the penis. Acta Oncol 27 (6b): 823-4, 1988. [PUBMED Abstract]
  8. Gagliano RG, Blumenstein BA, Crawford ED, et al.: cis-Diamminedichloroplatinum in the treatment of advanced epidermoid carcinoma of the penis: a Southwest Oncology Group Study. J Urol 141 (1): 66-7, 1989. [PUBMED Abstract]
  9. Ornellas AA, Seixas AL, Marota A, et al.: Surgical treatment of invasive squamous cell carcinoma of the penis: retrospective analysis of 350 cases. J Urol 151 (5): 1244-9, 1994. [PUBMED Abstract]
  10. Young MJ, Reda DJ, Waters WB: Penile carcinoma: a twenty-five-year experience. Urology 38 (6): 529-32, 1991. [PUBMED Abstract]
  11. Perdonà S, Autorino R, De Sio M, et al.: Dynamic sentinel node biopsy in clinically node-negative penile cancer versus radical inguinal lymphadenectomy: a comparative study. Urology 66 (6): 1282-6, 2005. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 19 de marzo de 2014