In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Complicaciones orales de la quimioterapia y la radioterapia a la cabeza y el cuello (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 5 de mayo de 2014

Prevención y tratamiento de las complicaciones orales antes de comenzar con la quimioterapia o la radioterapia



Encontrar y tratar los problemas orales antes de que comience el tratamiento del cáncer puede prevenir las complicaciones orales o hacerlas menos graves.

Los problemas como las caries, los dientes rotos, las coronas y los rellenos dentales flojos y la enfermedad de las encías pueden empeorar o causar problemas durante el tratamiento del cáncer. Hay bacterias que viven en la boca y pueden causar una infección cuando el sistema inmunitario no funciona bien o cuando los recuentos de glóbulos blancos son bajos. Si los problemas dentales se tratan antes de comenzar el tratamiento del cáncer, se pueden presentar menos complicaciones orales o ser menos graves.

La prevención de las complicaciones orales incluye una alimentación sana, buen cuidado oral y chequeos dentales.

Entre las maneras de prevenir las complicaciones orales, se incluyen las siguientes:

  • Consuma una alimentación bien equilibrada. La alimentación saludable puede ayudar al cuerpo a tolerar la tensión que produce el tratamiento del cáncer, ayuda a mantener su energía, combate las infecciones y reconstruye los tejidos.

  • Mantenga limpios la boca y los dientes. Esto ayuda a prevenir las caries, las llagas bucales y las infecciones.

  • Sométase a un examen dental completo.

    Su odontólogo deberá participar en su equipo de atención del cáncer. Es importante elegir un odontólogo que tenga experiencia en el tratamiento de pacientes con complicaciones orales del tratamiento del cáncer. El chequeo de su salud bucodental por lo menos un mes antes de empezar con el tratamiento del cáncer brinda generalmente tiempo suficiente para que la boca se cure si se necesita cualquier procedimiento dental. El odontólogo tratará los dientes con riesgo de infección o caries. Esto ayudará a evitar la necesidad de un tratamiento dental durante el tratamiento del cáncer. La atención preventiva puede ayudar a aliviar la sequedad en la boca, que es una complicación común de la radioterapia dirigida a la cabeza o el cuello.

    Un examen bucodental preventivo verificará la presencia de los siguientes problemas:

    • Llagas o infecciones en la boca.
    • Caries dentales.
    • Enfermedad de las encías.
    • Dentaduras postizas que no se ajustan bien.
    • Problemas para mover la mandíbula.
    • Problemas en las glándulas salivales.

Los pacientes sometidos a quimioterapia de dosis altas, trasplante de células madre o radioterapia deberán tener un plan de atención dental preparado antes de comenzar el tratamiento.

La meta del plan de atención oral es encontrar y tratar la enfermedad oral que puede causar complicaciones durante el tratamiento y la atención oral continua durante el tratamiento y la recuperación. Se pueden presentar diferentes complicaciones orales durante las diferentes fases de un trasplante. Los pasos que se deben tomar con suficiente anticipación para prevenir o disminuir la gravedad de estos efectos secundarios.

La atención oral durante la radioterapia dependerá de los siguientes aspectos:

  • Las necesidades específicas del paciente.
  • La dosis de radiación.
  • La parte del cuerpo tratada.
  • La duración del tratamiento con radiación.
  • Las complicaciones específicas que se presenten.

Es importante que los pacientes de cáncer de cabeza o cuello dejen de fumar.

La recuperación se puede demorar si se continúa fumando tabaco. Esto también puede aumentar el riesgo de que el cáncer de cabeza y cuello recidive o que se forme un segundo cáncer. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Fumar durante el tratamiento de cáncer).