English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Complicaciones orales de la quimioterapia y la radioterapia a la cabeza y el cuello (PDQ®)

Tratamiento de las complicaciones orales por quimioterapia de dosis alta o trasplante de células madre

Los pacientes que reciben trasplantes tienen un aumento de riesgo de contraer la enfermedad de injerto contra huésped.

La enfermedad de injerto contra huésped (EICH) se presenta cuando el tejido del paciente reacciona ante médula ósea o células madre de un donante. Los síntomas de la EICH oral pueden ser los siguientes:

  • Heridas que son rojas y tienen úlceras, que aparecen en la boca entre 2 a 3 semanas después del trasplante.
  • Boca seca.
  • Dolor provocado por especias, alcohol o sabores (por ejemplo, pasta de dientes con sabor a menta).
  • Dificultad para tragar.
  • Sensación de tensión en la piel o en el revestimiento de la boca.
  • Cambios en el sentido del gusto.

Es importante tratar estos síntomas porque pueden conducir a pérdida de peso o desnutrición. El tratamiento de la EICH oral puede incluir los siguientes elementos:

Los dispositivos orales necesitan atención especial durante la administración de quimioterapia de dosis altas o trasplante de células madre.

Las siguientes acciones pueden ayudar a cuidar y usar dentaduras postizas, aparatos de ortodoncia y otros dispositivos orales mientras se reciben quimioterapia de dosis altas o un trasplante de células madre:

  • Retire las ménsulas, los alambres y los retenedores antes de comenzar a recibir quimioterapia de dosis altas.
  • Use las dentaduras postizas solo para comer durante las 3 o 4 semanas posteriores a un trasplante.
  • Cepille las dentaduras postizas dos veces por día y enjuáguelas bien.
  • Remoje las dentaduras postizas en una solución antibacteriana cuando no las usa.
  • Limpie los recipientes tazas donde se remojan las dentaduras postizas y cambie todos los días la solución para remojarlas.
  • Quite las dentaduras postizas u otros dispositivos orales cuando se limpia la boca.
  • Continúe con el régimen de cuidado oral 3 o 4 veces por día con las dentaduras postizas u otros dispositivos orales fuera de la boca.
  • Si tiene heridas en la boca, evite el uso de dispositivos orales desmontables hasta que se hayan curado las heridas.

Es importante cuidar los dientes y las encías durante la quimioterapia o el trasplante de células madre.

Consultar con el médico o el odontólogo cuál es la mejor manera de cuidar la boca durante la quimioterapia de dosis alta o el trasplante de células madre. Un cepillado cuidadoso y el uso de hilo dental también pueden ayudar a prevenir infecciones en los tejidos orales. Las siguientes acciones pueden ayudar a prevenir infecciones y aliviar el malestar en los tejidos orales:

  • Cepille los dientes con un cepillo de cerdas suaves 2 o 3 veces por día. Asegúrese de cepillar el área donde los dientes se encuentran con las encías.
  • Enjuague el cepillo de dientes con agua caliente cada 15 a 30 segundos para mantener las cerdas suaves.
  • Enjuague la boca 3 o 4 veces durante el cepillado.
  • Evite enjuagues que contengan alcohol.
  • Use una pasta de dientes de sabor suave.
  • Deje que el cepillo de dientes se seque al aire entre cada uso.
  • Use el hilo dental de acuerdo con las indicaciones de su médico u odontólogo.
  • Limpie la boca después de las comidas.
  • Utilice hisopos de espuma para limpiar la lengua y el paladar.
  • Evite lo siguiente:
    • Alimentos picantes o ácidos.
    • Alimentos "duros" que puedan irritar o quebrar la piel de la boca, como las papas fritas secas.
    • Alimentos y bebidas calientes.

Se pueden usar medicinas y hielo para prevenir y tratar la mucositis provocada por un trasplante de células madre.

Se pueden administrar medicinas para ayudar a prevenir heridas bucales o ayudar a que se cicatricen más rápido si la quimioterapia o la radioterapia dañan la boca. Además, mover cubitos de hielo en la boca durante la quimioterapia de dosis altas puede ayudar a prevenir heridas bucales.

Los tratamientos dentales se pueden posponer hasta que el sistema inmunitario retorne a su estado normal.

Los tratamientos dentales regulares, como la limpieza y el pulido, deberán esperar hasta que el sistema inmunitario del paciente se normalice. El sistema inmunitario puede demorar entre 6 a 12 meses para recuperarse después de la administración de quimioterapia de dosis altas y un trasplante de células madre. Durante este período, el riesgo de complicaciones orales es alto. Si los tratamientos dentales son necesarios, se administran antibióticos y cuidados médicos de apoyo.

Los cuidados médicos de apoyo anteriores a los procedimientos dentales pueden incluir la administración de antibióticos o inmunoglobulina G, el ajuste de las dosis de esteroides o una transfusión de plaquetas.

  • Actualización: 5 de mayo de 2014