English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Comunicación en la atención del cáncer (PDQ®)

Capacitación en aptitudes para la comunicación

Capacitación de los proveedores

Hay quienes creen que la comunicación eficaz entre médico y paciente es una habilidad clínica fundamental que se debe enseñar tan rigurosamente como se enseñan otras ciencias médicas.[1] Detrás de esta creencia están los datos provenientes de investigación y formulación de directrices que reconoce que los médicos no necesitan nacer con excelentes aptitudes para la comunicación pero que las pueden aprender mientras practican otros aspectos de la medicina.[2]

Los médicos clínicos que se especializan en oncología reconocen que una capacitación insuficiente para una buena comunicación y tratamiento es un factor importante que contribuye a su estrés, falta de satisfacción en el trabajo y desgaste emocional.[3,4] Lamentablemente, pocos oncólogos o enfermeros han recibido educación formal adecuada en comunicación mediante el uso de métodos que probablemente promueven el cambio, la confianza y la capacitación.[3,4] Por otro lado, la buena comunicación entre médico y paciente está relacionado con lo siguiente:[3,4]

  • Adhesión a los regímenes farmacológicos y alimentarios.
  • Control del dolor.
  • Resolución de los síntomas físicos y funcionales.
  • Control del azúcar en la sangre y la hipertensión.
  • Buen funcionamiento psicológico de los pacientes.

La mayoría de los estudios de comunicación entre médico y paciente (80%) incluyen a los médicos de atención primaria (médicos de medicina familiar, especialistas en medicina interna o pediatras). Sin embargo, en aproximadamente 20% de los estudios analizados en un examen de la bibliografía [5] se usaron a proveedores de atención oncológica, lo que revela una tendencia inadecuada en la capacitación para la comunicación con los pacientes entre los oncólogos y otros profesionales de la salud que tratan a pacientes de cáncer; en particular, sobre todo en lo que respecta a comunicar malas noticias y manejar una entrevista en un contexto de fuerte carga emocional.[5,6]

Un grupo de autores cree que hay cuatro puntos clave para la enseñanza eficaz de la comunicación entre un profesional y un paciente:[7]

  1. Definir y distribuir un programa de estudios integral, basado en datos probatorios.
  2. Incorporar a profesores universitarios o profesionales locales que abrazan este programa de estudios y lo emplean en la práctica.
  3. Fundamentar el programa de estudios en comportamientos sustentados por datos probatorios para promover intervenciones eficaces y focalizar polémicas clínicas en el espectro de estilos de comunicación natural las cuales surgen al trabajar con pacientes.
  4. Emplear un refuerzo de tipo longitudinal.

Una vez que se formula un programa de estudios bien elaborado y ampliamente aceptado, el paso siguiente para establecer un programa de comunicación exitoso es crear espacios que permitan aprovechar al máximo la oportunidad de aprender, practicar e internalizar el programa de estudios. Los programas longitudinales de aprendizaje que utilizan un personal docente cohesivo resulta en una incorporación más significativa de elementos curriculares en los estilos de práctica de los alumnos.[7]

Para cumplir con estas directrices, se han formulado diversos métodos de capacitación de médicos para comunicarse con pacientes de cáncer. Uno de estos métodos se llama Oncotalk,[8] es un programa de aptitudes para la comunicación formulado en torno a técnicas educativas basadas en datos probatorios. En un retiro intensivo de cuatro días que enfoca la comunicación relacionada con la etapa final de la vida, se expone a los residentes de oncología médica al material didáctico que incorpora destrezas para manejar entrevistas específicas. Luego, ellos entrevistan a pacientes estandarizados mientras los observan facilitadores capacitados que actúan como entrenadores para ayudar a los residentes de oncología a reconocer y tratar los obstáculos y los retos en el encuentro. El programa de estudios abarca aptitudes básicas de comunicación tales como responder a inquietudes emocionales y aspectos afectivos, así como aptitudes de comunicación para aplicar a lo largo de la evolución de la enfermedad, que incluyen lo siguiente:[8,9]

  • Trasmitir malas noticias.
  • Llevar a cabo una reunión con la familia.
  • Manejar la transición del tratamiento curativo al paliativo.
  • Responder ante solicitudes de tratamientos ineficaces.

Sociedades como la American Society of Clinical Oncology (ASCO) establecieron y adoptaron programas de estudio especializados para la comunicación con pacientes de cáncer de edad más avanzada.[7] Varios autores publicaron resultados positivos de ensayos aleatorizados u otras evaluaciones de desenlaces de las destrezas para la comunicación en oncología.[10,11];[12,13][Grado de comprobación: I][14,15]

Otros enfoques que se han usado para mejorar la capacidad de comunicación de los médicos incluyen los siguientes:

  • Un enfoque sustentado en las destrezas para diseñar actividades de capacitación estructurada para enseñar las destrezas de la comunicación.[16]
  • Formulación de un instrumento innovador de evaluación para facilitar un diseño curricular de educación en cuidados paliativos.[17]
  • Esfuerzos dirigidos a mejorar el conocimiento de los residentes en cuanto a las aptitudes y las actitudes necesarias para proporcionar cuidados paliativos eficaces.[18]
  • Escuchar al paciente y responder con atención como un modelo de enseñanza de aptitudes para la comunicación y encuadrar la relación del médico con el paciente con confianza y respeto.[19]
  • Uso de evaluaciones estandarizadas seriadas basadas en los pacientes para medir la adquisición de aptitudes clínicas centrales de los estudiantes de medicina.[20][Grado de comprobación: II]

Personal de enfermería en comunicación con los médicos

En general, los enfermeros pasan más tiempo con los pacientes que sus contrapartes médicos. Los enfermeros desempeñan una función vital al apoyar al paciente durante la crisis del cáncer. Con frecuencia, se deja que los enfermeros recojan los pedazos después de que los médicos anunciaron malas noticias o explicaron la información acerca de una enfermedad. Preguntas de los pacientes tales como "¿Cuán malo es?" o "¿Cuánto tiempo de vida me queda?" se plantean a menudo a los enfermeros porque los pacientes son renuentes a molestar al médico o se sienten incómodos pidiendo información. Los enfermeros desempeñan una función vital en el equipo de tratamiento: abogan por los pacientes y actúan como intermediarios para comunicar los pedidos o las inquietudes de los pacientes. Por lo tanto, es esencial el trabajo en equipo de los médicos y los enfermeros. Sin embargo, las diferencias de función y rango del personal de enfermería y los médicos pueden hacer que la comunicación sea un desafío.

Mientras los enfermeros reciben una buena cantidad de capacitación en comunicación y aptitudes interpersonales durante sus años de pregrado, se reconoce ampliamente que, para los enfermeros que trabajan en oncología, resulta sumamente aconsejable que reciban formación avanzada en aptitudes de comunicación y temas como el proceso de morir y la muerte. La investigación indica que estos programas de capacitación son útiles y bien recibidos.[21]

Capacitación de los pacientes en aptitudes para la comunicación

Aunque menos comunes que las intervenciones para los proveedores, se diseñaron algunas intervenciones para ayudar a los pacientes de cáncer a lidiar con los temas sobre la atención de su salud y mejorar la comunicación con sus proveedores. Las metas de estas intervenciones han variado entre estudios y han incluido resultados como los siguientes:

  • Estimular al paciente a hacer preguntas en el consultorio.[22-24]
  • Recordar con más frecuencia la información que se conversó en el consultorio.[25,26]
  • Aumentar la satisfacción del paciente.[27,28]
  • Mejorar la adaptación psicológica del paciente.[26,29,30]

Estas intervenciones han encontrado varios grados de satisfacción, pero la mayoría son bastantes laboriosos.

Bibliografía

  1. Kurtz SM, Silverman JD: The Calgary-Cambridge Referenced Observation Guides: an aid to defining the curriculum and organizing the teaching in communication training programmes. Med Educ 30 (2): 83-9, 1996. [PUBMED Abstract]
  2. Lee SJ, Back AL, Block SD, et al.: Enhancing physician-patient communication. Hematology Am Soc Hematol Educ Program : 464-83, 2002. [PUBMED Abstract]
  3. Fallowfield L, Jenkins V: Effective communication skills are the key to good cancer care. Eur J Cancer 35 (11): 1592-7, 1999. [PUBMED Abstract]
  4. Penson RT, Dignan FL, Canellos GP, et al.: Burnout: caring for the caregivers. Oncologist 5 (5): 425-34, 2000. [PUBMED Abstract]
  5. Cegala DJ, Broz SL: Provider and patient communication skills training. In: Thompson TL, Dorsey AM, Miller KI, et al., eds.: Handbook of Health Communication. Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates, Inc., 2003, pp 95-119.
  6. Baile WF, Kudelka AP, Beale EA, et al.: Communication skills training in oncology. Description and preliminary outcomes of workshops on breaking bad news and managing patient reactions to illness. Cancer 86 (5): 887-97, 1999. [PUBMED Abstract]
  7. Beckman HB, Frankel RM: Training practitioners to communicate effectively in cancer care: it is the relationship that counts. Patient Educ Couns 50 (1): 85-9, 2003. [PUBMED Abstract]
  8. Back AL, Arnold RM, Tulsky JA, et al.: Teaching communication skills to medical oncology fellows. J Clin Oncol 21 (12): 2433-6, 2003. [PUBMED Abstract]
  9. Back AL, Arnold RM, Baile WF, et al.: Approaching difficult communication tasks in oncology. CA Cancer J Clin 55 (3): 164-77, 2005 May-Jun. [PUBMED Abstract]
  10. Fallowfield L, Jenkins V, Farewell V, et al.: Enduring impact of communication skills training: results of a 12-month follow-up. Br J Cancer 89 (8): 1445-9, 2003. [PUBMED Abstract]
  11. Fallowfield L, Jenkins V: Current concepts of communication skills training in oncology. Recent Results Cancer Res 168: 105-12, 2006. [PUBMED Abstract]
  12. Razavi D, Delvaux N, Marchal S, et al.: Does training increase the use of more emotionally laden words by nurses when talking with cancer patients? A randomised study. Br J Cancer 87 (1): 1-7, 2002. [PUBMED Abstract]
  13. Delvaux N, Razavi D, Marchal S, et al.: Effects of a 105 hours psychological training program on attitudes, communication skills and occupational stress in oncology: a randomised study. Br J Cancer 90 (1): 106-14, 2004. [PUBMED Abstract]
  14. Back AL, Arnold RM: Discussing prognosis: "how much do you want to know?" talking to patients who are prepared for explicit information. J Clin Oncol 24 (25): 4209-13, 2006. [PUBMED Abstract]
  15. Back AL, Arnold RM: Discussing prognosis: "how much do you want to know?" talking to patients who do not want information or who are ambivalent. J Clin Oncol 24 (25): 4214-7, 2006. [PUBMED Abstract]
  16. Wagner PJ, Lentz L, Heslop SD: Teaching communication skills: a skills-based approach. Acad Med 77 (11): 1164, 2002. [PUBMED Abstract]
  17. Meekin SA, Klein JE, Fleischman AR, et al.: Development of a palliative education assessment tool for medical student education. Acad Med 75 (10): 986-92, 2000. [PUBMED Abstract]
  18. Fins JJ, Nilson EG: An approach to educating residents about palliative care and clinical ethics. Acad Med 75 (6): 662-5, 2000. [PUBMED Abstract]
  19. DiBartola LM: Listening to patients and responding with care: a model for teaching communication skills. Jt Comm J Qual Improv 27 (6): 315-23, 2001. [PUBMED Abstract]
  20. Prislin MD, Giglio M, Lewis EM, et al.: Assessing the acquisition of core clinical skills through the use of serial standardized patient assessments. Acad Med 75 (5): 480-3, 2000. [PUBMED Abstract]
  21. Kennedy Sheldon L: Communication in oncology care: the effectiveness of skills training workshops for healthcare providers. Clin J Oncol Nurs 9 (3): 305-12, 2005. [PUBMED Abstract]
  22. Butow PN, Dunn SM, Tattersall MH, et al.: Patient participation in the cancer consultation: evaluation of a question prompt sheet. Ann Oncol 5 (3): 199-204, 1994. [PUBMED Abstract]
  23. Clayton J, Butow P, Tattersall M, et al.: Asking questions can help: development and preliminary evaluation of a question prompt list for palliative care patients. Br J Cancer 89 (11): 2069-77, 2003. [PUBMED Abstract]
  24. Ford S, Fallowfield L, Hall A, et al.: The influence of audiotapes on patient participation in the cancer consultation. Eur J Cancer 31A (13-14): 2264-9, 1995. [PUBMED Abstract]
  25. Hogbin B, Fallowfield L: Getting it taped: the 'bad news' consultation with cancer patients. Br J Hosp Med 41 (4): 330-3, 1989. [PUBMED Abstract]
  26. McHugh P, Lewis S, Ford S, et al.: The efficacy of audiotapes in promoting psychological well-being in cancer patients: a randomised, controlled trial. Br J Cancer 71 (2): 388-92, 1995. [PUBMED Abstract]
  27. Damian D, Tattersall MH: Letters to patients: improving communication in cancer care. Lancet 338 (8772): 923-5, 1991. [PUBMED Abstract]
  28. Tattersall MH, Butow PN, Griffin AM, et al.: The take-home message: patients prefer consultation audiotapes to summary letters. J Clin Oncol 12 (6): 1305-11, 1994. [PUBMED Abstract]
  29. Deutsch G: Improving communication with oncology patients: taping the consultation. Clin Oncol (R Coll Radiol) 4 (1): 46-7, 1992. [PUBMED Abstract]
  30. McHugh P, Lewis S: Psychological treatments in cancer patients. BMJ 304 (6836): 1247-8, 1992. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 22 de agosto de 2014