English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Aflicción, duelo y manejo de la pérdida (PDQ®)

Respuestas transculturales a la aflicción y el luto

La aflicción, ya sea como respuesta a la muerte de un ser querido, a la pérdida de una posesión valorada o a un cambio significativo de vida, es una reacción universal en todas las edades y culturas. Sin embargo, hay muchos aspectos de la aflicción que todavía se conocen poco, incluso el papel que juega la herencia cultural en la experiencia de una persona en estado de aflicción y luto.[1,2] Las actitudes, creencias y prácticas relacionadas con la muerte y la aflicción se caracterizan y describen de acuerdo con un contexto multicultural, mitos, misterios y costumbres que describen las relaciones transculturales.[2]

El potencial de contradicción entre la experiencia intrapersonal de aflicción y la expresión cultural de la aflicción se puede explicar mediante el prevalente (aunque incorrecto) uso de sinónimos de los términos aflicción (el proceso sumamente personalizado de experimentar reacciones ante la pérdida percibida) y luto (la conducta definida social o culturalmente para expresar la aflicción).[3,4]

En un análisis de los resultados de varios grupos focales, cada uno integrado por personas de una cultura específica, se revela que las experiencias individuales e interpersonales de aflicción son similares a través de todas las fronteras culturales. Esto es verdad incluso teniendo en cuenta los diferentes rituales, tradiciones, comportamientos y expresiones de luto experimentadas por los participantes. Los profesionales de la atención de la salud necesitan entender el papel que juegan las prácticas culturales del luto en la experiencia total de aflicción de cada persona, si pretenden brindarle una atención culturalmente sensible a sus pacientes.[1]

A pesar de la legislación, las reglamentaciones sanitarias, las costumbres y las reglas de trabajo que han influido mucho en la forma en que se trata la muerte en los Estados Unidos, las prácticas de duelo varían profundamente de acuerdo con los antecedentes culturales de la persona. Cuando se evalúa la respuesta de una persona ante la muerte de un ser querido, los médicos deben identificar y apreciar lo que se espera o se necesita en la cultura de la persona. Ignorar estos rituales puede llevar a que los familiares experimenten un sentimiento de pérdida no resuelta.[5] Esta es a menudo una tarea intimidante cuando los profesionales de la salud atienden a los pacientes de muchos grupos étnicos.[2]

Ayudar a una familia a confrontar la muerte de un ser querido incluye mostrar respeto por la herencia cultural de la familia y darle ánimo para decidir cómo conmemorar la muerte. Los médicos consideran que las cinco preguntas siguientes son especialmente importantes cuando tratan de ayudar a alguien a enfrentar las consecuencias emocionales de la pérdida de un ser querido.

  1. ¿Cuáles son los ritos y costumbres que se llevan a cabo en su cultura para enfrentar el proceso de morir, disponer el cuerpo del muerto y conmemorar la muerte?
  2. ¿Cuáles son las creencias de la familia acerca de lo que pasa después de la muerte?
  3. ¿Qué tipo de expresiones emocionales o integración de la pérdida son las que la familia considera que son apropiadas?
  4. ¿Cuáles son las reglas de género que la familia considera para tratar la muerte?
  5. ¿Hay ciertos tipos de muerte que conllevan un estigma (por ejemplo, el suicidio) o hay ciertos tipos de muerte que son especialmente traumáticos para ese grupo cultural (por ejemplo, la muerte de un niño)?[6]

La muerte, la aflicción y el luto son aspectos universales y naturales del proceso de vida. Todas las culturas tienen prácticas que evolucionan y que satisfacen sus necesidades de lidiar con la muerte. Perturbar estas prácticas puede interrumpir el necesario proceso de la aflicción. Entender estas prácticas pueden ayudar a los médicos a identificar y formular métodos para tratar a pacientes de otras culturas que manifiestan una aflicción atípica.[7] Dada la tendencia etnodemográfica actual, los profesionales de la salud necesitan entender estas diferencias culturales para servir mejor a estas poblaciones.[2]

Bibliografía

  1. Cowles KV: Cultural perspectives of grief: an expanded concept analysis. J Adv Nurs 23 (2): 287-94, 1996. [PUBMED Abstract]
  2. Irish DP, Lundquist KF, Nelson VJ, eds.: Ethnic Variations in Dying, Death, and Grief: Diversity in Universality. Washington, DC: Taylor & Francis, 1993.
  3. Rando TA: Treatment of Complicated Mourning. Champaign: Research Press, 1993.
  4. Cowles KV, Rodgers BL: The concept of grief: a foundation for nursing research and practice. Res Nurs Health 14 (2): 119-27, 1991. [PUBMED Abstract]
  5. McGoldrick M, Hines P, Lee E, et al.: Mourning rituals. Family Therapy Networker 10 (6): 28-36, 1986.
  6. McGoldrick M, Almedia R, Hines PM, et al.: Mourning in different cultures. In: Walsh F, McGoldrick M, eds.: Living Beyond Loss: Death in the Family. New York: W.W. Norton & Company, 1991, pp 176-206.
  7. Eisenbruch M: Cross-cultural aspects of bereavement. II: Ethnic and cultural variations in the development of bereavement practices. Cult Med Psychiatry 8 (4): 315-47, 1984. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 16 de octubre de 2014