¿Prequntas sobre el cáncer?

Fatiga (PDQ®)

Versión para profesionales de salud

Descripción

La fatiga o cansancio crónico es el efecto secundario más común del tratamiento contra el cáncer con quimioterapia, radioterapia o modificadores de ciertas respuestas biológicas.[1] Por lo general, el cansancio crónico relacionado con la terapia del cáncer disminuye después de la terminación del tratamiento, pero hay un cierto grado de cansancio que puede continuar durante meses o años después de concluir el tratamiento. La investigación indica que para al menos un subconjunto de pacientes, el cansancio puede ser un asunto importante a través de la supervivencia.[2,3] El cansancio también se observa como un síntoma que se presenta en cánceres que causan problemas como la anemia, los cambios endocrinos y la obstrucción respiratoria, y es común en las personas con cáncer avanzado que no se someten a tratamiento activo. Se informó que el cansancio crónico relacionado con el tratamiento de cáncer se presenta de 14 a 96% de los pacientes que se encuentran en tratamiento,[4-10] y entre 19 y 82% de los pacientes después del tratamiento.[1,2]

Varios estudios documentaron la presencia de cansancio crónico significativamente peor entre los sobrevivientes de cáncer en comparación con la población no cancerosa, según lo describió un artículo analítico.[1] Por ejemplo, en un estudio transversal noruego [11] se comparó la prevalencia del cansancio en pacientes sobrevivientes de cáncer de testículo a largo plazo (n = 1.431) con un promedio de 11 años después del tratamiento con la incidencia de cansancio crónico en hombres de la misma edad en la población general noruega (n = 1.080). La prevalencia del cansancio crónico relacionado con el cáncer (CRF) fue de 17,1% (intervalo de confianza [IC] 95%, 15,2–19,1%) en los sobrevivientes de cáncer de testículo, comparada con 9,7% (IC 95%, 8,0–11,5%) en la población general. El CRF también se relacionó con varios problemas psicosociales, quejas de tipo somático y una calidad de vida precaria.[11]

El cansancio crónico, como el dolor, es algo que se ve como un estado de autopercepción. Los pacientes pueden describir el cansancio crónico como sentirse: .[12]

  • Cansado.
  • Débil.
  • Exhausto.
  • Perezoso.
  • Abatido.
  • Agotado.
  • Pesado.
  • Lento.
  • Falto de energía para seguir adelante.

Los profesionales de la salud han incluido el cansancio crónico en conceptos tales como:

  • Astenia.
  • Lasitud.
  • Malestar.
  • Postración.
  • Intolerancia al ejercicio.
  • Falta de energía.
  • Debilidad.

La investigación sobre el cansancio crónico en las personas con cáncer, incluye principalmente autonotificaciones sobre el cansancio crónico, con menos datos pero un aumento de estos que exploran las interdependencias biológicas o fisiológicas. Estas correlaciones han incluido medidas de la debilidad muscular, absorción máxima de oxígeno, citocinas y cortisol.

El cansancio que se siente como un efecto secundario del tratamiento para el cáncer, es diferente del cansancio que siente una persona saludable en su vida diaria. El cansancio saludable se describe con frecuencia como un cansancio fuerte que finalmente se alivia mediante el sueño y el descanso; el cansancio relacionado con el tratamiento contra el cáncer se caracteriza como cansancio crónico ya que está presente por períodos largos, interfiere con el funcionamiento y no se alivia por completo al dormir o descansar.[13] También, el grado de CRF es por lo general desproporcionado respecto al grado de actividad o energía desplegado.[13] Aunque el término cansancio crónico es correcto, usarlo no significa que las personas con cáncer que sienten cansancio presenten un síndrome de cansancio crónico. Usar la frase cansancio crónico puede resultar confuso tanto para el paciente como para el profesional de la salud. Términos tales como cansancio por cáncer, cansancio relacionado con el cáncer, cansancio relacionado con el tratamiento del cáncer se usan en la literatura médica, la literatura de investigación y los materiales educativos, tanto para los pacientes como el público en general.

El cansancio crónico incide de manera negativa en todos los aspectos del funcionamiento, como en lo siguiente:[14-17]

  • Humor.
  • Desempeño físico.
  • Desempeño laboral.
  • Interacción social.
  • Cuidado familiar.[18]
  • Desempeño cognitivo.
  • Trabajo escolar.
  • Actividades comunitarias.
  • Sentido del yo.

El patrón del cansancio crónico relacionado con el tratamiento del cáncer varía de acuerdo al tipo y frecuencia del tratamiento. Por ejemplo, las personas bajo un régimen quimioterapéutico cíclico, por lo general exhiben un aumento máximo del cansancio crónico en los días posteriores al tratamiento, luego dan cuenta de un menor cansancio hasta que se suscita el próximo tratamiento; sin embargo, aquellos que se someten a radioterapia de haz externo, presentan cansancio crónico gradual que aumenta durante el curso de tratamiento sobre el campo de tratamiento mayor. Pocos estudios sobre las personas que se someten a tratamiento para el cáncer han abordado el tema del cansancio crónico como consecuencia de la aflicción emocional que produce someterse a una evaluación diagnóstica del cáncer y los efectos de los procedimientos médicos y quirúrgicos que se utilizan para esa evaluación y para el tratamiento inicial. Debido a que la mayoría de los adultos que entran al sistema de cuidados oncológicos luego de al menos un procedimiento quirúrgico, y debido a que la cirugía y la aflicción emocional están ambas relacionadas con el cansancio crónico, es probable que la mayoría de las personas que inician un tratamiento no quirúrgico presenten cansancio crónico al inicio de este.[19,20]

Las recomendaciones para el manejo del cansancio se enfocan en identificar factores que podrían estar contribuyendo con el cansancio crónico. Debido a que el único mecanismo causal definitivo que se demostró mediante investigación hasta la fecha es la anemia inducida por la quimioterapia, la mayoría de las recomendaciones para el tratamiento del cansancio crónico ocasionado por otros factores independientes de este tipo de anemia dependen de un desarrollo cuidadoso de una hipótesis clínica, tal y como está delineada en las National Comprehensive Cancer Network Guidelines on Fatigue.[21] Hasta el momento, la única intervención en grado 1 para el CRF es el ejercicio. (Para mayor información, consultar la sección de este sumario sobre Ejercicio). Se necesita mucho más investigación para definir mejor el cansancio y su trayectoria, entender su fisiología y determinar las mejores formas de prevenirlo y tratarlo.

En este sumario, a menos que se indique lo contrario, se tratan temas relacionados con datos probatorios y prácticas referidas a los adultos. Los datos probatorios y la aplicación a la práctica referida a los niños pueden diferir significativamente de la información pertinente a los adultos. Cuando la información específica sobre la atención de los niños esté disponible, se resumirá bajo su propio encabezado.

Bibliografía

  1. Prue G, Rankin J, Allen J, et al.: Cancer-related fatigue: A critical appraisal. Eur J Cancer 42 (7): 846-63, 2006. [PUBMED Abstract]
  2. Bower JE, Ganz PA, Desmond KA, et al.: Fatigue in long-term breast carcinoma survivors: a longitudinal investigation. Cancer 106 (4): 751-8, 2006. [PUBMED Abstract]
  3. Baker F, Denniston M, Smith T, et al.: Adult cancer survivors: how are they faring? Cancer 104 (11 Suppl): 2565-76, 2005. [PUBMED Abstract]
  4. Fosså SD, Dahl AA, Loge JH: Fatigue, anxiety, and depression in long-term survivors of testicular cancer. J Clin Oncol 21 (7): 1249-54, 2003. [PUBMED Abstract]
  5. Miaskowski C, Portenoy RK: Update on the assessment and management of cancer-related fatigue. Principles and Practice of Supportive Oncology Updates 1 (2): 1-10, 1998.
  6. Irvine DM, Vincent L, Bubela N, et al.: A critical appraisal of the research literature investigating fatigue in the individual with cancer. Cancer Nurs 14 (4): 188-99, 1991. [PUBMED Abstract]
  7. Vogelzang NJ, Breitbart W, Cella D, et al.: Patient, caregiver, and oncologist perceptions of cancer-related fatigue: results of a tripart assessment survey. The Fatigue Coalition. Semin Hematol 34 (3 Suppl 2): 4-12, 1997. [PUBMED Abstract]
  8. Detmar SB, Aaronson NK, Wever LD, et al.: How are you feeling? Who wants to know? Patients' and oncologists' preferences for discussing health-related quality-of-life issues. J Clin Oncol 18 (18): 3295-301, 2000. [PUBMED Abstract]
  9. Costantini M, Mencaglia E, Giulio PD, et al.: Cancer patients as 'experts' in defining quality of life domains. A multicentre survey by the Italian Group for the Evaluation of Outcomes in Oncology (IGEO). Qual Life Res 9 (2): 151-9, 2000. [PUBMED Abstract]
  10. Cella D, Lai JS, Chang CH, et al.: Fatigue in cancer patients compared with fatigue in the general United States population. Cancer 94 (2): 528-38, 2002. [PUBMED Abstract]
  11. Orre IJ, Fosså SD, Murison R, et al.: Chronic cancer-related fatigue in long-term survivors of testicular cancer. J Psychosom Res 64 (4): 363-71, 2008. [PUBMED Abstract]
  12. Barsevick AM, Whitmer K, Walker L: In their own words: using the common sense model to analyze patient descriptions of cancer-related fatigue. Oncol Nurs Forum 28 (9): 1363-9, 2001. [PUBMED Abstract]
  13. Berger AM, Abernethy AP, Atkinson A, et al.: Cancer-related fatigue. J Natl Compr Canc Netw 8 (8): 904-31, 2010. [PUBMED Abstract]
  14. Pickard-Holley S: Fatigue in cancer patients. A descriptive study. Cancer Nurs 14 (1): 13-9, 1991. [PUBMED Abstract]
  15. Glaus A: Assessment of fatigue in cancer and non-cancer patients and in healthy individuals. Support Care Cancer 1 (6): 305-15, 1993. [PUBMED Abstract]
  16. Given B, Given CW, McCorkle R, et al.: Pain and fatigue management: results of a nursing randomized clinical trial. Oncol Nurs Forum 29 (6): 949-56, 2002. [PUBMED Abstract]
  17. Curt GA: The impact of fatigue on patients with cancer: overview of FATIGUE 1 and 2. Oncologist 5 (Suppl 2): 9-12, 2000. [PUBMED Abstract]
  18. Passik SD, Kirsh KL: A pilot examination of the impact of cancer patients' fatigue on their spousal caregivers. Palliat Support Care 3 (4): 273-9, 2005. [PUBMED Abstract]
  19. Ancoli-Israel S, Liu L, Marler MR, et al.: Fatigue, sleep, and circadian rhythms prior to chemotherapy for breast cancer. Support Care Cancer 14 (3): 201-9, 2006. [PUBMED Abstract]
  20. Jacobsen PB, Hann DM, Azzarello LM, et al.: Fatigue in women receiving adjuvant chemotherapy for breast cancer: characteristics, course, and correlates. J Pain Symptom Manage 18 (4): 233-42, 1999. [PUBMED Abstract]
  21. National Comprehensive Cancer Network: NCCN Clinical Practice Guidelines in Oncology: Cancer-Related Fatigue. Version 1.2014. Fort Washington, Pa: National Comprehensive Cancer Network, 2014. Available online. Last accessed August 28, 2014.
  • Actualización: 14 de marzo de 2014