In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Trastornos del sueño (PDQ®)

  • Actualizado: 1 de mayo de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Evaluación

La evaluación es el paso inicial de las estrategias de tratamiento. Los datos de la evaluación deben incluir documentación sobre factores predisponentes, patrones de sueño, estado emocional, ejercicio y grado de actividad, régimen alimentario, síntomas, medicamentos y rutina de las personas a cargo del cuidado del paciente.[1] En las secciones siguientes se resumen las recomendaciones para registrar los antecedentes del sueño y realizar el examen físico del paciente. Los datos se pueden obtener de múltiples fuentes: el informe subjetivo del paciente sobre su dificultad para dormir, observaciones objetivas de manifestaciones fisiológicas y de comportamiento de las perturbaciones del sueño, e informes de parientes del paciente sobre la calidad de su sueño.[2] Para detectar el insomnio en el entorno clínico, se recomienda el uso del Insomnia Severity Index.[3,4]

El diagnóstico de insomnio se basa principalmente en antecedentes médicos y psiquiátricos cuidadosos y detallados. La American Academy of Sleep Medicine estableció pautas para el uso de la polisomnografía como instrumento objetivo para evaluar el insomnio. La polisomnografía de rutina incluye la vigilancia de la electroencefalografía, electrooculografía, electromiografía, esfuerzo al respirar y flujo de aire, saturación de oxígeno, electrocardiografía y posición del cuerpo. La polisomnografía es el instrumento principal de diagnóstico de los trastornos del sueño y se indica para la evaluar los trastornos de la respiración que se sospecha que se relacionan con el sueño y el trastorno de los movimientos periódicos de las extremidades; así como cuando la causa del insomnio es incierta o cuando la terapia conductual o el tratamiento farmacológico no tienen éxito.[5][Grado de comprobación: IV]

Se ha observado que los trastornos del sueño cambian a lo largo de la trayectoria del cáncer; esto sustenta la necesidad de evaluar el sueño durante todo el proceso de cáncer del paciente. En un estudio descriptivo [6][Grado de comprobación: II]] en el que participaron 398 mujeres con cáncer de mama, se utilizó la General Sleep Disturbance Scale (GSDS) para identificar tres trayectorias diferentes de sueño cuando se evaluó el sueño autonotificado desde antes de la cirugía y durante 6 meses. Un grupo (55% de la muestra) tuvo un grado alto de trastornos del sueño durante todo el estudio, que se definió como puntajes GSDS de alrededor de 58 a 60 en todos los puntos de recolección de los datos. Un segundo grupo (40% de la muestra) se consideró que tenía un grado bajo de trastornos del sueño a lo largo del estudio, que se definió como puntajes de GSDS cercanos a 30 en cada punto de recolección de datos. El último grupo (5% de la muestra) empezó con puntajes altos de alrededor de 62, pero sus puntajes disminuyeron por debajo de 30 durante los primeros cuatro meses y permanecieron allí durante seis meses. Las características que se identificaron en las mujeres del grupo que sufrían trastornos del sueño más graves es que fueron más jóvenes, presentaban más comorbilidades, estado funcional bajo y sofocos.

Factores de riesgo de los trastornos del sueño

  • Factores de enfermedad, incluso síndromes paraneoplásicos con mayor producción de esteroides, y síntomas relacionados con la invasión tumoral (por ejemplo, obstrucción, dolor, fiebre, disnea, prurito y fatiga).
  • Factores de tratamiento, incluso síntomas relacionados con la cirugía (por ejemplo, dolor, vigilancia frecuente y uso de opioides); quimioterapia (por ejemplo, corticosteroides exógenos), y síntomas relacionados con la quimioterapia.
  • Fármacos tales como opioides, sedantes o hipnóticos, esteroides, cafeína o nicotina, algunos antidepresivos y suplementos alimentarios como, vitaminas, pastillas para adelgazar y otros productos que se promocionan como medios para estimular la pérdida de peso y suprimir el apetito.
  • Factores ambientales.
  • Factores físicos o psicológicos que producen tensión.
  • Depresión (para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Depresión).
  • Ansiedad (para mayor información, consultar la sección sobre Trastornos de ansiedad: descripción y etiología en el sumario del PDQ sobre Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento).
  • Delirio (para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre Delirio).
  • Convulsiones diurnas, ronquido y cefaleas.

Características del sueño

  • Patrones habituales de sueño, incluso la hora habitual de acostarse, la rutina antes de retirarse (por ejemplo, alimentos, baño y medicamentos), tiempo transcurrido antes de conciliar el sueño y duración del mismo (episodios de vigilia durante la noche, capacidad de reanudar el sueño y su duración, y hora acostumbrada de despertar).
  • Características de un sueño perturbado (cambios después del diagnóstico, tratamiento u hospitalización).
  • Percepción de las personas significativas para el paciente sobre la cantidad y la calidad de su sueño.
  • Antecedentes familiares de trastornos del sueño.
Bibliografía
  1. American Academy of Sleep Medicine: The International Classification of Sleep Disorders: Diagnostic & Coding Manual. 2nd ed. Westchester, Ill: American Academy of Sleep Medicine, 2005. 

  2. Perlis ML, Jungquist C, Smith MT, et al.: Cognitive Behavioral Treatment of Insomnia: A Session-by-Session Guide. New York, NY: Springer Science+Business Media LLC, 2008. 

  3. Bastien CH, Vallières A, Morin CM: Validation of the Insomnia Severity Index as an outcome measure for insomnia research. Sleep Med 2 (4): 297-307, 2001.  [PUBMED Abstract]

  4. Savard MH, Savard J, Simard S, et al.: Empirical validation of the Insomnia Severity Index in cancer patients. Psychooncology 14 (6): 429-41, 2005.  [PUBMED Abstract]

  5. Littner M, Hirshkowitz M, Kramer M, et al.: Practice parameters for using polysomnography to evaluate insomnia: an update. Sleep 26 (6): 754-60, 2003.  [PUBMED Abstract]

  6. Van Onselen C, Cooper BA, Lee K, et al.: Identification of distinct subgroups of breast cancer patients based on self-reported changes in sleep disturbance. Support Care Cancer 20 (10): 2611-9, 2012.  [PUBMED Abstract]