In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Aspectos generales de los exámenes de detección del cáncer (PDQ®)

  • Actualizado: 17 de julio de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

¿Los exámenes de detección ayudan a la gente a vivir más?



Encontrar algunos cánceres en un estadio temprano (antes de que aparezcan síntomas) puede ayudar a disminuir la probabilidad de morir por esos cánceres.

Para muchos cánceres, la probabilidad de recuperación depende del estadio (la cantidad o la diseminación del cáncer en el cuerpo) del cáncer en el momento del diagnóstico. Los cánceres que se diagnostican en estadios tempranos suelen ser más fáciles de tratar o curar.

En los estudios de exámenes de detección del cáncer se compara la tasa de mortalidad de las personas sometidas a exámenes de detección de cierto cáncer con la tasa de mortalidad por ese cáncer en personas que no se sometieron a exámenes de detección. Algunos exámenes de detección mostraron ser útiles para encontrar cánceres temprano y disminuir la probabilidad de morir por esos cánceres. Otros exámenes se usan porque mostraron que encuentran un cierto tipo de cáncer en algunas personas antes de que aparezcan los síntomas, pero no demostraron que disminuyeran el riesgo de morir por ese cáncer. Si un cáncer crece y se disemina rápidamente, su identificación temprana tal vez no ayude a la persona a sobrevivir el cáncer.

Los estudios de exámenes de detección se realizan para determinar si las muertes por cáncer disminuyen cuando las personas se someten a exámenes de detección.

Cuando se recoge información sobre el tiempo que viven los pacientes de cáncer, algunos estudios definen la supervivencia como vivir 5 años después del diagnóstico. Esto se suele usar para medir la eficacia de los tratamientos para el cáncer. Sin embargo, a fin de determinar si los exámenes de detección son útiles, los estudios habitualmente analizan si las muertes por cáncer disminuyen en las personas sometidas a exámenes de detección. Con el paso del tiempo, los signos de que un examen de detección es eficaz incluyen los siguientes aspectos:

El número de muertes por el cáncer es más bajo en la actualidad que en el pasado. No siempre queda claro si es porque los exámenes de detección permitieron encontrar los cánceres antes o porque los tratamientos para el cáncer mejoraron. El Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (Surveillance, Epidemiology and End Results, SEER) del Instituto Nacional del Cáncer recoge y notifica información sobre los períodos de supervivencia de personas con cáncer en los Estados Unidos. Esta información se estudia para ver si el hallazgo temprano del cáncer antes afecta cuánto tiempo viven estas personas.

Ciertos factores pueden hacer que los períodos de supervivencia parezcan estar mejorando cuando en realidad no es así.

Estos factores incluyen el sesgo de anticipación diagnóstica y el sobrediagnóstico.

  • Sesgo de anticipación diagnóstica

    El tiempo de supervivencia de los pacientes de cáncer habitualmente se mide desde el día en que se diagnostica el cáncer hasta el día que mueren. Los pacientes se suelen diagnosticar después de presentar signos y síntomas de cáncer. Si un examen de detección lleva a un diagnóstico antes de que el paciente tenga síntomas, el tiempo de supervivencia del paciente aumenta porque la fecha de diagnóstico es más temprana. Este aumento de la supervivencia hace que parezca que los pacientes sometidos a exámenes de detección viven más, cuando en realidad no sea así. Esto se llama sesgo de anticipación diagnóstica. Puede ser que la única razón por la que el tiempo de supervivencia parece ser más prolongado es que la fecha de diagnóstico es anterior para los pacientes sometidos a exámenes de detección. Pero, los pacientes sometidos a estos exámenes pueden morir en el mismo momento que hubieran muerto sin el examen de detección.

  • Sobrediagnóstico

    Algunas veces, los exámenes de detección encuentran cánceres que no importan porque habrían desaparecido por sí solos o nunca causaron ningún síntoma. Estos cánceres nunca se hubieran encontrado si no hubiese sido por el examen de detección. El hallazgo de estos cánceres se llama sobrediagnóstico. El sobrediagnóstico puede hacer que parezca que más personas están sobreviviendo el cáncer por más tiempo pero, en realidad, hay personas que no hubieran muerto a raíz del cáncer de cualquier manera.