English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Aspectos generales de los exámenes de detección del cáncer (PDQ®)

¿Cómo se convierten los exámenes de detección en pruebas estándar?

Los resultados de los estudios de investigación ayudan a los médicos a decidir cuándo un examen de detección es lo suficientemente eficaz para usarse como una prueba estándar.

Los datos sobre el grado de inocuidad, precisión y utilidad de los exámenes de detección del cáncer provienen de ensayos clínicos (estudios de investigación con personas) y otras clases de estudios de investigación. Una vez que se recogen suficientes pruebas como para demostrar que un examen de detección es seguro, preciso y útil, se convierte en una prueba estándar. Ejemplos de exámenes de detección del cáncer que estuvieron alguna vez en estudio pero que ahora son pruebas estándar son los siguientes:

Se realizan diferentes tipos de estudios de investigación para analizar los exámenes de detección del cáncer.

En los ensayos clínicos de exámenes de detección del cáncer se estudian nuevas formas de encontrar el cáncer en las personas antes de que tengan síntomas. En los ensayos de detección también se estudian exámenes de detección que pueden encontrar antes el cáncer, son más precisas que las pruebas actuales o pueden ser más fáciles, seguras o económicas. Los ensayos de exámenes de detección se diseñan para establecer los beneficios posibles y los daños posibles de los exámenes de detección del cáncer. Se utilizan diferentes diseños de ensayos clínicos para estudiar los exámenes de detección del cáncer.

Los datos más sólidos acerca de la detección provienen de la investigación realizada en los ensayos clínicos. Sin embargo, no siempre se pueden usar ensayos clínicos para estudiar cuestiones sobre la detección. Los hallazgos de otros tipos de estudios pueden proporcionar información útil sobre la seguridad, utilidad y precisión de los exámenes de detección del cáncer.

Los siguientes tipos de estudios se usan para obtener información sobre los exámenes de detección cáncer:

Ensayos aleatorizados controlados

Los ensayos aleatorizados controlados ofrecen el grado de comprobación más alto sobre la seguridad, precisión y utilidad de los exámenes de detección. En estos ensayos, se asigna aleatoriamente (al azar) a los voluntarios a uno de dos o más grupos. Las personas de un grupo (el grupo de control) se pueden someter a un examen de detección estándar (si hubiera alguno) o a ningún examen de detección. Las personas en el otro grupo o los otros grupos se someten a exámenes de detección nuevos. Luego se comparan los resultados de las pruebas de los grupos para ver si el nuevo examen de detección es más eficaz que la prueba estándar y si se presenta cualquier efecto secundario adverso.

El uso del azar para asignar a las personas a los grupos significa que los grupos probablemente serán muy parecidos y que los resultados del ensayo no se verán afectados por las elecciones humanas o alguna otra cosa.

Ensayos no aleatorizados controlados

En los ensayos clínicos no aleatorizados, no se asigna a los voluntarios de manera aleatoria (al azar) a grupos diferentes. Ellos escogen el grupo en el que desean incluirse o los encargados del estudio los asignan. Los datos probatorios de este tipo de investigación no son tan sólidos como los datos probatorios de los ensayos aleatorizados controlados.

Estudios de cohortes

Un estudio de cohortes sigue a un gran número de personas en el transcurso del tiempo. Las personas se dividen en grupos, llamados cohortes, de acuerdo a si se sometieron a cierto tratamiento o estuvieron expuestos a ciertas cosas. En los estudios de cohortes, la información se recoge y estudia después de ciertos desenlaces (como el cáncer o la muerte). Por ejemplo, un estudio de cohortes podría seguir a un grupo de mujeres que se someten regularmente a pruebas de Papanicolaou y dividirlas entre las que tuvieron un resultado positivo para el virus del papiloma humano (VPV) y las que tuvieron un resultado negativo. El estudio de cohortes demostraría cómo las tasas de cáncer de cuello uterino son diferentes para los dos grupos con el paso del tiempo.

Estudios de casos y controles

Los estudios de casos y controles son parecidos a los estudios de cohortes, pero se realizan en menor tiempo. No incluyen muchos años de seguimiento. En lugar de mirar hacia el futuro, miran hacia el pasado. En los estudios de casos y controles, la información se recoge de casos (personas que ya tienen una determinada enfermedad) y se compara con la información recogida de los controles (personas que no tienen la enfermedad). Por ejemplo, se podría preguntar a un grupo pacientes de melanoma y a un grupo sin melanoma sobre cómo examinan su piel para detectar crecimientos anormales en la piel y con qué frecuencia lo hacen. De acuerdo con las diversas respuestas de los dos grupos, el estudio puede mostrar que el control de la piel es un examen de detección útil para disminuir el número de casos de melanoma y las muertes por esta causa.

Los datos de los estudios de casos y controles no son tan sólidos como datos de ensayos clínicos o estudios de cohortes.

Estudios ecológicos

En los estudios ecológicos se notifica información recogida de grupos enteros de personas, como personas en una ciudad o condado. Se proporciona información sobre todo el grupo, no sobre una sola persona del grupo. Estos estudios pueden aportar ciertas pruebas sobre la utilidad de un examen de detección.

Los datos de los estudios ecológicos no son tan sólidos como los datos de ensayos clínicos u otros tipos de estudios de investigación.

Opiniones de expertos

Las opiniones de expertos se pueden basar en las experiencias de los médicos o los informes de las comisiones o paneles de expertos. Las opiniones de expertos no proporcionan datos probatorios sólidos sobre la utilidad de los exámenes de detección.

En los ensayos clínicos se estudian nuevas formas de detectar el cáncer.

En muchas partes del país se llevan a cabo ensayos clínicos. Para mayor información en inglés, consultar en la página de Internet del NCI la lista de ensayos de detección del cáncer que actualmente aceptan pacientes.

  • Actualización: 18 de julio de 2014