In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Prevención del cáncer de seno (mama) (PDQ®)

  • Actualizado: 28 de febrero de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general

Factores relacionados con un aumento del riesgo de cáncer de mama
        Terapia con hormonas combinada
        Radiación ionizante
        Obesidad
        Alcohol
        Susceptibilidad hereditaria importante
Factores relacionados con la disminución del riesgo de cáncer de mama
        Uso de estrógeno solo en las mujeres con histerectomía
        Ejercicio
        Embarazo temprano
        Lactancia materna
Intervenciones relacionadas con la disminución del riesgo de cáncer de mama
         Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno: beneficios
        Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno: perjuicios
        Inhibidores o inactivadores de la aromatasa: beneficios
        Inhibidores o inactivadores de la aromatasa: perjuicios
        Mastectomía profiláctica: beneficios
        Mastectomía profiláctica: perjuicios
        Ooforectomía profiláctica o ablación ovárica: beneficios
        Ooforectomía profiláctica o ablación ovárica: perjuicios

Nota: también están disponibles otros sumarios del PDQ sobre Exámenes de detección del cáncer de seno (mama); Tratamiento del cáncer de seno (mama); Tratamiento del cáncer de seno (mama) masculino; Tratamiento del cáncer del seno (mama) en el embarazo y Grados de comprobación científica de los estudios de investigación sobre detección y prevención del cáncer.

Factores relacionados con un aumento del riesgo de cáncer de mama

Terapia con hormonas combinada

Sobre la base de pruebas sólidas, la combinación de hormonas (TH; estrógeno-progestina) como tratamiento, se relaciona con un aumento del riesgo de cáncer de mama.

Magnitud del efecto de la terapia combinada: aumento aproximado de 26% en la incidencia de cáncer de mama invasivo; número necesario para ocasionar daño por cada 237 pacientes que participan en el ensayo Women’s Health Initiative (WHI) y que se asignaron al azar al grupo tratado con TH combinada: se presentó un caso de cáncer de mama invasivo además de los que se presentaron en el grupo tratado con placebo en el ensayo.

Diseño del estudio: ensayo controlado aleatorizado (ECA), sustentado por pruebas de estudios de cohortes y ecológicos que muestran que la suspensión de la TH combinada se relaciona con una disminución en las tasas de cáncer de mama.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Radiación ionizante

Sobre la base de pruebas sólidas, la exposición de la mama a radiación ionizante se relaciona con un aumento del riesgo de cáncer de mama, a partir de los 10 años de la exposición y durante toda la vida. El riesgo depende de la dosis y la edad en el momento de la exposición, donde el riesgo mayor se presenta durante la pubertad.

Magnitud del efecto: variable, pero con un aumento de casi seis veces en la incidencia general.

Diseño del estudio: estudios de cohortes o casos y controles.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Obesidad

Sobre la base de pruebas sólidas, la obesidad se relaciona con un aumento del riesgo de cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas que no recibieron TH. No está claro si la reducción de peso disminuye el riesgo de cáncer de mama.

Magnitud del efecto: en el estudio de observación de WHI con 85.917 mujeres posmenopáusicas, se determinó que el peso corporal se relaciona con el cáncer de mama. Al comparar a mujeres que pesan más de 82,2 kg con las que pesan menos de 58,7 kg, el riesgo relativo (RR) fue de 2,85 (intervalo de confianza [IC] 95%, 1,81–4,49).

Diseño del estudio: estudio de observación.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Alcohol

Sobre la base de pruebas sólidas, el consumo de alcohol se relaciona con un aumento del riesgo de cáncer de mama de manera dependiente de la dosis. No está claro si la reducción del consumo de alcohol disminuye el riesgo de cáncer de mama.

Magnitud del efecto: el RR para las mujeres que consumen aproximadamente cuatro bebidas alcohólicas al día en comparación con las que no beben es de 1,32 (IC 95%, 1,19–1,45). El RR aumenta 7% (IC 95%, 5,5%–8,7%) por cada bebida al día.

Diseño del estudio: estudios de casos y controles y de cohortes.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Susceptibilidad hereditaria importante

Sobre la base de pruebas sólidas, las mujeres que heredan mutaciones genéticas relacionadas con el cáncer de mama tienen un riesgo más alto.

Magnitud del efecto: variable, según la mutación genética, los antecedentes familiares y otros factores de riesgo que afectan la expresión de los genes.

Diseño del estudio: estudios de cohortes o de casos y controles.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Factores relacionados con la disminución del riesgo de cáncer de mama

Uso de estrógeno solo en las mujeres con histerectomía

Sobre la base de pruebas razonables, el uso de estrógeno solo luego de la menopausia entre las mujeres con una histerectomía, se relaciona con la disminución del riesgo de incidencia y mortalidad de cáncer de mama.

Magnitud del efecto: con base en un ensayo controlado aleatorizado (ECA) de tratamiento con estrógeno solo con estrógeno equino conjugado, hubo una disminución de 23% en la incidencia de cáncer invasivo de mama (0,27% por año con una mediana de 5,9 de uso, en comparación con 0,35% por año entre los que tomaron placebo).

  • Diseño del estudio: ECA y estudios de cohortes.
  • Validez interna: buena.
  • Congruencia: mixta.
  • Validez externa: buena.
Ejercicio

Sobre la base de pruebas sólidas, el ejercicio extenuante durante más de cuatro horas por semana se relaciona con una disminución del riesgo de cáncer de mama.

Magnitud del efecto: la reducción promedio del RR es de 30 a 40%. El efecto puede ser más pronunciado en las mujeres posmenopáusicas de peso corporal normal o bajo.

Diseño del estudio: estudios prospectivos de observación y de casos y controles.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Embarazo temprano

Sobre la base de pruebas sólidas, el riesgo de cáncer de mama es más bajo en las mujeres que tienen un embarazo a término antes de los 20 años.

Magnitud del efecto: disminución de 50% del cáncer de mama en comparación con mujeres nulíparas o que dieron a luz después de los 35 años.

Diseño del estudio: estudios de cohortes y de casos y controles.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Lactancia materna

Sobre la base de pruebas sólidas, las mujeres que amamantan presentan una disminución del riesgo de cáncer de mama.

Magnitud del efecto: el RR de cáncer de mama disminuye 4,3% por cada 12 meses de lactancia materna, además de 7% por cada nacimiento. [1]

Diseño del estudio: estudios de cohortes y de casos y controles.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Intervenciones relacionadas con la disminución del riesgo de cáncer de mama

Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno: beneficios

Sobre la base de pruebas sólidas sobre el tamoxifeno y datos razonables sobre el raloxifeno, el tratamiento reduce la incidencia del cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas. El tamoxifeno también reduce el riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas de riesgo alto. Los efectos que se observaron con el tamoxifeno y el raloxifeno persisten varios años después de descontinuar el tratamiento activo; se nota una duración más prolongada del efecto del tamoxifeno que del raloxifeno.[2].

Todas las fracturas disminuyeron y esta reducción se observó principalmente con raloxifeno, pero no con tamoxifeno. Se observó una reducción de fracturas vertebrales (reducción de 34%) y una pequeña reducción de fracturas no vertebrales (7%).[2]

Magnitud del efecto: el tratamiento con tamoxifeno redujo el cáncer de mama en aproximadamente 50%. El tratamiento con raloxifeno tiene un efecto similar en la reducción del cáncer de mama invasivo, pero es menos eficaz para prevenir los tumores no invasivos. En un metanálisis se observó una reducción general del riesgo de 38% de la incidencia de cáncer de mama con MSRE. Con cinco años de tratamiento, se necesitaría tratar a 42 mujeres durante 5 años para prevenir un cáncer de mama en los primeros 10 años de seguimiento.[2]

Diseño del estudio: ensayo clínico aleatorizado (ECA).
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno: perjuicios

Sobre la base de pruebas sólidas, el tratamiento con tamoxifeno aumenta el riesgo de cáncer de endometrio; esto se puso de manifiesto en los primeros cinco años de seguimiento, pero no después; así como de episodios vasculares trombóticos (embolia pulmonar, derrame cerebral, trombosis venosa profunda) y cataratas. Muchos de estos riesgos se reducen tras descontinuar el tratamiento activo con tamoxifeno. Sobre la base de pruebas sólidas, el raloxifeno también aumenta la embolia pulmonar y la trombosis venosa profunda, pero no el cáncer de endometrio.

Magnitud del efecto: el metanálisis mostró que el cociente de riesgos instantáneos [CRI] para el cáncer de endometrio fue de 2,18 (IC 95%, 1,39–3,42) para el tamoxifeno y fue de 1,09 (IC 95%, 0,74–1,62) para el raloxifeno. En general, el CRI para los episodios vasculares trombóticos fue de 1,73 (IC 95%, 1,47–2,05).

Diseño del estudio: ECA.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Inhibidores o inactivadores de la aromatasa: beneficios

Sobre la base de pruebas sólidas, los inhibidores o los inactivadores de la aromatasa (IA) reducen la incidencia de cánceres de mama nuevos en mujeres posmenopáusicas que tienen un aumento del riesgo de cáncer de mama.

Magnitud del efecto: tras una mediana de seguimiento de 35 meses, las mujeres de 35 años o más que tenían al menos un factor de riesgo (por ejemplo, mujeres de 60 años de edad o mayores, o las que presentaban un riesgo de Gail a 5 años >1,66% o carcinoma ductal in situ con mastectomía) y que tomaban 25 mg de exemestano diarios presentaron menos probabilidades de ser diagnosticadas con cáncer de mama invasivo (CRI, 0,35; IC 95%, 0,18–0,70). La reducción absoluta del riesgo fue de 21 cánceres que se evitaron en 2.280 participantes en un lapso de 35 meses (número que es necesario para tratar [NNT], cerca de 100).[3]

Diseño del estudio: un ECA.
Validez interna: buena.
Congruencia: un estudio en mujeres sin antecedentes de cáncer de mama, pero congruente con los ECA en mujeres con antecedentes de cáncer de mama.
Validez externa: buena para mujeres que satisfacen los criterios de inclusión.
Inhibidores o inactivadores de la aromatasa: perjuicios

Sobre la base de pruebas razonables debido a un seguimiento relativamente breve a partir de un ECA único con 4.560 mujeres en el lapso de 35 meses, el exemestano se relacionó con un aumento leve de los sofocos (aumento absoluto, 8%) y la fatiga (aumento absoluto, 2%), pero no con fracturas, osteoporosis o episodios cardiovasculares (CV) en comparación con el grupo tratado con placebo.

Magnitud del efecto: hubo un aumento pequeño de efectos adversos en el grupo tratado con exemestano en comparación con el grupo tratado con placebo, principalmente de sofocos (aumento absoluto, 8%) y fatiga (aumento absoluto, 2%). No hubo diferencia en la presentación de fracturas o episodios CV.

Diseño del estudio: un ECA.
Validez interna: buena.
Congruencia: deficiente, dado que solo hay un ECA con mujeres sin antecedentes de cáncer de mama, pero los estudios en mujeres con este cáncer de mama mostraron una disminución de la densidad mineral ósea y un aumento en la tasa de fracturas en comparación con el tamoxifeno.
Validez externa: buena para mujeres que satisfacen los criterios de inclusión, pero solo durante 35 meses.
Mastectomía profiláctica: beneficios

Sobre la base de pruebas sólidas, la mastectomía profiláctica bilateral reduce el riesgo de cáncer de mama en mujeres con antecedentes familiares fuertes.

Magnitud del efecto: el riesgo se reduce hasta 90%, pero los diseños de estudios publicados pudieron producir una sobreestimación.

Diseño del estudio: datos obtenidos de estudios de casos y controles y de cohortes.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Mastectomía profiláctica: perjuicios

Sobre la base de pruebas razonables, los efectos físicos y psicológicos incluyen ansiedad, depresión y deterioro de la imagen corporal.

Magnitud del efecto: de las mujeres que optaron por una mastectomía profiláctica, por lo general con fines estéticos, 6% se sintieron insatisfechas con su decisión. La pesadumbre por la mastectomía fue menor en 185 mujeres que optaron por no someterse a la reconstrucción que en 111 mujeres que decidieron hacerlo. [4]

Diseño del estudio: muestra de conveniencia.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Ooforectomía profiláctica o ablación ovárica: beneficios

Sobre la base de pruebas sólidas, las ooforectomías profilácticas en mujeres con mutaciones genéticas de BRCA documentan una reducción en la incidencia de cáncer de mama. Del mismo modo, la ooforectomía o ablación ovárica se relaciona con una disminución en la incidencia de cáncer de mama en mujeres normales o en las que recibieron irradiación torácica.

Magnitud del efecto: el riesgo de cáncer de mama disminuye 50%, pero los diseños de estudios publicados pudieron producir una sobreestimación.

Diseño del estudio: estudios de observación, de casos y controles y de cohortes.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Ooforectomía profiláctica o ablación ovárica: perjuicios

Sobre la base de pruebas sólidas, la castración podría desencadenar síntomas menopáusicos abruptos como sofocos, insomnio, ansiedad y depresión. Los efectos a largo plazo incluyen disminución de la libido, sequedad vaginal y disminución de la densidad mineral ósea.

Magnitud del efecto: casi todas las mujeres manifestaron alteraciones del sueño, cambios en el estado de ánimo, sofocos y desmineralización ósea, pero la gravedad de estos síntomas varía en gran medida.

Diseño del estudio: estudios de casos y controles, de cohortes y de observación.
Validez interna: buena.
Congruencia: buena.
Validez externa: buena.
Bibliografía
  1. Collaborative Group on Hormonal Factors in Breast Cancer.: Breast cancer and breastfeeding: collaborative reanalysis of individual data from 47 epidemiological studies in 30 countries, including 50302 women with breast cancer and 96973 women without the disease. Lancet 360 (9328): 187-95, 2002.  [PUBMED Abstract]

  2. Cuzick J, Sestak I, Bonanni B, et al.: Selective oestrogen receptor modulators in prevention of breast cancer: an updated meta-analysis of individual participant data. Lancet 381 (9880): 1827-34, 2013.  [PUBMED Abstract]

  3. Goss PE, Ingle JN, Alés-Martínez JE, et al.: Exemestane for breast-cancer prevention in postmenopausal women. N Engl J Med 364 (25): 2381-91, 2011.  [PUBMED Abstract]

  4. Montgomery LL, Tran KN, Heelan MC, et al.: Issues of regret in women with contralateral prophylactic mastectomies. Ann Surg Oncol 6 (6): 546-52, 1999.  [PUBMED Abstract]