¿Prequntas sobre el cáncer?

Tumores de células germinativas del sistema nervioso central infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión para profesionales de salud

Información sobre los estadios de los tumores de células germinativas del sistema nervioso central

Si bien no hay un sistema de estadificación aceptado universalmente para los tumores de células germinativas (TCG), tradicionalmente se utilizó un sistema de estadificación de Chang modificado. La evaluación para estadificar los TCG del SNC incluye lo siguiente:

  • Imaginología por resonancia magnética (IRM). Además de la IRM de todo el cerebro, es necesaria una IRM de la columna vertebral.
  • Líquido cefalorraquídeo (LCR) lumbar. Toda vez que sea médicamente admisible, se obtendrá LCR lumbar para medir los marcadores tumorales (alfafetoproteína [AFP] y gonadotropina coriónica humana de subunidad β [GCH-β]) para el examen citopatológico.

    Con frecuencia, se obtienen los marcadores tumorales séricos de AFP y GCH-β; sin embargo, no sirven como sustituto de los marcadores tumorales del LCR.[1]

Los pacientes con enfermedad localizada y citología negativa en el LCR se consideran M0 (sin metástasis); los pacientes con citología positiva en el LCR o los pacientes con disminución de metástasis en la columna vertebral o el espacio subaracnoideo craneal se consideran M + (metastásico positivo). La estadificación adecuada es crucial debido a que los pacientes con enfermedad metastásica pueden recibir dosis totales más altas y someterse a campos de radiación más extendidos.

La estadificación de los pacientes de germinomas intracraneales bifocales limitados a las regiones supraselar y pineal sigue siendo polémica: algunos clasifican estos tumores como enfermedad localizada y otros clasifican tales presentaciones como enfermedad diseminada.[2]

Los TCG se pueden diseminar por el neuroeje en el momento del diagnóstico o en cualquier estadio de la enfermedad. En el caso de los germinomas, se pueden presentar patrones inusuales de diseminación, como la diseminación subependimaria en los ventrículos laterales o el tercer ventrículo, y la infiltración del parénquima. En contadas ocasiones, se notificó también la diseminación extracraneal al pulmón y los huesos.[3,4]

Bibliografía

  1. Fujimaki T, Mishima K, Asai A, et al.: Levels of beta-human chorionic gonadotropin in cerebrospinal fluid of patients with malignant germ cell tumor can be used to detect early recurrence and monitor the response to treatment. Jpn J Clin Oncol 30 (7): 291-4, 2000. [PUBMED Abstract]
  2. Weksberg DC, Shibamoto Y, Paulino AC: Bifocal intracranial germinoma: a retrospective analysis of treatment outcomes in 20 patients and review of the literature. Int J Radiat Oncol Biol Phys 82 (4): 1341-51, 2012. [PUBMED Abstract]
  3. Jennings MT, Gelman R, Hochberg F: Intracranial germ-cell tumors: natural history and pathogenesis. J Neurosurg 63 (2): 155-67, 1985. [PUBMED Abstract]
  4. Gay JC, Janco RL, Lukens JN: Systemic metastases in primary intracranial germinoma. Case report and literature review. Cancer 55 (11): 2688-90, 1985. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 16 de septiembre de 2014