In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de próstata: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 24 de abril de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información sobre los estadios del cáncer de próstata

Pruebas de estadificación
        Exploraciones óseas con radionúclido
        Concentración sérica del antígeno prostático específico
        Imágenes por resonancia magnética
        Disección de ganglio linfático pélvico
        Biopsia transrectal o transperineal
        Ecografía transrectal
        Exploraciones con tomografía computarizada
Sistemas de estadificación
Agrupación de estadios AJCC y definiciones TNM



Pruebas de estadificación

La mayoría de los hombres diagnosticados con cáncer de próstata presentan la enfermedad en estadio clínico temprano y no presentan metástasis detectables. Por lo tanto, generalmente no se deben someter a pruebas de estadificación, como exploración ósea, tomografía computarizada (TC) o imágenes por resonancia magnética (IRM). No obstante, se realizan estudios de estadificación si hay sospecha clínica de metástasis, como dolor óseo, diseminación local del tumor más allá de la cápsula prostática o un riesgo importante de metástasis (antígeno prostático específico [APE] >20 ng/ml y puntaje de Gleason >7).[1]

Las siguientes son las pruebas que se usan para determinar el estadio:

  1. Exploraciones óseas con radionúclido.
  2. Concentración sérica del antígeno prostático específico.
  3. Imágenes por resonancia magnética .
  4. Disección de ganglio linfático pélvico.
  5. Biopsia transrectal o transperineal.
  6. Ecografía transrectal.
  7. Exploraciones con tomografía computarizada.
Exploraciones óseas con radionúclido

La exploración ósea con radionúclido es la prueba más ampliamente usada para identificar una metástasis ósea, que es el sitio más común de diseminación tumoral a distancia.

Concentración sérica del antígeno prostático específico

La concentración sérica del antígeno prostático específico (APE) puede pronosticar los resultados de una exploración ósea con radionúclido en pacientes recién diagnosticados.

  • En una serie, solo 2 de 852 pacientes (0,23%) con un APE menor de 20 ng/ml tuvieron una exploración ósea positiva sin presentar dolor óseo.[2]

  • En otra serie de 265 pacientes de cáncer de próstata, 0 de 23 pacientes con APE menor de 4 ng/ml tuvieron una exploración ósea positiva y 2 de 114 pacientes con APE menor de 10 ng/ml tuvieron una exploración ósea positiva.[3]

Imágenes por resonancia magnética

Aunque las imágenes por resonancia magnética (IRM) se utilizan para detectar una extensión extracapsular de cáncer de próstata, un valor pronóstico positivo de alrededor de 70% y una variación considerable entre observadores son problemas que hacen que su uso rutinario para la estadificación resulte incierto.[4] Sin embargo, la ecografía y las IRM pueden reducir la subestadificación clínica y, en consecuencia, mejorar la selección de pacientes para tratamiento local. Las IRM con un espiral endorrectal parecen ser más exactas para identificar la enfermedad extracapsular o limitada al órgano, en especial, cuando se combinan con espectroscopia.[1] Las IRM son una herramienta precaria para evaluar la enfermedad ganglionar.

Las IRM son más sensibles que las exploraciones óseas con radionúclido para detectar metástasis óseas, pero no resultan prácticas para evaluar todo el sistema esquelético.

Disección de ganglio linfático pélvico

La disección de ganglio linfático pélvico (DGLP) sigue siendo el método más preciso para evaluar metástasis en los ganglios pélvicos: la DGLP laparoscópica demostró evaluar los ganglios pélvicos de forma tan exacta como un procedimiento abierto.[5]

El factor determinante de la decisión de si está indicado algún tipo de DGLP surge cuando es posible alterar el tratamiento definitivo. Por ejemplo, generalmente se reserva la prostatectomía radical para hombres sin metástasis en los ganglios linfáticos. De la misma manera, una biopsia de vesícula seminal puede ser útil para pacientes con ganglios palpables que se consideran para ser sometidos a una prostatectomía radical (a menos que presenten un puntaje de Gleason bajo), porque el compromiso de la vesícula seminal podría afectar la elección de un tratamiento primario y pronostica una metástasis en los ganglios linfáticos pélvicos.[6]

Para los pacientes de cáncer de próstata clínicamente localizado (estadio I o estadio II), el grado patológico de Gleason y los valores séricos de la enzima fosfatasa ácida prostática (incluso dentro del intervalo normal) pronostican la probabilidad de penetración capsular, invasión de vesícula seminal o compromiso de ganglios linfáticos regionales.[7] En el análisis de una serie de 166 pacientes de cáncer de próstata en estadio clínico I o II sometidos a prostatectomía radical, se observó una relación entre el puntaje de Gleason de la biopsia y el riesgo de metástasis en los ganglios linfáticos que se encontró durante la cirugía. El riesgo de metástasis ganglionar en pacientes agrupados según el puntaje de Gleason de la biopsia fue de 2, 13 y 23% para puntajes de Gleason de 5, 6 y 8, respectivamente.[8]

Si bien someter a todos los pacientes a una DGLP es cuestionable, con frecuencia se evalúa sistemáticamente el estado ganglionar de los pacientes sometidos a una prostatectomía retropúbica radical. Sin embargo, en los pacientes que se someten a una prostatectomía radical perineal, cuyo valor de APE es menor de 20 ng/ml y la suma Gleason es baja, están en aumento los datos probatorios que indican que una DGLP es probablemente innecesaria; en particular, para pacientes en los que no se palpó una neoplasia maligna sino que se detectó mediante ecografía.[7,9]

Biopsia transrectal o transperineal

El medio más común para establecer un diagnóstico y determinar el puntaje de Gleason en casos de presunto cáncer de próstata es una biopsia con aguja. En la actualidad, la mayoría de los urólogos realizan una biopsia transrectal con una pistola bióptica guiada por ecografía. Con los años, ha habido una tendencia hacia la toma simultánea de 8 a 10 o más muestras de biopsia.[1] Con menor frecuencia, se puede usar un abordaje transperineal guiado por ecografía para aquellos pacientes que pueden tener un aumento de riesgo de complicaciones con un abordaje transrectal.[10]

Ecografía transrectal

La ecografía transrectal (ETR) puede facilitar el diagnóstico al dirigir la biopsia con aguja; no obstante, la ecografía depende del cirujano y no evalúa el tamaño del ganglio linfático.

En un estudio prospectivo multinstitucional de ETR preoperatoria de hombres con cáncer de próstata clínicamente localizado aptos para una prostatectomía radical, se observó que la ETR no fue mejor que un examen digital del recto para pronosticar una extensión extracapsular del tumor o un compromiso de la vesícula seminal.[11]

Exploraciones con tomografía computarizada

Las exploraciones con tomografía computarizada (TC) pueden detectar ganglios linfáticos excesivamente agrandados, pero definir de forma limitada las características intraprostáticas;[12] en consecuencia, no son confiables para la estadificación de la enfermedad ganglionar pélvica cuando se comparan con la estadificación quirúrgica.[13]

Sistemas de estadificación

Tradicionalmente, se han usado por lo común dos sistemas para la estadificación del cáncer de próstata.

  • En 1975, se describió el sistema Jewet (estadio A a estadio D), que se modificó desde entonces.[14] Este sistema de estadificación ya no es de uso común, pero estudios y publicaciones más antiguas pueden mencionarlo.

  • En 1997, el American Joint Committee on Cancer (AJCC) y la International Union Against Cancer adoptaron un sistema revisado de tumor, ganglios y metástasis (TNM) que emplea las mismas categorías amplias de estadificación T que el sistema Jewett, pero incluyeron subcategorías en el estadio T; por ejemplo, un estadio para describir a pacientes diagnosticados con la prueba de detección del APE. Este sistema TNM revisado estratifica de manera más precisa a los pacientes recién diagnosticados. En 2010, el AJCC actualizó la clasificación TNM para el cáncer de próstata.[15]

Agrupación de estadios AJCC y definiciones TNM

El AJCC diseñó un sistema estadificación mediante la clasificación TNM.[15]

Ampliar
Estadificación del cáncer de próstata; el dibujo de cinco paneles muestra una imagen de la anatomía masculina normal y ampliaciones del estadio I, estadio IIA, estadio IIB, estadio III y estadio IV que muestran un cáncer que crece desde el interior de la próstata hasta el tejido cercano y, luego, hasta los ganglios linfáticos u otras partes del cuerpo.
Estadificación para el cáncer de próstata.
Cuadro 1. Definiciones TNM del estadio I
Estadio TNM Descripción 
IT1a, N0, M0, G1T1a = hallazgo histológico accidental del tumor en ≤5% del tejido resecado.
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).

T = tumor primario; N = ganglios linfáticos regionales; M = metástasis a distancia; G = grado histopatológico.
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
La explicación del superíndice está al final del Cuadro 4.

Cuadro 2. Definiciones TNM del estadio II
Estadio TNM Descripción 
IIAT1a, N0, M0, G2–4T1a = hallazgo histológico accidental del tumor en ≤5% del tejido resecado.
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).
IIAT1b, N0, M0, cualquier GT1b = hallazgo histológico accidental del tumor en >5% del tejido resecado.
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).
IIAT1c, N0, M0, cualquier GT1c = tumor identificado mediante biopsia con aguja (por ejemplo, por APE elevado).
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).
IIBT1, N0, M0, cualquier GT1 = tumor clínicamente no aparente, impalpable o invisible mediante imaginología.
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada (puntaje de Gleason 7–10).
IIBT2, N0, M0, cualquier GT2 = tumor confinado en la próstata.b
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).

T = tumor primario; N = ganglios linfáticos regionales; M = metástasis a distancia; G = grado histopatológico.
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
La explicación de los superíndices a y b está al final del Cuadro 4.

Cuadro 3. Definiciones TNM del estadio III
Estadio TNM Descripción  
IIIT3, N0, M0, cualquier GT3 = el tumor se extiende a través de la cápsula prostática.c
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).

T = tumor primario; N = ganglios linfáticos regionales; M = metástasis a distancia; G = grado histopatológico.
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
La explicación de los superíndices a y c está al final del Cuadro 4.

Cuadro 4. Definiciones TNM para el estadio IV
Estadio TNM Descripción 
IV:T4, N0, M0, cualquier GT4 = el tumor está fijo o invade las estructuras adyacentes diferentes de las vesículas seminales, como el esfínter externo, el recto, la vejiga, los músculos elevadores o la pared de la pelvis.
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).
Cualquier T, N1, M0, cualquier GTX = no se puede evaluar el tumor primario.
T0 = no hay prueba de tumor primario.
T1 = tumor clínicamente no aparente, impalpable o invisible mediante imaginología.
T1a = hallazgo histológico accidental del tumor en ≤5% del tejido resecado.
T1b = hallazgo histológico accidental del tumor en >5% del tejido resecado.
T1c = tumor identificado mediante biopsia con aguja (por ejemplo, por APE elevado).
T2 = tumor confinado en la próstata.b
T2a = tumor que compromete ≤50% de un lóbulo.
T2b = tumor que compromete >50% de un lóbulo, pero no ambos lóbulos.
T2c = tumor que compromete ambos lóbulos.
T3 = el tumor se extiende a través de la cápsula prostática.c
T3a = diseminación extracapsular (unilateral o bilateral).
T3b = tumor que invade la(s) vesícula(s) seminal(es).
T4 = tumor que está fijo o invade las estructuras adyacentes distintas de las vesículas seminales, como la vejiga, los esfínteres externos, el recto, los músculos elevadores o la pared pélvica.
N1 = metástasis en el/los ganglio(s) linfático(s) regional(es).
M0 = no hay metástasis a distancia.a
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).
Cualquier T, cualquier N, M1, cualquier GTX = no se puede evaluar el tumor primario.
T0 = no hay prueba de tumor primario.
T1 = tumor clínicamente no detectable, impalpable e invisible mediante imaginología.
T1a = hallazgo histológico accidental del tumor en ≤5% del tejido resecado.
T1b = hallazgo histológico accidental del tumor en >5% del tejido resecado.
T1c = tumor identificado mediante biopsia con aguja (por ejemplo, por APE elevado).
T2 = tumor limitado a la próstata.c
T2a = tumor que compromete ≤50% de un lóbulo.
T2b = tumor que compromete >50% de un lóbulo, pero no ambos lóbulos.
T2c = tumor que compromete ambos lóbulos.
T3 = el tumor se extiende a través de la cápsula prostática.c
T3a = diseminación extracapsular (unilateral o bilateral).
T3b = tumor que invade la(s) vesícula(s) seminal(es).
T4 = tumor que está fijo o invade las estructuras adyacentes distintas de las vesículas seminales, como la vejiga, los esfínteres externos, el recto, los músculos elevadores o la pared pélvica.
NX = no se evaluaron los ganglios linfáticos regionales.
pNX = no se tomaron muestras de los ganglios linfáticos regionales.
N0 = no hay metástasis en los ganglios linfáticos regionales.
pN0= no hay ganglios linfáticos regionales positivos.
N1 = metástasis en/los ganglio(s) linfático(s) regional(es).
pN1 = metástasis en el/los ganglio(s) linfático(s) regional(es).
M1 = metástasis a distancia.a
M1a = ganglio(s) linfático(s) no regional(es).
M1b = hueso(s).
M1c= otro(s) sitio(s), con enfermedad ósea o sin esta.
GX = no se puede evaluar el grado.
G1 = bien diferenciado (anaplasia leve) (puntaje de Gleason 2–4).
G2 = moderadamente diferenciado (anaplasia moderada) (puntaje de Gleason 5–6).
G3–4 = pobremente diferenciado o indiferenciado (anaplasia marcada) (puntaje de Gleason 7–10).

T = tumor primario; N = ganglios linfáticos regionales; M = metástasis a distancia; G = grado histopatológico; p = patológico.
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
aCuando se presenta más de un sitio de metástasis, se usa la categoría más avanzada (pM1c).
bEl tumor que se encontró en uno o ambos lóbulos mediante biopsia con aguja, pero que no es palpable ni confiablemente visible con imaginología, se clasifica T1c.
cLa invasión del ápice prostático o de la cápsula prostática (pero no más allá) no se clasifica T3, sino T2.

Cuadro 5. Patológico (pT)a, b
pT2Confinado en el órgano.
pT2aUnilateral, ≤½ de un lado.
pT2bUnilateral, compromete >½ del lado, pero no ambos lados.
pT2cEnfermedad bilateral.
pT3Extensión extraprostática.
pT3aExtensión extraprostática o invasión microscópica del cuello de la vejiga.b
pT3bInvasión de las vesículas seminales.
pT4Invasión del recto, músculos elevadores o la pared pélvica.

p = patológico; T = tumor primario.
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
aNo hay una clasificación patológica para T1.
bEl margen quirúrgico positivo se deberá indicar mediante un descriptor R1 (enfermedad residual microscópica).

Cuadro 6. Estadio anatómico/grupos pronósticosa
Grupo T N M APE ng/ml Gleason 
IT1a-cN0M0APE <10Gleason ≤6
T2aN0M0APE <10Gleason ≤6
T1–2aN0M0APE XGleason X
IIAT1a–cN0M0APE <20Gleason 7
T1a–cN0M0APE ≥10 <20Gleason ≤6
T2aN0M0APE <20Gleason ≤7
T2bN0M0APE <20Gleason ≤7
T2bN0M0APE XGleason X
IIBT2cN0M0Cualquier APECualquier Gleason
T1–2N0M0APE ≥20Cualquier Gleason
T1–2N0M0Cualquier APEGleason ≥8
IIIT3a–bN0M0Cualquier APECualquier Gleason
IVT4N0M0Cualquier APECualquier Gleason
Cualquier TN1M0Cualquier APECualquier Gleason
Cualquier TCualquier NM1Cualquier APECualquier Gleason

T = tumor primario; N = ganglios linfáticos regionales; M = metástasis a distancia; APE = antígeno prostático específico.
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
aCuando no se disponga del APE o Gleason, se deberán determinar los grupos por estadio T y APE o Gleason cuando estén disponibles.

Cuadro 7. Factores pronósticos (factores específicos del sitio)
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
Necesario para la estadificaciónAPE
Puntaje de Gleason.
Clínicamente importanteModelos primarios y secundarios de Gleason.
Modelo terciario de Gleason.
Procedimientos clínicos de estadificación realizados.
Número de especímenes de biopsia examinados.
Número de núcleos de biopsia positivos para cáncer.

Cuadro 8. Grado histológico
Reproducido con permiso del AJCC: Prostate. En: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.
Gleason XNo se puede procesar el puntaje de Gleason.
Gleason ≤6Bien diferenciado (anaplasia leve).
Gleason 7Moderadamente diferenciado (anaplasia moderada).
Gleason 8–10Pobremente diferenciado/indiferenciado (anaplasia marcada).

Bibliografía
  1. Zelefsky MJ, Eastham JA, Sartor AO: Cancer of the prostate. In: DeVita VT Jr, Lawrence TS, Rosenberg SA: Cancer: Principles and Practice of Oncology. 9th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams & Wilkins, 2011, pp 1220-71. 

  2. Oesterling JE, Martin SK, Bergstralh EJ, et al.: The use of prostate-specific antigen in staging patients with newly diagnosed prostate cancer. JAMA 269 (1): 57-60, 1993.  [PUBMED Abstract]

  3. Huncharek M, Muscat J: Serum prostate-specific antigen as a predictor of radiographic staging studies in newly diagnosed prostate cancer. Cancer Invest 13 (1): 31-5, 1995.  [PUBMED Abstract]

  4. Schiebler ML, Yankaskas BC, Tempany C, et al.: MR imaging in adenocarcinoma of the prostate: interobserver variation and efficacy for determining stage C disease. AJR Am J Roentgenol 158 (3): 559-62; discussion 563-4, 1992.  [PUBMED Abstract]

  5. Schuessler WW, Pharand D, Vancaillie TG: Laparoscopic standard pelvic node dissection for carcinoma of the prostate: is it accurate? J Urol 150 (3): 898-901, 1993.  [PUBMED Abstract]

  6. Stone NN, Stock RG, Unger P: Indications for seminal vesicle biopsy and laparoscopic pelvic lymph node dissection in men with localized carcinoma of the prostate. J Urol 154 (4): 1392-6, 1995.  [PUBMED Abstract]

  7. Oesterling JE, Brendler CB, Epstein JI, et al.: Correlation of clinical stage, serum prostatic acid phosphatase and preoperative Gleason grade with final pathological stage in 275 patients with clinically localized adenocarcinoma of the prostate. J Urol 138 (1): 92-8, 1987.  [PUBMED Abstract]

  8. Fournier GR Jr, Narayan P: Re-evaluation of the need for pelvic lymphadenectomy in low grade prostate cancer. Br J Urol 72 (4): 484-8, 1993.  [PUBMED Abstract]

  9. Daniels GF Jr, McNeal JE, Stamey TA: Predictive value of contralateral biopsies in unilaterally palpable prostate cancer. J Urol 147 (3 Pt 2): 870-4, 1992.  [PUBMED Abstract]

  10. Webb JA, Shanmuganathan K, McLean A: Complications of ultrasound-guided transperineal prostate biopsy. A prospective study. Br J Urol 72 (5 Pt 2): 775-7, 1993.  [PUBMED Abstract]

  11. Smith JA Jr, Scardino PT, Resnick MI, et al.: Transrectal ultrasound versus digital rectal examination for the staging of carcinoma of the prostate: results of a prospective, multi-institutional trial. J Urol 157 (3): 902-6, 1997.  [PUBMED Abstract]

  12. Gerber GS, Goldberg R, Chodak GW: Local staging of prostate cancer by tumor volume, prostate-specific antigen, and transrectal ultrasound. Urology 40 (4): 311-6, 1992.  [PUBMED Abstract]

  13. Hanks GE, Krall JM, Pilepich MV, et al.: Comparison of pathologic and clinical evaluation of lymph nodes in prostate cancer: implications of RTOG data for patient management and trial design and stratification. Int J Radiat Oncol Biol Phys 23 (2): 293-8, 1992.  [PUBMED Abstract]

  14. Jewett HJ: The present status of radical prostatectomy for stages A and B prostatic cancer. Urol Clin North Am 2 (1): 105-24, 1975.  [PUBMED Abstract]

  15. Prostate. In: Edge SB, Byrd DR, Compton CC, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 7th ed. New York, NY: Springer, 2010, pp 457-68.