English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Cáncer de seno (mama): Tratamiento (PDQ®)

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

Hay diferentes tipos de tratamiento para las pacientes de cáncer de mama.

Hay diferentes tratamientos disponibles para las pacientes de cáncer de mama. Algunos son estándar (el tratamiento que se usa actualmente) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de tratamientos es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un nuevo tratamiento es mejor que el estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el estándar. Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Se usan seis tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

La mayoría de las pacientes de cáncer de mama se someten a cirugía a fin de extirpar el cáncer de la mama. Habitualmente se extirpan algunos de los ganglios linfáticos de abajo del brazo y se observan al microscopio para verificar si contienen células cancerosas.

Cirugía para conservar la mama: operación para extirpar el cáncer, pero no la mama. Incluye los siguientes procedimientos:

  • Lumpectomía: cirugía para extirpar el tumor (masa) y una pequeña cantidad de tejido normal alrededor de este.
  • Mastectomía parcial: cirugía para extirpar la parte de la mama que tiene cáncer y algo del tejido normal que la rodea. También se puede extirpar el revestimiento de los músculos pectorales debajo del cáncer. Este procedimiento también se llama mastectomía segmentaria.
Cirugía para conservar la mama; el dibujo muestra la extirpación del tumor y los ganglios linfáticos de la axila.
Cirugía para conservar la mama. Las líneas de puntos muestran el área que contiene el tumor que se extirpa y algunos de los ganglios linfáticos que se pueden extirpar.

A las pacientes tratadas con cirugía para conservar la mama, también se les puede extirpar algunos de ganglios linfáticos debajo del brazo para someterlos a una biopsia. Este procedimiento se llama disección de ganglios linfáticos. Se puede realizar al mismo tiempo o después de la cirugía para conservar la mama. La disección de ganglios linfáticos se realiza a través de una incisión separada.

Otros tipos de cirugía incluyen los siguientes procedimientos:

  • Mastectomía total: cirugía para extirpar la mama con cáncer. Este procedimiento también se llama mastectomía simple. Se pueden extraer algunos de los ganglios linfáticos de abajo del brazo para someterlos a una biopsia en el mismo momento de la cirugía o después de esta. Esto se realiza a través de una incisión separada.
    Mastectomía total (simple); el dibujo muestra la extirpación de la mama y los ganglios linfáticos.
    Mastectomía total (simple). La línea de puntos muestra el lugar donde se extirpa toda la mama. También se pueden extirpar algunos ganglios linfáticos debajo del brazo.
  • Mastectomía radical modificada: cirugía para extirpar toda la mama que contiene cáncer, muchos de los ganglios linfáticos de abajo del brazo, el revestimiento de los músculos pectorales y, a veces, parte de los músculos de la pared torácica.
    Mastectomía radical modificada; el dibujo de la izquierda muestra la extirpación de la mama, todos los ganglios linfáticos debajo del brazo o la mayoría de estos, el revestimiento de los músculos del pecho y, a veces, parte de los músculos de la pared torácica. El dibujo de la derecha muestra una sección transversal de la mama que incluye la pared torácica (costillas y músculos), el tejido graso y el tumor.
    Mastectomía radical modificada. La línea de puntos muestra el lugar donde se extirpó toda la mama y algunos ganglios linfáticos. También se puede extirpar parte de los músculos de la pared torácica.

Se puede administrar quimioterapia antes de la cirugía para extirpar el tumor. Cuando la quimioterapia se administra antes de la cirugía, reducirá el tamaño del tumor y la cantidad de tejido que es necesario extirpar durante la cirugía. El tratamiento administrado antes de la cirugía se llama terapia neoadyuvante.

Incluso si el médico extirpa todo el cáncer que se puede ver en el momento de la cirugía, algunas pacientes pueden recibir radioterapia, quimioterapia o terapia con hormonas después de la cirugía para destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado. El tratamiento administrado después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

Si la paciente se va a someter a una mastectomía, se puede considerar la reconstrucción de la mama (cirugía para reconstruir la forma de una mama después de una mastectomía). La reconstrucción de mama se puede hacer en el momento de la mastectomía o después. La reconstrucción se puede llevar a cabo con tejido de la paciente (no de la mama) o mediante implantes rellenos con una solución salina o un gel de silicona. Antes de tomar la decisión de realizar un implante, las pacientes pueden llamar al Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) al teléfono 1-888-INFO-FDA (1-888-463-6332) o visitar el portal de Internet de la FDA para obtener más información sobre implantes de mama. (Nota: la información contenida en esos enlaces solo está disponible en inglés).

Biopsia del ganglio linfático centinela seguida de cirugía

La biopsia del ganglio linfático centinela es la extracción del ganglio linfático centinela durante una cirugía. Este es el primer ganglio que recibe el drenaje linfático de un tumor. El ganglio linfático centinela es el primer ganglio linfático donde es posible que el cáncer se disemine desde el tumor. Se inyecta una sustancia radiactiva o un tinte azul cerca del tumor. La sustancia o el tinte fluyen a través de los conductos linfáticos hasta los ganglios linfáticos. Se extrae el primer ganglio que recibe la sustancia o el tinte. Un patólogo observa el tejido al microscopio para verificar si hay células cancerosas. Cuando no se detectan células cancerosas, puede no ser necesario extraer más ganglios linfáticos. Después de la biopsia del ganglio linfático centinela, el cirujano extirpa el tumor (cirugía para conservar la mama o mastectomía).

Biopsia de ganglio linfático centinela de la mama. El primero de tres páneles muestra una sustancia radiactiva o un tinte azul que se inyecta cerca del tumor; el panel del medio muestra que el material inyectado se identifica con la vista o con una sonda que detecta la radiactivad para encontrar los ganglios centinela (los primeros ganglios linfáticos en absorber la sustancia radiactiva); el tercer panel muestra el tumor y los ganglios centinela extirpados para determinar si tienen células cancerosas.
Biopsia de ganglio linfático centinela de la mama. Se inyecta una sustancia radiactiva o un tinte azul cerca del tumor (primer panel). El material inyectado se identifica con la vista o con una sonda que detecta la radiactividad (panel del medio). Se extraen los ganglios centinela (los primeros ganglios en absorber la sustancia) para determinar si tienen células cancerosas (último panel).

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento para el cáncer en el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia. La radioterapia externa usa una máquina fuera del cuerpo que envía radiación al área donde se encuentra el cáncer. La radioterapia interna usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, alambres o catéteres que se colocan directamente dentro del tumor o cerca de este. La forma en que se administra la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento contra el cáncer en el que se usan medicamentos para interrumpir el crecimiento de las células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra por boca o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y afectan a células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma en que se administre la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se está tratando.

Para obtener más información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para el cáncer de mama.

Terapia con hormonas

La terapia con hormonas es un tratamiento para el cáncer por el que se extraen las hormonas o se bloquea su acción, y se impide el crecimiento de las células cancerosas. Las hormonas son sustancias elaboradas por las glándulas del cuerpo que circulan por el torrente sanguíneo. Algunas hormonas pueden hacer crecer ciertos cánceres. Si las pruebas muestran que las células cancerosas ofrecen sitios donde pueden adherirse las hormonas (receptores), se utilizan medicamentos, cirugía o radioterapia para reducir su producción o impedir que funcionen. La hormona estrógeno, que hace crecer algunos cánceres de mama, es elaborada en su mayor parte por los ovarios. El tratamiento para impedir que los ovarios elaboren estrógeno se llama ablación ovárica.

La terapia con hormonas con tamoxifeno a menudo se suministra a pacientes con cáncer de mama en estadio temprano y a pacientes de cáncer metastásico de mama (cáncer que se diseminó hasta otras partes del cuerpo). La terapia con hormonas con tamoxifeno o estrógenos puede actuar sobre las células de todo el cuerpo y puede aumentar la probabilidad de presentar cáncer de endometrio. Las mujeres que toman tamoxifeno se deben someter a un examen pélvico todos los años para verificar si hay signos de cáncer. Cualquier sangrado vaginal que no sea sangrado menstrual se debe comunicar a un médico tan pronto como sea posible.

La terapia con hormonas con un inhibidor de la aromatasa se administra a algunas mujeres posmenopáusicas que presentan de cáncer de mama hormonodependiente. El cáncer de mama hormonodependiente necesita de la hormona estrógeno para crecer. Los inhibidores de la aromatasa disminuyen el estrógeno en el cuerpo porque impiden que una enzima que se llama aromatasa convierta el andrógeno en estrógeno.

Ciertos inhibidores de la aromatasa se pueden usar para el tratamiento de cáncer de mama en estadio temprano como terapia adyuvante o después de dos años o más de tamoxifeno. Los inhibidores de la aromatasa se prueban en ensayos clínicos para compararlos con la terapia con hormonas con tamoxifeno para el tratamiento del cáncer de mama metastásico.

Para obtener más información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para el cáncer de mama.

Terapia dirigida

La terapia dirigida es un tipo de tratamiento en el que se utilizan medicamentos u otras sustancias para identificar y atacar células cancerosas específicas sin dañar las células normales. Los anticuerpos monoclonales y los inhibidores de la tirosina cinasa son dos tipos de terapia dirigida que se usan para el tratamiento del cáncer de mama. Los inhibidores de PARP son un tipo de sustancias que se usan en la terapia dirigida que están en estudio para el tratamiento del cáncer de mama triple negativo.

La terapia con anticuerpos monoclonales es un tratamiento contra el cáncer para el que se utilizan anticuerpos producidos en el laboratorio a partir de un tipo único de células del sistema inmunitario. Estos anticuerpos pueden identificar sustancias en células cancerosas o sustancias normales en el cuerpo que contribuyen al crecimiento de las células cancerosas. Los anticuerpos se adhieren a las sustancias y eliminan las células cancerosas, impiden su crecimiento o impiden que se diseminen. Los anticuerpos monoclonales se administran por infusión. Se pueden utilizar solos o para administrar medicamentos, toxinas o material directamente hasta las células cancerosas. Los anticuerpos monoclonales se pueden usar en combinación con la quimioterapia como terapia adyuvante.

El trastuzumab es un anticuerpo monoclonal que bloquea los efectos de la proteína del factor de crecimiento HER2, que envía señales a las células cancerosas de la mama. Alrededor de una cuarta parte de las pacientes de cáncer de mama tienen tumores que se pueden tratar con trastuzumab combinado con quimioterapia.

El pertuzumab es un anticuerpo monoclonal que se puede combinar con trastuzumab y quimioterapia para tratar el cáncer de mama. Se puede usar para tratar a pacientes con cáncer de mama positivo al HER2 que hizo metástasis (se diseminó hasta otras partes del cuerpo). También se puede usar como terapia neoadyuvante en ciertos pacientes con cáncer de mama positivo al HER2 en estadio temprano.

La Ado-trastuzumab emtansina es un anticuerpo monoclonal ligado a un medicamento contra el cáncer. Esto se llama anticuerpo conjugado. Se usa para el tratamiento de cáncer de mama positivo al HER2 que se diseminó hasta otras partes del cuerpo o recidivó (volvió).

Los inhibidores de la tirosina cinasa son medicamentos que se usan en la terapia dirigida para bloquear las señales que los tumores necesitan para crecer. Los inhibidores de la tirosina cinasa se pueden usar con otros medicamentos anticancerosos como terapia adyuvante.

El lapatinib es un inhibidor de la tirosina cinasa que bloquea los efectos de la proteína HER2 y de otras proteínas del interior de las células tumorales. Se puede utilizar con otros medicamentos para tratar a pacientes que tienen cáncer de mama que es positivo para la HER2 y cuyo cáncer evolucionó después del tratamiento con trastuzumab.

Los inhibidores de PARP son un tipo de sustancia que se usa en la terapia dirigida para bloquear la reparación del ADN y podrían destruir las células cancerosas. La terapia con un inhibidor del PARP está en estudio para el tratamiento del cáncer de mama triple negativo.

Para obtener más información en inglés, consultar el enlace Medicamentos aprobados para el cáncer de mama.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

En la presente sección del sumario se hace referencia a tratamientos en evaluación en ensayos clínicos, pero tal vez no se mencionen todos los tratamientos nuevos que se están considerando. Para mayor información sobre ensayos clínicos, consultar el portal de Internet del NCI.

Quimioterapia de dosis alta con trasplante de células madre.

La quimioterapia de dosis alta con trasplante de células madre es una forma de administrar dosis altas de quimioterapia y remplazar las células generadoras de sangre destruidas por el tratamiento de cáncer. Las células madre (células sanguíneas inmaduras) se extraen de la sangre o la médula ósea del mismo paciente o un donante, y se congelan y almacenan. Después de finalizar la quimioterapia, las células madre guardadas se descongelan y se reinyectan al paciente mediante una infusión. Estas células madre reinyectadas crecen (y restauran) las células sanguíneas del cuerpo.

Algunos estudios mostraron que con las dosis altas de quimioterapia seguidas de un trasplante de células madre no se obtienen mejores resultados que con la quimioterapia estándar para el tratamiento del cáncer de mama. Los médicos decidieron que, por ahora, las dosis altas de quimioterapia solo se deben probar en los ensayos clínicos. Antes de participar en un estudio de este tipo, las mujeres deben consultar con sus médicos sobre los efectos secundarios graves, incluso la muerte, que pueden causar las dosis altas de quimioterapia.

Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son seguros y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no conduzcan a tratamientos nuevos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento contra el cáncer.

Algunos ensayos clínicos sólo incluyen a pacientes que todavía no recibieron tratamiento. Otros ensayos prueban los tratamientos para los pacientes cuyo cáncer no mejoró. También hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento de cáncer.

Los ensayos clínicos se realizan en muchas partes del país. Consultar la sección sobre Opciones de Tratamiento para encontrar enlaces en inglés a los ensayos clínicos que se realizan actualmente. Estos se han recuperado de la lista de ensayos clínicos del NCI.

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Algunas de las pruebas que se usaron para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer se pueden repetir. Algunas pruebas se repiten para asegurarse que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas. Esto a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se seguirán repitiendo esporádicamente después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

  • Actualización: 4 de noviembre de 2014