In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de vesícula biliar: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 12 de marzo de 2014

Cáncer de vesícula biliar localizado

Ensayos clínicos en curso



Cuando no se sospecha que hay cáncer de vesícula biliar y se descubre en la mucosa durante el examen patológico, la enfermedad puede curarse en más de 80% de los casos. Sin embargo, cuando antes de la cirugía ya se sospecha por los síntomas que hay cáncer de vesícula biliar, la enfermedad generalmente penetró la muscularis y la serosa y es curable en menos del 5% de los pacientes.

Un estudio observó las características de la complicación de los ganglios linfáticos en el cáncer de vesícula biliar y su resultado en 111 pacientes consecutivos con metástasis a los ganglios linfáticos operados en la misma institución de 1981 a 1995.[1][Grado de comprobación: 3iiiA] El procedimiento quirúrgico estándar era resección de la vesícula biliar, resección de una cuña del hígado, resección del conducto biliar extrahepático y resección de los ganglios linfáticos regionales (N1 y N2). Los estimados Kaplan-Meier de la supervivencia a los 5 años en el caso de tumores de clasificación patológica T2 a T4 y ganglios negativos fueron de 42,5, ± 6,5%; y para pacientes con tumores de clasificación semejante pero con ganglios positivos, la supervivencia a los 5 años se estima en 31, ± 6,2%.

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Cirugía: cuando el cáncer de vesícula biliar se descubre inesperadamente en el espécimen quirúrgico después de una operación rutinaria de vesícula biliar y está limitado a la mucosa o a la capa muscular (T1), la mayoría de los pacientes se curan y no requieren intervención quirúrgica posterior.[2,3] Una nueva exploración para resecar el tejido cerca de la base de la vesícula biliar o hepatectomía extendida o formal y una linfadenectomía que incluya las cuencas de los ganglios linfáticos N1 y N2, pueden estar relacionadas con recidivas tardías o supervivencia extensa en ciertos pacientes con cáncer de vesícula biliar en estadio I o II.[4,5] Aparentemente, cuando se sospecha antes de la operación o durante ella que hay un cáncer localizado, este se puede eliminar quirúrgicamente efectuando una cuña del hígado, ganglios linfáticos y tejido linfático en el ligamento hepatoduodenal. De vez en cuando se logra así obtener una supervivencia sin afecciones. En el caso de pacientes ictéricos (estadio III o estadio IV), se debe considerar la posibilidad de efectuar un drenaje biliar transhepático percutáneo preoperatorio para aliviar la obstrucción biliar.

    El carcinoma que se implanta en todos los puertos de entrada (incluso el de la cámara) después de la extirpación laparoscópica de un cáncer no sospechado, presenta una gran dificultad. Aun para los cánceres en estadio I, se deben extirpar por completo los puertos de entrada.[6]

  2. Radioterapia de haz externo: se observó que el uso de radioterapia de haz externo con quimioterapia o sin ella como tratamiento primario controló la enfermedad a corto plazo en pequeños grupos de pacientes. La radioterapia con quimioterapia o sin ella, administrada después de la resección, ofrece ventajas similares.[7,8]

Opciones de tratamiento bajo evaluación clínica:

  • En algunos ensayos clínicos se exploran distintas formas de mejorar el control local usando radioterapia combinada con fármacos radiosensibilizadores. Cuando sea posible, se debe considerar aptos a estos pacientes para participar en estos estudios.
Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés localized gallbladder cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía
  1. Tsukada K, Kurosaki I, Uchida K, et al.: Lymph node spread from carcinoma of the gallbladder. Cancer 80 (4): 661-7, 1997.  [PUBMED Abstract]

  2. Fong Y, Brennan MF, Turnbull A, et al.: Gallbladder cancer discovered during laparoscopic surgery. Potential for iatrogenic tumor dissemination. Arch Surg 128 (9): 1054-6, 1993.  [PUBMED Abstract]

  3. Chijiiwa K, Tanaka M: Carcinoma of the gallbladder: an appraisal of surgical resection. Surgery 115 (6): 751-6, 1994.  [PUBMED Abstract]

  4. Shirai Y, Yoshida K, Tsukada K, et al.: Inapparent carcinoma of the gallbladder. An appraisal of a radical second operation after simple cholecystectomy. Ann Surg 215 (4): 326-31, 1992.  [PUBMED Abstract]

  5. Yamaguchi K, Chijiiwa K, Saiki S, et al.: Retrospective analysis of 70 operations for gallbladder carcinoma. Br J Surg 84 (2): 200-4, 1997.  [PUBMED Abstract]

  6. Wibbenmeyer LA, Wade TP, Chen RC, et al.: Laparoscopic cholecystectomy can disseminate in situ carcinoma of the gallbladder. J Am Coll Surg 181 (6): 504-10, 1995.  [PUBMED Abstract]

  7. Smoron GL: Radiation therapy of carcinoma of gallbladder and biliary tract. Cancer 40 (4): 1422-4, 1977.  [PUBMED Abstract]

  8. Hejna M, Pruckmayer M, Raderer M: The role of chemotherapy and radiation in the management of biliary cancer: a review of the literature. Eur J Cancer 34 (7): 977-86, 1998.  [PUBMED Abstract]