Pasar al contenido principal

Tratamiento del cáncer de vesícula biliar (PDQ®)–Versión para profesionales de salud

Información general sobre el cáncer de vesícula biliar

Incidencia y mortalidad

Número estimado de casos nuevos y defunciones por cáncer de vesícula biliar (y otros cánceres biliares) en los Estados Unidos para 2022:[1]

  • Casos nuevos: 12 130.
  • Defunciones: 4400.

El cáncer que surge en la vesícula biliar es poco frecuente.

Características clínicas

Los síntomas más comunes que causa el cáncer de vesícula biliar son ictericia, dolor y fiebre.

Características histopatológicas y pruebas diagnósticas

En los pacientes con cáncer superficial (T1 o limitado a la mucosa) que se descubre durante el examen patológico del tejido después de extirpar la vesícula biliar por otras razones, la enfermedad suele curarse sin otro tratamiento. En los pacientes que presentan síntomas, el tumor pocas veces se diagnostica de forma preoperatoria.[2] En estos casos, la enfermedad es incurable ya que no se puede extraer el tumor por completo mediante métodos quirúrgicos; aunque las medidas paliativas quizás ayuden a estos pacientes. Para los pacientes con enfermedad T2 o mayor, una opción es la resección amplia con hepatectomía parcial y disección ganglionar portal.[3,4]

Otros factores pronósticos

La colelitiasis es una afección conexa en la mayoría de los casos, pero menos del 1 % de los pacientes con colelitiasis presenta este cáncer.

Bibliografía
  1. American Cancer Society: Cancer Facts and Figures 2022. American Cancer Society, 2022. Available online. Last accessed May 25, 2022.
  2. Chao TC, Greager JA: Primary carcinoma of the gallbladder. J Surg Oncol 46 (4): 215-21, 1991. [PUBMED Abstract]
  3. Shoup M, Fong Y: Surgical indications and extent of resection in gallbladder cancer. Surg Oncol Clin N Am 11 (4): 985-94, 2002. [PUBMED Abstract]
  4. Sasson AR, Hoffman JP, Ross E, et al.: Trimodality therapy for advanced gallbladder cancer. Am Surg 67 (3): 277-83; discussion 284, 2001. [PUBMED Abstract]

Clasificación celular del cáncer de vesícula biliar

Algunos tipos histológicos de cáncer de vesícula biliar acarrean mejor pronóstico que otros; los carcinomas papilares tienen el mejor pronóstico. Los tipos histológicos de cáncer de vesícula biliar son los siguientes:[1]

  • Carcinoma in situ.
  • Neoplasia biliar intraepitelial de grado alto.
  • Neoplasia papilar intraquística con neoplasia intraepitelial de grado alto.
  • Neoplasia quística mucinosa con neoplasia intraepitelial de grado alto.
  • Adenocarcinoma.
  • Adenocarcinoma de tipo biliar.
  • Adenocarcinoma de tipo intestinal.
  • Adenocarcinoma de tipo gástrico foveolar.
  • Adenocarcinoma mucinoso.
  • Adenocarcinoma de células claras.
  • Carcinoma de células en anillo de sello.
  • Carcinoma de células escamosas.
  • Carcinoma adenoescamoso.
  • Carcinoma indiferenciado.
  • Carcinoma neuroendocrino de grado alto.
  • Carcinoma neuroendocrino de células pequeñas.
  • Carcinoma adenoneuroendocrino mixto.
  • Neoplasia papilar intraductal con un carcinoma invasivo asociado.
  • Neoplasia quística mucinosa con un carcinoma invasivo asociado.
Bibliografía
  1. Gallbladder. In: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. Springer; 2017, pp 303–9.

Información sobre los estadios del cáncer de vesícula biliar

Agrupamiento por estadios y definiciones TNM del American Joint Committee on Cancer

El American Joint Committee on Cancer (AJCC) designó los estadios mediante la clasificación TNM (tumor, ganglio linfático y metástasis) para definir el cáncer de vesícula biliar.[1]

Cuadro 1. Definiciones TNM para el estadio 0a
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
0 Tis, N0, M0 Tis = carcinoma in situ.
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 2. Definiciones TNM para el estadio Ia
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
I T1, N0, M0 T1 = tumor con invasión de la lámina propia o la capa muscular.
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 3. Definiciones TNM para el estadio IIAa
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
IIA T2a, N0, M0 T2a = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral).
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 4. Definiciones TNM para el estadio IIBa
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
IIB T2b, N0, M0 T2b = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 5. Definiciones TNM para el estadio IIIAa
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
IIIA T3, N0, M0 T3 = tumor con perforación de la serosa (peritoneo visceral), o invasión directa del hígado o de otro órgano o estructura adyacente, como el estómago, el duodeno, el colon, el páncreas, el epiplón o las vías biliares extrahepáticas.
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 6. Definiciones TNM para el estadio IIIBa
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
IIIB T1–3, N1, M0 T1 = tumor con invasión de la lámina propia o la capa muscular.
–T1a = tumor con invasión de la lámina propia.
–T1b = tumor con invasión de la capa muscular.
T2 = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral). O tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
–T2a = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral).
–T2b = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
T3 = tumor con perforación de la serosa (peritoneo visceral), o invasión directa del hígado o de otro órgano o estructura adyacente, como el estómago, el duodeno, el colon, el páncreas, el epiplón o las vías biliares extrahepáticas.
N1 = metástasis en 1 a 3 ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 7. Definiciones TNM para el estadio IVAa
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
IVA T4, N0–1, M0 T4 = tumor con invasión de la vena porta principal o la arteria hepática, o invasión de dos o más órganos o estructuras extrahepáticas.
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
N1 = metástasis en 1 a 3 ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cuadro 8. Definiciones TNM para el estadio IVBa
Estadio TNM Descripción
T = tumor primario; N = ganglio linfático regional; M = metástasis a distancia.
aReproducción autorizada de AJCC: Gallbladder. En: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. New York, NY: Springer, 2017, pp. 303-9.
IVB Cualquier T, N2, M0 TX = tumor primario no evaluable.
T0 = sin indicios de tumor primario.
Tis = carcinoma in situ.
T1 = tumor con invasión de la lámina propia o la capa muscular.
–T1a = tumor con invasión de la lámina propia.
–T1b = tumor con invasión de la capa muscular.
T2 = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral). O tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
–T2a = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral).
–T2b = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
T3 = tumor con perforación de la serosa (peritoneo visceral), o invasión directa del hígado o de otro órgano o estructura adyacente, como el estómago, el duodeno, el colon, el páncreas, el epiplón o las vías biliares extrahepáticas.
T4 = tumor con invasión de la vena porta principal o la arteria hepática, o invasión de dos o más órganos o estructuras.
N2 = metástasis en 4 o más ganglios linfáticos regionales.
M0 = sin metástasis a distancia.
Cualquier T, cualquier N, M1 TX = tumor primario no evaluable.
T0 = sin indicios de tumor primario.
Tis = carcinoma in situ.
T1 = tumor con invasión de la lámina propia o la capa muscular.
–T1a = tumor con invasión de la lámina propia.
–T1b = tumor con invasión de la capa muscular.
T2 = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral). O tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
–T2a = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado peritoneal, sin compromiso de la serosa (peritoneo visceral).
–T2b = tumor con invasión del tejido conjuntivo perimuscular en el lado hepático, sin extensión al hígado.
T3 = tumor con perforación de la serosa (peritoneo visceral), o invasión directa del hígado o de otro órgano o estructura adyacente, como el estómago, el duodeno, el colon, el páncreas, el epiplón o las vías biliares extrahepáticas.
T4 = tumor con invasión de la vena porta principal o la arteria hepática, o invasión de dos o más órganos o estructuras.
NX = ganglios linfáticos regionales no evaluables.
N0 = sin metástasis en ganglios linfáticos regionales.
N1 = metástasis en 1 a 3 ganglios linfáticos regionales.
N2 = metástasis en 4 o más ganglios linfáticos regionales.
M1 = metástasis a distancia.

Cáncer de vesícula biliar localizado y localmente avanzado

Los pacientes con enfermedad en estadio I tienen cáncer limitado a la pared de la vesícula biliar que se puede resecar por completo. Los pacientes con tumores en estadio I que se descubren de manera fortuita y se extirpan durante una colecistectomía de rutina tienen tasas de supervivencia a 5 años de casi el 100 %.[2]

Los pacientes con enfermedad en estadio II o III tienen tumores con diseminación directa a la capa muscular, la serosa o los órganos adyacentes, con compromiso ganglionar locorregional o sin este.

Cáncer de vesícula biliar irresecable

Los pacientes con enfermedad que se diseminó más allá de los ganglios linfáticos locorregionales o a órganos distantes presentan tumores irresecables, y el tratamiento estándar tiene fines paliativos. Es posible que la cirugía tampoco sea una buena opción para los pacientes con enfermedad en un estadio más temprano cuyo estado funcional es precario o que tienen afecciones comórbidas importantes.

Bibliografía
  1. Gallbladder. In: Amin MB, Edge SB, Greene FL, et al., eds.: AJCC Cancer Staging Manual. 8th ed. Springer; 2017, pp 303–9.
  2. Shirai Y, Yoshida K, Tsukada K, et al.: Inapparent carcinoma of the gallbladder. An appraisal of a radical second operation after simple cholecystectomy. Ann Surg 215 (4): 326-31, 1992. [PUBMED Abstract]

Tratamiento del cáncer de vesícula biliar localizado y localmente avanzado

Opciones de tratamiento para el cáncer de vesícula biliar localizado y localmente avanzado

Cuando no se sospecha un cáncer de vesícula biliar y se descubre, de manera fortuita, cáncer en la mucosa durante el examen patológico de la vesícula biliar, la enfermedad se cura en más de un 80 % de los pacientes. Sin embargo, cuando antes de la cirugía ya se sospecha un cáncer de vesícula biliar debido a síntomas, la enfermedad por lo general ya penetró la capa muscular y la serosa, y es curable en menos de un 5 % de los pacientes.

En un estudio se observó la distribución de la diseminación ganglionar del cáncer de vesícula biliar y el desenlace de 111 pacientes con metástasis ganglionares que se sometieron a cirugía en la misma institución de manera consecutiva entre 1981 y 1995.[1][Nivel de evidencia: 3iiiA] El procedimiento quirúrgico estándar fue la resección de la vesícula biliar, resección de una cuña del hígado, resección de las vías biliares extrahepáticas y resección de los ganglios linfáticos regionales (N1 y N2). El cálculo de Kaplan-Meier para las tasas de supervivencia a 5 años fue del 42,5 % ± 6,5 % en los pacientes con tumores de clasificación patológica T2 a T4 sin compromiso ganglionar y del 31 % ± 6,2 % en los pacientes con tumores de clasificación semejante, pero con compromiso ganglionar.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de vesícula biliar localizado y localmente avanzado son las siguientes:

  1. Cirugía.
  2. Radioterapia de haz externo (RHE).
  3. Participación en ensayos clínicos donde se investiga el uso de radioterapia y medicamentos radiosensibilizadores para mejorar el control local.

Cirugía

En los pacientes en los que no no se sospecha un cáncer de vesícula biliar, pero este se descubre en la pieza quirúrgica después de una operación rutinaria de vesícula biliar y está limitado a la mucosa (T1), la enfermedad se cura en la mayoría de los casos.[2,3] Durante la extirpación laparoscópica de un cáncer insospechado, es posible que se implante un carcinoma en todos los puertos de entrada (incluso el de la cámara).[4] Todos los puertos de entrada se suelen extirpar por completo, aun en los tipos de cáncer en estadio I.

La necesidad de una segunda exploración con el fin de ampliar la extirpación cuando la enfermedad T1b se descubre de manera fortuita, es objeto de controversia. En una revisión retrospectiva multicéntrica, se identificó metástasis ganglionar en el 12 % de los pacientes que se sometieron a una segunda resección después de la colecistectomía, pero no hay datos prospectivos sobre el desenlace relativo en los pacientes que se someten a una segunda cirugía.[5][Nivel de evidencia: 3iiiD]

Los pacientes con enfermedad T2 o T3 tienen tasas más altas de enfermedad invasiva insospechada en el momento del diagnóstico. Se realizó una revisión retrospectiva multicéntrica en pacientes que se sometieron a una segunda resección después de que se descubriera un carcinoma de manera fortuita. Se observó enfermedad residual en el 57 % de los pacientes con enfermedad T2 (entre ellos, un 31 % con compromiso ganglionar y un 10 % con compromiso hepático) y en el 77 % de los pacientes con enfermedad T3 (entre ellos, un 46 % con metástasis ganglionares y un 36 % con compromiso hepático).[5] A partir de estas observaciones, es posible que los pacientes que cumplen los requisitos se sometan a una segunda exploración para extirpar el tejido hepático cercano al lecho de la vesícula biliar, los ganglios linfáticos portales y el tejido linfático en el ligamento hepatoduodenal. En análisis retrospectivos, se observó que una segunda resección amplia retrasa las recidivas y es posible que mejore la supervivencia.[6-8][Nivel de evidencia: 3iiiD]

En ocasiones, la resección radical produce supervivencia sin enfermedad a largo plazo en los pacientes con compromiso ganglionar locorregional (conducto cístico, conducto colédoco, arteria hepática y vena porta). En los pacientes con ictericia (estadio III o estadio IV), se debe considerar el drenaje biliar transhepático percutáneo preoperatorio para aliviar la obstrucción biliar.

La cirugía con intención curativa no se considera posible en los pacientes con diseminación metastásica más allá de los ganglios linfáticos locorregionales o a órganos distantes.

Radioterapia de haz externo

Se observó que el uso de radioterapia de haz externo (RHE) con quimioterapia o sin esta como tratamiento primario controló la enfermedad a corto plazo en pequeños grupos de pacientes. También se observó un beneficio similar de la radioterapia con quimioterapia o sin esta cuando se administró después de la resección.[9,10]

No hay estudios de fase III que respalden el uso de la radioterapia adyuvante, incluso en pacientes con enfermedad localizada de riesgo alto.

Ensayos clínicos en curso

Realizar una búsqueda avanzada en inglés de los ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que ahora aceptan pacientes. La búsqueda se puede simplificar por ubicación del ensayo, tipo de tratamiento, nombre del fármaco y otros criterios. También se dispone de información general sobre los ensayos clínicos.

Bibliografía
  1. Tsukada K, Kurosaki I, Uchida K, et al.: Lymph node spread from carcinoma of the gallbladder. Cancer 80 (4): 661-7, 1997. [PUBMED Abstract]
  2. Fong Y, Brennan MF, Turnbull A, et al.: Gallbladder cancer discovered during laparoscopic surgery. Potential for iatrogenic tumor dissemination. Arch Surg 128 (9): 1054-6, 1993. [PUBMED Abstract]
  3. Chijiiwa K, Tanaka M: Carcinoma of the gallbladder: an appraisal of surgical resection. Surgery 115 (6): 751-6, 1994. [PUBMED Abstract]
  4. Wibbenmeyer LA, Wade TP, Chen RC, et al.: Laparoscopic cholecystectomy can disseminate in situ carcinoma of the gallbladder. J Am Coll Surg 181 (6): 504-10, 1995. [PUBMED Abstract]
  5. Pawlik TM, Gleisner AL, Vigano L, et al.: Incidence of finding residual disease for incidental gallbladder carcinoma: implications for re-resection. J Gastrointest Surg 11 (11): 1478-86; discussion 1486-7, 2007. [PUBMED Abstract]
  6. Shirai Y, Yoshida K, Tsukada K, et al.: Inapparent carcinoma of the gallbladder. An appraisal of a radical second operation after simple cholecystectomy. Ann Surg 215 (4): 326-31, 1992. [PUBMED Abstract]
  7. Yamaguchi K, Chijiiwa K, Saiki S, et al.: Retrospective analysis of 70 operations for gallbladder carcinoma. Br J Surg 84 (2): 200-4, 1997. [PUBMED Abstract]
  8. Downing SR, Cadogan KA, Ortega G, et al.: Early-stage gallbladder cancer in the Surveillance, Epidemiology, and End Results database: effect of extended surgical resection. Arch Surg 146 (6): 734-8, 2011. [PUBMED Abstract]
  9. Smoron GL: Radiation therapy of carcinoma of gallbladder and biliary tract. Cancer 40 (4): 1422-4, 1977. [PUBMED Abstract]
  10. Hejna M, Pruckmayer M, Raderer M: The role of chemotherapy and radiation in the management of biliary cancer: a review of the literature. Eur J Cancer 34 (7): 977-86, 1998. [PUBMED Abstract]

Tratamiento del cáncer de vesícula biliar irresecable, metastásico o recidivante

Opciones de tratamiento para el cáncer de vesícula biliar irresecable, metastásico o recidivante

El cáncer de vesícula biliar irresecable, metastásico o recidivante no tiene cura. A menudo, se logra una gran mejora de los síntomas al aliviar la obstrucción biliar. Unos cuantos pacientes presentan tumores de crecimiento muy lento y viven por muchos años. Siempre que sea posible, se debe considerar la participación en ensayos clínicos de pacientes con cáncer de vesícula biliar irresecable, metastásico o recidivante. Para obtener más información sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de vesícula biliar irresecable, metastásico o recidivante son las siguientes:

Drenaje transhepático percutáneo, implantes colocados de manera endoscópica o anastomosis quirúrgica

El alivio de la obstrucción biliar se justifica cuando síntomas como el prurito y la disfunción hepática sobrepasan otros síntomas del cáncer. El abordaje preferido es el drenaje transhepático percutáneo o los implantes colocados de manera endoscópica.[1] A veces, es adecuado el uso de una anastomosis quirúrgica cuando estos abordajes no son factibles.

La radioterapia paliativa después de una derivación biliar o intubación tal vez sea beneficiosa. Es posible que los pacientes cumplan con los requisitos para participar en ensayos clínicos en los que se exploren formas de mejorar los efectos de la radioterapia con diversos radiosensibilizadores como hipertermia, fármacos radiosensibilizadores o sustancias quimioterapéuticas citotóxicas.

Quimioterapia sistémica

La quimioterapia sistémica es apropiada para determinados pacientes con estado funcional adecuado y funcionamiento orgánico pleno. Se notificó que las fluoropirimidinas, la gemcitabina, las sustancias con platino y el docetaxel producen remisiones parciales transitorias en una minoría de pacientes. La incidencia del cáncer de vesícula biliar es baja, y a menudo en los ensayos clínicos se incluyen pacientes con todos los subtipos de cáncer biliar. Por lo tanto, se debe interpretar con cuidado la información cuando se aplica, en específico, a pacientes con cáncer de vesícula biliar. Para obtener más información, consultar Tratamiento del cáncer de vías biliares (colangiocarcinoma).

Evidencia (quimioterapia sistémica):

  1. En un estudio de fase III, 410 pacientes con cáncer biliar irresecable, metastásico o recidivante, se asignaron al azar para recibir gemcitabina versus gemcitabina y cisplatino durante un periodo de hasta 6 meses.[2]
    • Al cabo de una mediana de seguimiento de 8,2 meses, la mediana de supervivencia general (SG) fue superior en los pacientes que recibieron quimioterapia combinada (11,7 meses vs. 8,1 meses; cociente de riesgos instantáneos [CRI], 0,64; [intervalo de confianza (IC) 95 %, 0,52–0,80]; P = 0,001).[2][Nivel de evidencia: 1iiA]
    • En todos los subgrupos, se demostró un beneficio con medianas de SG similares, incluso en 149 pacientes con cáncer de vesícula biliar.
    • Se presentaron efectos tóxicos de grados 3 y 4 con una frecuencia similar en ambos grupos del estudio, a excepción del aumento de la toxicidad hematológica en los pacientes que se asignaron de manera aleatoria a recibir gemcitabina con cisplatino, y el aumento de la toxicidad hepática en los pacientes que se asignaron de manera aleatoria a recibir gemcitabina en monoterapia.
  2. En un estudio multicéntrico internacional de fase III (TOPAZ-1 [NCT03875235]), que se publicó en forma de resumen, se incluyeron 685 pacientes con cáncer biliar irresecable localmente avanzado, recidivante o metastásico sin tratamiento previo. Los pacientes se asignaron de manera aleatoria a recibir durvalumab o placebo con cisplatino y gemcitabina por hasta 8 ciclos y mantenimiento posterior con durvalumab o placebo hasta el momento que progresó la enfermedad o se presentaron efectos tóxicos inaceptables. Después de una mediana de seguimiento de 13,7 meses de los pacientes en el grupo de durvalumab, se observaron los siguientes hallazgos:[3][Nivel de evidencia: 1iA]
    • El criterio principal de valoración para la SG mejoró significativamente en el grupo de durvalumab (12,8 meses) en comparación con el grupo de placebo (11,5 meses) (CRI, 0,80; IC 95 %, 0,66–0,97; P =  0,021). En el grupo de durvalumab, la tasa de SG fue del 35,1 % a los 18 meses y del 24,9 % a los 24 meses, en comparación con el 25,5 % a los 18 meses y el 10,4 % a los 24 meses del grupo de placebo.
    • No hubo diferencias significativas entre los grupos en la cantidad de eventos adversos de grado 3 o 4 relacionados con el tratamiento ni en la cantidad de eventos que causaran la interrupción del fármaco del estudio.
  3. En un estudio de fase III con 3 grupos, en el que participaron pacientes con cáncer de vesícula biliar irresecable, se comparó el mejor cuidado médico de apoyo (n = 27), fluorouracilo con ácido folínico (FUFA) 1 vez por semana durante 30 semanas (n = 28), y gemcitabina modificada con oxaliplatino (mGEMOX) por hasta 6 ciclos de 21 días.[4][Nivel de evidencia: 1iiA]
    • Al cabo de una mediana de seguimiento de 9 meses, la SG fue de 4,5 meses para el mejor cuidado médico de apoyo (IC 95 %, 0,2−8,8), de 4,6 meses para FUFA (IC 95 %, 3−6,2) y de 9,5 meses para mGEMOX (IC 95 %, 5−14; P = 0,039).
    • La única diferencia significativa en los efectos tóxicos de grado 3 o 4 entre los grupos de quimioterapia fue la elevación de las transaminasas, que fue más prevalente en el grupo de mGEMOX (P = 0,04).
  4. En un estudio de ausencia de inferioridad de fase III (NCT01470443), se inscribieron 114 pacientes con cánceres biliares metastásicos, entre ellos 30 (26 %) con cáncer primario de vesícula biliar. Los pacientes se asignaron al azar a recibir capecitabina con oxaliplatino (XELOX) o gemcitabina con oxaliplatino (GEMOX).[5][Nivel de evidencia: 1iiD]
    • No hubo diferencias significativas en la SG a los 10,4 meses (IC 95 %, 8,0−12,6) en los pacientes del grupo de GEMOX en comparación con 10,6 meses (IC 95 %, 7,3−15,5) en los pacientes del grupo de XELOX (P = 0,131).
    • El criterio principal de valoración de la supervivencia sin progresión (SSP) a los 6 meses fue del 44,6 % para el grupo de GEMOX y del 46,7 % para el grupo de XELOX (intervalo de confianza del 95 % para la diferencia en la tasa de SSP a 6 meses, -12−16 %, que cumple con el criterio de ausencia de inferioridad).
    • En un análisis de subgrupos predefinido según el sitio primario de la enfermedad, no se encontró diferencia entre los 2 grupos, en la tasa de respuesta objetiva en los pacientes con cáncer de vesícula biliar (P = 0,598).

Hasta que se hagan más ensayos clínicos, el uso de cisplatino y gemcitabina se considera el estándar de referencia para los pacientes con cáncer de vesícula biliar irresecable, metastásico o recidivante. A partir de la extrapolación de los resultados del ensayo TOPAZ-1 en el cáncer biliar, es probable que el inhibidor de puntos de control durvalumab se convierta en una opción de tratamiento estándar adicional para el tratamiento de primera línea en combinación con cisplatino y gemcitabina. Los posibles regímenes alternativos son gemcitabina con capecitabina, GEMOX y XELOX. La participación en ensayos clínicos se debe considerar para todos los pacientes.

Todos los pacientes con enfermedad irresecable, metastásica o recidivante se deben someter a pruebas moleculares de deficiencia en la reparación de errores de emparejamiento (dMMR) o de inestabilidad microsatelital (MSI-H). Según la extrapolación de los datos de un subgrupo de pacientes con tumores gastrointestinales y hepatopancreatobiliares de los estudios I-PREDICT (NCT02534675) y KEYNOTE-158 (NCT02628067), para los pacientes con tumores que exhiben dMMR o MSI-H se puede considerar el tratamiento con pembrolizumab.[6,7][Nivel de evidencia: 3iiiDiv]

Es posible que se encuentren otras dianas terapéuticas para ensayos clínicos mediante el uso de otras pruebas de mutaciones en IDH1 y fusiones de FGFR2.

Ensayos clínicos en curso

Realizar una búsqueda avanzada en inglés de los ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que ahora aceptan pacientes. La búsqueda se puede simplificar por ubicación del ensayo, tipo de tratamiento, nombre del fármaco y otros criterios. También se dispone de información general sobre los ensayos clínicos.

Bibliografía
  1. Baron TH: Expandable metal stents for the treatment of cancerous obstruction of the gastrointestinal tract. N Engl J Med 344 (22): 1681-7, 2001. [PUBMED Abstract]
  2. Valle J, Wasan H, Palmer DH, et al.: Cisplatin plus gemcitabine versus gemcitabine for biliary tract cancer. N Engl J Med 362 (14): 1273-81, 2010. [PUBMED Abstract]
  3. Oh D, He AR, Qin S: A phase 3 randomized, double-blind, placebo-controlled study of durvalumab in combination with gemcitabine plus cisplatin (GemCis) in patients (pts) with advanced biliary tract cancer (BTC): TOPAZ-1. [Abstract] J Clin Oncol 40 (4 suppl): A-378, 2022.
  4. Sharma A, Dwary AD, Mohanti BK, et al.: Best supportive care compared with chemotherapy for unresectable gall bladder cancer: a randomized controlled study. J Clin Oncol 28 (30): 4581-6, 2010. [PUBMED Abstract]
  5. Kim ST, Kang JH, Lee J, et al.: Capecitabine plus oxaliplatin versus gemcitabine plus oxaliplatin as first-line therapy for advanced biliary tract cancers: a multicenter, open-label, randomized, phase III, noninferiority trial. Ann Oncol 30 (5): 788-795, 2019. [PUBMED Abstract]
  6. Sicklick JK, Kato S, Okamura R, et al.: Molecular profiling of cancer patients enables personalized combination therapy: the I-PREDICT study. Nat Med 25 (5): 744-750, 2019. [PUBMED Abstract]
  7. Marabelle A, Le DT, Ascierto PA, et al.: Efficacy of Pembrolizumab in Patients With Noncolorectal High Microsatellite Instability/Mismatch Repair-Deficient Cancer: Results From the Phase II KEYNOTE-158 Study. J Clin Oncol 38 (1): 1-10, 2020. [PUBMED Abstract]

Modificaciones a este sumario (08/18/2022)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan a medida que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios editoriales en este sumario.

Este sumario está redactado y mantenido por el Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos, que es editorialmente independiente del NCI. El sumario refleja una revisión independiente de la bibliografía y no representa una declaración de políticas del NCI o de los NIH. Para mayor información sobre las políticas de los sumarios y la función de los consejos editoriales del PDQ que mantienen los sumarios del PDQ, consultar en Información sobre este sumario del PDQ y la página sobre Banco de datos de información de cáncer - PDQ®.

Información sobre este sumario del PDQ

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer para profesionales de la salud proporciona información integral revisada por expertos y fundamentada en evidencia científica sobre el tratamiento del cáncer de vesícula biliar. El propósito es servir como fuente de información y ayuda para los médicos que atienden a pacientes de cáncer. No ofrece pautas ni recomendaciones formales para tomar decisiones relacionadas con la atención sanitaria.

Revisores y actualizaciones

El Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos, cuya función editorial es independiente del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), revisa con regularidad este sumario y, en caso necesario, lo actualiza. Este sumario refleja una revisión bibliográfica independiente y no constituye una declaración de la política del Instituto Nacional del Cáncer ni de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Cada mes, los miembros de este Consejo examinan artículos publicados recientemente para determinar si se deben:

  • tratar en una reunión,
  • citar textualmente, o
  • sustituir o actualizar, si ya se citaron con anterioridad.

Los cambios en los sumarios se deciden mediante consenso, una vez que los integrantes del Consejo evalúan la solidez de la evidencia científica de los artículos publicados y determinan la forma en que se incorporarán al sumario.

Los revisores principales del sumario sobre Tratamiento del cáncer de vesícula biliar son:

  • Valerie Lee, MD (Johns Hopkins University)
  • Ari Seifter, MD (University of Illinois at Chicago)

Cualquier comentario o pregunta sobre el contenido de este sumario se debe enviar mediante el formulario de comunicación en Cancer.gov/espanol del NCI. No se comunique con los miembros del Consejo para enviar preguntas o comentarios sobre los sumarios. Los miembros del Consejo no responderán a preguntas del público.

Niveles de evidencia científica

En algunas referencias bibliográficas de este sumario se indica el nivel de evidencia científica. El propósito de estas designaciones es ayudar al lector a evaluar la solidez de la evidencia científica que respalda el uso de ciertas intervenciones o abordajes. El Consejo editorial del PDQ sobre el tratamiento para adultos emplea un sistema de jerarquización formal para establecer las designaciones del nivel de evidencia científica.

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, de manera concisa, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre el tratamiento para adultos. PDQ Tratamiento del cáncer de vesícula biliar. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/tipos/vesicula-biliar/pro/vesicula-biliar-tratamiento-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

Según la solidez de la evidencia científica, las opciones de tratamiento se clasifican como “estándar” o “en evaluación clínica”. Estas clasificaciones no deben fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante este formulario.

  • Actualización:

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Tratamiento del cáncer de vesícula biliar (PDQ®)–Versión para profesionales de salud publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”