Linfoma

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Aspectos generales

El linfoma es un cáncer que comienza en las células del sistema linfático. El sistema linfático forma parte del sistema inmunitario, que ayuda al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades. Debido a que el tejido linfático se encuentra en todo el cuerpo, el linfoma puede surgir en cualquier parte del cuerpo.

Los dos tipos generales de linfoma son el linfoma de Hodgkin y el linfoma no Hodgkin (LNH). Se pueden presentar tanto en niños como en adultos.

La mayoría de las personas con linfoma de Hodgkin tienen el tipo clásico. En este tipo, hay linfocitos anormales grandes (un tipo de célula inmunitaria) en los ganglios linfáticos que se llaman células de Reed-Sternberg. El linfoma de Hodgkin se puede curar.

Hay muchos tipos diferentes de LNH. La mayoría de los tipos se forman a partir de células B, pero algunos se forman a partir de las células T o los linfocitos citolíticos naturales (CN). El LNH puede ser poco activo (de crecimiento lento) o agresivo (de crecimiento rápido).

Los tipos más comunes de LNH son el linfoma difuso de células B grandes, que suele ser de crecimiento rápido, y el linfoma folicular, que suele ser de crecimiento lento. La micosis fungoide y el síndrome de Sézary son tipos de linfoma no Hodgkin que se originan en los glóbulos blancos de la piel. El linfoma primario del sistema nervioso central es un tipo poco frecuente de linfoma no Hodgkin que surge en los glóbulos blancos del cerebro, la médula espinal o el ojo.

El tratamiento y la probabilidad de curación dependen del estadio y el tipo de linfoma.

Anatomía del sistema linfático; se muestran los vasos linfáticos y los órganos linfáticos, incluidos los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y la médula ósea.