¿Prequntas sobre el cáncer?

La espiritualidad en el tratamiento del cáncer (PDQ®)

Versión para pacientes

Satisfacción de las necesidades espirituales y religiosas del paciente

El personal médico prestará atención a los deseos del paciente para ayudarlo a satisfacer sus necesidades espirituales durante el tratamiento de cáncer.

La espiritualidad y la religión son temas muy personales. Los pacientes deben esperar que sus médicos y quienes le brindan atención respeten sus creencias e inquietudes religiosas y espirituales. Los pacientes de cáncer que se apoyan en la espiritualidad para hacer frente a la enfermedad deben ser capaces de contar con el apoyo del equipo de atención de la salud. Esto puede incluir proporcionar al paciente información sobre personas o grupos que pueden ayudarlo con sus necesidades espirituales o religiosas. La mayoría de los hospitales tienen capellanes, pero no todos los servicios de atención ambulatoria los tienen. Los pacientes que no quieren hablar sobre la espiritualidad durante la atención del cáncer también deben poder contar con que el personal de salud respete sus deseos.

Los médicos y el personal de salud tratarán de responder a las inquietudes de sus pacientes, pero no deberían tomar parte en las prácticas religiosas del paciente o discutir sobre creencias religiosas específicas.

El equipo de atención de la salud tendrá en cuenta las necesidades espirituales del paciente mientras establece metas y planifica el tratamiento.

El equipo de atención de la salud puede ayudar al paciente con sus necesidades espirituales de las siguientes maneras:

  • Sugerir metas y opciones para la atención que respeten los puntos de vista espirituales o religiosos del paciente.
  • Apoyar al paciente que usa un modo religioso para enfrentar su enfermedad.
  • Alentar al paciente a que hable con su líder religioso o espiritual.
  • Diferir al paciente a un capellán del hospital o un grupo de apoyo que pueda ayudarlos con los aspectos espirituales durante la enfermedad.
  • Diferir al paciente para que reciba otros tratamientos que hayan mostrado que pueden aumentar el bienestar espiritual. Estos incluyen relajación atenta, como yoga o meditación, o un programa de arte creativo, como la redacción, dibujo o terapia musical.
  • Actualización: 22 de junio de 2012