In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Exámenes de detección del cáncer colorrectal (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 31 de julio de 2014

Pruebas de los perjuicios

Prueba de sangre oculta en la materia fecal
Sigmoidoscopia
Colonoscopia
Colonografía por tomografía computarizada

Los perjuicios se relacionan con las diversas modalidades utilizadas para realizar exámenes de detección del cáncer colorrectal (CCR).

Prueba de sangre oculta en la materia fecal

En una revisión sistemática realizada a través de Cochrane Collaboration, se examinaron todos los estudios o ensayos aleatorizados de exámenes de detección del CCR que incluyeron pruebas de sangre oculta en la materia fecal (FOBT) en más de una ocasión. En los ensayos se notificó un valor de predicción positivo bajo para la FOBT, lo que indica que más de 80% de todas las pruebas con resultados positivos, fueron positivos falsos.[1] Una prueba positiva puede conducir a otros procedimientos de diagnóstico que incluyen colonoscopia o enema de bario con doble contraste, más sigmoidoscopia flexible.

Sigmoidoscopia

La sigmoidoscopia puede ser un procedimiento incómodo o doloroso. Las mujeres pueden sentir más dolor durante el procedimiento, lo que puede desalentarlas a regresar para someterse a exámenes de detección por sigmoidoscopia en el futuro. La sigmoidoscopia también puede causar perforación y hemorragia, si bien esto es poco frecuente.

Colonoscopia

Las complicaciones de importancia clínica que necesitan intervención médica son poco frecuentes, pero pueden incluir perforaciones, hemorragia, episodios cardiovasculares y otros episodios adversos. La tasa de complicaciones puede aumentar entre las personas de edad más avanzada.[2]

Colonografía por tomografía computarizada

Las anomalías extracolónicas son comunes en la colonografía por tomografía computarizada (TC). Se determinó que 15% de los pacientes en una serie australiana de 100 pacientes derivados a colonografía por síntomas o antecedentes personales, presentaron hallazgos extracolónicos, y 11% de los pacientes necesitaron exámenes médicos adicionales debido a anomalías renales, esplénicas, uterinas, hepáticas y vesiculares.[3] Otras zonas de hallazgos extracolónicos son el tórax, los ovarios y el páncreas. En otro estudio, se determinó que 59% de 111 pacientes sintomáticos derivados a colonoscopia clínica en un hospital sueco entre junio de 1998 y septiembre de 1999, presentaban afecciones extracolónicas moderadas o importantes según la colonografía por TC. La colonografía por TC se realizó de inmediato antes de la colonoscopia y estos resultados necesitaron evaluación adicional. No se expresó en qué medida el seguimiento de estos hallazgos accidentales benefició a los pacientes.[4]

Sesenta y nueve por ciento de 681 pacientes asintomáticos en Minnesota presentaron hallazgos extracolónicos; de ellos, los investigadores consideraron que el 10% eran muy importantes y necesitaron exámenes médicos adicionales. Las presuntas anomalías correspondieron a los riñones (34), el tórax (22), el hígado (8), los ovarios (6), las arterias renales o esplénicas (4), el retroperitoneo (3) y el páncreas (1).[5]

Bibliografía
  1. Hewitson P, Glasziou P, Irwig L, et al.: Screening for colorectal cancer using the faecal occult blood test, Hemoccult. Cochrane Database Syst Rev (1): CD001216, 2007.  [PUBMED Abstract]

  2. Warren JL, Klabunde CN, Mariotto AB, et al.: Adverse events after outpatient colonoscopy in the Medicare population. Ann Intern Med 150 (12): 849-57, W152, 2009.  [PUBMED Abstract]

  3. Edwards JT, Wood CJ, Mendelson RM, et al.: Extracolonic findings at virtual colonoscopy: implications for screening programs. Am J Gastroenterol 96 (10): 3009-12, 2001.  [PUBMED Abstract]

  4. Hellström M, Svensson MH, Lasson A: Extracolonic and incidental findings on CT colonography (virtual colonoscopy). AJR Am J Roentgenol 182 (3): 631-8, 2004.  [PUBMED Abstract]

  5. Gluecker TM, Johnson CD, Wilson LA, et al.: Extracolonic findings at CT colonography: evaluation of prevalence and cost in a screening population. Gastroenterology 124 (4): 911-6, 2003.  [PUBMED Abstract]