In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 26 de diciembre de 2013

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto



El cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto es una enfermedad en la que las células cancerosas se diseminan hasta los ganglios linfáticos del cuello y no se conoce el lugar del cuerpo donde se originó el cáncer.

Las células escamosas son células delgadas y planas que se encuentran en los tejidos que forman la superficie de la piel y el revestimiento de cavidades corporales como la boca, órganos huecos como el útero, los vasos sanguíneos, y el revestimiento de las vías respiratorias y el aparato digestivo. Algunos de los órganos con células escamosas son el esófago, los pulmones, los riñones y el útero. El cáncer se puede originar en las células escamosas de cualquier lugar del cuerpo y hacer metástasis (diseminarse) a través de la sangre o el sistema linfático hasta otras partes del cuerpo.

Cuando el cáncer de células escamosas se disemina hasta los ganglios linfáticos del cuello o alrededor de la clavícula, se llama cáncer escamoso metastásico de cuello. El médico tratará de encontrar el tumor primario (el cáncer que se formó primero en el cuerpo), porque el tratamiento del cáncer metastásico es el mismo que se usa para el tumor primario. Por ejemplo, cuando el cáncer de pulmón se disemina hasta el cuello, las células cancerosas del cuello son células cancerosas del pulmón y se tratan de la misma manera que al cáncer del pulmón. A veces, los médicos no pueden encontrar el lugar del cuerpo donde el cáncer empezó a crecer primero. Cuando no se puede encontrar el tumor primario mediante pruebas, el tumor se llama tumor primario oculto (escondido). En muchos casos, el tumor primario nunca se puede encontrar.

Entre los signos posibles de cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto se incluye una masa o dolor en el cuello o la garganta.

Consulte con su médico si tiene una masa o dolor en el cuello o la garganta que no desaparece. Estos y otros síntomas se pueden deber a un cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto. Otras afecciones pueden causar los mismos síntomas.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer escamoso metastásico de cuello con tumor primario oculto se utilizan pruebas para examinar los tejidos del cuello, las vías respiratorias y la parte superior del aparato digestivo.

Las pruebas consistirán en la búsqueda de un tumor primario en los órganos y tejidos del aparato respiratorio, la parte superior del aparato digestivo (incluso los labios, la boca, la lengua, la nariz, la garganta, las cuerdas vocales y partes del esófago y la tráquea), así como en el sistema genitourinario. Se pueden utilizar los siguientes procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo, especialmente la cabeza y el cuello, para comprobar los signos generales de salud. Esto incluye el control de signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que no parezca habitual. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente, y sus enfermedades y tratamientos anteriores.

  • Endoscopia : procedimiento mediante el cual se observan los órganos y tejidos del cuerpo para determinar si hay áreas anormales. Se introduce un endoscopio a través de una incisión (corte) en la piel o una abertura del cuerpo como la boca o la nariz. Un endoscopio es un tubo delgado con iluminación y lentes para poder observar. También puede tener un instrumento para extraer muestras de tejido o de ganglios linfáticos que se estudian bajo un microscopio en busca de signos de enfermedad. Se examinarán la laringe, la faringe, el esófago, la tráquea y los bronquios.

  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar bajo un microscopio o se examinen en un laboratorio para verificar si hay signos de cáncer. Se pueden realizar dos tipos de biopsia:

  • Radiografía del seno : radiografía de los senos (espacios huecos de la cabeza). Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra imágenes del interior del cuerpo. Se puede tomar una biopsia.

  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.

  • Broncoscopia : procedimiento utilizado para observar el interior de la tráquea y las vías respiratorias mayores del pulmón y determinar si existen áreas anormales. Se introduce un broncoscopio a través de la nariz o la boca hacia la tráquea y los pulmones. Un broncoscopio es un tubo delgado con una luz y lentes para poder observar. También puede tener un instrumento para extraer muestras de tejido y observarlas bajo un microscopio para determinar si hay signos de cáncer.

  • IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

  • Exploración con TEP (exploración por tomografía con emisión de positrones): procedimiento para detectar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner TEP gira alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que utilizan la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.

  • Exploración por TC (exploración por TC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

  • Prueba sérica de marcadores tumorales : procedimiento por el cual se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos, los tejidos o las células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias se relacionan con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. Estas sustancias se llaman marcadores tumorales. La prueba se realizará con el fin de detectar los siguientes marcadores tumorales:

Si no se puede encontrar el tumor primario durante las pruebas o el tratamiento, el diagnóstico es de tumor primario oculto.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • El número y el tamaño de los ganglios linfáticos con cáncer.
  • Si el cáncer respondió al tratamiento o recidivó (volvió).
  • La diferencia de aspecto entre las células normales y las células cancerosas cuando se las observa al microscopio.
  • La edad y el estado general de salud del paciente.

Las opciones de tratamiento también dependen de lo siguiente:

  • La parte del cuello donde está el cáncer.
  • Si se encuentran ciertos marcadores tumorales.