In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Sarcoma de Ewing: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 5 de septiembre de 2014

Información general

Origen e incidencia del sarcoma de Ewing
Factores pronósticos del sarcoma de Ewing
        Factores pretratamiento
        Factores de respuesta a la terapia preoperatoria durante el tratamiento

Afortunadamente, el cáncer es poco frecuente en los niños y adolescentes, aunque la incidencia general de cáncer de la niñez ha aumentado de forma lenta desde 1975.[1] Los niños y adolescentes con cáncer se deben derivar a centros médicos que cuenten con un equipo multidisciplinario de especialistas con experiencia en el tratamiento de los cánceres que se presentan en la niñez y la adolescencia. Este enfoque de equipo multidisciplinario incorpora la pericia del médico de cabecera, los subespecialistas en cirugía pediátrica, radiooncólogos, oncólogos o hematólogos pediatras, especialistas en rehabilitación, especialistas en enfermería pediátrica, trabajadores sociales y otros, con el fin de asegurarse de que los pacientes reciban los tratamientos, cuidados médicos de apoyo y rehabilitación que les permita lograr una supervivencia y calidad de vida óptimas. Para obtener información específica sobre los cuidados médicos de apoyo para niños y adolescentes con cáncer, consultar los sumarios del PDQ sobre Cuidados médicos de apoyo.

La Academia Estadounidense de Pediatría delineó las pautas para los centros de oncología pediátrica y su función en el tratamiento del paciente pediátrico con cáncer.[2] En estos centros oncológicos pediátricos, se llevan a cabo estudios o ensayos clínicos para la mayoría de los cánceres que se presentan en niños y adolescentes, y a la mayoría de los pacientes y familiares se les ofrece la oportunidad de participar. En general, estos ensayos clínicos para niños y adolescentes están diseñados para comparar lo que se considera una terapia potencialmente mejor con la terapia que se considera estándar. La mayor parte del avance alcanzado en la identificación de terapias curativas para el cáncer infantil se logró a través de ensayos clínicos. Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos en curso, consultar el portal de Internet del NCI.

Se lograron mejorías sorprendentes en la supervivencia de niños y adolescentes con cáncer.[3] Entre 1975 y 2010, la mortalidad infantil por cáncer disminuyó en más de 50%.[3] Para el sarcoma de Ewing, la tasa de supervivencia a 5 años aumentó durante el mismo período de 59 a 78% en los niños menores de 15 años, y de 20 a 60% en los adolescentes de 15 a 19 años.[3] Los niños y adolescentes sobrevivientes de cáncer necesitan un seguimiento minucioso, porque los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer pueden persistir o presentarse meses o años después de este. Para mayor información específica acerca de la incidencia, el tipo y la vigilancia de los efectos tardíos en niños y adolescentes supervivientes de cáncer, consultar el sumario del PDQ sobre Efectos tardíos del tratamiento anticanceroso en la niñez.

Origen e incidencia del sarcoma de Ewing

Los estudios que usan marcadores inmunohistoquímicos,[4] citogenéticos,[5,6] genética molecular y cultivos tisulares [7] indican que el sarcoma de una célula madre mesenquimatosa primordial, derivada de la médula ósea.[8,9] Los términos más antiguos como tumor neuroectodérmico primitivo, tumor de Askin (sarcoma de Ewing de la pared torácica) y sarcoma de Ewing extraóseo (a menudo combinados con el término tumores de la familia del sarcoma de Ewing) se refieren al mismo tumor.

La incidencia del sarcoma de Ewing es aproximadamente tres casos por millón al año y ha permanecido sin cambios por 30 años.[10] Los datos de los registros del Surveillance, Epidemiology, and End Results (SEER) del U.S. National Cancer Institute (NCI) dan parte de la incidencia general del sarcoma de Ewing de uno por millón de habitantes en la población de los EE.UU. La incidencia en pacientes entre los 10 y los 19 años es de entre 9 y 10 por cada millón de habitantes. El mismo análisis indica que la incidencia del sarcoma de Ewing en los Estados Unidos es nueve veces mayor entre los caucásicos que entre los afroamericanos.[11]

La mediana de edad en los pacientes con sarcoma de Ewing es de 15 años y más de 50% de estos son adolescentes. Se describieron casos bien caracterizados de sarcoma de Ewing en neonatos y lactantes.[12,13] Con base en los datos de 1.426 pacientes asentados en los European Intergroup Cooperative Ewing Sarcoma Studies (EI-CESS), 59% de los pacientes son varones y 41% son mujeres. Los sitios primarios de enfermedad ósea incluyen los siguientes:

  • Extremidades inferiores (41%).
  • Pelvis (26%).
  • Pared torácica (16%).
  • Extremidades superiores (9%).
  • Columna (6%).
  • Pies y manos (3%).[14]
  • Cráneo (2%).[15]

Los sitios primarios más comunes de la enfermedad de tumores primarios extraóseos son los siguientes:

  • Tronco (32%).
  • Extremidades (26%).
  • Cabeza y cuello (18%).
  • Retroperineo (16%).
  • Otros sitios (9%).[15,16]

Alrededor de 25% de los pacientes presentarán enfermedad metastásica en el momento del diagnóstico.[10]

Para la comparación entre pacientes de sarcoma de Ewing menores de 40 años que presentaban sitios primarios óseos y extraóseos, se usó la base de datos del SEER.[17] Los pacientes con sarcoma de Ewing extraóseo tuvieron mayores probabilidades de tener más edad, ser mujeres, no ser blancos y presentar sitios axiales primarios, y tuvieron menos probabilidades de presentar sitios pélvicos primarios en comparación con pacientes de sarcoma de Ewing óseo.

Cuadro 1. Características de los niños con sarcoma de Ewing extraóseo y sarcoma de Ewing óseo.
Características Sarcoma de Ewing extraóseo Sarcoma de Ewing óseo Valor P 
Mediana de edad (rango), años20 (0–39)16 (0–39)<0,001
Sexo masculino53%63%<0,001
Blanco (otras razas no blancas)85% (15%)93% (8%)<0,001
Sitio primario axial (no axiales primarios)73% (27%)54% (46%)<0,001
Sitio primario pélvico (no pélvicos primarios)20% (80%)27% (73%)0,001

Factores pronósticos del sarcoma de Ewing

Hay dos tipos principales de factores pronósticos para los pacientes con sarcoma de Ewing:

Factores pretratamiento
  • Sitio del tumor: los pacientes con sarcoma de Ewing en las extremidades distales, tienen el mejor pronóstico. Los pacientes con sarcoma de Ewing en las extremidades proximales tienen un pronóstico intermedio, seguido de los pacientes con sitios centrales o pélvicos.[18-20] Los pacientes con tumores en el sacro tienen el pronóstico más precario.[21]

  • Tamaño o volumen del tumor: en la mayoría de los estudios, el tamaño del tumor mostró ser un factor pronóstico importante. Para definir los tumores más grandes se usa un límite de 100 o 200 ml o una sola dimensión mayor de 8 cm. Los tumores mayores tienden a presentarse en lugares desfavorables.[20,22]

  • Edad: los lactantes y los pacientes más jóvenes (<15 años) tienen un mejor pronóstico que los adolescentes de 15 años o más, los adultos jóvenes o los adultos.[13,18-20,23] En estudios norteamericanos, los pacientes menores de 10 años presentaron mejores resultados que aquellos entre 10 y 17 años en el momento del diagnóstico (riesgo relativo [RR], 1,4). Los pacientes mayores de 18 años presentaron resultados inferiores (RR, 2,5).[24] Una revisión retrospectiva de dos ensayos consecutivos alemanes del sarcoma de Ewing identificó a 47 pacientes mayores de 40 años.[25] Con una terapia multimodal adecuada, la supervivencia fue comparable a aquella que se observó en adolescentes tratados en los mismos ensayos.

  • Sexo: las niñas con sarcoma de Ewing tienen un mejor pronóstico que los niños.[11,19]

  • Lactato-deshidrogenasa (LDH) sérica: un aumento en la concentración de la LDH antes del tratamiento, se relaciona con un pronóstico inferior. Las concentraciones altas de LDH también se correlacionan con tumores primarios grandes y enfermedad metastásica.[19]

  • Metástasis: cualquier enfermedad metastásica, definida mediante una técnica estándar de imaginología, aspiración de médula ósea o biopsia para determinar su morfología constituye un factor pronóstico adverso. La presencia o ausencia de enfermedad metastásica es el factor pronóstico más importante en predecir los resultados. En 25% de los pacientes se detecta metástasis en el momento del diagnóstico.[10] Los pacientes con enfermedad metastásica confinada al pulmón tienen mejor pronóstico que aquellos con sitios metastásicos extrapulmonares.[18,20,26] El número de lesiones pulmonares no parece correlacionarse con los resultados, pero los pacientes con compromiso pulmonar unilateral tienen mejores resultados que aquellos con afectación bilateral.[27] Los pacientes con metástasis solo a los huesos parecen tener mejor resultado que aquellos con metástasis tanto a los huesos como a los pulmones.[28] Con base en un análisis de la base de datos del SEER, el compromiso de ganglios linfáticos regionales en pacientes se relaciona con un resultado general inferior cuando se les compara con aquellos sin compromiso de estos ganglios.[29]

  • Antes del tratamiento de cáncer: se diagnosticaron 58 pacientes con sarcoma de Ewing luego del tratamiento debido a una malignidad previa (2,1% de los pacientes con sarcoma de Ewing en la base de datos del SEER) se compararon con 2.756 pacientes en la base de datos del SEER con sarcoma de Ewing como el primer cáncer durante el mismo período. Los pacientes con sarcoma de Ewing como neoplasia maligna secundaria eran personas mayores (sarcoma de Ewing secundario, mediana de edad de 47,8 años; sarcoma primario de Ewing, mediana de edad de 22,5 años), tenían mayores probabilidades de presentar un tumor primario en un sitio axial o extraesquelético, y tenían un pronóstico más precario (supervivencia general a 5 años para los pacientes con sarcoma de Ewing secundario, 43,5%; pacientes con sarcoma de Ewing primario, 64,2%).[30]

  • Citogenética estándar: un cariotipo complejo (se define como la presencia de cinco o más anomalías cromosómicas independientes en el momento del diagnóstico), y la existencia de números cromosómicos modales menores de 50, parecen tener un significado pronóstico adverso.[31]

  • Transcripción de fusión detectable en médula morfológicamente normal: la transcriptasa inversa de la reacción en cadena de la polimerasa se puede usar para detectar la transcripción de fusión en la médula ósea. En un estudio retrospectivo único en el que se utilizaron pacientes con morfología medular normal y sin ningún otro sitio metastásico, la detección de la transcripción de la fusión en la médula se relacionó con un aumento en el riesgo de recaída.[32]

  • Otros factores biológicos: sobreexpresión de la proteína p53, expresión de Ki67 y pérdida de 16q pueden ser factores de pronósticos adversos.[33-35] Las expresiones altas del glutatión S-transferasa microsómico, una enzima relacionada con la resistencia a la doxorrubicina, se relacionan con un desenlace más precario en el sarcoma de Ewing.[36]

Los siguientes no se consideran factores pronósticos adversos en el sarcoma de Ewing:

  • Fractura patológica: las fracturas patológicas no parecen ser un factor pronóstico.[37]

  • Histopatología: el grado de diferenciación neural no constituye un factor pronóstico en el sarcoma de Ewing.[38,39]

  • Patología molecular: el sitio de ruptura de la traslocación EWS-FLI1 relacionada con el sarcoma de Ewing se puede presentar en varios puntos de ruptura potenciales en cada uno de los genes que se unen para formar parte de un segmento nuevo de ADN. Si bien alguna vez se consideró como algo significativo,[40] en dos series amplias se observó que la traslocación en el EWS-FLI1 no es un factor pronóstico adverso.[41,42]

Factores de respuesta a la terapia preoperatoria durante el tratamiento

En múltiples estudios se observó que los pacientes con tumores viables mínimos o no residuales, sometidos a quimioterapia prequirúrgica, tienen una supervivencia sin complicaciones significativamente mejor que los pacientes con mayor cantidad de tumor viable.[43-46] El ser de sexo femenino y más joven, predicen una buena respuesta histológica a la terapia preoperatoria.[47] En aquellos pacientes que reciben exploraciones por TEP antes o después de la quimioterapia de inducción, una disminución en la reabsorción por TEP después de la quimioterapia, se correlacionó con una respuesta histológica buena y mejores resultados.[48,49] Los pacientes con respuesta precaria a la quimioterapia antes de la cirugía presentan un riesgo elevado de recidiva local.[50]

Bibliografía
  1. Smith MA, Seibel NL, Altekruse SF, et al.: Outcomes for children and adolescents with cancer: challenges for the twenty-first century. J Clin Oncol 28 (15): 2625-34, 2010.  [PUBMED Abstract]

  2. Guidelines for the pediatric cancer center and role of such centers in diagnosis and treatment. American Academy of Pediatrics Section Statement Section on Hematology/Oncology. Pediatrics 99 (1): 139-41, 1997.  [PUBMED Abstract]

  3. Smith MA, Altekruse SF, Adamson PC, et al.: Declining childhood and adolescent cancer mortality. Cancer 120 (16): 2497-506, 2014.  [PUBMED Abstract]

  4. Olsen SH, Thomas DG, Lucas DR: Cluster analysis of immunohistochemical profiles in synovial sarcoma, malignant peripheral nerve sheath tumor, and Ewing sarcoma. Mod Pathol 19 (5): 659-68, 2006.  [PUBMED Abstract]

  5. Delattre O, Zucman J, Melot T, et al.: The Ewing family of tumors--a subgroup of small-round-cell tumors defined by specific chimeric transcripts. N Engl J Med 331 (5): 294-9, 1994.  [PUBMED Abstract]

  6. Dagher R, Pham TA, Sorbara L, et al.: Molecular confirmation of Ewing sarcoma. J Pediatr Hematol Oncol 23 (4): 221-4, 2001.  [PUBMED Abstract]

  7. Llombart-Bosch A, Carda C, Peydro-Olaya A, et al.: Soft tissue Ewing's sarcoma. Characterization in established cultures and xenografts with evidence of a neuroectodermic phenotype. Cancer 66 (12): 2589-601, 1990.  [PUBMED Abstract]

  8. Suvà ML, Riggi N, Stehle JC, et al.: Identification of cancer stem cells in Ewing's sarcoma. Cancer Res 69 (5): 1776-81, 2009.  [PUBMED Abstract]

  9. Tirode F, Laud-Duval K, Prieur A, et al.: Mesenchymal stem cell features of Ewing tumors. Cancer Cell 11 (5): 421-9, 2007.  [PUBMED Abstract]

  10. Esiashvili N, Goodman M, Marcus RB Jr: Changes in incidence and survival of Ewing sarcoma patients over the past 3 decades: Surveillance Epidemiology and End Results data. J Pediatr Hematol Oncol 30 (6): 425-30, 2008.  [PUBMED Abstract]

  11. Jawad MU, Cheung MC, Min ES, et al.: Ewing sarcoma demonstrates racial disparities in incidence-related and sex-related differences in outcome: an analysis of 1631 cases from the SEER database, 1973-2005. Cancer 115 (15): 3526-36, 2009.  [PUBMED Abstract]

  12. Kim SY, Tsokos M, Helman LJ: Dilemmas associated with congenital ewing sarcoma family tumors. J Pediatr Hematol Oncol 30 (1): 4-7, 2008.  [PUBMED Abstract]

  13. van den Berg H, Dirksen U, Ranft A, et al.: Ewing tumors in infants. Pediatr Blood Cancer 50 (4): 761-4, 2008.  [PUBMED Abstract]

  14. Froeb D, Ranft A, Boelling T, et al.: Ewing sarcoma of the hand or foot. Klin Padiatr 224 (6): 348-52, 2012.  [PUBMED Abstract]

  15. Raney RB, Asmar L, Newton WA Jr, et al.: Ewing's sarcoma of soft tissues in childhood: a report from the Intergroup Rhabdomyosarcoma Study, 1972 to 1991. J Clin Oncol 15 (2): 574-82, 1997.  [PUBMED Abstract]

  16. Rowe RG, Thomas DG, Schuetze SM, et al.: Ewing sarcoma of the kidney: case series and literature review of an often overlooked entity in the diagnosis of primary renal tumors. Urology 81 (2): 347-53, 2013.  [PUBMED Abstract]

  17. Applebaum MA, Worch J, Matthay KK, et al.: Clinical features and outcomes in patients with extraskeletal Ewing sarcoma. Cancer 117 (13): 3027-32, 2011.  [PUBMED Abstract]

  18. Cotterill SJ, Ahrens S, Paulussen M, et al.: Prognostic factors in Ewing's tumor of bone: analysis of 975 patients from the European Intergroup Cooperative Ewing's Sarcoma Study Group. J Clin Oncol 18 (17): 3108-14, 2000.  [PUBMED Abstract]

  19. Bacci G, Longhi A, Ferrari S, et al.: Prognostic factors in non-metastatic Ewing's sarcoma tumor of bone: an analysis of 579 patients treated at a single institution with adjuvant or neoadjuvant chemotherapy between 1972 and 1998. Acta Oncol 45 (4): 469-75, 2006.  [PUBMED Abstract]

  20. Rodríguez-Galindo C, Liu T, Krasin MJ, et al.: Analysis of prognostic factors in ewing sarcoma family of tumors: review of St. Jude Children's Research Hospital studies. Cancer 110 (2): 375-84, 2007.  [PUBMED Abstract]

  21. Bacci G, Boriani S, Balladelli A, et al.: Treatment of nonmetastatic Ewing's sarcoma family tumors of the spine and sacrum: the experience from a single institution. Eur Spine J 18 (8): 1091-5, 2009.  [PUBMED Abstract]

  22. Ahrens S, Hoffmann C, Jabar S, et al.: Evaluation of prognostic factors in a tumor volume-adapted treatment strategy for localized Ewing sarcoma of bone: the CESS 86 experience. Cooperative Ewing Sarcoma Study. Med Pediatr Oncol 32 (3): 186-95, 1999.  [PUBMED Abstract]

  23. De Ioris MA, Prete A, Cozza R, et al.: Ewing sarcoma of the bone in children under 6 years of age. PLoS One 8 (1): e53223, 2013.  [PUBMED Abstract]

  24. Grier HE, Krailo MD, Tarbell NJ, et al.: Addition of ifosfamide and etoposide to standard chemotherapy for Ewing's sarcoma and primitive neuroectodermal tumor of bone. N Engl J Med 348 (8): 694-701, 2003.  [PUBMED Abstract]

  25. Pieper S, Ranft A, Braun-Munzinger G, et al.: Ewing's tumors over the age of 40: a retrospective analysis of 47 patients treated according to the International Clinical Trials EICESS 92 and EURO-E.W.I.N.G. 99. Onkologie 31 (12): 657-63, 2008.  [PUBMED Abstract]

  26. Miser JS, Krailo MD, Tarbell NJ, et al.: Treatment of metastatic Ewing's sarcoma or primitive neuroectodermal tumor of bone: evaluation of combination ifosfamide and etoposide--a Children's Cancer Group and Pediatric Oncology Group study. J Clin Oncol 22 (14): 2873-6, 2004.  [PUBMED Abstract]

  27. Paulussen M, Ahrens S, Craft AW, et al.: Ewing's tumors with primary lung metastases: survival analysis of 114 (European Intergroup) Cooperative Ewing's Sarcoma Studies patients. J Clin Oncol 16 (9): 3044-52, 1998.  [PUBMED Abstract]

  28. Paulussen M, Ahrens S, Burdach S, et al.: Primary metastatic (stage IV) Ewing tumor: survival analysis of 171 patients from the EICESS studies. European Intergroup Cooperative Ewing Sarcoma Studies. Ann Oncol 9 (3): 275-81, 1998.  [PUBMED Abstract]

  29. Applebaum MA, Goldsby R, Neuhaus J, et al.: Clinical features and outcomes in patients with Ewing sarcoma and regional lymph node involvement. Pediatr Blood Cancer 59 (4): 617-20, 2012.  [PUBMED Abstract]

  30. Applebaum MA, Goldsby R, Neuhaus J, et al.: Clinical features and outcomes in patients with secondary Ewing sarcoma. Pediatr Blood Cancer 60 (4): 611-5, 2013.  [PUBMED Abstract]

  31. Roberts P, Burchill SA, Brownhill S, et al.: Ploidy and karyotype complexity are powerful prognostic indicators in the Ewing's sarcoma family of tumors: a study by the United Kingdom Cancer Cytogenetics and the Children's Cancer and Leukaemia Group. Genes Chromosomes Cancer 47 (3): 207-20, 2008.  [PUBMED Abstract]

  32. Schleiermacher G, Peter M, Oberlin O, et al.: Increased risk of systemic relapses associated with bone marrow micrometastasis and circulating tumor cells in localized ewing tumor. J Clin Oncol 21 (1): 85-91, 2003.  [PUBMED Abstract]

  33. Abudu A, Mangham DC, Reynolds GM, et al.: Overexpression of p53 protein in primary Ewing's sarcoma of bone: relationship to tumour stage, response and prognosis. Br J Cancer 79 (7-8): 1185-9, 1999.  [PUBMED Abstract]

  34. López-Guerrero JA, Machado I, Scotlandi K, et al.: Clinicopathological significance of cell cycle regulation markers in a large series of genetically confirmed Ewing's sarcoma family of tumors. Int J Cancer 128 (5): 1139-50, 2011.  [PUBMED Abstract]

  35. Ozaki T, Paulussen M, Poremba C, et al.: Genetic imbalances revealed by comparative genomic hybridization in Ewing tumors. Genes Chromosomes Cancer 32 (2): 164-71, 2001.  [PUBMED Abstract]

  36. Scotlandi K, Remondini D, Castellani G, et al.: Overcoming resistance to conventional drugs in Ewing sarcoma and identification of molecular predictors of outcome. J Clin Oncol 27 (13): 2209-16, 2009.  [PUBMED Abstract]

  37. Bramer JA, Abudu AA, Grimer RJ, et al.: Do pathological fractures influence survival and local recurrence rate in bony sarcomas? Eur J Cancer 43 (13): 1944-51, 2007.  [PUBMED Abstract]

  38. Parham DM, Hijazi Y, Steinberg SM, et al.: Neuroectodermal differentiation in Ewing's sarcoma family of tumors does not predict tumor behavior. Hum Pathol 30 (8): 911-8, 1999.  [PUBMED Abstract]

  39. Luksch R, Sampietro G, Collini P, et al.: Prognostic value of clinicopathologic characteristics including neuroectodermal differentiation in osseous Ewing's sarcoma family of tumors in children. Tumori 85 (2): 101-7, 1999 Mar-Apr.  [PUBMED Abstract]

  40. de Alava E, Kawai A, Healey JH, et al.: EWS-FLI1 fusion transcript structure is an independent determinant of prognosis in Ewing's sarcoma. J Clin Oncol 16 (4): 1248-55, 1998.  [PUBMED Abstract]

  41. van Doorninck JA, Ji L, Schaub B, et al.: Current treatment protocols have eliminated the prognostic advantage of type 1 fusions in Ewing sarcoma: a report from the Children's Oncology Group. J Clin Oncol 28 (12): 1989-94, 2010.  [PUBMED Abstract]

  42. Le Deley MC, Delattre O, Schaefer KL, et al.: Impact of EWS-ETS fusion type on disease progression in Ewing's sarcoma/peripheral primitive neuroectodermal tumor: prospective results from the cooperative Euro-E.W.I.N.G. 99 trial. J Clin Oncol 28 (12): 1982-8, 2010.  [PUBMED Abstract]

  43. Paulussen M, Ahrens S, Dunst J, et al.: Localized Ewing tumor of bone: final results of the cooperative Ewing's Sarcoma Study CESS 86. J Clin Oncol 19 (6): 1818-29, 2001.  [PUBMED Abstract]

  44. Rosito P, Mancini AF, Rondelli R, et al.: Italian Cooperative Study for the treatment of children and young adults with localized Ewing sarcoma of bone: a preliminary report of 6 years of experience. Cancer 86 (3): 421-8, 1999.  [PUBMED Abstract]

  45. Wunder JS, Paulian G, Huvos AG, et al.: The histological response to chemotherapy as a predictor of the oncological outcome of operative treatment of Ewing sarcoma. J Bone Joint Surg Am 80 (7): 1020-33, 1998.  [PUBMED Abstract]

  46. Oberlin O, Deley MC, Bui BN, et al.: Prognostic factors in localized Ewing's tumours and peripheral neuroectodermal tumours: the third study of the French Society of Paediatric Oncology (EW88 study). Br J Cancer 85 (11): 1646-54, 2001.  [PUBMED Abstract]

  47. Ferrari S, Bertoni F, Palmerini E, et al.: Predictive factors of histologic response to primary chemotherapy in patients with Ewing sarcoma. J Pediatr Hematol Oncol 29 (6): 364-8, 2007.  [PUBMED Abstract]

  48. Hawkins DS, Schuetze SM, Butrynski JE, et al.: [18F]Fluorodeoxyglucose positron emission tomography predicts outcome for Ewing sarcoma family of tumors. J Clin Oncol 23 (34): 8828-34, 2005.  [PUBMED Abstract]

  49. Denecke T, Hundsdörfer P, Misch D, et al.: Assessment of histological response of paediatric bone sarcomas using FDG PET in comparison to morphological volume measurement and standardized MRI parameters. Eur J Nucl Med Mol Imaging 37 (10): 1842-53, 2010.  [PUBMED Abstract]

  50. Lin PP, Jaffe N, Herzog CE, et al.: Chemotherapy response is an important predictor of local recurrence in Ewing sarcoma. Cancer 109 (3): 603-11, 2007.  [PUBMED Abstract]