In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Tumores de ovario de bajo potencial maligno: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 25 de junio de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Aspectos generales de las opciones de tratamiento



Hay diferentes tipos de tratamientos para las pacientes con tumores de ovario de bajo potencial maligno.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para las pacientes con tumores de ovario de bajo potencial maligno. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente en uso) y otros se encuentran en evaluación en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de un tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes con cáncer, tumores y afecciones relacionadas. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Las pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo para pacientes que no han comenzado un tratamiento.

Se usan dos tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

El tipo de cirugía (extirpación del tumor en una operación) depende del tamaño y la diseminación del tumor, y de los planes de la mujer con respecto a tener hijos. La cirugía puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Salpingooforectomía unilateral: cirugía para extirpar un ovario y una trompa de Falopio.
  • Salpingooforectomía bilateral: cirugía para extirpar ambos ovarios y ambas trompas de Falopio.
  • Histerectomía total y salpingooforectomía bilateral: cirugía para extirpar el útero, el cuello del útero, los dos ovarios y las trompas de Falopio. Si el útero y el cuello del útero se extirpan a través de la vagina, la operación se llama histerectomía vaginal. Si el útero y el cuello del útero se extirpan a través de una incisión (corte) grande en el abdomen, la operación se llama histerectomía abdominal total. Si el útero y el cuello del útero se extirpan a través de una incisión (corte) pequeña en el abdomen, mediante un laparoscopio, la operación se llama histerectomía laparoscópica total.
    Ampliar
    Histerectomía; la imagen muestra la anatomía del aparato reproductor femenino, la cual incluye los ovarios, el útero, la vagina, las trompas de Falopio y el cuello uterino. La línea de puntos indica los órganos y tejidos que se extirpan en una histerectomía total, una histerectomía total con salpingooforectomía y una histerectomía radical. En un recuadro se observa la ubicación de las dos incisiones posibles en el abdomen: una incisión transversal baja encima del área púbica y una incisión vertical entre el ombligo y el área púbica.
    Histerectomía. Se extirpa quirúrgicamente el útero, con otros órganos o tejidos o sin estos. En una histerectomía total, se extirpan el útero y el cuello uterino. En una histerectomía total con salpingooforectomía, se extirpan a) el útero más uno de los ovarios y una de las trompas de Falopio (unilateral), o b) el útero, ambos ovarios y ambas trompas de Falopio (bilateral). En una histerectomía radical, se extirpan el útero, el cuello uterino, ambos ovarios, ambas trompas de Falopio y el tejido circundante. Estos procedimientos se realizan mediante una incisión transversal baja o una incisión vertical.
  • Ooforectomía parcial: cirugía para extirpar una parte de uno o ambos ovarios.
  • Omentectomía: cirugía para extirpar el epiplón (pieza de tejido que reviste la pared abdominal).

Incluso si el médico extirpa todo el cáncer visible en el momento de la cirugía, la paciente puede recibir quimioterapia después de la cirugía a fin de eliminar toda célula cancerosa que haya quedado. El tratamiento administrado después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento de cáncer para el que se utilizan medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o evitando su multiplicación. Cuando la quimioterapia se administra oralmente o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan al torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas en todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y del estadio del cáncer que se está tratando.

Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

Para mayor información en inglés sobre ensayos clínicos, consultar el portal de Internet del NCI.

Las pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

Para algunas pacientes, participar en un ensayo clínico puede ser la mejor elección de tratamiento. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación en el campo de la medicina. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los nuevos tratamientos son seguros y eficaces, o son mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos actuales para las enfermedades se basan en ensayos clínicos previos. Las pacientes que participan en un ensayo clínico pueden recibir el tratamiento estándar o ser las primeras en recibir un tratamiento nuevo.

Las pacientes que participan en ensayos clínicos también ayudan a mejorar la manera en que se tratarán las enfermedades en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no lleven a tratamientos nuevos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a adelantar la investigación.

Las pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento.

Algunos ensayos clínicos solo incluyen a pacientes que todavía no han recibido tratamiento. Otros ensayos prueban tratamientos para pacientes cuya enfermedad no mejoró. Asimismo, hay ensayos clínicos que prueban nuevas maneras de impedir que una enfermedad recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios de un tratamiento.

Los ensayos clínicos se llevan a cabo en muchas partes del país. Para encontrar los enlaces a los ensayos clínicos en curso, consultar la sección sobre opciones de tratamiento que se presenta a continuación. Estos ensayos clínicos se encuentran en la base de datos de ensayos clínicos del NCI.

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Se pueden repetir algunas de las pruebas que se realizaron para diagnosticar la enfermedad. Algunas de las pruebas se repetirán para ver si el tratamiento funciona bien. Las decisiones para continuar, cambiar o interrumpir el tratamiento se toman de acuerdo con los resultados de estas pruebas. Este proceso a veces se llama reestadificación.

Algunas de las pruebas se continuarán realizando periódicamente después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si la enfermedad recidivó (volvió). Estas pruebas a veces se llaman pruebas de seguimiento o chequeos.