In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Rabdomiosarcoma infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 14 de noviembre de 2014

Clasificación celular

Rabdomiosarcoma embrionario
        Subtipos botrioide y de célula fusiforme
Rabdomiosarcoma alveolar
Rabdomiosarcoma pleomórfico (anaplásico)
Clasificación molecular

Los rabdomiosarcomas se pueden dividir en varios subtipos histológicos: rabdomiosarcoma embrionario, que consta de los subtipos embrionario, botrioide y de células fusiformes; rabdomiosarcoma alveolar y rabdomiosarcoma pleomorfo.[1,2]

Rabdomiosarcoma embrionario

El subtipo embrionario es el que se observa con mayor frecuencia en los niños, constituyendo aproximadamente 60 a 70% de los rabdomiosarcomas infantiles.[1] Por lo general, los tumores con histología embrionaria surgen en la región de la cabeza y el cuello, o en las vías genitourinarias, aunque se pueden presentar en cualquier sitio primario.

Subtipos botrioide y de célula fusiforme

Los tumores botrioides representan alrededor de 10% de todos los casos de rabdomiosarcomas y son tumores embrionarios que surgen bajo la superficie mucosa de los orificios corporales como la vagina, vejiga, nasofaringe y las vías biliares. Las variantes de células fusiformes del rabdomiosarcoma embrionario se observan con mayor frecuencia en el sitio paratesticular.[3] Tanto los subtipos botrioides como el de células fusiformes se relacionan con resultados muy favorables.[2]

Rabdomiosarcoma alveolar

Aproximadamente 20% de los niños con rabdomiosarcomas presentan el subtipo alveolar. Este subtipo se muestra con mayor frecuencia en adolescentes y pacientes con sitios primarios que comprometen las extremidades, el tronco y la región del perineo y perianal.[1]

En los ensayos en curso diseñados por el Sarcoma Committee of the Children's Oncology Group, para que un tumor se designe como alveolar, este debe contar con más de 50% de elementos alveolares; si el componente alveolar es 50% o menos, el tumor se considera embrionario. Para algunos estudios anteriores (la serie D, 1997–2005), cualquier foco alveolar era suficiente, pero luego se abandonó ese criterio.

Rabdomiosarcoma pleomórfico (anaplásico)

El rabdomiosarcoma pleomórfico se presenta principalmente en los adultos de 30 a 50 años de edad, y difícilmente se observa en niños.[4] En los adultos, el rabdomiosarcoma pleomórfico se relaciona con un pronóstico más precario. En los niños se prefiere el término anaplasia.[5] En una revisión retrospectiva de 546 pacientes pediátricos, la presencia de anaplasia solo se relacionó en un análisis con una variable con un resultado clínico inferior en pacientes de rabdomiosarcoma de riesgo intermedio.[6]

Clasificación molecular

Las histologías embrionarias y alveolares tienen características moleculares distintivas que han sido utilizadas en la confirmación del diagnóstico y podrían resultar útiles en la asignación del tratamiento y el control de la enfermedad residual mínima durante el tratamiento.[7-11]

  • Histología alveolar. Aproximadamente 70 a 80% de los tumores alveolares se caracterizan por traslocaciones entre el gen FOXO1en el cromosoma 13 y ya sea en el gen PAX3 en el cromosoma 2 ((t(2;13)(q35;q14)) o en el gen PAX7 en el cromosoma 1 (t(1;13)(p36;q14)).[7,12,13] Otras fusiones poco frecuentes incluyen a PAX3-NCOA1 y PAX3-INO80D.[14]Las traslocaciones que afectan el gen PAX3 se presentan en aproximadamente 59% de los casos de rabdomiosarcoma alveolar, mientras que el gen PAX7 parece estar afectado en 19% de los casos.[7] Los pacientes con una histología sólida de variante alveolar, presentan una incidencia más baja de fusiones genéticas PAX-FOXO1 que los pacientes que muestran una histología alveolar clásica.[15] En un análisis retrospectivo, se examinó la correlación entre las características inmunohistoquímicas y patológicas moleculares de los genes de fusión que se usan en el diagnóstico del rabdomiosarcoma alveolar.[16] Un algoritmo que incluyó cuatro marcadores inmunohistoquímicos (miogenina, AP-2-β, NOS-1 y HMGA2) tuvo 96% de sensibilidad para pronosticar positividad de fusión con 91 a 92% de especificidad. Los autores indicaron que esto podría ayudar a describir los casos en que no se dispone de características patológicas moleculares.

    Los casos alveolares relacionados con el gen PAX7, con metástasis o sin esta, parecen presentarse en pacientes de una edad más temprana y se pueden relacionar con tasas de supervivencia sin complicaciones (SSC) más extensas que aquellos casos relacionados con reordenamientos del gen PAX3.[17-22] Los pacientes de casos alveolares relacionados con el gen PAX3 tienen edad más avanzada y presentan una incidencia más alta de tumor invasor (T2). Alrededor de 22% de los casos que exhiben histología alveolar no tienen una traslocación del gen PAX que se pueda detectar.[11,15] Además de los reordenamientos en FOXO1, los tumores alveolares se caracterizan por una carga más baja de mutaciones que los tumores negativos para fusiones, con menos genes que tienen mutaciones recurrentes.[14,23] También se han descrito mutaciones en BCOR y PIK3CA, y amplificación de MYCN, MIR17HG y CDK4.

  • Histología embrionaria. Los tumores embrionarios a menudo muestran una pérdida de heterocigosidad en 11p15 y ganancias en el cromosoma 8.[13,24,25] Los tumores embrionarios tienen una tasa más alta de mutación de fondo y una tasa más alta variante de nucleótido único que los tumores alveolares; además, el número de mutaciones somáticas aumenta con la edad más avanzada en el momento del diagnóstico.[14,23] Los genes con mutaciones recurrentes incluyen aquellos en la vía RAS (por ejemplo, NRAS, KRAS, HRAS y NF1), que se observan juntas en alrededor de un tercio de los casos. Otros genes con mutaciones recurrentes son FGFR4, PIK3CA, CTNNB1, FBXW7 y BCOR, las cuales están presentes en menos de 10% de los casos.[14,23]

  • Características histológicas de células fusiformes o de tipo esclerosante: el rabdomiosarcoma de células fusiformes o de tipo esclerosante se propuso como una entidad separada en la Clasificación de tumores de tejido blando y óseos de la OMS.[26] Se han observado reordenamientos recurrentes del gen NCOA2 en el rabdomiosarcoma de células fusiformes congénito o infantil.[27] En niños grandes y adultos con rabdomiosarcoma de células fusiformes o de tipo esclerosante, se ha observado una mutación específica (p.L122R) en MYOD1 en un número considerable de pacientes.[28-30] La presencia de la mutación en MYOD1 se relaciona con un riesgo mayor de fracaso terapéutico.[28,29]

Estos hallazgos resaltan lo importante de las diferencias entre los tumores embrionarios y alveolares. Hay datos sobre los tumores alveolares que contienen las traslocaciones ya sea t(1;13) o t(2;13) (traslocación positiva) que son biológica y clínicamente diferentes de los tumores alveolares que no presentan traslocación (traslocación negativa) y de los tumores embrionarios.[11,31-34] En un estudio de los casos del Intergroup Rhabdomyosarcoma Study Group (IRSG), el resultado en pacientes con rabdomiosarcoma alveolar de traslocación negativa fue mejor que los observados en los casos de traslocaciones positivas y similar a los vistos en pacientes con rabdomiosarcoma embrionario, indicando que el estado de fusión es un factor crítico para la estratificación de riesgo en el rabdomiosarcoma pediátrico.[32] Sin embargo, un estudio alemán con 121 pacientes de rabdomiosarcoma alveolar no encontró diferencia significativa alguna en cuanto a la SSC a 5 años entre los pacientes que eran positivos al PAX-FOXO1 en comparación con aquellos negativos a la traslocación.[35]

En un estudio, se indica que los análisis de la expresión del metagén pueden clasificar a los pacientes con rabdomiosarcoma en tres grupos de riesgo distintos y podrían ser particularmente útiles en la identificación de pacientes con riesgo intermedio con características de riesgo alto. Se necesitan estudios ulteriores a fin de confirmar estos hallazgos.[31] En otro estudio, la expresión génica distintiva no parece agregar información pronóstica adicional más allá de la información disponible de la contribución del estado de fusión del PAX3/FOX01.[21]

Bibliografía
  1. Parham DM, Ellison DA: Rhabdomyosarcomas in adults and children: an update. Arch Pathol Lab Med 130 (10): 1454-65, 2006.  [PUBMED Abstract]

  2. Newton WA Jr, Gehan EA, Webber BL, et al.: Classification of rhabdomyosarcomas and related sarcomas. Pathologic aspects and proposal for a new classification--an Intergroup Rhabdomyosarcoma Study. Cancer 76 (6): 1073-85, 1995.  [PUBMED Abstract]

  3. Leuschner I: Spindle cell rhabdomyosarcoma: histologic variant of embryonal rhabdomyosarcoma with association to favorable prognosis. Curr Top Pathol 89: 261-72, 1995.  [PUBMED Abstract]

  4. Sultan I, Qaddoumi I, Yaser S, et al.: Comparing adult and pediatric rhabdomyosarcoma in the surveillance, epidemiology and end results program, 1973 to 2005: an analysis of 2,600 patients. J Clin Oncol 27 (20): 3391-7, 2009.  [PUBMED Abstract]

  5. Kodet R, Newton WA Jr, Hamoudi AB, et al.: Childhood rhabdomyosarcoma with anaplastic (pleomorphic) features. A report of the Intergroup Rhabdomyosarcoma Study. Am J Surg Pathol 17 (5): 443-53, 1993.  [PUBMED Abstract]

  6. Qualman S, Lynch J, Bridge J, et al.: Prevalence and clinical impact of anaplasia in childhood rhabdomyosarcoma : a report from the Soft Tissue Sarcoma Committee of the Children's Oncology Group. Cancer 113 (11): 3242-7, 2008.  [PUBMED Abstract]

  7. Barr FG, Smith LM, Lynch JC, et al.: Examination of gene fusion status in archival samples of alveolar rhabdomyosarcoma entered on the Intergroup Rhabdomyosarcoma Study-III trial: a report from the Children's Oncology Group. J Mol Diagn 8 (2): 202-8, 2006.  [PUBMED Abstract]

  8. Kelly KM, Womer RB, Barr FG: Minimal disease detection in patients with alveolar rhabdomyosarcoma using a reverse transcriptase-polymerase chain reaction method. Cancer 78 (6): 1320-7, 1996.  [PUBMED Abstract]

  9. Edwards RH, Chatten J, Xiong QB, et al.: Detection of gene fusions in rhabdomyosarcoma by reverse transcriptase-polymerase chain reaction assay of archival samples. Diagn Mol Pathol 6 (2): 91-7, 1997.  [PUBMED Abstract]

  10. Sartori F, Alaggio R, Zanazzo G, et al.: Results of a prospective minimal disseminated disease study in human rhabdomyosarcoma using three different molecular markers. Cancer 106 (8): 1766-75, 2006.  [PUBMED Abstract]

  11. Davicioni E, Anderson MJ, Finckenstein FG, et al.: Molecular classification of rhabdomyosarcoma--genotypic and phenotypic determinants of diagnosis: a report from the Children's Oncology Group. Am J Pathol 174 (2): 550-64, 2009.  [PUBMED Abstract]

  12. Dumont SN, Lazar AJ, Bridge JA, et al.: PAX3/7-FOXO1 fusion status in older rhabdomyosarcoma patient population by fluorescent in situ hybridization. J Cancer Res Clin Oncol 138 (2): 213-20, 2012.  [PUBMED Abstract]

  13. Merlino G, Helman LJ: Rhabdomyosarcoma--working out the pathways. Oncogene 18 (38): 5340-8, 1999.  [PUBMED Abstract]

  14. Shern JF, Chen L, Chmielecki J, et al.: Comprehensive genomic analysis of rhabdomyosarcoma reveals a landscape of alterations affecting a common genetic axis in fusion-positive and fusion-negative tumors. Cancer Discov 4 (2): 216-31, 2014.  [PUBMED Abstract]

  15. Parham DM, Qualman SJ, Teot L, et al.: Correlation between histology and PAX/FKHR fusion status in alveolar rhabdomyosarcoma: a report from the Children's Oncology Group. Am J Surg Pathol 31 (6): 895-901, 2007.  [PUBMED Abstract]

  16. Rudzinski ER, Anderson JR, Lyden ER, et al.: Myogenin, AP2β, NOS-1, and HMGA2 are surrogate markers of fusion status in rhabdomyosarcoma: a report from the soft tissue sarcoma committee of the children's oncology group. Am J Surg Pathol 38 (5): 654-9, 2014.  [PUBMED Abstract]

  17. Sorensen PH, Lynch JC, Qualman SJ, et al.: PAX3-FKHR and PAX7-FKHR gene fusions are prognostic indicators in alveolar rhabdomyosarcoma: a report from the children's oncology group. J Clin Oncol 20 (11): 2672-9, 2002.  [PUBMED Abstract]

  18. Krsková L, Mrhalová M, Sumerauer D, et al.: Rhabdomyosarcoma: molecular diagnostics of patients classified by morphology and immunohistochemistry with emphasis on bone marrow and purged peripheral blood progenitor cells involvement. Virchows Arch 448 (4): 449-58, 2006.  [PUBMED Abstract]

  19. Kelly KM, Womer RB, Sorensen PH, et al.: Common and variant gene fusions predict distinct clinical phenotypes in rhabdomyosarcoma. J Clin Oncol 15 (5): 1831-6, 1997.  [PUBMED Abstract]

  20. Barr FG, Qualman SJ, Macris MH, et al.: Genetic heterogeneity in the alveolar rhabdomyosarcoma subset without typical gene fusions. Cancer Res 62 (16): 4704-10, 2002.  [PUBMED Abstract]

  21. Missiaglia E, Williamson D, Chisholm J, et al.: PAX3/FOXO1 fusion gene status is the key prognostic molecular marker in rhabdomyosarcoma and significantly improves current risk stratification. J Clin Oncol 30 (14): 1670-7, 2012.  [PUBMED Abstract]

  22. Duan F, Smith LM, Gustafson DM, et al.: Genomic and clinical analysis of fusion gene amplification in rhabdomyosarcoma: a report from the Children's Oncology Group. Genes Chromosomes Cancer 51 (7): 662-74, 2012.  [PUBMED Abstract]

  23. Chen X, Stewart E, Shelat AA, et al.: Targeting oxidative stress in embryonal rhabdomyosarcoma. Cancer Cell 24 (6): 710-24, 2013.  [PUBMED Abstract]

  24. Koufos A, Hansen MF, Copeland NG, et al.: Loss of heterozygosity in three embryonal tumours suggests a common pathogenetic mechanism. Nature 316 (6026): 330-4, 1985 Jul 25-31.  [PUBMED Abstract]

  25. Scrable H, Witte D, Shimada H, et al.: Molecular differential pathology of rhabdomyosarcoma. Genes Chromosomes Cancer 1 (1): 23-35, 1989.  [PUBMED Abstract]

  26. Nascimento AF, Barr FG, Fletcher CD, et al., eds.: Spindle cell/sclerosing rhabdomyosarcoma. In: Fletcher CDM, Bridge JA, Hogendoorn P, et al., eds.: WHO Classification of Tumours of Soft Tissue and Bone. 4th ed. Lyon, France: IARC Press, 2013, pp 134-5. 

  27. Mosquera JM, Sboner A, Zhang L, et al.: Recurrent NCOA2 gene rearrangements in congenital/infantile spindle cell rhabdomyosarcoma. Genes Chromosomes Cancer 52 (6): 538-50, 2013.  [PUBMED Abstract]

  28. Kohsaka S, Shukla N, Ameur N, et al.: A recurrent neomorphic mutation in MYOD1 defines a clinically aggressive subset of embryonal rhabdomyosarcoma associated with PI3K-AKT pathway mutations. Nat Genet 46 (6): 595-600, 2014.  [PUBMED Abstract]

  29. Agaram NP, Chen CL, Zhang L, et al.: Recurrent MYOD1 mutations in pediatric and adult sclerosing and spindle cell rhabdomyosarcomas: evidence for a common pathogenesis. Genes Chromosomes Cancer 53 (9): 779-87, 2014.  [PUBMED Abstract]

  30. Szuhai K, de Jong D, Leung WY, et al.: Transactivating mutation of the MYOD1 gene is a frequent event in adult spindle cell rhabdomyosarcoma. J Pathol 232 (3): 300-7, 2014.  [PUBMED Abstract]

  31. Davicioni E, Anderson JR, Buckley JD, et al.: Gene expression profiling for survival prediction in pediatric rhabdomyosarcomas: a report from the children's oncology group. J Clin Oncol 28 (7): 1240-6, 2010.  [PUBMED Abstract]

  32. Williamson D, Missiaglia E, de Reyniès A, et al.: Fusion gene-negative alveolar rhabdomyosarcoma is clinically and molecularly indistinguishable from embryonal rhabdomyosarcoma. J Clin Oncol 28 (13): 2151-8, 2010.  [PUBMED Abstract]

  33. Davicioni E, Finckenstein FG, Shahbazian V, et al.: Identification of a PAX-FKHR gene expression signature that defines molecular classes and determines the prognosis of alveolar rhabdomyosarcomas. Cancer Res 66 (14): 6936-46, 2006.  [PUBMED Abstract]

  34. Skapek SX, Anderson J, Barr FG, et al.: PAX-FOXO1 fusion status drives unfavorable outcome for children with rhabdomyosarcoma: a children's oncology group report. Pediatr Blood Cancer 60 (9): 1411-7, 2013.  [PUBMED Abstract]

  35. Stegmaier S, Poremba C, Schaefer KL, et al.: Prognostic value of PAX-FKHR fusion status in alveolar rhabdomyosarcoma: a report from the cooperative soft tissue sarcoma study group (CWS). Pediatr Blood Cancer 57 (3): 406-14, 2011.  [PUBMED Abstract]