In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Cáncer de testículo: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 31 de octubre de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Información general sobre el cáncer de testículo



El cáncer de testículo es una enfermedad por la cual se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de uno o ambos testículos.

Los testículos son dos glándulas en forma de huevo situadas dentro del escroto (una bolsa de piel suelta que se encuentra suspendida directamente debajo del pene). Los testículos se sostienen dentro del escroto mediante el cordón espermático, que también contiene los vasos deferentes, y los vasos y nervios testiculares.

Ampliar
Anatomía del sistema reproductor y el sistema urinario masculino; el dibujo muestra vistas frontales y laterales de los uréteres, los ganglios linfáticos, la vejiga, el recto, la glándula prostática,  el conducto deferente, la uretra,  el pene y los testículos, la vesícula seminal, y el conducto eyaculatorio.
Anatomía del sistema reproductor y el sistema urinario masculino, muestra los testículos, la próstata, la vejiga y otros órganos.


Los testículos son las glándulas sexuales masculinas y producen testosterona y espermatozoides. Las células germinativas dentro de los testículos producen espermatozoides inmaduros que, a través de una red de túbulos (tubos minúsculos) y tubos más grandes, llegan al epidídimo (un tubo largo en espiral cerca de los testículos), donde los espermatozoides maduran y se almacenan.

Casi todos los cánceres de testículo comienzan en las células germinativas. Los dos tipos principales de tumores de células germinativas testiculares son seminomas y no seminomas. Estos dos tipos crecen y se diseminan de manera diferente y se tratan de distinta manera. Los no seminomas tienden a crecer y diseminarse más rápidamente que los seminomas. Los seminomas son más sensibles a la radiación. Un tumor testicular que contiene tanto células de seminoma como de no seminoma se trata como un no seminoma.

El cáncer de testículo es el cáncer más común en los hombres de 20 a 35 años de edad.

Los antecedentes de salud pueden influir en el riesgo de padecer de cáncer de testículo.

Cualquier cosa que aumenta la posibilidad de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a padecer de cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a padecer de cáncer. Consulte con su médico si piensa que puede estar en riesgo. Los factores de riesgo para el cáncer de testículo incluyen los siguientes aspectos:

Entre los signos y síntomas de cáncer de testículo, se incluyen inflamación o malestar en el escroto.

El cáncer de testículo u otras afecciones pueden causar estos u otros signos y síntomas. Consulte con su médico si presenta algo de lo siguiente:

  • Protuberancia indolora o inflamación en cualquiera de los testículos.
  • Cambio en los testículos al tacto.
  • Dolor sordo en el abdomen inferior o en la ingle.
  • Acumulación súbita de líquido en el escroto.
  • Dolor o incomodidad en un testículo o en el escroto.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de testículo, se utilizan pruebas que examinan los testículos y la sangre.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar signos generales de salud, incluido el examen de signos de enfermedad, como protuberancias o todo lo que tenga aspecto inusual. Se examina la presencia de protuberancias, inflamación o dolor en los testículos. También se anotan los antecedentes de hábitos de salud, y las enfermedades y tratamientos anteriores del paciente.

  • Ecografía : procedimiento para el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasonido) en los tejidos u órganos internos para producir ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama ecograma.

  • Prueba sérica de marcadores tumorales : procedimiento en el que se examina una muestra de sangre para medir las cantidades de ciertas sustancias liberadas en la sangre por órganos, tejidos o células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias se relacionan con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. Estas se llaman marcadores tumorales. Para detectar un cáncer de testículo se utilizan los marcadores tumorales siguientes:Los índices de marcadores tumorales se miden antes de la orquiectomía inguinal y la biopsia, para ayudar a diagnosticar el cáncer de testículo.

  • Orquiectomía inguinal: procedimiento para extirpar todo el testículo a través de una incisión en la ingle. Después, se observa una muestra de tejido del testículo bajo un microscopio para verificar si hay células cancerosas. (El cirujano no corta el escroto hacia el testículo para extraer una muestra de tejido en el momento de realizar una biopsia porque, si hay un cáncer, este procedimiento podría hacer que el cáncer se disemine hasta el escroto y los ganglios linfáticos. Es importante elegir a un cirujano con experiencia en esta clase de cirugía). Si se encuentra cáncer, se determina el tipo de célula (seminoma o no seminoma) para ayudar a planificar el tratamiento.

Ciertos factores influyen en el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Estadio del cáncer (si está en el testículo o cerca del mismo o si se diseminó hasta otros lugares del cuerpo y concentraciones de αFP, GCH-ß y LDH en la sangre).
  • Tipo de cáncer.
  • Tamaño del tumor.
  • Número y tamaño de los ganglios linfáticos retroperitoneales.

El cáncer de testículo habitualmente se puede curar en pacientes que reciben quimioterapia adyuvante o radioterapia luego de su tratamiento primario.

El tratamiento del cáncer de testículo puede producir esterilidad.

Ciertos tratamientos para el cáncer de testículo pueden producir esterilidad permanente. Los pacientes que desean tener niños deben considerar el almacenamiento de esperma antes de someterse a tratamiento. El almacenamiento de esperma es el proceso mediante el cual se congelan los espermatozoides y se almacenan para su uso en el futuro.

Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Aspectos relacionados con la sexualidad y la reproducción.