English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Cáncer de las vías biliares extrahepáticas: Tratamiento (PDQ®)

Cáncer de las vías biliares extrahepáticas localizado

En una minoría de los casos, el cáncer de las vías biliares proximales puede ser resecado completamente. No se logran curaciones en estos pacientes con mucha frecuencia en contraste con los pacientes con tumores que surgen en las vías biliares distales, para quienes se puede lograr una supervivencia a cinco años en hasta un 25% de los pacientes.

Opciones de tratamiento estándar:

  1. Cirugía. El procedimiento quirúrgico óptimo en el tratamiento de carcinoma de las vías biliares extrahepáticas variará según la localización a lo largo del árbol biliar, la extensión de la afección del parénquima hepático y la proximidad del tumor a los principales vasos sanguíneos de esta región. Es obligatorio evaluar el estado de los ganglios linfáticos regionales durante la cirugía, ya que la complicación ganglionar comprobada podría impedir una resección potencialmente curativa. Las operaciones de cáncer de las vías biliares son por lo general extensas, tienen una mortalidad operatoria alta (5 – 10%) y posibilidad baja de curación. Los casos con cáncer del extremo inferior del conducto y complicación de los ganglios linfáticos regionales pueden justificar una resección extensa (procedimiento de Whipple), pero las operaciones de desviación o férulas endoluminales son una alternativa si los ganglios linfáticos están afectados clínicamente por el cáncer.[1]

    En pacientes con ictericia, el drenaje percutáneo con catéter transhepático o colocación endoscópica de una cánula para aliviar la obstrucción biliar debería tomarse en cuenta antes de la operación, especialmente si la ictericia es grave o si existe algún elemento de azotemia. La comprensión tanto de la anatomía normal como variada vascular y ductal de la porta hepática ha aumentado el número de tumores en la bifurcación del conducto hepático (tumores de Klatskin) que pueden ser resecados.[1-3]

  2. Radioterapia de haz externo (EBRT). Se ha usado EBRT junto con resección quirúrgica.[4]

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés localized extrahepatic bile duct cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía

  1. Shutze WP, Sack J, Aldrete JS: Long-term follow-up of 24 patients undergoing radical resection for ampullary carcinoma, 1953 to 1988. Cancer 66 (8): 1717-20, 1990. [PUBMED Abstract]
  2. Bismuth H, Nakache R, Diamond T: Management strategies in resection for hilar cholangiocarcinoma. Ann Surg 215 (1): 31-8, 1992. [PUBMED Abstract]
  3. Pinson CW, Rossi RL: Extended right hepatic lobectomy, left hepatic lobectomy, and skeletonization resection for proximal bile duct cancer. World J Surg 12 (1): 52-9, 1988. [PUBMED Abstract]
  4. Cameron JL, Pitt HA, Zinner MJ, et al.: Management of proximal cholangiocarcinomas by surgical resection and radiotherapy. Am J Surg 159 (1): 91-7; discussion 97-8, 1990. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 20 de marzo de 2014