¿Prequntas sobre el cáncer?

Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento (PDQ®)

Versión para pacientes

Adaptación normal

Los pacientes que viven con cáncer necesitan hacer ajustes en sus vidas para hacer frente a la enfermedad y los cambios en el tratamiento.

Vivir con un diagnóstico de cáncer incluye muchos ajustes de vida. La adaptación normal incluye aprender a hacer frente al sufrimiento emocional y resolver los problemas que trae consigo el cáncer. Los pacientes que viven con cáncer no realizan todos esos ajustes de una vez, sino durante un período de tiempo a medida de que cambian su enfermedad y tratamiento. Los pacientes pueden necesitar realizar ajustes en las siguientes situaciones:

  • Al conocer el diagnóstico.
  • Mientras se trata su cáncer.
  • Al terminar el tratamiento.
  • Al enterarse de que su cáncer está en remisión.
  • Al enterarse de que su cáncer volvió.
  • Cuando pasa a ser un sobreviviente de cáncer.

Los métodos para hacer frente a situaciones difíciles ayudan a que el paciente se adapte.

Los pacientes encuentran que es más fácil adaptarse si pueden continuar con sus rutinas y trabajo habituales, seguir realizando actividades que les importan y hacer frente a la tensión en sus vidas.

Hacer frente a situaciones difíciles es el uso de pensamientos y comportamientos para adaptarse a las situaciones que presenta la vida. La manera en que la gente hace frente a esas situaciones habitualmente se relaciona con las características de su personalidad (por ejemplo, si generalmente son optimistas o pesimistas, o son tímidos o sociables).

Los métodos para hacer frente incluyen el uso de pensamientos o comportamientos en situaciones especiales. Por ejemplo, cambiar una rutina diaria o un horario de trabajo para manejar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer como mecanismo para hacer frente a una situación difícil. El uso de mecanismos para hacer frente a situaciones difíciles puede ayudar al paciente a lidiar con ciertos problemas, el sufrimiento emocional y el cáncer en su vida diaria.

Los pacientes que se adaptan bien habitualmente participan mucho en hacer frente al cáncer. Ellos también continúan buscando el significado y lo que es importante en sus vidas. Los pacientes que no se adaptan bien se pueden distanciar de relaciones o situaciones, y se sienten sin esperanza. Se están realizando estudios para determinar el modo en que los diferentes tipos de métodos para hacer frente a situaciones difíciles afectan la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer.

Los pacientes que se están ajustando a los cambios que causa el cáncer pueden experimentar sufrimiento.

El sufrimiento se puede presentar cuando los pacientes se sienten incapaces de manejar o controlar los cambios que causa el cáncer. Los pacientes con el mismo diagnóstico o tratamiento pueden tener grados muy diferentes de sufrimiento. Los pacientes sufren menos cuando sienten que las exigencias del diagnóstico o el tratamiento no son muchas o el grado de apoyo que reciben es alto. Por ejemplo, un profesional de la atención de la salud puede ayudar al paciente a ajustarse a los efectos secundarios de la quimioterapia si le proporciona medicinas para las náuseas.

La manera en que cada paciente hace frente al cáncer depende de muchos factores físicos y emocionales.

Los siguientes factores afectan el modo en que un paciente hace frente a la tensión que causa el cáncer:

  • El tipo de cáncer, su estadio y las probabilidades de recuperación.
  • Si el paciente fue recién diagnosticado, está en tratamiento, está en remisión o sufre una recidiva.
  • La edad del paciente.
  • Si el paciente puede recibir tratamiento.
  • Cuán bien el paciente enfrenta habitualmente la tensión.
  • El número de situaciones de la vida que provocan tensión que enfrentó el paciente durante el último año; por ejemplo, comenzar un trabajo nuevo o mudarse.
  • Si el paciente obtiene apoyo de amigos y familiares.
  • Presiones sociales causadas por las creencias y miedos de otras personas sobre del cáncer.

Los pacientes con cáncer necesitan distintas habilidades para hacer frente a situaciones difíciles en diferentes momentos.

Las habilidades para hacer frente que se necesitan cambiarán en momentos importantes como los siguientes:

Al conocer el diagnóstico

El proceso de adaptarse al cáncer empieza antes de conocer el diagnóstico. Los pacientes se pueden sentir preocupados y temerosos cuando tienen síntomas que no se explican o se someten a pruebas para determinar si tienen cáncer.

Un diagnóstico de cáncer puede causar un sufrimiento emocional que es normal y esperable. Algunos pacientes pueden no creerlo y preguntan: "¿Está seguro que tiene los resultados correctos?" Se pueden sentir aturdidos o sobresaltados, o pensar: "Esto no me puede estar pasando a mí". Muchos pacientes se preguntan: "¿Me puedo morir por esto?"

Muchos pacientes sienten que no pueden pensar con claridad y pueden no entender o recordar la información que el médico les da acerca del diagnóstico y las opciones de tratamiento. Los pacientes deberían tener alguna forma de revisar más tarde esta información. Resulta de ayuda que vayan con otra persona a la consulta, traigan un grabador o soliciten una segunda consulta para hacer preguntas al médico y revisar el plan de tratamiento. Para mayor información, consultar la sección sobre Hablar con el equipo de atención de la salud en el sumario del PDQ sobre Comunicación en la atención del cáncer.

Cuando los pacientes aceptan el diagnóstico, empiezan a sentir síntomas de sufrimiento como los siguientes:

Cuando los pacientes reciben y entiende la información sobre el cáncer y las opciones de tratamiento, se pueden empezar a sentir más esperanzados. Con el tiempo y el uso de formas de enfrentar las dificultades que les sirvieron en el pasado y el aprendizaje de otras formas nuevas de lidiar con los problemas, habitualmente los pacientes se adaptan a tener cáncer. Durante este período, puede ser útil la ayuda profesional adicional para hacer frente a problemas tales como la fatiga, la dificultad para dormir y la depresión.

Durante el tratamiento del cáncer

A medida que los pacientes reciben tratamiento para el cáncer, establecen estrategias para hacer frente a dificultades tales como adaptarse a la tensión que presenta el tratamiento. Los pacientes pueden sufrir de ansiedad o miedos por los siguientes aspectos:

  • Procedimientos que pueden ser dolorosos.
  • Efectos secundarios como caída del cabello, náuseas y vómitos, fatiga o dolor.
  • Cambios en las rutinas diarias en el trabajo o el hogar.

Por lo habitual, los pacientes se adaptan bien cuando pueden comparar la incomodidad por un período corto con los beneficios a largo plazo (por ejemplo, vivir más tiempo) y deciden que "Vale la pena". Las preguntas que los pacientes pueden hacer durante el tratamiento incluyen: "¿Podré sobrevivir a esto?", "¿Será posible que me quiten todo el cáncer? o "¿Qué efectos secundarios voy a sufrir?". Resulta de ayuda encontrar maneras de enfrentar los problemas que causa el cáncer, como sentirse cansado, ir y volver del tratamiento, y tener que hacer cambios en el horario de trabajo.

Al terminar el tratamiento

La terminación del tratamiento del cáncer puede causar sentimientos encontrados. Puede ser un momento de celebración y alivio porque el tratamiento terminó. Pero también puede ser un momento de preocupación de que el cáncer vuelva. Muchos pacientes se ponen felices porque el tratamiento terminó, pero sienten un aumento de la ansiedad en la medida en que ven al médico menos a menudo. Otras preocupaciones incluyen volver al trabajo y a la vida familiar, y sentirse muy preocupados cuando tienen cualquier cambio en su salud.

Durante la remisión, los pacientes se pueden poner tensos antes de las visitas médicas de seguimiento porque temen que el cáncer haya vuelto. Esperar los resultados de las pruebas puede causar mucha tensión.

Es más probable que los pacientes que pueden expresar tanto sus emociones positivas como sus emociones negativas se adapten bien. Los pacientes son más capaces de hacer frente a la tensión emocional de terminar el tratamiento y permanecer en remisión cuando presentan las siguientes características:

  • Son honestos acerca de sus emociones.
  • Son concientes de sus propios sentimientos y pueden compartirlos con otros.
  • Son capaces de aceptar sus sentimientos sin pensar si son correctos o incorrectos, o son buenos o malos, y están dispuestos a abrirse paso entre sus emociones.
  • Tienen el apoyo de otros que están dispuestos a escuchar y aceptar sus sentimientos.

Al enterarse de que el cáncer volvió

A veces, el cáncer vuelve y no mejora con un tratamiento. El plan de tratamiento entonces cambio de uno dirigido a la cura del cáncer a otro que proporciona consuelo y alivia los síntomas. Esto puede causar una gran ansiedad en el paciente. Al principio, el paciente puede sentirse sobresaltado y ser incapaz de creerlo. Esto puede ser seguido por un período de sufrimiento como depresión, dificultad para concentrarse e incapacidad para dejar de pensar en la muerte. Los signos de adaptación normal incluyen los siguientes aspectos:

  • Momentos de tristeza y llanto.
  • Sentimiento de ira hacia Dios u otro poder superior.
  • Momentos de aislarse de los otros y querer estar solo.
  • Pensamientos de darse por vencido.

Los pacientes se adaptan lentamente al retorno del cáncer. Dejan de esperar curarse del cáncer y empiezan con un tipo diferente de proceso de sanación. La sanación es un proceso que permite volver a sentirse completo al cambiar el modo de vida de muchas maneras al enfrentar la posibilidad de morir. Es muy importante que los pacientes conserven la esperanza mientras se adaptan al regreso del cáncer. Algunos pacientes mantienen la esperanza a través de su espiritualidad o las creencias religiosas. (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre La espiritualidad en el tratamiento del cáncer).

Cuando se pasa a ser un sobreviviente de cáncer

Los pacientes se adaptan a la terminación del tratamiento del cáncer y pasan a ser sobrevivientes a largo plazo con el pasar de los años. A medida que los tratamientos para el cáncer mejoraron, el cáncer se volvió una enfermedad crónica para algunos pacientes. Algunos de los problemas que informan los sobrevivientes de cáncer cuando enfrentan el futuro son los siguientes:

  • Sentir la ansiedad de que el cáncer vuelva.
  • Sentir que pierden el control.
  • Recuerdos de la quimioterapia (como sus olores o su aspecto) que causan ansiedad y náusea.
  • Síntomas de tensión postraumática, como no poder dejar de pensar en el cáncer o su tratamiento, o sentirse solo y aislado de los demás.
  • Preocupaciones por la imagen corporal y la sexualidad.

La mayoría de los pacientes se adaptan bien y algunos hasta afirman que la experiencia de sobrevivir al cáncer les hizo sentir mayor aprecio por la vida, los ayudó a entender lo que es más importante en la vida y a tener creencias espirituales o religiosas más fuertes.

Algunos pacientes tienen más dificultad para adaptarse debido a problemas médicos, menos amigos y familiares para darles apoyo, problemas económicos o de salud mental que no se relacionan con el cáncer.

  • Actualización: 10 de octubre de 2013