In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Depresión (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 18 de febrero de 2014

Información general sobre la depresión



La depresión es diferente de la tristeza normal.

La depresión no es simplemente sentirse triste. La depresión es un trastorno con síntomas específicos que se pueden diagnosticar y tratar. Cerca de la cuarta parte de los pacientes de cáncer se deprimen. Los números de hombres y mujeres afectados son casi los mismos.

Una persona diagnosticada con cáncer se enfrenta con muchos temas que provocan tensión. Estos pueden ser los siguientes:

  • Miedo a la muerte.
  • Cambios en los planes de vida.
  • Cambios en la imagen corporal y la autoestima.
  • Cambios en la vida diaria.
  • Preocupaciones económicas y legales.

La tristeza y la aflicción son reacciones normales ante un diagnóstico de cáncer. Una persona con cáncer también puede tener:

  • Sentimientos de la incredulidad, negación o desesperación.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida de apetito.
  • Ansiedad o preocupación por el futuro.

No todas las personas diagnosticadas con cáncer reaccionan de la misma manera. Algunos pacientes de cáncer pueden no experimentar depresión o ansiedad, mientras que otros experimentan niveles altos de ambos estados.

Entre los signos que muestran que una persona se adaptó al diagnóstico y tratamiento del cáncer se incluye ser capaz de mantenerse activo en la vida diaria y continuar cumpliendo funciones como las siguientes:

  • Cónyuge.
  • Padre.
  • Empleado.

Este sumario trata sobre todo de la depresión en adultos con cáncer. Hay una sección al final del sumario sobre la depresión en los niños con cáncer.

Algunos pacientes de cáncer pueden tener un riesgo más alto de depresión.

Hay factores de riesgo conocidos de depresión después de un diagnóstico de cáncer. Los factores que aumentan el riesgo de depresión no siempre se relacionan con el cáncer.

Factores de riesgo relacionados con el cáncer.

Los factores de riesgo relacionados con el cáncer que pueden causar depresión pueden ser los siguientes:

Factores de riesgo no relacionados con el cáncer.

Los factores de riesgo que no se relacionan con el cáncer pueden ser los siguientes:

Hay muchas afecciones que pueden causar depresión.

Entre las afecciones que pueden causar depresión están las siguientes:

La depresión y la ansiedad son habituales en los pacientes cuyo cáncer está avanzado y ya no se puede tratar.

Los pacientes cuyo cáncer ya no se puede tratar a menudo se sienten deprimidos y ansiosos. Estos sentimientos pueden empobrecer la calidad de vida. Los pacientes con enfermedad terminal que están deprimidos informan que se preocupan por los siguientes aspectos:

  • Síntomas.
  • Relaciones.
  • Creencias acerca de la vida.

Los pacientes con enfermedad terminal que están deprimidos sienten que son "una carga" aunque no dependan mucho de otras personas.

Los familiares también tienen riesgo de depresión.

La ansiedad y la depresión también son comunes en los familiares que cuidan a un ser querido enfermo de cáncer. Los hijos se ven afectados cuando uno de los padres con cáncer está deprimido y pueden tener ellos mismos problemas emocionales y de comportamiento.

La buena comunicación ayuda. Es más probable que los familiares que hablan de sus sentimientos y resuelven problemas estén menos ansiosos y deprimidos.