Depresión (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Información general sobre la depresión

Puntos importantes

  • La depresión es diferente de la tristeza normal.
  • Es posible que algunos pacientes tengan un riesgo más alto de depresión.
  • Hay muchas afecciones que pueden causar depresión.
  • Los familiares también tienen riesgo de depresión.

La depresión es diferente de la tristeza normal.

La depresión no es simplemente sentirse triste. La depresión es un trastorno con síntomas específicos que se pueden diagnosticar y tratar. De cada 10 pacientes con diagnóstico de cáncer, alrededor de 2 se deprimen. El número de hombres y mujeres afectados es casi igual.

Una persona con diagnóstico de cáncer se enfrenta con muchos temas que provocan tensión. Entre estos, los siguientes:

  • Miedo a la muerte.
  • Cambios en los planes de vida.
  • Cambios en la imagen corporal y la autoestima.
  • Cambios en la vida diaria.
  • Preocupaciones por el dinero y los asuntos legales.

La tristeza y la aflicción son reacciones comunes ante un diagnóstico de cáncer. Una persona con cáncer también puede presentar lo siguiente:

  • Sentimientos de la incredulidad, negación o desesperación.
  • Dificultad para dormir.
  • Pérdida de apetito.
  • Ansiedad o preocupación por el futuro.

No todas las personas que reciben un diagnóstico de cáncer reaccionan de la misma manera. Es posible que algunos pacientes de cáncer no experimenten depresión o ansiedad, mientras que otros experimentan depresión mayor o un trastorno de ansiedad. (Para obtener más información sobre los trastornos de ansiedad, consulte el sumario del PDQ Adaptación al cáncer: ansiedad y sufrimiento).

Los signos que muestran que una persona se adaptó al diagnóstico y el tratamiento del cáncer son los siguientes:

  • Ser capaz de mantenerse activo en la vida diaria.
  • Continuar cumpliendo las funciones de cónyuge, padre o empleado.
  • Ser capaz de manejar sus sentimientos y emociones relacionados con el cáncer.

Este sumario trata sobre todo de la depresión en los adultos con cáncer. Hay una sección al final del sumario sobre la depresión en los niños con cáncer. (Para obtener más información, consulte la sección de este sumario sobre La depresión en los niños).

Es posible que algunos pacientes tengan un riesgo más alto de depresión.

Hay factores de riesgo conocidos de depresión después de un diagnóstico de cáncer. Cualquier cosa que aumente su probabilidad de presentar depresión se llama factor de riesgo de depresión. Los factores que aumentan el riesgo de depresión no siempre se relacionan con el cáncer.

Los factores de riesgo que no se relacionan con el cáncer y que quizás causen depresión son los siguientes:

Los factores de riesgo relacionados con el cáncer que podrían causar depresión son los siguientes:

Hay muchas afecciones que pueden causar depresión.

Entre las afecciones que pueden causar depresión están las siguientes:

Los familiares también tienen riesgo de depresión.

La ansiedad y la depresión se pueden presentar en los familiares que cuidan a un ser querido enfermo de cáncer. Es menos probable que los miembros de la familia que hablan sobre sus sentimientos y resuelven problemas juntos tengan grados altos de depresión y ansiedad.

Diagnóstico de la depresión

Puntos importantes

  • Hay diferentes tipos de depresión.
  • La depresión mayor tiene síntomas específicos que duran más de dos semanas.
  • Su proveedor de atención de la salud conversará con usted para determinar si tiene síntomas de depresión.
  • Para diagnosticar la depresión, se usan exámenes físicos, exámenes mentales y pruebas de laboratorio.

Hay diferentes tipos de depresión.

El tipo de depresión depende en parte de los síntomas que el paciente tenga y de la duración de estos. La depresión mayor es uno de los tipos de depresión. El tratamiento depende del tipo de depresión.

La depresión mayor tiene síntomas específicos que duran más de dos semanas.

Es normal que se sienta triste cuando usted se entera que tiene cáncer, pero un diagnóstico de depresión mayor va más allá de sentirse infeliz.

Los síntomas de la depresión mayor son los siguientes:

  • Sentirse triste casi todo el tiempo.
  • Perder el placer y el interés por las actividades que solía disfrutar.
  • Sufrir cambios en los hábitos de alimentación y sueño.
  • Tener respuestas físicas o mentales más lentas.
  • Sentirse inquieto o nervioso.
  • Cansarse sin explicación.
  • Sentirse inútil, desesperanzado o indefenso.
  • Sentir mucha culpa sin motivo.
  • No poder prestar atención.
  • Pensar lo mismo una y otra vez.
  • Pensar seguido en la muerte o el suicidio.

Los síntomas de depresión no son los mismos en cada paciente.

Su proveedor de atención de la salud conversará con usted para determinar si tiene síntomas de depresión.

Su proveedor de atención de la salud querrá saber cómo se siente y es posible que quiera hablar con usted sobre los siguientes temas:

  • Sus sentimientos acerca de tener cáncer. Es posible que una conversación con su médico le ayude a saber si sus sentimientos son de tristeza normal o de algo más grave.
  • Sus estados de ánimo. Le pueden pedir que mida su estado de ánimo en una escala.
  • Cualquier síntoma que haya tenido y el tiempo que duraron sus síntomas.
  • El modo en que los síntomas afectan su vida diaria; por ejemplo, sus relaciones, su trabajo y su capacidad de disfrutar sus actividades habituales.
  • Otros aspectos de su vida que le están causando tensión.
  • Cuán fuerte es su sistema de apoyo social.
  • Todos los medicamentos que está tomando y otros tratamientos que está recibiendo. A veces, los efectos secundarios de los medicamentos para el cáncer se parecen a los síntomas de depresión. Esto es más probable que ocurra durante un tratamiento activo o si tiene un cáncer avanzado.

Esta información le ayudará a usted y a su médico para determinar si su tristeza es normal o si tiene depresión.

Es posible que se repita el examen de la depresión en momentos en los que aumenta la tensión, como cuando el cáncer empeora o vuelve después del tratamiento.

Para diagnosticar la depresión, se usan exámenes físicos, exámenes mentales y pruebas de laboratorio.

Además de conversar con usted, el médico tal vez realice las siguientes pruebas y procedimientos para determinar si tiene depresión:

  • Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud, así como los antecedentes de enfermedades como la depresión y los tratamientos aplicados en cada caso. Un examen físico puede ayudar a descartar otras causas de sus síntomas.
  • Pruebas de laboratorio: procedimientos médicos en los que se analizan muestras de tejido, sangre, orina y otras sustancias del cuerpo. Estas pruebas ayudan a diagnosticar enfermedades, planificar y controlar el tratamiento, o vigilar la evolución de la enfermedad. Las pruebas de laboratorio se usan para descartar una afección que pueda causar síntomas de depresión.
  • Examen del estado mental: examen que se realiza para tener una idea general de su estado mental al revisar los siguientes aspectos:
    • Su apariencia y el modo en que actúa.
    • Su estado de ánimo.
    • El modo en que habla.
    • Su memoria.
    • Su capacidad de prestar atención y entender conceptos simples.

Tratamiento de la depresión

Puntos importantes

  • La decisión de tratar la depresión depende de su duración y del modo en que afecta su vida.
  • La orientación o la terapia de conversación ayudan a algunos pacientes de cáncer con depresión.
  • Los antidepresivos ayudan a los pacientes de cáncer con depresión.
  • Hay diferentes tipos de antidepresivos.
  • Hay varios factores que ayudan a saber qué antidepresivo es mejor para usted.
  • Su médico lo supervisará de cerca para determinar si debe cambiar o suspender su antidepresivo.

La decisión de tratar la depresión depende de su duración y del modo en que afecta su vida.

Si usted no es capaz de realizar sus actividades habituales, tiene síntomas graves o los síntomas no desaparecen, es posible que necesite tratar su depresión. El tratamiento de la depresión incluye terapia de conversación, medicamentos o ambas cosas.

La orientación o la terapia de conversación ayudan a algunos pacientes de cáncer con depresión.

Su médico le puede indicar que consulte con un psicólogo o un psiquiatra por las siguientes razones:

  • Sus síntomas se trataron con medicamentos durante 2 a 4 semanas y no mejoraron.
  • Su depresión empeoró.
  • Los antidepresivos que toma le causan efectos secundarios no deseados.
  • La depresión le impide continuar con su tratamiento del cáncer.

La mayoría de los programas de orientación o de terapia de conversación para la depresión se ofrecen en forma individual o en grupos pequeños. Estos programas son los siguientes:

Es posible que haya más de un tipo de programa de terapia que le sirva. Un programa de terapia lo puede ayudar a aprender lo siguiente:

  • Habilidades para enfrentar y resolver problemas.
  • Habilidades para relajarse y disminuir la tensión.
  • Formas de deshacerse de los pensamientos negativos o cambiarlos.
  • Formas de dar y aceptar apoyo social.
  • Información sobre el cáncer y su tratamiento.

Hablar con un clérigo también ayuda a algunas personas.

Los antidepresivos ayudan a los pacientes de cáncer con depresión.

Los antidepresivos pueden ayudar a aliviar la depresión y sus síntomas. Es probable que reciba varios medicamentos durante su atención del cáncer. Es peligroso mezclar algunos medicamentos anticancerosos con ciertos antidepresivos o con ciertos alimentos, hierbas o suplementos nutricionales. Es importante informar a sus proveedores de atención de la salud acerca de todos los medicamentos, hierbas y suplementos nutricionales que esté tomando, incluso los medicamentos que se aplican como parches en la piel y cualquier otra enfermedad, afección o síntomas que tenga. Esto podría ayudar a prevenir reacciones no deseadas a los antidepresivos.

Si toma antidepresivos, es importante que lo haga bajo supervisión médica. Algunos antidepresivos tardan de 3 a 6 semanas para tener efecto. Por lo general, comenzará con una dosis baja que se aumenta de a poco hasta encontrar la dosis correcta para usted. Esto ayuda a evitar los efectos secundarios. Los antidepresivos se pueden tomar durante un año o más.

Hay diferentes tipos de antidepresivos.

La mayoría de los antidepresivos ayudan a tratar la depresión porque alteran las concentraciones de sustancias químicas del cerebro, mientras que otros afectan los receptores de las células. Los nervios usan estas sustancias químicas para enviarse mensajes entre sí. El aumento de la cantidad de estas sustancias químicas ayuda a mejorar el estado de ánimo. Los diferentes tipos de antidepresivos actúan sobre estas sustancias de diferentes maneras y tienen distintos efectos secundarios.

Hay varios tipos de antidepresivos que se usan para tratar la depresión:

  • ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina): medicamentos que impiden que las células nerviosas reabsorban la serotonina (una sustancia que los nervios usan para enviarse mensajes entre sí) que producen. Esto significa que hay más serotonina para que la usen otras células nerviosas. Los ISRS incluyen medicamentos como el citalopram, la fluoxetina y la vilazodona.
  • IRSN (inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina): medicamentos que impiden que las células nerviosas que elaboran serotonina y norepinefrina las reabsorban. Esto significa que hay más serotonina para que la usen otras células nerviosas. Es posible que algunos IRSN alivien la neuropatía que causa la quimioterapia o los sofocos que causa la menopausia. Los IRSN incluyen medicamentos antiguos como los antidepresivos tricíclicos y medicamentos más nuevos como la venlafaxina.
  • IRDN (inhibidores de la recaptación de norepinefrina y dopamina): medicamentos que impiden que las sustancias químicas cerebrales norepinefrina y dopamina se reabsorban. Esto significa que hay más norepinefrina y dopamina para que las usen otras células nerviosas. El único IRDN que por ahora está aprobado para tratar la depresión es el bupropión.

Hay otros tipos de antidepresivos que se pueden usar:

Es posible administrar otros medicamentos junto con antidepresivos para tratar otros síntomas. Se pueden administrar benzodiazepinas para disminuir la ansiedad y psicoestimulantes para aumentar la energía y mejorar la concentración.

Hay varios factores que ayudan a saber qué antidepresivo es mejor para usted.

Elegir el mejor antidepresivo para usted depende de los siguientes aspectos:

  • Sus síntomas.
  • Los efectos secundarios del antidepresivo.
  • Sus antecedentes médicos.
  • Otros medicamentos que esté tomando.
  • Cómo respondieron usted o sus familiares a los antidepresivos en el pasado.
  • La presentación del medicamento que puede tomar (por ejemplo, píldoras o líquido).

Es posible que pruebe distintos tratamientos hasta encontrar el más apropiado para usted.

Su médico lo supervisará de cerca para determinar si debe cambiar o suspender su antidepresivo.

Es posible que deba cambiar su antidepresivo o suspenderlo si presenta efectos adversos graves o si sus síntomas no mejoran. Consulte con su médico antes de dejar de tomar su antidepresivo. El médico debe bajar la dosis de algunos tipos de antidepresivos de manera lenta con el fin de prevenir los efectos secundarios que aparecerían si usted deja de tomar el antidepresivo de un momento a otro.

Es importante que sepa qué esperar cuando cambia o suspende los antidepresivos. El médico lo supervisará de cerca mientras disminuye o suspende las dosis de cualquier medicamento antes de empezar con otro.

Riesgo de suicidio en los pacientes de cáncer

Puntos importantes

  • Los pacientes de cáncer a veces pierdan la esperanza y piensan en el suicidio.
  • Es posible que otros factores se sumen al riesgo de un paciente de cáncer de pensar en el suicidio.
  • Se realiza una evaluación para determinar porqué siente desesperanza o piensa en el suicidio.
  • El control de los síntomas que causan el cáncer o su tratamiento es importante para prevenir el suicidio.

Los pacientes de cáncer a veces pierdan la esperanza y piensan en el suicidio.

Los pacientes de cáncer a veces se sienten sin esperanza. Converse con su médico si se siente sin esperanzas. Hay maneras en las que el médico lo puede ayudar.

Es posible que los sentimientos de desesperanza lo lleven a pensar en el suicidio. Si usted o alguien que usted conoce están pensando en suicidarse, busque ayuda enseguida. Llame para pedir ayuda a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. La atención telefónica está disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana. Las personas sordas y las personas con problemas de audición pueden llamar al TTY 1-800-799-4889. Las llamadas son confidenciales. Se puede obtener más información en inglés sobre la depresión y la prevención del suicidio del Instituto Nacional de la Salud Mental.

Es posible que otros factores se sumen al riesgo de un paciente de cáncer de pensar en el suicidio.

Algunos de estos factores son los siguientes:

Se realiza una evaluación para determinar porqué siente desesperanza o piensa en el suicidio.

Hablar sobre pensamientos de desesperanza y suicidio con su médico le da la oportunidad de describir sus sentimientos y miedos, y podría ayudarlo a sentirse más en control. Su médico tratará de determinar las causas de sus sentimientos de desesperanza, como las siguientes:

  • Síntomas que no se controlan bien.
  • Miedo a una muerte dolorosa.
  • Miedo de estar solo durante la experiencia con el cáncer.

Averigüe qué se puede hacer para ayudarlo a aliviar su dolor emocional y físico.

El control de los síntomas que causan el cáncer o su tratamiento es importante para prevenir el suicidio.

El control del dolor y otros síntomas lo ayudarán a:

  • Aliviar el sufrimiento.
  • Hacerlo sentir más cómodo.
  • Prevenir pensamientos de suicidio.

Es posible que el tratamiento incluya antidepresivos. Algunos antidepresivos demoran unas pocas semanas para actuar. Es posible que el médico recete otros medicamentos que actúan más rápido para aliviar el sufrimiento hasta que los antidepresivos comienzan a tener efecto. Por su seguridad, es importante que esté en contacto frecuente con el profesional de atención de la salud y evite estar solo hasta que sus síntomas se controlen. Su equipo de atención de la salud lo puede ayudar a encontrar apoyo social.

La depresión en los niños

Puntos importantes

  • La evaluación de la depresión incluye la observación de los síntomas, la conducta y los antecedentes de salud del niño.
  • Los síntomas de depresión no son iguales en todos los niños.
  • El tratamiento puede ser terapia de conversación o medicamentos, como los antidepresivos.
    • La terapia de conversación es el tratamiento principal para la depresión en los niños.

Algunos niños se deprimen o tienen otros problemas relacionados con el cáncer.

La mayoría de los niños hacen frente bien al cáncer. Sin embargo, un pequeño número de niños quizás presenten lo siguiente:

Estos problemas pueden afectar el tratamiento del cáncer del niño y el disfrute de la vida. Se presentan en cualquier momento desde el diagnóstico hasta que termina el tratamiento. Es más probable que los sobrevivientes de cáncer infantil que sufren de efectos tardíos graves del tratamiento del cáncer tengan síntomas de depresión.

Un especialista en salud mental puede ayudar a los niños con depresión.

La evaluación de la depresión incluye la observación de los síntomas, la conducta y los antecedentes de salud del niño.

Al igual que en los adultos, los niños con cáncer quizás se sientan deprimidos pero no están enfermos de depresión. La depresión dura más tiempo y tiene síntomas específicos. El médico puede evaluar al niño para saber si tiene depresión cuando hay un problema que dura por un tiempo, como no comer o dormir bien. Para evaluar la depresión, el médico hará preguntas relacionadas con los siguientes aspectos:

  • Forma en que el niño enfrenta la enfermedad y el tratamiento.
  • Enfermedades pasadas y forma en que las enfrentó el niño.
  • Conciencia de autoestima del niño.
  • La vida familiar en el hogar.
  • Comportamiento del niño como lo ven los padres, los maestros y otros personas.
  • Modo en que se desarrolla el niño en comparación con otros niños de su edad.

El médico hablará con el niño y podrá usar preguntas o una lista de verificación que ayuden a diagnosticar la depresión en los niños.

Los síntomas de depresión no son iguales en todos los niños.

Un diagnóstico de depresión depende de los síntomas y de su duración. Los niños con diagnóstico de depresión tienen un estado de ánimo infeliz y por lo menos 4 de los síntomas siguientes todos los días durante 2 semanas o más:

  • Cambios en el apetito.
  • Incapacidad para dormir o dormir demasiado.
  • Incapacidad para relajarse y quedarse quieto (como caminar mucho, estar inquieto o tirarse de la ropa).
  • Llanto frecuente.
  • Pérdida de interés en las actividades habituales.
  • Ausencia de emociones en niños menores de 6 años.
  • Sensación de mucho cansancio o falta de energía.
  • Sentimientos de inutilidad, culpa o remordimiento.
  • Incapacidad de pensar o prestar atención, y fantasías frecuentes.
  • En niños de edad escolar, problemas de aprendizaje en la escuela, no llevarse bien con los demás y negarse a ir a la escuela.
  • Pensamientos frecuentes de muerte o suicidio.

El tratamiento puede ser terapia de conversación o medicamentos, como los antidepresivos.

La terapia de conversación es el tratamiento principal para la depresión en los niños.

La terapia de conversación es el tratamiento principal para la depresión en los niños. Es posible que el niño hable con el consejero en forma individual o en un grupo pequeño con otros niños. La terapia de conversación quizá incluya terapia con juegos para los niños más pequeños. La terapia ayudará al niño a hacer frente a los sentimientos de depresión, y a entender el cáncer y su tratamiento.

Se pueden administrar antidepresivos a los niños con depresión mayor y ansiedad. En algunos niños, adolescentes y adultos jóvenes, los antidepresivos quizás empeoren la depresión o causen pensamientos de suicidio. La Administración de Alimentos y Medicamentos advierte que se debe observar de cerca a los pacientes menores de 25 años que toman antidepresivos para detectar signos de que la depresión está empeorando y si tienen pensamientos o comportamientos suicidas.

Información adicional sobre la depresión

Para obtener más información del Instituto Nacional del Cáncer sobre la depresión, consulte los siguientes enlaces:

La información que se presenta a continuación, solo está disponible en inglés:

Para obtener información general en inglés sobre la depresión y la prevención del suicidio del Instituto Nacional de la Salud Mental, consulte los siguientes enlaces:

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la depresión relacionada con el cáncer y el riesgo de suicidio, tanto en la población adulta como pediátrica. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los cuidados médicos de apoyo y los cuidados paliativos revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los cuidados médicos de apoyo y los cuidados paliativos. PDQ Depresión. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/sobrellevar/sentimientos/depresion-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 13 de septiembre de 2017

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Depresión (PDQ®)–Versión para pacientes fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.