English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Depresión (PDQ®)

Riesgo de suicidio en los pacientes de cáncer

Es común que los pacientes de con cáncer a veces se sientan sin esperanza.

Los pacientes de cáncer a veces se sienten sin esperanza. Aunque se informa que pocos pacientes mueren por suicidio, converse con su médico si se siente sin esperanzas o tiene pensamientos de suicidio. Hay maneras en las que el médico lo puede ayudar. El obtener tratamiento por una depresión grave demostró disminuir el riesgo de suicidio en los pacientes de cáncer.

Factores de riesgo de suicidio que se pueden relacionar con el cáncer u otras afecciones.

Los factores de riesgo generales de suicidio son los siguientes:

  • Antecedentes de problemas mentales, especialmente aquellos que lo llevan a actuar sin pensar.
  • Antecedentes familiares de suicidio.
  • Antecedentes de intentos de suicidio.
  • Depresión o sentimiento de desesperanza.
  • Abuso de drogas o alcohol.
  • Muerte reciente de un amigo o el cónyuge.
  • Pocos amigos o escaso apoyo familiar.

Los factores de riesgo relacionados con el cáncer son los siguientes:

Se realiza una evaluación para determinar las razones de los sentimientos de desesperanza o los pensamientos de suicidio.

Hablar sobre pensamientos de suicidio con su médico le da la oportunidad de describir sus sentimientos y miedos, y lo puede ayudar a sentirse más en control. Su médico tratará de determinar las causas de sus sentimientos de desesperanza, como las siguientes:

  • Síntomas que no se controlan bien.
  • Miedo a tener una muerte dolorosa.
  • Miedo de estar solo durante la experiencia con el cáncer.

Usted puede encontrar lo que puede ayudarlo a aliviar su dolor emocional y físico.

El control de los síntomas que causan el cáncer o su tratamiento es una meta importante para prevenir un suicidio.

Tener dolor o malestar constantes puede hacer que usted se sienta desesperado. El control del dolor y otros síntomas ayudarán a:

  • Aliviar el sufrimiento.
  • Hacerlo sentir más cómodo.
  • Prevenir pensamientos de suicidio.

El tratamiento puede incluir antidepresivos. Algunos antidepresivos demoran unas pocas semanas para actuar. El médico puede recetar otras medicinas que actúan más rápido para aliviar el sufrimiento hasta que los antidepresivos comienzan a tener efecto. Habitualmente, los pacientes solo reciben una cantidad pequeña de dosis por vez. Por su seguridad, es importante estar en contacto frecuente con el profesional de atención de la salud y evitar permanecer solo hasta que sus síntomas se controlen. Su equipo de atención de la salud lo puede ayudar a encontrar apoyo social.

La pérdida de un ser querido que se suicida es especialmente dura para la familia y los amigos.

La conmoción y la aflicción que se siente después de la pérdida de un ser querido que se suicida son muy difíciles. Los familiares y otros que amaban al paciente se pueden sentir abandonados o rechazados. Se pueden sentir culpables o enojados, o responsables del suicidio. Una conversación con un profesional o un grupo de apoyo puede ser muy útil para los familiares y las otras personas que amaban al paciente. Los grupos de apoyo pueden:

  • Ofrecer amistad.
  • Brindar tiempo para que se converse sobre los sentimientos.
  • Ayudar a encontrar maneras de enfrentar la pérdida.

Puede ser de ayuda solo saber que hay otros que comparten estos sentimientos.

  • Actualización: 4 de diciembre de 2014