In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Aspectos generales de la prevención del cáncer (PDQ®)

Versión Paciente
Actualizado: 22 de mayo de 2014

Factores de riesgo

Los científicos estudian los factores de riesgo y los factores protectores a fin de encontrar maneras de evitar que se formen cánceres nuevos. Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de presentar cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que disminuye la probabilidad de presentar cáncer se llama factor protector contra el cáncer.

Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, pero no es posible evitar muchos otros. Por ejemplo, tanto el tabaquismo como heredar ciertos genes son factores de riesgo para algunos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar el tabaquismo. Los factores de riesgo que una persona puede controlar se llaman factores de riesgo modificables.

Muchos otros factores en el medio ambiente, la alimentación y el estilo de vida pueden causar o prevenir el cáncer. En este sumario se analizan solo los principales factores de riesgo de cáncer y los factores protectores que se pueden controlar o modificar para disminuir el riesgo de cáncer. Los factores de riesgos que no se describen en el sumario incluyen ciertos comportamientos sexuales, el uso de estrógeno, y la exposición a ciertas sustancias en el trabajo o a determinadas sustancias químicas.

Factores que aumentan el riesgo de cáncer

Consumo de cigarrillos y tabaquismo

El tabaquismo se vincula fuertemente con un aumento de riesgo de muchos tipos de cáncer. El consumo de cigarrillos es la causa principal de los siguientes tipos de cáncer:

No fumar o abandonar el hábito de fumar disminuye el riesgo de contraer cáncer y morir por este. Los científicos consideran que el consumo de cigarrillos provoca casi 30% de todas las muertes por cáncer en los Estados Unidos.

Para obtener más información, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Infecciones

Ciertos virus y bacterias pueden causar cáncer. Los virus y otras sustancias que causan infecciones provocan más casos de cáncer en el mundo en desarrollo (casi 1 caso de cáncer cada 4 casos) que en las naciones desarrolladas (menos de 1 caso de cáncer cada 10 casos). Ejemplos de virus y bacterias cancerosos son los siguientes:

Ya se elaboraron dos vacunas para prevenir la infección por sustancias cancerosas y fueron aprobadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Una es una vacuna para prevenir la infección por el virus de la hepatitis B. La otra protege contra la infección por cepas del virus del papiloma humano (VPH) que causan cáncer de cuello uterino. Los científicos continúan trabajando en vacunas contra las infecciones que provocan cáncer.

Para mayor información, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Radiación

La exposición a la radiación es una causa conocida de cáncer. Hay dos tipos principales de radiación vinculados con un aumento del riesgo de cáncer:

Los científicos consideran que la radiación ionizante causa leucemia, cáncer de tiroides y cáncer de mama en la mujer. La radiación ionizante también se puede vincular con el mieloma y los cánceres de pulmón, estómago, colon, esófago, vejiga y ovarios. La exposición a la radiación de radiografías de diagnóstico aumenta el riesgo de cáncer en los pacientes y los radiólogos.

El aumento del uso de exploraciones por TC en los últimos 20 años ha incrementado la exposición a la radiación ionizante. El riesgo de cáncer también aumenta con el número de TC de diagnóstico a las que se somete un paciente y la dosis de radiación que se use cada una de las veces.

Para obtener mayor información, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Medicinas inmudepresoras

Las medicinas inmunodepresoras se relacionan con un aumento del riesgo de cáncer. Estas medicinas disminuyen la capacidad del cuerpo de impedir que el cáncer se forme. Por ejemplo, se pueden usar medicinas inmunodepresoras para impedir que el paciente rechace un trasplante de órgano.

Factores que pueden afectar el riesgo de cáncer

Alimentación

Los alimentos que se consumen regularmente constituyen la alimentación. La alimentación se estudia como factor de riesgo de cáncer. Es difícil estudiar los efectos de la alimentación en el cáncer, porque lo que una persona come incluye alimentos que pueden proteger contra el cáncer y alimentos que pueden aumentar el riesgo de cáncer.

También es difícil para la gente que participa en los estudios realizar un seguimiento de lo que come durante un período largo de tiempo. Esto puede explicar la razón por la que los estudios obtienen resultados diferentes sobre la manera en que la alimentación repercute en el riesgo de cáncer.

Algunos estudios muestran que las frutas y las hortalizas no feculentas pueden proteger de cánceres de la boca, el esófago y el estómago. Las frutas también pueden proteger contra el cáncer de pulmón.

Algunos estudios han demostrado que una alimentación con alto contenido de grasas, proteínas, calorías y carne roja aumenta el riesgo de cáncer colorrectal, pero esto no quedó demostrado en otros estudios.

No se sabe si una alimentación con bajo contenido de grasas y alto contenido de fibras y verduras reduce el riesgo de cáncer colorrectal.

Para obtener mayor información en inglés, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Alcohol

Los estudios mostraron que el consumo de alcohol se relaciona con un riesgo más alto de los siguientes tipos de cáncer:

El consumo de alcohol también puede aumentar el riesgo de cáncer de hígado y cáncer colorrectal en la mujer.

Para obtener mayor información, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Actividad física

Los estudios muestran que las personas que se mantienen activas físicamente tienen un riesgo más bajo de ciertos cánceres que las personas que no realizan una actividad física. No se sabe si la actividad física misma es la razón para esto.

Los estudios muestran un vínculo fuerte sólido entre la actividad física y el riesgo más bajo de cáncer colorrectal. Algunos estudios muestran que la actividad física protege contra el cáncer de mama y el cáncer de endometrio posmenopáusicos.

Para obtener mayor información, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Obesidad

Los estudios muestran que la obesidad se vincula con un riesgo más alto de los siguientes tipos de cáncer:

  • Cáncer de mama posmenopáusico.
  • Cáncer colorrectal.
  • Cáncer de endometrio.
  • Cáncer de esófago.
  • Cáncer de riñón.
  • Cáncer de páncreas.

Algunos estudios muestran que la obesidad también es un factor de riesgo de cáncer de la vesícula biliar.

Se desconoce si la pérdida de peso reduce el riesgo de cánceres que se vincularon con la obesidad.

Para obtener mayor información, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

Factores ambientales de riesgo

La exposición a sustancias químicas y a otras sustancias en el medio ambiente se vinculó con algunos cánceres:

  • Se encontraron vínculos entre la contaminación del aire y el riesgo de cáncer. Estos incluyen vínculos entre el cáncer de pulmón y la exposición pasiva al humo de tabaco, la contaminación del aire exterior y el amianto.
  • El consumo de agua que contiene gran cantidad de arsénico se vinculó con cánceres de piel, vejiga y pulmón.

Se realizaron estudios para determinar si los plaguicidas y otros contaminantes aumentan el riesgo de cáncer. Los resultados de estos estudios no fueron claros porque otros factores pueden modificar los resultados de los estudios.