Prevención del cáncer de seno (mama) (PDQ®)

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

¿Qué es la prevención?

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de presentar esta enfermedad. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes causadas por el cáncer.

Para prevenir el inicio de cánceres nuevos, los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección. Cualquier cosa que aumenta su riesgo de cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que disminuye su riesgo de cáncer se llama factor de protección de cáncer.

Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, pero muchos otros no. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo de algunos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar fumar. El ejercicio regular y una alimentación saludable pueden ser factores de protección para algunos tipos de cáncer. Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede reducir su riesgo, pero esto no significa que no se enfermará de cáncer.

Las siguientes son las diferentes formas de prevenir el cáncer que están en estudio:

  • Cambiar el estilo de vida o los hábitos de alimentación.
  • Evitar las cosas que se sabe que causan cáncer.
  • Tomar medicinas para tratar una afección precancerosa o para evitar que se presente cáncer.

Información general sobre el cáncer de mama

Puntos importantes

  • El cáncer de mama es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama.
  • El cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más frecuente en las mujeres estadounidenses.

El cáncer de mama es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la mama.

La mama está compuesta de lóbulos y conductos. Cada mama tiene de 15 a 20 secciones que se llaman lóbulos, que tienen muchas secciones más pequeñas llamadas lobulillos. Los lobulillos terminan en docenas de bulbos diminutos que pueden producir leche. Los lóbulos, los lobulillos y los bulbos están conectados por tubos delgados llamados conductos.

AmpliarDibujo de la anatomía de la mama femenina en el que se muestran los ganglios linfáticos, el pezón, la aréola, la pared torácica, las costillas, el músculo, el tejido graso, el lóbulo, los conductos y los lobulillos.
Anatomía de la mama femenina. Se muestran el pezón y la aréola en la parte externa de la mama. También se muestran los ganglios linfáticos, los lóbulos, los lobulillos, los conductos y otras partes internas de la mama.

Cada mama también tiene vasos sanguíneos y vasos linfáticos. Los vasos linfáticos trasportan un líquido casi incoloro que se llama linfa y conducen a órganos que se llaman ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas en forma de frijol que se encuentran en todo el cuerpo. Estos filtran la linfa y almacenan los glóbulos blancos, que ayudan a combatir infecciones y enfermedades. Hay racimos de ganglios linfáticos que se encuentran cerca de la mama, en la axila (debajo el brazo), sobre la clavícula y en el pecho.

Para mayor información sobre el cáncer de mama, consultar los siguientes sumarios del PDQ:

El cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más frecuente en las mujeres estadounidenses.

Las mujeres estadounidenses presentan cáncer de mama con más frecuencia que cualquier otro tipo de cáncer, a excepción del cáncer de piel. El número de casos nuevos de cáncer de mama se mantuvo estable desde 2003. En Estados Unidos, el cáncer de mama es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres, después del cáncer de pulmón. Sin embargo, las muertes por cáncer de mama disminuyeron un poco cada año durante los últimos años. El cáncer de mama también se presenta en los hombres, pero el número de casos nuevos es reducido.

Las mujeres blancas tienen tasas más altas de cáncer de mama en comparación con las mujeres de otras razas. Esto se puede deber, en parte, a las tasas más altas de exámenes de detección para el cáncer de mama en las mujeres de raza blanca.

Prevención del cáncer de mama

Puntos importantes

  • Evitar factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede ayudar a prevenir el cáncer.
  • Los siguientes son factores de riesgo del cáncer de mama:
    • Edad avanzada
    • Antecedentes personales de cáncer de mama o enfermedad benigna de la mama (no cancerosa)
    • Antecedentes familiares de cáncer de mama
    • Cambios heredados en los genes
    • Mamas densas
    • Exposición del tejido de la mama al estrógeno elaborado por el cuerpo
    • Tomar terapia hormonal para los síntomas de menopausia
    • Radioterapia dirigida a la mama o el pecho
    • Obesidad
    • Consumo de alcohol
    • Ser de raza blanca
  • Los siguientes son factores de protección del cáncer de mama:
    • Menor exposición del tejido de la mama al estrógeno que produce el cuerpo
    • Tomar terapia hormonal que solo tiene estrógeno después de una histerectomía, moduladores selectivos del receptor de estrógenos o inhibidores e inactivadores de la aromatasa
      • Terapia hormonal con estrógeno solo después de una histerectomía
      • Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno
      • Inhibidores e inactivadores de la aromatasa
    • Mastectomía para disminuir el riesgo
    • Ablación ovárica
    • Hacer suficiente ejercicio
  • No está claro si lo siguiente afecta el riesgo de cáncer de mama:
    • Anticonceptivos orales
    • Ambiente
  • Lo siguiente no afecta el riesgo de cáncer de mama
  • Los ensayos clínicos de prevención se utilizan para estudiar maneras de prevenir el cáncer.
  • Hay nuevas maneras de prevenir el cáncer de mama que se estudian en ensayos clínicos.

Evitar factores de riesgo y aumentar los factores de protección puede ayudar a prevenir el cáncer.

Evitar los factores de riesgo del cáncer, como fumar, tener sobrepeso y no practicar ejercicios puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Aumentar los factores de protección, como dejar de fumar, seguir un régimen de alimentación saludable y hacer ejercicios, también puede ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer. Consulte con su médico u otro profesional de atención de la salud sobre cómo puede disminuir el riesgo de cáncer.

La Herramienta para la evaluación del riesgo de cáncer de mama del NCI, disponible solo en inglés, usa los factores de una mujer para calcular su riesgo de cáncer de mama en los próximos siguientes 5 años, hasta los 90 años. Esta herramienta en línea está diseñada para que la use un proveedor de atención de la salud. Para mayor información sobre el riesgo de cáncer de mama, llame al 1-800-4-CANCER.

Los siguientes son factores de riesgo del cáncer de mama:

Edad avanzada

La edad avanzada es el factor de riesgo principal para la mayoría de cánceres. La probabilidad de presentar cáncer aumenta a medida que usted envejece.

Antecedentes personales de cáncer de mama o enfermedad benigna de la mama (no cancerosa)

Las mujeres con cualquiera de las siguientes características tienen un mayor riesgo de cáncer de mama:

Antecedentes familiares de cáncer de mama

Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama en un pariente de primer grado (madre, hermana o hija) tienen un amento de riesgo de cáncer de mama.

Cambios heredados en los genes

Las mujeres con cambios heredados en los genes BRCA1 y BRCA2 , o en ciertos otros genes tienen un riesgo más alto de cáncer de mama, cáncer de ovario y, quizá, cáncer de colon. El riesgo de cáncer de mama, causado por cambios genéticos heredados, depende del tipo de mutación genética, los antecedentes familiares de cáncer y otros factores.

Los hombres que heredaron ciertos cambios en el gen BRCA2 tienen un riesgo más alto de cánceres de mama, próstata y páncreas, y de linfoma.

Mamas densas

Tener tejido de la mama que es denso en un mamograma es un factor de riesgo del cáncer de mama. El grado de riesgo depende de la densidad del tejido mamario. Las mujeres con mamas muy densas tienen un riesgo más alto de cáncer que las mujeres con mamas menos densas.

Una mayor densidad mamaria es, con frecuencia, un rasgo heredado, pero también se puede presentar en mujeres que no tuvieron hijos, que tuvieron su primer embarazo tarde en la vida, que toman hormonas para la menopausia o que consumen alcohol.

Exposición del tejido de la mama al estrógeno elaborado por el cuerpo

El estrógeno es una hormona que elabora el cuerpo y ayuda a su desarrollo y al mantenimiento de las características sexuales femeninas. La exposición al estrógeno durante un tiempo prolongado puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. Las concentraciones de estrógeno son más altas durante los años en que la mujer tiene la menstruación.

La exposición de una mujer al estrógeno aumenta de las siguientes formas:

  • Menstruación prematura: el comienzo de los períodos menstruales a los 11 años o menos aumenta el número de años en que el tejido de la mama se expone al estrógeno.
  • Menopausia que se inicia a mayor edad: cuanto más años menstrúa una mujer, más tiempo está expuesto el tejido de la mama al estrógeno.
  • Mayor edad en el momento del primer parto o nunca haber tenido partos: debido a que las concentraciones de estrógeno son más bajas en el embarazo, el tejido de la mama se expone a más estrógeno en la mujeres que quedan embarazadas por primera vez después de los 35 años o en quienes nunca quedaron embarazadas.

Tomar terapia hormonal para los síntomas de menopausia

Las hormonas, como el estrógeno y la progesterona, se pueden producir en forma de píldoras en un laboratorio. El estrógeno, la progestina o ambos se pueden administrar para remplazar el estrógeno que ya no producen los ovarios en las mujeres posmenopáusicas, o en aquellas a las que se les extirparon los ovarios. Esto se llama terapia de remplazo hormonal (TRH) o terapia con hormonas (TH) La TRH/TH combinada contiene estrógeno con progestina. Este tipo de THR/TH aumenta el riesgo de cáncer de mama. Hay estudios que muestran que cuando las mujeres dejan de tomar estrógeno combinado con progestina, disminuye el riesgo de cáncer de mama.

Radioterapia dirigida a la mama o el pecho

La radioterapia dirigida al pecho para el tratamiento del cáncer aumenta el riesgo de cáncer de mama a los 10 años a partir del tratamiento. El riesgo de cáncer de mama depende de la dosis de radiación y de la edad en que se administre. El riesgo es más alto si el tratamiento con radiación se administró durante la pubertad, cuando las mamas se empiezan a formar

La radioterapia para tratar el cáncer en una mama no parece aumentar el riesgo de cáncer en la otra.

Para las mujeres que heredaron cambios en los genes BRCA1 y BRCA2, la exposición a la radiación, como las radiografías del tórax, puede aumentar aún más el riesgo de cáncer de mama; en particular, en las mujeres que recibieron rayos X antes de los 20 años.

Obesidad

La obesidad aumenta el riesgo de cáncer de mama, particularmente en las mujeres posmenopáusicas que no se sometieron a terapia de remplazo hormonal.

Consumo de alcohol

El consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer de mama. El grado de riesgo se incrementa a medida que aumenta el consumo de alcohol.

Ser de raza blanca

Las mujeres de raza blanca tienen un aumento del riesgo de presentar cáncer de mama.

Los siguientes son factores de protección del cáncer de mama:

Menor exposición del tejido de la mama al estrógeno que produce el cuerpo

La disminución del tiempo en que el tejido de la mama de la mujer se expone al estrógeno puede ayudar a prevenir el cáncer de mama. La exposición al estrógeno se reduce de las siguientes formas:

  • Embarazo temprano: las concentraciones de estrógeno son más bajas en el embarazo. Las mujeres con un embarazo a término antes de los 20 años tienen un riesgo más bajo de cáncer de mama que quienes no han tenido hijos o que tuvieron su primer hijo después de los 35 años.
  • Lactancia: las concentraciones de estrógeno permanecen más bajas mientras la mujer amamanta. Las mujeres que amamantan tienen un riesgo más bajo de cáncer de mama que quienes tuvieron hijos, pero no los amamantaron.

Tomar terapia hormonal que solo tiene estrógeno después de una histerectomía, moduladores selectivos del receptor de estrógenos o inhibidores e inactivadores de la aromatasa

Terapia hormonal con estrógeno solo después de una histerectomía

La terapia hormonal solo con estrógeno se puede administrar a las mujeres que se sometieron a una histerectomía. En estas mujeres, dicha terapia puede disminuir el riesgo de cáncer de mama. Hay un mayor riesgo de derrame cerebral y de enfermedad del corazón y los vasos sanguíneos en mujeres posmenopáusicas que toman estrógeno después de una histerectomía.

Moduladores selectivos de los receptores de estrógeno

El tamoxifeno y el raloxifeno pertenecen a la familia de medicamentos llamados moduladores selectivos del receptor de estrógeno (MSRE). Los MSRE actúan como estrógeno en algunos tejidos del cuerpo, pero impiden los efectos del estrógeno en otros tejidos.

El tratamiento con tamoxifeno o raloxifeno disminuye el riesgo de cáncer de mama en las mujeres posmenopáusicas. El tamoxifeno también disminuye el riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas de riesgo alto. Con cualquiera de estos medicamentos, la reducción del riesgo dura por varios años luego de suspenderse el tratamiento. Se notó que se han presentado tasas más bajas de fracturas de huesos en las pacientes que tomaron raloxifeno.

El uso del tamoxifeno aumenta el riesgo de sofocos, cáncer de endometrio, derrame cerebral, cataratas y coágulos de sangre, (en especial, en los pulmones y las piernas). El riesgo de presentar estos problemas aumenta con la edad. Las mujeres menores de 50 años con un riesgo alto de cáncer de mama son las que más se pueden beneficiar del tamoxifeno. El riesgo de presentar estos problemas disminuye luego de la suspensión del tamoxifeno. Consulte con su médico sobre los riesgos y beneficios de este medicamento.

Tomar raloxifeno aumenta el riesgo de coágulos de sangre en los pulmones y las piernas, pero no parece aumentar el riesgo de cáncer de endometrio. En las mujeres posmenopáusicas con osteoporosis (reducción de la densidad ósea), el raloxifeno disminuye el riesgo de cáncer de mama en las mujeres con riesgo alto o bajo de esta enfermedad. No se sabe si el raloxifeno tendría el mismo efecto en las mujeres sin osteoporosis. Hable con su médico sobre los riesgos y beneficios de tomar este medicamento.

Hay otros MSRE están en estudio en ensayos clínicos.

Inhibidores e inactivadores de la aromatasa

Los inhibidores de la aromatasa (anastrozol, letrozol) y los inactivadores de la aromatasa (exemestano) disminuyen el riesgo de un cáncer de mama nuevo en las mujeres con antecedentes de cáncer de mama. Los inhibidores de la aromatasa también disminuyen el riesgo de cáncer de mama en las mujeres con las siguientes afecciones:

En las mujeres con mayor riesgo de cáncer de mama, el uso de inhibidores de la aromatasa disminuye la cantidad de estrógeno que produce el cuerpo. Antes de la menopausia, los ovarios y otros tejidos del cuerpo de la mujer producen estrógeno, incluso el cerebro, el tejido graso y la piel. Después de la menopausia, los ovarios dejan de producir estrógeno, pero los otros tejidos no lo hacen. Los inhibidores de la aromatasa impiden la acción de una enzima que se llama aromatasa, que se usa para producir todo el estrógeno del cuerpo. Los inactivadores de la aromatasa impiden que la enzima funcione.

Los posibles daños por tomar inhibidores de la aromatasa incluyen dolor en los músculos y las articulaciones, osteoporosis, sofocos y sensación de mucho cansancio.

Mastectomía para disminuir el riesgo

Algunas mujeres que tienen un riesgo alto de cáncer de mama pueden decidir someterse a una mastectomía para disminuir el riesgo (la extirpación de ambas mamas cuando no hay signos de cáncer). El riesgo de cáncer de mama es mucho más bajo en estas mujeres y muchas sienten menos ansiedad por su riesgo de presentar esta enfermedad. Sin embargo, es muy importante someterse a una evaluación del riesgo de cáncer y recibir orientación sobre las diferentes maneras de prevenir el cáncer de mama antes de tomar esta decisión.

Ablación ovárica

Los ovarios elaboran la mayor parte de los estrógenos que produce el cuerpo. Los tratamientos que detienen o disminuyen la cantidad de estrógeno producido por los ovarios son cirugía para extirpar los ovarios, radioterapia o tomar ciertos medicamentos. Esto se llama ablación ovárica.

Las mujeres premenopáusicas con riesgo alto de cáncer de mama debido a ciertos cambios en los genes BRCA1 y BRCA2 pueden decidir someterse a una ooforectomía para disminuir el riesgo (la extirpación de ambos ovarios cuando no hay signos de cáncer). Esto disminuye la cantidad de estrógeno que produce el cuerpo y reduce el riesgo de cáncer de mama. La ooforectomía para disminuir el riesgo también disminuye el riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas normales y en mujeres con un riesgo más alto de cáncer de mama debido a la radiación dirigida al tórax. Sin embargo, es muy importante someterse a una evaluación del riesgo de cáncer y recibir orientación antes de tomar esta decisión. La disminución repentina de las concentraciones de estrógeno puede causar el inicio de los síntomas de la menopausia. Estos incluyen sofocos, problemas para dormir, ansiedad y depresión. Los efectos a largo plazo comprenden la disminución del impulso sexual, la sequedad vaginal y la disminución de la densidad ósea.

Hacer suficiente ejercicio

Las mujeres que hacen ejercicio por cuatro horas o más a la semana tienen un riesgo más bajo de cáncer de mama. El efecto del ejercicio en el riesgo de cáncer de mama puede ser mayor en las mujeres premenopáusicas con peso corporal normal o bajo.

No está claro si lo siguiente afecta el riesgo de cáncer de mama:

Anticonceptivos orales

Ciertos anticonceptivos orales contienen estrógeno. En algunos estudios se observó que tomar anticonceptivos orales ("la píldora") puede aumentar levemente el riesgo de cáncer de mama en las mujeres que la toman actualmente. Este riesgo disminuye con el tiempo. En otros estudios no se ha observado aumento del riesgo de cáncer de mama en las mujeres que toman anticonceptivos orales.

Los anticonceptivos que solo contienen progestinas que se inyectan o implantan no parecen aumentar el riesgo de cáncer de mama. Se necesitan más estudios para determinar si los anticonceptivos que solo contienen progestinas aumentan el riesgo de cáncer de mama.

Ambiente

Los estudios no han probado que la exposición a ciertas sustancias en el ambiente, como las sustancias químicas, aumente el riesgo de cáncer de mama.

Lo siguiente no afecta el riesgo de cáncer de mama

Lo siguiente no afecta el riesgo de cáncer de mama:

Los ensayos clínicos de prevención se utilizan para estudiar maneras de prevenir el cáncer.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer se utilizan para estudiar maneras de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Algunos ensayos de prevención del cáncer se realizan con personas sanas que no han tenido cáncer, pero que tienen un riesgo mayor de tenerlo. Otros ensayos de prevención se realizan con personas que tuvieron cáncer y están intentando prevenir otro cáncer del mismo tipo, o disminuir las probabilidades de presentar un tipo nuevo de cáncer. Otros ensayos se realizan con voluntarios sanos de quienes no se conoce ningún factor de riesgo de cáncer.

El propósito de algunos ensayos clínicos de prevención del cáncer es determinar si las acciones que toman las personas pueden prevenirlo, como hacer más ejercicio, dejar de fumar o tomar ciertos medicamentos, vitaminas, minerales o complementos alimentarios.

Hay nuevas maneras de prevenir el cáncer de mama que se estudian en ensayos clínicos.

En muchas partes del país se realizan ensayos clínicos. Para mayor información sobre ensayos clínicos, consulte la sección sobre ensayos clínicos de la página de Internet del NCI. Consulte la lista de ensayos clínicos de cáncer del NCI para encontrar los ensayos clínicos de prevención del cáncer de mama que aceptan pacientes en la actualidad.

Modificaciones a este sumario (08/04/2015)

Los sumarios del PDQ con información sobre el cáncer se revisan con regularidad y se actualizan en la medida en que se obtiene nueva información. Esta sección describe los cambios más recientes introducidos en este sumario a partir de la fecha arriba indicada.

Se incorporaron cambios en este sumario para reflejar los introducidos en la versión para profesionales de la salud.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) que contiene información completa sobre el cáncer. La base de datos del PDQ incluye sumarios de la última información publicada sobre la prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se presentan en dos versiones. Las versiones para profesionales de la salud tienen información detallada escrita en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se escriben en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones tienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. Además, las versiones también están disponibles en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). El NIH es el centro principal de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en una revisión independiente de la literatura médica. No son declaraciones de políticas del NCI o el NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ con información sobre el cáncer contiene información actualizada sobre prevención del cáncer de mama. Tiene como objetivo informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas a cargo de pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos Editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están compuestos por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con este. Los sumarios se revisan regularmente y se les incorporan cambios a medida que se obtiene nueva información. La fecha de cada sumario ("Actualizado") indica la fecha del cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se tomó de la versión para profesionales de la salud, que el Consejo Editorial del PDQ® de Exámenes de Detección y Prevención revisa con regularidad y actualiza cuando es necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un estudio o ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar maneras nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recoge información acerca de los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes deberían considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos están abiertos solo a los pacientes que no han comenzado un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ están disponibles en línea en el portal de Internet del NCI. La lista de muchos médicos que participan en ensayos clínicos también se encuentra en el PDQ. Para mayor información, llamar al Servicio de información sobre cáncer al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

Permisos para el uso de este sumario.

PDQ es una marca registrada. Aunque el contenido de los documentos del PDQ se puede usar libremente como texto, este no se puede identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, a menos que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Sin embargo, se permitirá que un usuario tendría permiso para escribir una oración como "El sumario de información sobre el cáncer del PDQ del NCI sobre la prevención del cáncer de mama indica los siguientes riesgos: "[incluir extracto del sumario]".

El formato preferido para citar un sumario del PDQ es el siguiente:

National Cancer Institute: PDQ® Prevención del cáncer de seno (mama). Bethesda, MD: National Cancer Institute. Última actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/tipos/seno/paciente/prevencion-seno-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes que aparecen en los sumarios del PDQ se usan con permiso de los autores, artistas o la casa editorial para su sola inclusión en los sumarios del PDQ. El permiso para usar imágenes fuera del contexto de información del PDQ se debe obtener del propietario; el Instituto Nacional del Cáncer no lo puede otorgar. Para mayor información sobre el uso de las gráficas en este sumario, así como muchas otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar el enlace Visuals Online. Visuals Online es una colección de más de 2.000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

No se debe usar la información contenida en estos sumarios para tomar decisiones acerca del reembolso de seguros. Para mayor información sobre cobertura de seguros, consultar la página Información económica, legal y de seguro médico, disponible en Cancer.gov.

Para mayor información

En Cancer.gov/espanol se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en la página ¿En qué podemos ayudarle?. Las preguntas también se pueden enviar por correo electrónico utilizando el Formulario de comunicación.

Preguntas u opiniones sobre este sumario

Si tiene preguntas o algún comentario sobre este sumario, por favor envíelas a través del formulario de opinión disponible en nuestro portal de Internet, Cancer.gov/espanol.

Obtenga más información del NCI

Llame al 1-800-4-CANCER

Para obtener más información, las personas que residen en los Estados Unidos pueden llamar gratis al Servicio de Información del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237), de lunes a viernes de 8:00 a. m. a 8:00 p. m, hora del Este. Un especialista en información sobre el cáncer estará disponible para responder a sus preguntas.

Escríbanos

Para obtener información del NCI, sírvase escribir a la siguiente dirección:

  • NCI Public Inquiries Office
  • 9609 Medical Center Dr.
  • Room 2E532 MSC 9760
  • Bethesda, MD 20892-9760

Busque en el portal de Internet del NCI

El portal de Internet del NCI provee acceso en línea a información sobre el cáncer, ensayos clínicos, y otros portales de Internet u organizaciones que ofrecen servicios de apoyo y recursos para los pacientes con cáncer y sus familias. Para una búsqueda rápida, use la casilla de búsqueda en la esquina superior derecha de cada página Web. Los resultados de una gama amplia de términos buscados incluirán una lista de las “Mejores Opciones,” páginas web que son escogidas de forma editorial que se asemejan bastante al término que usted busca.

Hay muchos lugares donde las personas pueden obtener materiales e información sobre tratamientos para el cáncer y servicios. Los hospitales pueden tener información sobre instituciones o regionales que ofrecen información sobre ayuda financiera, transporte de ida y vuelta para recibir tratamiento, atención en el hogar y sobre cómo abordar otros problemas relacionados con el tratamiento del cáncer.

Publicaciones

El NCI tiene folletos y otros materiales para pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Estas publicaciones describen los diferentes tipos de cáncer, los métodos para tratarlo, pautas para hacerle frente e información sobre ensayos clínicos. Algunas publicaciones proveen información sobre las diferentes pruebas de detección del cáncer, sus causas y cómo prevenirlo, además de estadísticas e información sobre actividades de investigación llevadas a cabo en el NCI. Los materiales del NCI sobre estos y otros temas, se pueden solicitar en línea al Servicio de Localización de Publicaciones del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute Publications Locator) o imprimirse directamente. Estos materiales también se pueden solicitar con una llamada gratuita al Servicio de Información sobre el Cáncer del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute's Cancer Information Service) al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237).

  • Actualización: 4 de agosto de 2015

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.