English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Consumo de cigarrillo: riesgos para la salud y cómo dejar de fumar (PDQ®)

Riesgos para la salud y maneras de dejar de fumar

Dejar de fumar mejora la salud de los fumadores de todas las edades.

El riesgo de la mayoría de problemas de salud causados por fumar, como cáncer y enfermedad del corazón o de los pulmones, se puede disminuir al dejar de hacerlo. Las personas de todas las edades pueden mejorar su salud si dejan de fumar. Dejar de fumar a una edad temprana mejorará aún más la salud de una persona. Las personas que dejan de fumar disminuyen el riesgo de cáncer de pulmón en 30 a 50% después de 10 años comparadas con las personas que continúan fumando y disminuyen su riesgo de cáncer de boca o de esófago a la mitad en 5 años después de haber dejado de fumar.

El daño que causa fumar es mucho mayor en las personas que han tenido cáncer. Estas tienen un riesgo más alto de recidiva de cáncer, nuevos cánceres y efectos secundarios a largo plazo por el tratamiento de esta enfermedad. Dejar de fumar y suspender otros comportamientos que no son saludables puede mejorar la salud y la calidad de vida a largo plazo. Para mayor información, consulte el sumario del PDQ sobre Fumar durante el tratamiento de cáncer.

El Servicio de Salud Pública estableció una serie de directrices llamadas Tratamiento del consumo de tabaco y de la dependencia a este. Les solicita a los profesionales de atención de la salud hablar con sus pacientes sobre los problemas de salud que causa fumar y sobre la importancia de dejar de hacerlo.

Se han estudiado diferentes formas de dejar de fumar. Los siguientes son los métodos más frecuentes que se usan para ayudar a que las personas dejen de fumar:

Orientación

Las personas que asisten aunque sea a una sesión corta de orientación con un profesional de atención de la salud tienen más probabilidades de dejar de fumar. Su médico u otro profesional de atención de la salud puede tomar las siguientes medidas para ayudarlo a dejar de fumar:

  • Preguntarle sobre su hábito de fumar en cada visita.
  • Aconsejarle que deje de fumar.
  • Preguntarle qué tan motivado está para dejar de fumar.
  • Ayudarle a planificar dejar de fumar al hacer lo siguiente:
    • Fijar una fecha para dejar de fumar;
    • suministrarle materiales de autoayuda;
    • recomendarle un tratamiento con medicamentos.
  • Planificar visitas de seguimiento con usted.

Los sobrevivientes de cáncer infantil que fuman pueden tener más probabilidades de dejar de hacerlo si participan en programas que usan orientación con otros sobrevivientes. En estos programas, los sobrevivientes de cáncer infantil reciben capacitación para apoyar a otros sobrevivientes que fuman y que quieren dejar de hacerlo. Más personas dejan de fumar mediante orientación con otros sobrevivientes que con programas de autoayuda. Si usted es un sobreviviente de cáncer infantil y fuma, hable con su médico sobre los programas de orientación con otros sobrevivientes.

Tratamiento con medicamentos

También se usa el tratamiento con medicamentos para ayudar a las personas a dejar de fumar. Estos son productos sustitutivos de nicotina y medicamentos sin nicotina. Las personas que usan cualquier tipo de tratamiento con medicamentos tienen más probabilidades de dejar de fumar después de seis meses que quienes usan un placebo o que quienes no usan este tipo de tratamiento.

Los productos sustitutivos de nicotina contienen nicotina. El uso del producto con nicotina se reduce lentamente para disminuir la cantidad de esta sustancia que se asimila. Los productos sustitutivos de nicotina pueden ayudar a superar la adicción a esta sustancia. Estos disminuyen los efectos secundarios de la abstinencia a la nicotina, como sentirse deprimido o nervioso, tener problemas para pensar claramente o para dormir. Los siguientes son los productos de sustitución de nicotina que han mostrado ayudar a las personas a dejar de fumar:

Los productos sustitutivos de nicotina pueden causar problemas en algunas personas, en particular, en las siguientes:

Se usan otros medicamentos sin nicotina para ayudar a las personas a dejar de fumar; entre ellos:

Estos medicamentos disminuyen los síntomas de ansia y abstinencia por la nicotina.

Es importante saber que el bupropión y la vareniclina pueden causar problemas psiquiátricos graves. Otros síntomas son:

Antes de empezar a tomar bupropión o vareniclina, hable con su médico sobre los importantes beneficios de salud de dejar de fumar y el riesgo bajo, pero importante, de problemas por el uso de estos medicamentos.

La vareniclina también puede causar problemas graves de corazón.

Fumar menos

Las personas aún se pueden beneficiar cuando no dejan de fumar por completo, pero fuman menos cigarrillos (reducción del consumo de tabaco). Entre más se fume, mayor es el riesgo de cáncer de pulmón y de otros cánceres relacionados con el consumo de tabaco. Se ha mostrado en estudios que los fumadores que disminuyen el consumo tienen más probabilidades de dejar de fumar en el futuro.

Fumar menos no es tan útil como dejar de fumar del todo y es dañino inhalar más profundamente o fumar más cada cigarrillo para tratar de controlar las ansias de nicotina. En las personas que no planean dejar de fumar del todo, los productos sustitutivos de nicotina han mostrado ayudarlos a disminuir el número de cigarrillos, pero este efecto no parece durar con el tiempo.

Los siguientes recursos lo pueden ayudar a dejar de fumar:

  • La información al consumidor sobre dejar de fumar está disponible en el portal de Internet www.espanol.smokefree.gov.
  • La Guía para dejar de fumar (en inglés) puede ayudarle a entender las razones para fumar y las mejores formas para dejar de hacerlo.
  • Se puede pedir el folleto Clearing the Air: Quit Smoking Today (solo disponible en inglés) al número 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237) o se puede imprimir aquí.

Hay productos de tabaco nuevos y de diferentes tipos.

El consumo de productos de tabaco, y de dispositivos que suministran nicotina nuevos y de diferentes tipos está en aumento rápido, en particular, el uso de cigarrillos electrónicos (cigarillos-e).

Los siguientes son ejemplos de productos de tabaco, y de dispositivos nuevos y diferentes:

Son necesarios más estudios para entender los riesgos y los beneficios de consumir estos productos.

Los cigarrillos-e también se pueden usar como ayuda para dejar de fumar.

El uso de los cigarrillos-e está en aumento rápido en Estados Unidos. Los estudios muestran que son tan eficaces como los parches de nicotina para dejar de fumar. Son necesarios más estudios para comprender los riesgos y los beneficios de usar los cigarrillos-e para dejar de fumar.

Los estudios o ensayos clínicos de prevención tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir el cáncer.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer se utilizan para estudiar maneras de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Algunos ensayos de prevención del cáncer se realizan con personas sanas que no han tenido cáncer, pero que tienen un riesgo mayor de tenerlo. Otros ensayos de prevención se realizan con personas que han tenido cáncer y que intentan prevenir otro cáncer del mismo tipo, o de reducir las probabilidades de presentar un tipo nuevo de cáncer. Otros ensayos se realizan con voluntarios sanos de quienes no se conoce ningún factor de riesgo de cáncer.

El objetivo de algunos ensayos clínicos de prevención del cáncer es determinar si las acciones que toman las personas pueden prevenirlo. Estas pueden incluir comer frutas y vegetales, hacer ejercicio, dejar de fumar o tomar ciertas medicinas, vitaminas, minerales o complementos alimentarios.

Hay nuevas maneras de ayudar a que las personas dejen de fumar que se estudian en ensayos clínicos.

Hay ensayos clínicos que se realizan en muchas partes del país. Para mayor información en inglés, consulte la sección sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI. Consulte los ensayos para dejar de fumar del PDQ en el Registro de ensayos clínicos del cáncer del NCI que aceptan pacientes en la actualidad.

  • Actualización: 26 de noviembre de 2014