Consumo de cigarrillo: riesgos para la salud y cómo dejar de fumar (PDQ®)–Versión para pacientes

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

¿Qué es la prevención?

La prevención del cáncer consiste en las medidas que se toman para reducir la probabilidad de enfermar de cáncer. Con la prevención del cáncer, se reduce el número de casos nuevos en un grupo o población. Se espera que esto reduzca el número de muertes por cáncer.

Para prevenir que se formen cánceres nuevos, los científicos analizan los factores de riesgo y los factores de protección. Cualquier cosa que aumente su riesgo de cáncer se llama factor de riesgo de cáncer; cualquier cosa que disminuya su riesgo de cáncer se llama factor de protección de cáncer.

Algunos factores de riesgo de cáncer se pueden evitar, pero muchos otros no. Por ejemplo, tanto fumar como heredar ciertos genes son factores de riesgo de algunos tipos de cáncer, pero solo se puede evitar fumar. El ejercicio regular y una alimentación sana son factores de protección contra algunos tipos de cáncer. Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores de protección reduce el riesgo, pero esto no significa que no se enfermará de cáncer.

Información general sobre el consumo de tabaco

Puntos importantes

  • El consumo de tabaco es la principal causa de cáncer en los Estados Unidos.
  • El consumo de tabaco causa muchos otros problemas de salud.
  • La exposición al humo de tabaco en el ambiente aumenta el riesgo de cáncer y de otras enfermedades.

El consumo de tabaco es la principal causa de cáncer en los Estados Unidos.

El consumo de tabaco aumenta el riesgo de muchos tipos de cáncer. Entre otros, se encuentran los siguientes:

El riesgo de cáncer de un fumador es 2 a 10 veces mayor que el de una persona que nunca ha fumado. Esto depende de cuánto o por cuánto tiempo ha fumado la persona.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer, tanto en hombres como en mujeres. En 2014, cerca de 19 % de los hombres adultos y alrededor de 15 % de las mujeres adultas eran fumadores. En los últimos 30 años, el número total de fumadores ha disminuido, en particular, en los hombres. A partir de la década de 1980, han disminuido las muertes por cáncer de pulmón en los hombres.

De 2011 a 2014, el tabaquismo disminuyó entre estudiantes de escuela media y escuela secundaria. Se estudia aumentar la edad legal para la compra y el consumo de productos de tabaco como medida destinada a prevenir o reducir el consumo de cigarrillos y otros usos del tabaco en los jóvenes.

El consumo de tabaco causa muchos otros problemas de salud.

El consumo de tabaco se relaciona con muchas enfermedades además del cáncer. Entre otras enfermedades, se encuentran las siguientes:

Otros problemas de salud que tal vez se relacionen con el consumo de tabaco son los siguientes:

El consumo de tabaco en el embarazo puede producir problemas, como crecimiento lento del feto y bajo peso al nacer.

La exposición al humo de tabaco en el ambiente aumenta el riesgo de cáncer y de otras enfermedades.

Fumar también afecta la salud de las personas que no fuman. El humo de un producto de tabaco encendido o que exhala un fumador se llama humo de tabaco en el ambiente. La inhalación de humo de tabaco en el ambiente se llama fumar involuntaria o pasivamente.

Las mismas sustancias químicas que producen cáncer y que inhalan los fumadores de tabaco, las inhalan, en menor cantidad, las personas que se exponen al humo de tabaco en el ambiente. Las personas que no fuman y que se exponen al humo de tabaco en el ambiente tienen un riesgo más alto de cáncer de pulmón y de enfermedad coronaria del corazón. Los niños que se exponen al humo de tabaco tienen un riesgo más alto de las siguientes afecciones:

Riesgos para la salud y maneras de dejar de fumar

Puntos importantes

  • Dejar de fumar mejora la salud de los fumadores de todas las edades.
  • Se han estudiado diferentes formas de dejar de fumar. Los siguientes son los métodos más frecuentes que se usan para ayudar a que las personas dejen de fumar:
    • Orientación
    • Tratamiento con medicamentos
    • Fumar menos
  • Hay productos de tabaco y nicotina nuevos y de diferentes tipos.
  • Los estudios o ensayos clínicos de prevención tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir el cáncer.
  • En los ensayos clínicos se estudian nuevas maneras de ayudar a que las personas dejen de fumar.

Dejar de fumar mejora la salud de los fumadores de todas las edades.

El riesgo de la mayoría de problemas de salud causados por fumar, como el cáncer y la enfermedad del corazón o de los pulmones, se puede disminuir al dejar de fumar. Las personas de todas las edades pueden mejorar su salud si dejan de fumar. Dejar de fumar a una edad temprana mejorará aún más la salud de una persona. Las personas que dejan de fumar disminuyen el riesgo de cáncer de pulmón en 30 a 50 % después de 10 años comparadas con las personas que continúan fumando, y disminuyen su riesgo de cáncer de boca o de esófago a la mitad después de 5 años de dejar de fumar.

El daño que causa fumar es mucho mayor en las personas que han tenido cáncer. Estas tienen un riesgo más alto de recidiva de cáncer, nuevos cánceres y efectos secundarios por el tratamiento de esta enfermedad. Dejar de fumar y suspender otros comportamientos que no son saludables puede mejorar la salud y la calidad de vida a largo plazo.

El Servicio de Salud Pública (Public Health Service) estableció una serie de directrices en inglés llamadas Tratamiento del consumo y la dependencia del tabaco. En ellas, se solicita a los profesionales de atención de la salud que hablen con sus pacientes sobre los problemas de salud que causa fumar y sobre la importancia de dejar de hacerlo.

Se han estudiado diferentes formas de dejar de fumar. Los siguientes son los métodos más frecuentes que se usan para ayudar a que las personas dejen de fumar:

Orientación

Las personas que asisten aunque sea a una sesión corta de orientación con un profesional de atención de la salud tienen más probabilidades de dejar de fumar. Su médico u otro profesional de atención de la salud pueden tomar las siguientes medidas para ayudarlo a dejar de fumar:

  • Preguntarle sobre su hábito de fumar en cada visita.
  • Aconsejarle que deje de fumar.
  • Preguntarle qué tan motivado está para dejar de fumar.
  • Ayudarle a planificar dejar de fumar al hacer lo siguiente:
    • Fijar una fecha para dejar de fumar;
    • suministrarle materiales de autoayuda;
    • recomendarle un tratamiento con medicamentos.
  • Planificar visitas de seguimiento con usted.

En el estudio de salud de los pulmones (Lung Health Study), se encontró que los fumadores empedernidos que recibieron asesoramiento de un médico, participaron en sesiones de grupo con otros fumadores para cambiar su comportamiento y usaron goma de mascar de nicotina fueron más propensos a dejar de fumar en comparación con los fumadores que no recibieron asesoramiento de un médico, no participaron en sesiones de grupo ni usaron goma de mascar de nicotina. También tuvieron menos riesgo de cáncer de pulmón, otros tipos de cáncer, cardiopatías y enfermedades respiratorias.

Los sobrevivientes de cáncer infantil que fuman pueden tener más probabilidades de dejar de hacerlo si participan en programas que usan orientación con otros sobrevivientes. En estos programas, los sobrevivientes de cáncer infantil reciben capacitación para apoyar a otros sobrevivientes que fuman y que quieren dejar de hacerlo. Más personas dejan de fumar mediante orientación con otros sobrevivientes que con programas de autoayuda. Si usted es un sobreviviente de cáncer infantil y fuma, hable con su médico sobre los programas de orientación con otros sobrevivientes.

Tratamiento con medicamentos

También se usa el tratamiento con medicamentos para ayudar a las personas a dejar de fumar. Estos son productos sustitutivos de nicotina y los medicamentos sin nicotina. Las personas que usan cualquier tipo de tratamiento con medicamentos tienen más probabilidades de dejar de fumar después de 6 meses que quienes usan un placebo o ningún tratamiento.

Los productos sustitutivos de nicotina contienen nicotina. El uso del producto con nicotina se reduce lentamente para disminuir la cantidad de esta sustancia que se asimila. Los productos sustitutivos de nicotina pueden ayudar a superar la adicción a esta sustancia. Estos disminuyen los efectos secundarios de la abstinencia a la nicotina, como sentirse deprimido o nervioso, tener problemas para pensar claramente o para dormir. Se ha observado que los siguientes productos de sustitución de nicotina, utilizados solos o en combinación, ayudan a las personas a dejar de fumar:

Los productos sustitutivos de nicotina pueden causar problemas en algunas personas, en particular, en las siguientes:

Se usan otros medicamentos sin nicotina para ayudar a las personas a dejar de fumar. Entre otros, se encuentran los siguientes:

Estos medicamentos disminuyen los síntomas de ansia y abstinencia por la nicotina.

Es importante saber que el bupropión y la vareniclina pueden causar problemas psiquiátricos graves. Otros síntomas son:

  • Cambios de comportamiento.
  • Comportamiento agresivo.
  • Ansiedad.
  • Nerviosismo.
  • Depresión.
  • Pensamientos suicidas o intentos de suicidio.

La vareniclina también puede causar problemas graves de corazón.

Antes de empezar a tomar bupropión o vareniclina, hable con su médico sobre los importantes beneficios de salud de dejar de fumar y el riesgo bajo, pero importante, de problemas por el uso de estos medicamentos.

Fumar menos

Aunque las personas no dejen de fumar por completo, fumar menos cigarrillos (reducción de consumo de tabaco) es beneficioso. Entre más se fume, mayor es el riesgo de cáncer de pulmón y de otros cánceres relacionados con el consumo de tabaco. Se ha mostrado en estudios que los fumadores que disminuyen el consumo tienen más probabilidades de dejar de fumar en el futuro.

Fumar menos no es tan útil como dejar de fumar del todo y es dañino inhalar más profundamente o fumar más cada cigarrillo para tratar de controlar las ansias de nicotina. En las personas que no planean dejar de fumar del todo, se ha demostrado que los productos sustitutivos de nicotina les ayuda a disminuir el número de cigarrillos que consumen, pero este efecto no parece duradero.

Los siguientes recursos podrían servirle para dejar de fumar:

  • La información para el consumidor sobre cómo dejar de fumar está disponible en el portal de Internet www.espanol.smokefree.gov.
  • La aplicación en inglés QuitGuide disponible en Internet puede ayudarle a entender las razones por las que fuma y las mejores formas para dejar de hacerlo.
  • El folleto en inglés Clearing the Air: Quit Smoking Today se puede solicitar por teléfono al 1-800-4-CANCER (1-800-422-6237) o imprimir desde aquí.

Hay productos de tabaco y nicotina nuevos y de diferentes tipos.

El uso de productos de tabaco y de dispositivos que suministran nicotina nuevos o diferentes está en aumento rápido en los Estados Unidos; en particular, el uso de los cigarrillos electrónicos (cigarrillos-e).

Los siguientes son ejemplos de nuevos y diferentes productos de tabaco y nicotina, así como de dispositivos:

Se necesitan más estudios para entender los riesgos y los beneficios de consumir estos productos.

Los estudios o ensayos clínicos de prevención tienen como objetivo estudiar maneras de prevenir el cáncer.

Los ensayos clínicos de prevención del cáncer se utilizan para estudiar maneras de reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Algunos ensayos de prevención del cáncer se realizan con personas sanas que no han tenido cáncer, pero que tienen un riesgo mayor de tenerlo. Otros ensayos de prevención se realizan con personas que han tenido cáncer y que intentan prevenir otro cáncer del mismo tipo, o reducir las probabilidades de presentar un tipo nuevo de cáncer. Otros ensayos se realizan con voluntarios sanos de quienes no se conoce ningún factor de riesgo de cáncer.

El objetivo de algunos ensayos clínicos de prevención del cáncer es determinar si las acciones que toman las personas pueden prevenirlo. Estas pueden incluir comer frutas y vegetales, hacer ejercicio, dejar de fumar o tomar ciertas medicinas, vitaminas, minerales o complementos alimentarios.

En los ensayos clínicos se estudian nuevas maneras de ayudar a que las personas dejen de fumar.

Realice una búsqueda en inglés de ensayos clínicos sobre cáncer auspiciados por el NCI que aceptan pacientes. La búsqueda se puede realizar según el tipo de cáncer, la edad del paciente y el lugar donde se llevan a cabo los ensayos. También podrá consultar información general sobre los ensayos clínicos.

Información sobre este sumario del PDQ

Información sobre el PDQ

El Physician Data Query (PDQ) es la base de datos integral del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). La base de datos del PDQ contiene sumarios de la última información publicada sobre prevención, detección, genética, tratamiento, cuidados médicos de apoyo, y medicina complementaria y alternativa relacionada con el cáncer. La mayoría de los sumarios se redactan en dos versiones. En las versiones para profesionales de la salud se ofrece información detallada en lenguaje técnico. Las versiones para pacientes se presentan en un lenguaje fácil de comprender, que no es técnico. Ambas versiones contienen información sobre el cáncer que es exacta y actualizada. También se puede consultar estos sumarios en inglés.

El PDQ es uno de los servicios del NCI. El NCI pertenece a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los NIH son el centro de investigación biomédica del gobierno federal. Los sumarios del PDQ se basan en un análisis independiente de las publicaciones médicas. No constituyen declaraciones de la política del NCI ni de los NIH.

Propósito de este sumario

Este sumario del PDQ sobre el cáncer contiene información actualizada sobre la prevención, cese de fumar y control del uso de tabaco. El propósito es informar y ayudar a los pacientes, las familias y las personas encargadas de cuidar a los pacientes. No provee pautas o recomendaciones formales para la toma de decisiones relacionadas con la atención de la salud.

Revisores y actualizaciones

Los Consejos editoriales redactan los sumarios de información sobre el cáncer del PDQ y los actualizan. Estos Consejos están integrados por expertos en el tratamiento del cáncer y otras especialidades relacionadas con esta enfermedad. Los sumarios se revisan con regularidad y se modifican si surge nueva información. La fecha de actualización al pie de cada sumario indica cuándo se hizo el cambio más reciente.

La información en este sumario para pacientes se basa en la versión para profesionales de la salud, que el Consejo editorial del PDQ sobre los exámenes de detección y la prevención revisa con regularidad y actualiza en caso necesario.

Información sobre ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio para responder a una pregunta científica; por ejemplo, si un tratamiento es mejor que otro. Los ensayos se basan en estudios anteriores y lo que se aprendió en el laboratorio. Cada ensayo responde a ciertas preguntas científicas dirigidas a encontrar formas nuevas y mejores de ayudar a los pacientes de cáncer. Durante los ensayos clínicos de tratamiento, se recopila información sobre los efectos de un tratamiento nuevo y su eficacia. Si un ensayo clínico indica que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en "estándar". Los pacientes pueden considerar participar en un ensayo clínico. Algunos ensayos clínicos solo aceptan a pacientes que aún no comenzaron un tratamiento.

La lista en inglés de ensayos clínicos del PDQ está disponible en el portal de Internet del NCI. También figuran en el PDQ los datos de muchos médicos especialistas en cáncer que participan en ensayos clínicos. Para obtener más información, llamar al Servicio de Información sobre el Cáncer al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Permisos para el uso de este sumario

PDQ (Physician Data Query) es una marca registrada. Se autoriza el libre uso del texto de los documentos del PDQ. Sin embargo, no se podrá identificar como un sumario de información sobre cáncer del PDQ del NCI, salvo que se reproduzca en su totalidad y se actualice con regularidad. Por otra parte, se permitirá que un autor escriba una oración como “En el sumario del PDQ del NCI de información sobre la prevención del cáncer de mama se describen, en breve, los siguientes riesgos: [incluir fragmento del sumario]”.

Se sugiere citar la referencia bibliográfica de este sumario del PDQ de la siguiente forma:

PDQ® sobre los exámenes de detección y la prevención. PDQ Consumo de cigarrillo. Bethesda, MD: National Cancer Institute. Actualización: <MM/DD/YYYY>. Disponible en: https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/tabaco/dejar-fumar-pdq. Fecha de acceso: <MM/DD/YYYY>.

Las imágenes en este sumario se reproducen con el permiso del autor, el artista o la editorial para uso exclusivo en los sumarios del PDQ. La utilización de las imágenes fuera del PDQ requiere la autorización del propietario, que el Instituto Nacional del Cáncer no puede otorgar. Para obtener más información sobre el uso de las ilustraciones de este sumario o de otras imágenes relacionadas con el cáncer, consultar Visuals Online, una colección de más de 2000 imágenes científicas.

Cláusula sobre el descargo de responsabilidad

La información en estos sumarios no debe fundamentar ninguna decisión sobre reintegros de seguros. Para obtener más información sobre cobertura de seguros, consultar la página Manejo de la atención del cáncer disponible en Cancer.gov/espanol.

Para obtener más información

En Cancer.gov/espanol, se ofrece más información sobre cómo comunicarse o recibir ayuda en ¿En qué podemos ayudarle?. También se puede enviar un mensaje de correo electrónico mediante el formulario de comunicación.

  • Actualización: 22 de septiembre de 2017

La mayor parte del texto que se encuentra en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer puede copiarse o usarse con toda libertad. Se deberá dar crédito al Instituto Nacional del Cáncer como fuente de esta información e incluir un enlace a esta página, p. ej., “Consumo de cigarrillo: riesgos para la salud y cómo dejar de fumar (PDQ®)–Versión para pacientes fue publicado originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer”.

Por favor, tenga en cuenta que los artículos del blog que están escritos por individuos fuera del gobierno pueden pertenecer al escritor, y el material gráfico puede pertenecer a su creador. En tales casos, es necesario ponerse en contacto con el escritor, con los artistas o con el editor para obtener su autorización para poder usarlo.

Agradecemos sus comentarios sobre este artículo. Todos los comentarios deberán satisfacer nuestra política de comentarios.