English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Tumores de células germinativas del ovario: Tratamiento (PDQ®)

Información general sobre los tumores de células germinativas del ovario

El tumor de células germinativas del ovario es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en las células germinativas (óvulos) del ovario.

Los tumores de células germinativas se originan en las células reproductoras (óvulos o espermatozoides) del cuerpo. Por lo general, los tumores de células germinativas del ovario se manifiestan en jóvenes adolescentes o en mujeres jóvenes y afectan con mayor frecuencia un solo ovario.

Los ovarios son un par de órganos en el aparato reproductor femenino. Se encuentran en la pelvis, uno a cada lado del útero (el órgano hueco, en forma de pera donde se desarrolla el feto). Cada ovario tiene aproximadamente el tamaño y la forma de una almendra. Los ovarios elaboran óvulos y hormonas femeninas.

Anatomía del aparato reproductor femenino; la imagen muestra el útero, el miometrio (capa muscular externa del útero), el endometrio (revestimiento interno del útero), los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina.
Anatomía del aparato reproductor femenino. Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.


Tumor de células germinativas del ovario es un término general que se utiliza para describir varios tipos diferentes de cáncer. De los tumores de células germinativas del ovario, el más común se llama disgerminoma. Para mayor información sobre otros tipos de tumores de ovario, consultar los siguientes sumarios del PDQ.

Entre los signos del tumor de células germinativas de los ovarios se incluyen inflamación abdominal o sangrado vaginal después de la menopausia.

Los tumores de células germinativas de los ovarios pueden ser difíciles de diagnosticar (encontrar) temprano. A menudo no hay síntomas en los estadios tempranos, pero se pueden encontrar tumores durante exámenes ginecológicos periódicos (chequeos). Consulte con su médico si se presenta alguno de los siguientes:

Para detectar (encontrar) y diagnosticar los tumores de células germinativas del ovario, se utilizan pruebas que examinan los ovarios, el área de la pelvis, la sangre y el tejido ovárico.

Se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para revisar el estado general de salud, e identificar cualquier signo de enfermedad, como nódulos o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se toman datos sobre los hábitos de salud del paciente, así como los antecedentes de enfermedades y los tratamientos aplicados en cada caso.
  • Examen pélvico : examen de la vagina, cuello uterino, útero, trompas de Falopio, ovarios y recto. El médico o enfermero usando guantes lubricados introduce uno o dos dedos en la vagina mientras que con la otra mano ejerce una ligera presión sobre el abdomen para palpar el tamaño, forma y posición del útero y los ovarios. También se introduce un espéculo en la vagina para que el médico o enfermera pueda examinar visualmente la vagina y cuello uterino y detectar cualquier señal de enfermedad. Generalmente se lleva a cabo una prueba o frotis de Pap. El médico o enfermera también introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto tratando de detectar la presencia de nódulo o cualquier otra anomalía.
    Examen pélvico; la imagen muestra una vista lateral de la anatomía del aparato reproductor femenino durante un examen pélvico. Se observan el útero, la trompa de Falopio izquierda, el ovario izquierdo, el cuello uterino, la vagina, la vejiga y el recto. El médico o enfermero introduce dos dedos enguantados en la vagina, mientras se ve la otra mano presionando en la parte inferior del abdomen. El recuadro muestra a una mujer cubierta por una sábana sobre una camilla con las piernas separadas y los pies colocados en estribos.
    Examen pélvico. El médico o enfermero introduce uno o dos dedos lubricados, enguantados en la vagina, mientras presiona la parte inferior del abdomen con la otra mano. Esto se realiza para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se revisa la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio y el recto.
  • Laparotomía : procedimiento quirúrgico en el cual se realiza una incisión (corte) en la pared del abdomen para verificar la presencia de signos de enfermedad en el interior del abdomen. El tamaño de la incisión depende de la razón por la cual se está llevando a cabo la laparotomía. Algunas veces se extirpan órganos o se toman muestras de tejido y se observan al microscopio para determinar si hay signos de enfermedad.
  • Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen de forma más clara. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Prueba sérica de marcadores tumorales : procedimiento para el que se analiza una muestra de sangre para medir las concentraciones de ciertas sustancias liberadas a la sangre por los órganos, los tejidos o las células tumorales del cuerpo. Ciertas sustancias se vinculan con tipos específicos de cáncer cuando se encuentran en concentraciones altas en la sangre. A estos se les conoce como marcadores tumorales. Un aumento en la concentración de alfafetoproteína (AFP) o gonadotropina coriónica humana (HCG) en sangre. La AFP y HCG son sustancias que pueden ser signos de tumor de células germinativas de los ovarios.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y opciones de tratamiento.

Las opciones de tratamiento y el pronóstico (probabilidad de recuperación) dependen de los siguientes:

  • El tipo de cáncer.
  • El tamaño del tumor.
  • El estadio del cáncer (si afecta parte del ovario, todo el ovario o se diseminó hasta otras partes del cuerpo).
  • La apariencia de las células al microscopio.
  • La salud general de la paciente.

Los tumores de células germinativas de los ovarios habitualmente se curan si se los detecta y trata temprano.

  • Actualización: 5 de septiembre de 2014