In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de hígado infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 5 de septiembre de 2014

Clasificación celular

Hepatoblastoma
        Hepatoblastoma de histología fetal pura
        Hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas
Carcinoma hepatocelular
        Carcinoma fibrolamelar
        Tumor de células hepáticas de transición
Sarcoma embrionario indiferenciado de hígado
Coriocarcinoma de hígado en lactantes



Hepatoblastoma

El hepatoblastoma se origina en los precursores de los hepatocitos y puede tener varias morfologías, incluso las siguientes:

  • Células pequeñas que no reflejan ninguna diferenciación epitelial ni estrómica.
  • Células epiteliales embrionarias que se asemejan al epitelio hepático en las 6 a 8 semanas de gestación.
  • Hepatocitos fetales bien diferenciados que morfológicamente no se distinguen de las células hepáticas fetales normales.

Con mayor frecuencia, el tumor consta de una mezcla de precursores de hepatocitos epiteliales. Cerca de 20% de los tumores tienen derivados estrómicos tales como elementos osteoideos, condroideo y rabdoideos. En ocasiones, se encuentran elementos neuronales, melanocíticos, escamosos y enteroendocrinos. Dos subtipos histológicos tienen importancia clínica: histología fetal pura en todo el tumor y focos de células pequeñas indiferenciadas.

Hepatoblastoma de histología fetal pura

El análisis de pacientes con tumores de hepatoblastoma inicialmente resecados (antes de recibir quimioterapia) indicó que aquellos pacientes con tumores de histología fetal pura tienen un mejor pronóstico que aquellos con una mezcla de componentes embrionarios más primitivos y que se dividen con rapidez, u otros tejidos indiferenciados. En un estudio de pacientes de hepatoblastoma y tumores de histología fetal pura, hubo una tasa de supervivencia de 100% en los pacientes que recibieron cuatro dosis de doxorrubicina sola.[1] Esto indicó que es posible que los pacientes con tumores de histología fetal pura no necesiten quimioterapia después de la resección completa de un tumor en estadio I.[2,3] En el estudio COG-P9645 del Children's Oncology Group (COG), 16 pacientes de hepatoblastoma con histología fetal pura en estadio I, con dos mitosis o menos cada 10 campos de alta potencia no se trataron con quimioterapia. Sus estadios PRETEXT retrospectivos fueron estadio l (n = 4), estadio II (n = 6) y estadio III (n = 2). La supervivencia fue de 100% sin administración de quimioterapia.[4] Todos los 16 pacientes que entraron en este estudio estaban vivos sin pruebas de enfermedad en el momento de la mediana de seguimiento de 4,9 años (intervalo, 9 meses a 9,2 años).[4] Por lo tanto, la resección completa de un hepatoblastoma fetal puro puede obviar la necesidad de quimioterapia.

Hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas

El hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas es una variante poco común de hepatoblastoma que representa un porcentaje pequeño de todos los hepatoblastomas. En comparación con otros casos de hepatoblastoma, este tiende a presentarse en una edad más temprana (6 a 10 meses) [5,6] y se relaciona con una concentración normal de AFP en la edad de la presentación.[5,7]

Desde el punto de vista histológico, el hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas se tipifica por una población difusa de células pequeñas con un citoplasma escaso semejante a los neuroblastocitos.[8] Las anomalías cromosómicas que se notificaron en el hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas son distintas a las que se presentan en otros subtipos de hepatoblastoma y son más similares a aquellas que se observan en los tumores rabdoideos malignos. Estas anomalías incluyen traslocaciones que involucran un valor crítico en el cromosoma 22q11 y la eliminación homocigótica en la región del cromosoma 22q12 que hospeda el gen SMARCB1/INI1.[5,9] La falta de detección de INI1 por inmunohistoquímica es otra característica que comparten algunos hepatoblastomas de células pequeñas indiferenciadas con los tumores rabdoideos malignos.[5] Una tercera característica que comparten el hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas y los tumores rabdoideos malignos es el pronóstico precario relacionado con cada una de esas entidades.[5,6,10] Los pacientes de hepatoblastoma de células pequeñas indiferenciadas cuyos tumores son inoperables tienen un pronóstico especialmente precario.[5] Los pacientes con tumores en estadio I parecen tener un mayor riesgo de fracaso del tratamiento cuando están presentes elementos de células pequeñas.[11] Por este motivo, los tumores completamente resecados compuestos de histología fetal pura, o de una mezcla de células fetales y embrionarias se tienen que someter a un examen histológico minucioso, dado que los focos pequeños de histología de células pequeñas indiferenciadas indican una necesidad de quimioterapia intensiva.[11] El tratamiento enérgico para esta histología está en investigación en el estudio COG-AHEP0731 del COG en curso. Un hepatoblastoma que de otro modo se consideraría de riesgo bajo o muy bajo se asciende a riesgo intermedio si se encuentra cualquier elemento de células pequeñas indiferenciadas (para mayor información, consultar la sección sobre Información sobre los estadios).

Carcinoma hepatocelular

Las células del carcinoma hepatocelular son epiteliales, mientras que el hepatoblastoma tiene una apariencia embrionaria menos diferenciada. El carcinoma hepatocelular también difiere del hepatoblastoma en que a menudo surge en un hígado previamente anormal, cirrótico. Ambos tipos histológicos aparecen por lo general en el lóbulo derecho del hígado. La hepatitis B crónica es la causa principal del carcinoma hepatocelular en los niños de países asiáticos y africanos; sin embargo, se puede identificar la hepatopatía subyacente en menos de un tercio de los niños y los adolescentes con carcinoma hepatocelular en los países occidentales.[12]

Carcinoma fibrolamelar

Se describió una variante histológica distintiva del carcinoma hepatocelular, llamada carcinoma fibrolamelar, en el hígado de niños mayores y adultos jóvenes. Esta histología se caracteriza por una transcripción de la fusión creada por la eliminación de una sección 400 kb del cromosoma 19, la cual se encontró en 15 de los 15 tumores analizados.[13] El carcinoma fibrolamelar se relacionó con un mejor pronóstico y no se vincula con cirrosis.[14-16] La mejoría en los resultados de series más antiguas se puede relacionar con una proporción más alta de tumores menos invasivos y más resecables en ausencia de cirrosis, ya que los resultados estudios recientes, cuando se comparan estadio por estadio, no difieren de otros carcinomas hepatocelulares.[12,17]; [18][Grado de comprobación: 3iiA] El carcinoma hepatocelular fibrolamelar también se ha notificado en lactantes.[19]

Tumor de células hepáticas de transición

El tumor de células hepáticas de transición es una neoplasia poco frecuente que se encuentra en niños mayores y adolescentes, y tiene una presunta posición intermedia entre los hepatoblastos y las células tumorales más maduras similares a hepatocitos. Las células tumorales pueden variar en las regiones del tumor entre el hepatoblastoma clásico y el carcinoma hepatocelular obvio. Los tumores son habitualmente unifocales y pueden tener necrosis central en el momento de la presentación. La respuesta a la quimioterapia es precaria, muy parecida a la del carcinoma hepatocelular.[20]

Sarcoma embrionario indiferenciado de hígado

El sarcoma embrionario indiferenciado de hígado es una entidad clínica y patológica con características propias y representa entre 2 y 15% de las neoplasias hepáticas malignas infantiles.[21] Las características distintivas son glóbulos hialinos intracelulares y anaplasia marcada sobre una base mesenquimatosa.[22]

Coriocarcinoma de hígado en lactantes

Estos tumores son habitualmente muy friables y hemorrágicos, y se pueden presentar con hemorragia en el tumor. El diagnóstico se puede realizar mediante imaginología y hallazgos de concentraciones extremadamente altas de gonadotropina coriónica humana β.

Están presentes tanto citotrofoblastos como sincitiotrofoblastos. Los primeros son nidos estrechamente envueltos de células de tamaño mediano con citoplasma claro, márgenes celulares diferenciados y núcleos vesiculares. Los últimos son sincitios multinucleados muy grandes formados a partir de citotrofoblastos.[23]

Bibliografía
  1. Ortega JA, Douglass EC, Feusner JH, et al.: Randomized comparison of cisplatin/vincristine/fluorouracil and cisplatin/continuous infusion doxorubicin for treatment of pediatric hepatoblastoma: A report from the Children's Cancer Group and the Pediatric Oncology Group. J Clin Oncol 18 (14): 2665-75, 2000.  [PUBMED Abstract]

  2. Weinberg AG, Finegold MJ: Primary hepatic tumors of childhood. Hum Pathol 14 (6): 512-37, 1983.  [PUBMED Abstract]

  3. Haas JE, Muczynski KA, Krailo M, et al.: Histopathology and prognosis in childhood hepatoblastoma and hepatocarcinoma. Cancer 64 (5): 1082-95, 1989.  [PUBMED Abstract]

  4. Malogolowkin MH, Katzenstein HM, Meyers RL, et al.: Complete surgical resection is curative for children with hepatoblastoma with pure fetal histology: a report from the Children's Oncology Group. J Clin Oncol 29 (24): 3301-6, 2011.  [PUBMED Abstract]

  5. Trobaugh-Lotrario AD, Tomlinson GE, Finegold MJ, et al.: Small cell undifferentiated variant of hepatoblastoma: adverse clinical and molecular features similar to rhabdoid tumors. Pediatr Blood Cancer 52 (3): 328-34, 2009.  [PUBMED Abstract]

  6. Meyers RL, Rowland JR, Krailo M, et al.: Predictive power of pretreatment prognostic factors in children with hepatoblastoma: a report from the Children's Oncology Group. Pediatr Blood Cancer 53 (6): 1016-22, 2009.  [PUBMED Abstract]

  7. De Ioris M, Brugieres L, Zimmermann A, et al.: Hepatoblastoma with a low serum alpha-fetoprotein level at diagnosis: the SIOPEL group experience. Eur J Cancer 44 (4): 545-50, 2008.  [PUBMED Abstract]

  8. Rowland JM: Hepatoblastoma: assessment of criteria for histologic classification. Med Pediatr Oncol 39 (5): 478-83, 2002.  [PUBMED Abstract]

  9. Gunawan B, Schäfer KL, Sattler B, et al.: Undifferentiated small cell hepatoblastoma with a chromosomal translocation t(22;22)(q11;q13). Histopathology 40 (5): 485-7, 2002.  [PUBMED Abstract]

  10. Conran RM, Hitchcock CL, Waclawiw MA, et al.: Hepatoblastoma: the prognostic significance of histologic type. Pediatr Pathol 12 (2): 167-83, 1992 Mar-Apr.  [PUBMED Abstract]

  11. Haas JE, Feusner JH, Finegold MJ: Small cell undifferentiated histology in hepatoblastoma may be unfavorable. Cancer 92 (12): 3130-4, 2001.  [PUBMED Abstract]

  12. Czauderna P, Mackinlay G, Perilongo G, et al.: Hepatocellular carcinoma in children: results of the first prospective study of the International Society of Pediatric Oncology group. J Clin Oncol 20 (12): 2798-804, 2002.  [PUBMED Abstract]

  13. Honeyman JN, Simon EP, Robine N, et al.: Detection of a recurrent DNAJB1-PRKACA chimeric transcript in fibrolamellar hepatocellular carcinoma. Science 343 (6174): 1010-4, 2014.  [PUBMED Abstract]

  14. Lack EE, Neave C, Vawter GF: Hepatocellular carcinoma. Review of 32 cases in childhood and adolescence. Cancer 52 (8): 1510-5, 1983.  [PUBMED Abstract]

  15. Craig JR, Peters RL, Edmondson HA, et al.: Fibrolamellar carcinoma of the liver: a tumor of adolescents and young adults with distinctive clinico-pathologic features. Cancer 46 (2): 372-9, 1980.  [PUBMED Abstract]

  16. Farhi DC, Shikes RH, Murari PJ, et al.: Hepatocellular carcinoma in young people. Cancer 52 (8): 1516-25, 1983.  [PUBMED Abstract]

  17. Katzenstein HM, Krailo MD, Malogolowkin MH, et al.: Fibrolamellar hepatocellular carcinoma in children and adolescents. Cancer 97 (8): 2006-12, 2003.  [PUBMED Abstract]

  18. Weeda VB, Murawski M, McCabe AJ, et al.: Fibrolamellar variant of hepatocellular carcinoma does not have a better survival than conventional hepatocellular carcinoma--results and treatment recommendations from the Childhood Liver Tumour Strategy Group (SIOPEL) experience. Eur J Cancer 49 (12): 2698-704, 2013.  [PUBMED Abstract]

  19. Cruz O, Laguna A, Vancells M, et al.: Fibrolamellar hepatocellular carcinoma in an infant and literature review. J Pediatr Hematol Oncol 30 (12): 968-71, 2008.  [PUBMED Abstract]

  20. Prokurat A, Kluge P, Kościesza A, et al.: Transitional liver cell tumors (TLCT) in older children and adolescents: a novel group of aggressive hepatic tumors expressing beta-catenin. Med Pediatr Oncol 39 (5): 510-8, 2002.  [PUBMED Abstract]

  21. Nicol K, Savell V, Moore J, et al.: Distinguishing undifferentiated embryonal sarcoma of the liver from biliary tract rhabdomyosarcoma: a Children's Oncology Group study. Pediatr Dev Pathol 10 (2): 89-97, 2007 Mar-Apr.  [PUBMED Abstract]

  22. Stocker JT: Hepatic tumors in children. Clin Liver Dis 5 (1): 259-81, viii-ix, 2001.  [PUBMED Abstract]

  23. Olson T, Schneider D, Perlman E: Germ cell tumors. In: Pizzo PA, Poplack DG, eds.: Principles and Practice of Pediatric Oncology. 6th ed. Philadelphia, Pa: Lippincott Williams and Wilkins, 2011, pp 1045-1067.