In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de hígado infantil: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 24 de julio de 2014

Tratamiento del coriocarcinoma de hígado infantil

El coriocarcinoma de hígado es un tumor muy poco frecuente que parece originarse en la placenta durante la gestación y se presenta con una masa en el hígado en los primeros pocos meses de vida. La metástasis en la placenta originada en los tejidos maternos se presenta en muchos casos y es necesario examinar la gonadotropina coriónica humana beta (GCH-β) de la madre. A menudo, los lactantes están anémicos y se pueden ver inestables en el momento de presentación debido a la hemorragia tumoral. Se puede realizar el diagnóstico clínico sin una biopsia cuando hay concentraciones séricas extremadamente altas de GCH-β y concentraciones normales de alfafetoproteína (AFP) para la edad.[1] La extirpación quirúrgica inicial de la masa tumoral puede ser difícil por su tendencia a la friabilidad y la hemorragia. A menudo, se realiza una extracción quirúrgica del tumor primario residual después de la quimioterapia neoadyuvante.[1]

Los tumores trofoblásticos gestacionales maternos son particularmente sensibles al metotrexato y muchas mujeres, incluso aquellas con metástasis a distancia, se curan con quimioterapia de un fármaco único. Tanto el coriocarcinoma materno como el infantil se originan en la misma neoplasia maligna placentaria. La combinación de cisplatino, etopósido y bleomicina, tal como se usa para otros tumores infantiles de células germinales, fue eficaz para algunos pacientes y es seguida de la resección de la masa residual. El uso de metotrexato neoadyuvante para el coriocarcinoma infantil no ha tenido un éxito uniforme, aunque a menudo produce una respuesta.[1]

Bibliografía
  1. Yoon JM, Burns RC, Malogolowkin MH, et al.: Treatment of infantile choriocarcinoma of the liver. Pediatr Blood Cancer 49 (1): 99-102, 2007.  [PUBMED Abstract]