In English | En español
¿Prequntas sobre el cáncer?

Leucemia mieloide aguda en adultos: Tratamiento (PDQ®)

Versión Profesional De Salud
Actualizado: 9 de abril de 2014

Información general sobre la leucemia mieloide aguda en adultos

Incidencia y mortalidad
Pronóstico y supervivencia
Análisis citogenético
Pronóstico y clasificación de la Organización Mundial de la Salud



Incidencia y mortalidad

Cálculo del número de casos nuevos y defunciones por leucemia mieloide aguda (LMA) en Estados Unidos en 2014:[1]

  • Casos nuevos: 18.860.
  • Defunciones: 10.460.
Pronóstico y supervivencia

Los adelantos en el tratamiento de la LMA (también llamada leucemia mielógena aguda, leucemia no linfocítica aguda o LNLA) han dado lugar a tasas de remisión completa sustancialmente mejores.[1] El tratamiento deberá ser lo suficientemente intensivo como para lograr una remisión completa, ya que la remisión parcial no ofrece beneficios sustanciales de supervivencia. Aproximadamente, de 60 a 70% de los adultos con LMA se puede esperar que logren un estado de remisión completa después del tratamiento apropiado de inducción. Se puede esperar que más de 25% de los adultos con LMA (cerca de 45% de los que logran remisión completa) sobrevivan 3 años o más y es posible que se curen. Las tasas de remisión de LMA en adultos están inversamente relacionadas con la edad, con una tasa esperada de remisión de más de 65% para los pacientes menores de 60 años de edad. Existen datos que indican que una vez que se logra, la duración de la remisión puede ser más corta entre los pacientes de edad más avanzada. Parece que la mayor morbilidad y mortalidad durante la inducción está directamente relacionada con la edad. Otros factores pronósticos adversos son la complicación del sistema nervioso central con leucemia, infección sistémica al momento del diagnóstico, recuento elevado de leucocitos (>100.000/mm3), LMA inducida por tratamiento y antecedentes de síndrome mielodisplásico o un trastorno hematológico previo. Los pacientes de leucemias que expresan el antígeno CD34 de células progenitoras o la P-glicoproteína (producto de gen MDR1) tienen un resultado inferior.[2-4] La LMA relacionada con una duplicación interna del tándem del gen FLT3 (FLT3/mutación ITD) tiene un resultado inferior atribuido a una mayor tasa de recaída.[5,6]

Análisis citogenético

El análisis citogenético proporciona una de las pruebas más sólidas disponibles para el pronóstico, prediciendo así resultados tanto de la inducción a remisión como el tratamiento posremisión, según se ve en el estudio o ensayo del Southwest Oncology Group (SWOG) y el Eastern Cooperative Oncology Group (ECOG) (E-3489).[7] Las anomalías citogenéticas que indican un pronóstico bueno son la t(8;21), inv(16) o t (16;16) y t(15;17). La citogenética normal presagia una LMA de riesgo regular. Los pacientes con LMA que se caracteriza por supresiones de los grupos grandes o monosomías de cromosomas 5 o 7; por translocaciones o inversiones de cromosoma 3, t(6;9), t(9;22); o por anomalías de cromosoma 11q23 tienen pronósticos particularmente precarios con quimioterapia. Estos subgrupos citogenéticos según se ve en el ensayo del Medical Research Council (MRC) (MRC-LEUK-AML11), predicen el resultado clínico en pacientes de edad avanzada con LMA al igual en pacientes jóvenes.[8] Los genes de fusión formados en t(8;21) e inv(16) pueden ser detectados por reacción en cadena de polimerasa transcriptasa inversa (RT-PCR) o hibridización por fluorescencia in situ (HFIS) la cual indicará la presencia de estas alteraciones genéticas en algunos pacientes en quienes la citogenética estándar era técnicamente inadecuada. RT-PCR no parece identificar un número significativo de pacientes con genes de fusión de riesgo favorables con citogenética normal.[9]

Pronóstico y clasificación de la Organización Mundial de la Salud

La clasificación de la LMA ha sido revisada por un grupo de patólogos y de médicos clínicos, patrocinados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).[10] Si bien se conservaron los elementos de la clasificación franco-americano-británica (es decir, morfología, fenotipo inmune, citogenética y características clínicas), la clasificación de la OMS incorpora hallazgos más recientes sobre la genética y las características clínicas de la LMA en un intento por definir entidades que son biológicamente homogéneas y relevantes para el pronóstico y el tratamiento.[10-12] Cada criterio tiene implicaciones para el pronóstico y el tratamiento pero, para los fines prácticos, el tratamiento antileucémico es similar para todos los subtipos.

Un seguimiento a largo plazo de 30 pacientes que tenían LMA en remisión por al menos 10 años, ha mostrado un 13% de incidencia de tumores secundarios. De 31 mujeres con supervivencia prolongada de LMA o leucemia linfoblástica aguda menores de 40 años de edad, 26 recuperaron la menstruación normal al cabo del tratamiento. Entre los 36 hijos vivos de las supervivientes, se presentaron dos problemas congénitos.[13]

Distinguir la LMA de la leucemia linfocítica aguda tiene consecuencias terapéuticas importantes. Las tinciones histoquímicas y las determinaciones del antígeno de la superficie celular ayudan a diferenciarlas.

Bibliografía
  1. American Cancer Society: Cancer Facts and Figures 2014. Atlanta, Ga: American Cancer Society, 2014. Available online. Last accessed May 21, 2014. 

  2. Myint H, Lucie NP: The prognostic significance of the CD34 antigen in acute myeloid leukaemia. Leuk Lymphoma 7 (5-6): 425-9, 1992.  [PUBMED Abstract]

  3. Geller RB, Zahurak M, Hurwitz CA, et al.: Prognostic importance of immunophenotyping in adults with acute myelocytic leukaemia: the significance of the stem-cell glycoprotein CD34 (My10) Br J Haematol 76 (3): 340-7, 1990.  [PUBMED Abstract]

  4. Campos L, Guyotat D, Archimbaud E, et al.: Clinical significance of multidrug resistance P-glycoprotein expression on acute nonlymphoblastic leukemia cells at diagnosis. Blood 79 (2): 473-6, 1992.  [PUBMED Abstract]

  5. Kottaridis PD, Gale RE, Frew ME, et al.: The presence of a FLT3 internal tandem duplication in patients with acute myeloid leukemia (AML) adds important prognostic information to cytogenetic risk group and response to the first cycle of chemotherapy: analysis of 854 patients from the United Kingdom Medical Research Council AML 10 and 12 trials. Blood 98 (6): 1752-9, 2001.  [PUBMED Abstract]

  6. Yanada M, Matsuo K, Suzuki T, et al.: Prognostic significance of FLT3 internal tandem duplication and tyrosine kinase domain mutations for acute myeloid leukemia: a meta-analysis. Leukemia 19 (8): 1345-9, 2005.  [PUBMED Abstract]

  7. Slovak ML, Kopecky KJ, Cassileth PA, et al.: Karyotypic analysis predicts outcome of preremission and postremission therapy in adult acute myeloid leukemia: a Southwest Oncology Group/Eastern Cooperative Oncology Group Study. Blood 96 (13): 4075-83, 2000.  [PUBMED Abstract]

  8. Grimwade D, Walker H, Harrison G, et al.: The predictive value of hierarchical cytogenetic classification in older adults with acute myeloid leukemia (AML): analysis of 1065 patients entered into the United Kingdom Medical Research Council AML11 trial. Blood 98 (5): 1312-20, 2001.  [PUBMED Abstract]

  9. Mrózek K, Prior TW, Edwards C, et al.: Comparison of cytogenetic and molecular genetic detection of t(8;21) and inv(16) in a prospective series of adults with de novo acute myeloid leukemia: a Cancer and Leukemia Group B Study. J Clin Oncol 19 (9): 2482-92, 2001.  [PUBMED Abstract]

  10. Brunning RD, Matutes E, Harris NL, et al.: Acute myeloid leukaemia: introduction. In: Jaffe ES, Harris NL, Stein H, et al., eds.: Pathology and Genetics of Tumours of Haematopoietic and Lymphoid Tissues. Lyon, France: IARC Press, 2001. World Health Organization Classification of Tumours, 3, pp 77-80. 

  11. Bennett JM, Catovsky D, Daniel MT, et al.: Proposals for the classification of the acute leukaemias. French-American-British (FAB) co-operative group. Br J Haematol 33 (4): 451-8, 1976.  [PUBMED Abstract]

  12. Cheson BD, Cassileth PA, Head DR, et al.: Report of the National Cancer Institute-sponsored workshop on definitions of diagnosis and response in acute myeloid leukemia. J Clin Oncol 8 (5): 813-9, 1990.  [PUBMED Abstract]

  13. Micallef IN, Rohatiner AZ, Carter M, et al.: Long-term outcome of patients surviving for more than ten years following treatment for acute leukaemia. Br J Haematol 113 (2): 443-5, 2001.  [PUBMED Abstract]