In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 31 de octubre de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Leucemia mielomonocítica juvenil



La leucemia mielomonocítica juvenil es una enfermedad infantil por la cual se producen demasiados mielocitos y monocitos (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea.

La leucemia mielomonocítica juvenil (LMMJ) es un cáncer infantil poco frecuente que se presenta con mayor frecuencia en los niños menores de 2 años. Los niños que presentan neurofibromatosis tipo 1 y los varones tienen un riesgo mayor de presentar leucemia mielomonocítica juvenil.

En la LMMJ, el cuerpo hace que un número demasiado alto de células madre sanguíneas se conviertan en dos tipos de glóbulos blancos llamados mielocitos y monocitos. Algunas de estas células madre sanguíneas nunca se convierten en glóbulos blancos maduros. Estos glóbulos blancos inmaduros se llaman blastocitos. Con el tiempo, los mielocitos, los monocitos y los blastocitos desplazan a los glóbulos rojos y las plaquetas de la médula ósea. Cuando ocurre esto, se pueden presentar infecciones, anemia o sangrado fácil.

Los signos y síntomas de la leucemia mielomonocítica juvenil son fiebre, pérdida de peso y sensacion de mucho cansancio.

La LMMJ u otras afecciones pueden causar estos y otros signos y síntomas u otras afecciones. Consulte su médico si presenta lo siguiente:

  • Fiebre sin razón conocida.
  • Infecciones, como bronquitis o amigdalitis.
  • Sensación de mucho cansancio.
  • Hematomas o hemorragias que se presentan con facilidad.
  • Erupción cutánea.
  • Hinchazón no dolorosa de los ganglios linfáticos del cuello, las axilas, el estómago o la ingle.
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento para la LMMJ dependen de los siguientes aspectos:

  • La edad del niño en el momento del diagnóstico.
  • La cantidad de plaquetas en la sangre.
  • La cantidad de cierto tipo de hemoglobina en los glóbulos rojos.