In English | En español
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237

Neoplasias mielodisplásicas o mieloproliferativas: Tratamiento (PDQ®)

  • Actualizado: 3 de julio de 2014

Opciones

  • Imprimir página
  • Imprimir documento
  • Ver documento
  • Enviar este documento

Leucemia mielógena crónica atípica



La leucemia mielógena crónica atípica es una enfermedad por la cual se producen demasiados granulocitos (glóbulos blancos inmaduros) en la médula ósea.

En el caso de la leucemia mielógena crónica (LMC) atípica, el cuerpo produce hace que una cantidad demasiado alta de células madre sanguíneas se conviertan en un tipo de glóbulos blancos que se llaman granulocitos. Algunas de estas células madre sanguíneas nunca se convierten en glóbulos blancos maduros. Estos glóbulos blancos inmaduros se llaman blastocitos. Con el tiempo, los granulocitos y los blastocitos desplazan a los glóbulos rojos y las plaquetas de la médula ósea.

El aspecto de las células leucémicas en la LMC atípica y la LMC al microscopio es similar. Sin embargo, la LMC atípica no presenta cierto cambio cromosómico llamado "cromosoma Filadelfia".

Los signos y síntomas de la leucemia mielógena crónica atípica son la presentación de moretones con facilidad o sangrado, y la sensación de cansancio y debilidad.

Estos y otros signos y síntomas podrían ser el resultado de la LMC atípica u otras afecciones. Consulte su médico si presenta lo siguiente:

  • Dificultad para respirar.
  • Palidez.
  • Sensación de mucho cansancio y debilidad.
  • Moretones o hemorragias que se presentan con facilidad.
  • Petequias (manchas planas debajo de la piel producidas por hemorragias).
  • Dolor o sensación de saciedad debajo de las costillas en el costado izquierdo.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación).

El pronóstico (probabilidad de recuperación) para la LMC atípica depende del número de glóbulos rojos y plaquetas en la sangre.