¿Prequntas sobre el cáncer?

Carcinoma de tumor primario desconocido: Tratamiento (PDQ®)

Versión para profesionales de salud

Información sobre los estadios del carcinoma de tumor primario desconocido

Hay opiniones divergentes sobre el valor y el grado de la evaluación que se debe realizar para determinar el tumor primario en pacientes con carcinoma de sitio primario desconocido (CUP). Se pueden llevar a cabo investigaciones clínico patológicas para descubrir cuáles son los tumores que pueden responder al tratamiento como, por ejemplo, linfoma, tumor de células germinales, tumores de ovario y la mama.

La radiografía del tórax se ha convertido en un procedimiento casi de rutina en la práctica de la medicina general. Aunque las radiografías del tórax se llevan a cabo en forma rutinaria en el entorno de CUP, no hay características distintivas que separen claramente el tumor primario de la enfermedad metastásica dentro del tórax. La tomografía computarizada (CT) abdominal es la única prueba radiográfica que con frecuencia puede ser de valor en la definición del sitio primario, debido a la representación desmesuradamente alta de cáncer del páncreas en el proceso de CUP.[1] Sin embargo, con la excepción del cáncer del ovario, las tomografías computarizadas rara vez identifican cánceres primarios tratables.[2,3]

La biología clínica de la enfermedad, los tipos de tumores con mayor frecuencia detectados y el alto grado de inexactitud en los estudios radiográficos no supervisados hacen relucir el tema de costos y efectividad en el conjunto de exámenes de diagnóstico intensivo realizados. Dos estudios han indicado que hay una proporción negativa alta de costo/beneficio en cuanto a una evaluación clínica extensa no supervisada. En uno de esto estudios se indica un aumento del 9,5% de supervivencia a un año a un costo de 2 a 8 millones de dólares. El enfoque más razonable es desarrollar un conocimiento integral de la manera en que pacientes de CUP se presentan y recordar que esta presentación se relaciona con una tremenda heterogeneidad en lo referente a resultados.[4-9]

Ganglios linfáticos cervicales

Un diagnóstico histológico de carcinoma metastásico en ganglios cervicales requiere un examen meticuloso del tracto respiratorio superior. Histológicamente, estos tumores son generalmente tumores de carcinoma de células escamosas, pero ocasionalmente pueden ser adenocarcinoma, melanoma o tumores anaplásicos. El adenocarcinoma metastásico por lo general está asociado con un pronóstico precario. Aproximadamente 2 a 5% de pacientes con carcinoma primario de células escamosas de la cabeza y región del cuello se presentarán con adenopatía cervical como manifestación primaria de la enfermedad; cerca del 10% de este grupo se presentará con adenopatía bilateral. La tasa de supervivencia a tres años oscila entre 35 y 59% cuando los pacientes con tumores escamosos o indiferenciados se tratan con radioterapia radical, cirugía o ambos.[10-12]

Carcinomas precariamente diferenciados

Los investigadores han definido una subpoblación de pacientes potencialmente curables con una o más de las siguientes características:

  • Menores de 50 años de edad.
  • Distribución del tumor en las regiones de la línea media, ganglios pulmonares múltiples o ganglios linfáticos, concentraciones séricas elevadas de gonadotropina coriónica humana (GCH) β o α-fetoproteína (AFP).
  • Células positivas a beta GCH o AFP por coloración inmunohistoquímica.
  • La presencia de gránulos neuroendocrinos.
  • Evidencia clínica del crecimiento rápido de tumores.
  • Tumores que fueron muy sensibles a quimioterapia o radioterapia.

En revisión retrospectiva, muchos de estos pacientes, incluyendo algunos que presentaron respuesta completa a quimioterapia, no tuvieron ninguna característica histopatológica reconocible de tumores de células germinales.[13-15] Un estudio ha mostrado que el marcador cromosómico i(12p) puede ser usado como un instrumento diagnóstico en pacientes en los que se sospecha tumores de célula germinal en las regiones de la línea media.[16]

Melanoma metastásico a un solo sitio ganglionar

Aproximadamente 5% de pacientes con melanoma maligno se presentará sin un sitio primario documentado. Colorantes especiales y microscopía electrónica pueden ser importantes en el establecimiento del diagnóstico. Los pacientes con este diagnóstico se deben someter, como aquellos con melanoma en estadio II, a una disección radical de los ganglios linfáticos. Las características de supervivencia son ligeramente mejor que las vistas en melanoma de estadio II con un sitio primario documentado.[5,17-19] (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del melanoma.)

Metástasis axilar aislada

Está documentado que por último la mayoría de los pacientes que presentan metástasis ganglionar encima del diafragma, tienen la malignidad primaria supradiafragmática más común, por ejemplo, cáncer de pulmón. La presencia de metástasis axilar aislada en mujeres añade otra posibilidad. Algunos estudios que incluyen un número pequeño de pacientes han demostrado que aproximadamente 50% de las pacientes que se presentan con metástasis axilar aislada de un adenocarcinoma finalmente mostrarán tener cáncer de mama. Aunque algunas de estas pacientes tendrán un mamograma positivo después de la evaluación inicial, aproximadamente 50% de éstas no lo tendrá. Cuando estas pacientes son tratadas con escisión local o como si tuvieran cáncer primario de mama, se ha obtenido una supervivencia de entre 2 y 10 años en aproximadamente 50% de las pacientes. La disponibilidad de receptor de estrógeno (RE) y ensayos con receptores de progesterona (RP) puede ayudar en este diagnóstico; y estos estudios se deben realizar en este entorno. Si el entorno clínico es compatible con cáncer de mama y se elevan las concentraciones de RE o RP, CUP con esta distribución se debe tratar como cáncer de mama.[1,4,20] (Para mayor información, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del cáncer de seno [mama].)

Metástasis del ganglio inguinal

El carcinoma escamoso detectado en los ganglios linfáticos inguinales es casi siempre metastásico del área genital o anal/rectal. En las mujeres, se aconseja un examen cuidadoso de la vulva, vagina y cuello uterino, con biopsia de cualquier área sospechosa. El pene de hombres no circuncisos se debe inspeccionar cuidadosamente. En ambos sexos, el área anorrectal se debe examinar cuidadosamente y realizar biopsia de las áreas sospechosas. Se presentan metástasis aisladas en el sistema central nervioso, el hígado y el tracto genitourinario. Se puede encontrar información sobre estas presentaciones en los sumarios del PDQ que detallan específicamente su manejo.

Además de las situaciones anteriores, hay ciertos casos para los que se puede lograr una paliación significativa en los pacientes de CUP. Los cánceres de mama, próstata, ovario y tiroides son todos tratables, incluso cuando son metastásicos; éstas representan aproximadamente el 15% de todos los tumores de CUP. Del mismo modo que otras presentaciones de CUP, el modelo de propagación de estas neoplasias malignas es algo atípico. Por ejemplo, pacientes con cáncer de la próstata que se presentan con CUP tienen una incidencia desmesuradamente alta de metástasis a sitios no óseos como el pulmón (75), el hígado (50%) y el cerebro (25%). Las metástasis óseas son también menos comunes en el cáncer de la tiroides que se presentan como CUP que las metástasis del pulmón.

Bibliografía

  1. Copeland EM, McBride CM: Axillary metastases from unknown primary sites. Ann Surg 178 (1): 25-7, 1973. [PUBMED Abstract]
  2. Abbruzzese JL, Abbruzzese MC, Lenzi R, et al.: Analysis of a diagnostic strategy for patients with suspected tumors of unknown origin. J Clin Oncol 13 (8): 2094-103, 1995. [PUBMED Abstract]
  3. Karsell PR, Sheedy PF 2nd, O'Connell MJ: Computed tomography in search of cancer of unknown origin. JAMA 248 (3): 340-3, 1982. [PUBMED Abstract]
  4. Patel J, Nemoto T, Rosner D, et al.: Axillary lymph node metastasis from an occult breast cancer. Cancer 47 (12): 2923-7, 1981. [PUBMED Abstract]
  5. Klausner JM, Gutman M, Inbar M, et al.: Unknown primary melanoma. J Surg Oncol 24 (2): 129-31, 1983. [PUBMED Abstract]
  6. Schapira DV, Jarrett AR: The need to consider survival, outcome, and expense when evaluating and treating patients with unknown primary carcinoma. Arch Intern Med 155 (19): 2050-4, 1995. [PUBMED Abstract]
  7. Levine MN, Drummond MF, Labelle RJ: Cost-effectiveness in the diagnosis and treatment of carcinoma of unknown primary origin. CMAJ 133 (10): 977-87, 1985. [PUBMED Abstract]
  8. Maisey MN, Ellam SV: Investigating the adenocarcinoma of unknown origin (ACUP): a cost benefit analysis. Rev Epidemiol Sante Publique 32 (1): 57-61, 1984. [PUBMED Abstract]
  9. Schwartz SC, Klein J, Peters WP: Carcinoma of unknown primary site. In: Stein JH, ed.: Internal Medicine. St. Louis, Mo: Mosby, 1998, pp 729-733.
  10. DeSanto LW, Neel HB 3rd: Squamous cell carcinoma. Metastasis to the neck from an unknown or undiscovered primary. Otolaryngol Clin North Am 18 (3): 505-13, 1985. [PUBMED Abstract]
  11. Muraki AS, Mancuso AA, Harnsberger HR: Metastatic cervical adenopathy from tumors of unknown origin: the role of CT. Radiology 152 (3): 749-53, 1984. [PUBMED Abstract]
  12. Silverman C, Marks JE: Metastatic cancer of unknown origin: epidermoid and undifferentiated carcinomas. Semin Oncol 9 (4): 435-41, 1982. [PUBMED Abstract]
  13. Greco FA, Vaughn WK, Hainsworth JD: Advanced poorly differentiated carcinoma of unknown primary site: recognition of a treatable syndrome. Ann Intern Med 104 (4): 547-53, 1986. [PUBMED Abstract]
  14. Hainsworth JD, Wright EP, Gray GF Jr, et al.: Poorly differentiated carcinoma of unknown primary site: correlation of light microscopic findings with response to cisplatin-based combination chemotherapy. J Clin Oncol 5 (8): 1275-80, 1987. [PUBMED Abstract]
  15. Hainsworth JD, Johnson DH, Greco FA: Poorly differentiated neuroendocrine carcinoma of unknown primary site. A newly recognized clinicopathologic entity. Ann Intern Med 109 (5): 364-71, 1988. [PUBMED Abstract]
  16. Bosl GJ, Ilson DH, Rodriguez E, et al.: Clinical relevance of the i(12p) marker chromosome in germ cell tumors. J Natl Cancer Inst 86 (5): 349-55, 1994. [PUBMED Abstract]
  17. Panagopoulos E, Murray D: Metastatic malignant melanoma of unknown primary origin: a study of 30 cases. J Surg Oncol 23 (1): 8-10, 1983. [PUBMED Abstract]
  18. Reintgen DS, McCarty KS, Woodard B, et al.: Metastatic malignant melanoma with an unknown primary. Surg Gynecol Obstet 156 (3): 335-40, 1983. [PUBMED Abstract]
  19. Giuliano AE, Cochran AJ, Morton DL: Melanoma from unknown primary site and amelanotic melanoma. Semin Oncol 9 (4): 442-7, 1982. [PUBMED Abstract]
  20. Merson M, Andreola S, Galimberti V, et al.: Breast carcinoma presenting as axillary metastases without evidence of a primary tumor. Cancer 70 (2): 504-8, 1992. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 24 de abril de 2014