¿Prequntas sobre el cáncer?

Cáncer de recto: Tratamiento (PDQ®)

Versión para profesionales de salud

Cáncer de recto en estadio I

Los tumores en estadio I se extienden por debajo de la mucosa hacia la submucosa (T1) o hacia la pared muscular intestinal (T2), pero no a través de ella. Debido a su naturaleza localizada en el momento de presentación, el estadio I tiene una tasa alta de curación.

Opciones de tratamiento:

  1. Resección quirúrgica amplia y anastomosis cuando se puede realizar una resección anterior baja (RAB) adecuada, con suficiente recto distal como para permitir una anastomosis convencional o una anastomosis coloanal.
  2. Resección quirúrgica amplia con resección abdominoperineal (RAP) en lesiones demasiado distales como para permitir una RAB.
  3. Resección local transanal o resección de otro tipo [1,2] con radioterapia de haz de radiación externa (THRE) perioperatoria, con fluorouracilo (5-FU) o sin este.

Hay tres opciones posibles para la resección quirúrgica del cáncer de recto en estadio I: escisión local, RAB y RAP. La escisión local se debe restringir a tumores confinados en la pared rectal y que, durante la ecografía rectal o la exploración mediante imágenes por resonancia magnética, no incluyen el espesor total del recto (es decir, no es un tumor T3). El paciente apto ideal para una escisión local tiene un tumor T1 con diferenciación buena a moderada, que ocupa menos de un tercio de la circunferencia de la pared intestinal. Solo se debe someter escisión local a pacientes minuciosamente seleccionados con tumores T2, porque hay un riesgo más alto de fracaso local y sistémico.

No se dispone de ensayos aleatorizados para comparar la escisión local con quimiorradioterapia posoperatoria o sin esta, con la resección quirúrgica amplia (RAB y RAP) en pacientes de tumores T1 y T2. Los investigadores del Cancer and Leukemia Group B (CALGB) matricularon en un protocolo prospectivo, CLB-8984, a pacientes de adenocarcinomas de recto T1 y T2 que estaban dentro de los 10 cm de línea dentada y de más de 4 cm de diámetro, y que no comprometían más de 40% de la circunferencia rectal. Los pacientes con tumores T1 no recibieron tratamiento adicional después de la cirugía, mientras que los pacientes con tumores T2 fueron tratados con EBRT (54 Gy en 30 fracciones, cinco días/semana) y 5-FU (500 mg/m2 los días 1 a 2, y los días 29 a 31 de radiación). En el momento de la mediana de seguimiento a los 48 meses, la supervivencia sin fracaso a los 6 años y las tasas de supervivencia general (SG) de los pacientes con tumores T1 fueron de 83 y 87%, respectivamente. Para los pacientes con tumores T2, la supervivencia sin fracaso y las tasas del SG a los 6 años fueron de 71 y 85%, respectivamente.[3]

Los pacientes de tumores que son patológicamente T1 pueden no necesitar terapia, posoperatoria. Los pacientes de tumores que son T2 o superiores tienen compromiso de los ganglios linfáticos cerca de 20% de las veces y se debe considerar tratamiento adicional, como radiación y quimioterapia, o más resección quirúrgica estándar.[4] Se debe considerar a los pacientes con características histológicas precarias o márgenes positivos después de la escisión local para someterlos a RAB o RAP, y tratamiento posoperatorio, según lo dicte la estadificación quirúrgica total.

Ensayos clínicos en curso

Consultar la lista del NCI de ensayos clínicos sobre el cáncer que se realizan en los Estados Unidos y que están aceptando pacientes. Para realizar la búsqueda, usar el término en inglés stage I rectal cancer. La lista de ensayos se puede reducir aun más por la ubicación donde se realizan, los medicamentos que se utilizan, el tipo de intervención y otros criterios. Nota: los resultados obtenidos solo estarán disponibles en inglés.

Asimismo, se dispone de información general sobre ensayos clínicos en el portal de Internet del NCI.

Bibliografía

  1. Bailey HR, Huval WV, Max E, et al.: Local excision of carcinoma of the rectum for cure. Surgery 111 (5): 555-61, 1992. [PUBMED Abstract]
  2. Benson R, Wong CS, Cummings BJ, et al.: Local excision and postoperative radiotherapy for distal rectal cancer. Int J Radiat Oncol Biol Phys 50 (5): 1309-16, 2001. [PUBMED Abstract]
  3. Steele GD Jr, Herndon JE, Bleday R, et al.: Sphincter-sparing treatment for distal rectal adenocarcinoma. Ann Surg Oncol 6 (5): 433-41, 1999 Jul-Aug. [PUBMED Abstract]
  4. Sitzler PJ, Seow-Choen F, Ho YH, et al.: Lymph node involvement and tumor depth in rectal cancers: an analysis of 805 patients. Dis Colon Rectum 40 (12): 1472-6, 1997. [PUBMED Abstract]
  • Actualización: 18 de julio de 2014