English
¿Preguntas sobre el cáncer? 1-800-422-6237
  • Ver el documento completo
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Sarcoma uterino: Tratamiento (PDQ®)

Información general sobre el sarcoma uterino

El sarcoma uterino es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los músculos del útero u otros tejidos que lo sostienen.

El útero forma parte del aparato reproductor femenino, es el órgano hueco, en forma de pera en la pelvis, en el que se desarrolla el feto. El cuello uterino está ubicado en el extremo inferior, estrecho del útero y conduce a la vagina.

Anatomía del aparato reproductor femenino; la imagen muestra el útero, el miometrio (capa muscular externa del útero), el endometrio (revestimiento interno del útero), los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina.
Anatomía del aparato reproductor femenino. Los órganos del aparato reproductor femenino incluyen el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, el cuello uterino y la vagina. El útero tiene una capa muscular externa que se llama miometrio y un revestimiento interno que se llama endometrio.


El sarcoma uterino es un tipo muy poco frecuente de cáncer que se forma en los músculos del útero o en los tejidos que lo sostienen. (Se puede obtener información sobre otros tipos de sarcoma en el sumario del PDQ sobre el Sarcoma de tejido blando en adultos). El sarcoma uterino es diferente del cáncer de endometrio, una enfermedad en la que comienzan a crecer células cancerosas dentro del revestimiento del útero. (Para obtener información, consultar el sumario del PDQ sobre el Tratamiento del cáncer de endometrio).

La exposición a los rayos X puede aumentar el riesgo de presentar sarcoma uterino.

Todo lo que aumenta el riesgo de presentar una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a tener cáncer; no tener un factor de riesgo no significa que no se va a tener cáncer Consulte su médico si piensa que está en riesgo. Los factores de riesgo de sarcoma uterino incluyen los siguientes aspectos:

Entre los signos que pueden indicar que hay sarcoma uterino se incluyen sangrado anormal.

El sangrado anormal de la vagina y otros signos y síntomas pueden ser provocados por un sarcoma uterino u otras afecciones. Consulte su médico si presenta cualquiera de los siguientes:

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el sarcoma uterino, se utilizan pruebas que examinan el útero.

Se pueden utilizar las pruebas y los procedimientos siguientes:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo que analiza los signos generales de salud y signos de enfermedad, como tumores o todo lo que tenga apariencia inusual. Se tomará también el historial de la paciente en relación con los hábitos de salud, las enfermedades anteriores y los tratamientos.
  • Examen pélvico : examen de la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el recto. El médico o el enfermero introduce en la vagina uno o dos dedos de una mano recubiertos con un guante lubricado y la otra mano se coloca en la parte inferior del abdomen para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se inserta un espéculo en la vagina y el médico o el enfermero observa si existen signos de enfermedad en la vagina o el cuello uterino. Habitualmente se realiza una prueba de Pap o una frotis de Papanicolaou del cuello uterino. El médico o el enfermero inserta también un dedo recubierto con un guante lubricado en el recto para palpar y determinar la presencia de tumores o áreas anormales.
    Examen pélvico; la imagen muestra una vista lateral de la anatomía del aparato reproductor femenino durante un examen pélvico. Se observan el útero, la trompa de Falopio izquierda, el ovario izquierdo, el cuello uterino, la vagina, la vejiga y el recto. El médico o enfermero introduce dos dedos enguantados en la vagina, mientras se ve la otra mano presionando en la parte inferior del abdomen. El recuadro muestra a una mujer cubierta por una sábana sobre una camilla con las piernas separadas y los pies colocados en estribos.
    Examen pélvico. El médico o enfermero introduce uno o dos dedos lubricados, enguantados en la vagina, mientras presiona la parte inferior del abdomen con la otra mano. Esto se realiza para palpar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También se revisa la vagina, el cuello uterino, las trompas de Falopio y el recto.
  • Prueba de Pap: procedimiento mediante el cual se toman muestras de células procedentes de la superficie del cuello uterino y la vagina. Se utiliza un trozo de algodón, un cepillo o una paleta de madera para raspar suavemente las células del cuello uterino y la vagina. Las células son examinadas al microscopio para determinar si estas son anormales. Este procedimiento se le conoce también como frotis de Papanicolaou. Dado que el sarcoma uterino comienza dentro del útero, tal vez no se detecte con la prueba de Papanicolaou.
    Prueba de Pap; la imagen muestra una vista lateral de la anatomía del aparato reproductor femenino durante una prueba de Pap. Se observa un espéculo que ensancha la abertura de la vagina. Se ve un cepillo que se introdujo en la vagina abierta y que toca el cuello uterino en la base del útero. También se puede ver el recto. En un recuadro, se observa el cepillo tocando el centro del cuello uterino. En otro recuadro, se observa a una mujer cubierta por una sábana en una camilla con las piernas separadas y los pies colocados en estribos.
    Prueba de Pap. Se introduce un espéculo en la vagina para ensancharla. Luego, se introduce un cepillo en la vagina para obtener células del cuello uterino. Las células se observan al microscopio para determinar si hay signos de enfermedad.
  • Ecografía transvaginal : procedimiento que se usa para examinar la vagina, el útero, las trompas de Falopio y la vejiga. Se introduce un transductor de ecografía (sonda) en la vagina para hacer rebotar ondas de sonido de alta energía (ultrasónicas) en los tejidos u órganos internos y producir ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos del cuerpo que se llama ecograma. El médico puede identificar tumores cuando observa el ecograma.
    Ecografía transvaginal; la imagen muestra una vista de costado de la anatomía del aparato reproductor femenino durante un procedimiento de ecografía transvaginal. Se observa una sonda ecográfica (instrumento que produce ondas de sonido que rebotan en los tejidos del interior del cuerpo para crear ecos) introducida en la vagina. También se puede observar la vejiga, el útero, la trompa de Falopio derecha y el ovario derecho. El recuadro muestra al ecografista de diagnóstico (persona capacitada para realizar procedimientos de ecografía) que examina a una mujer sobre una camilla y una pantalla de computadora que muestra una imagen de los tejidos internos de la paciente.
    Ecografía transvaginal. Se introduce en la vagina una sonda ecográfica conectada a una computadora y se mueve suavemente para mostrar los distintos órganos. La sonda hace rebotar ondas de sonido en los órganos y tejidos internos para crear ecos que componen un ecograma (imagen computarizada).
  • Dilatación y curetaje : procedimiento para extraer muestras de tejido del revestimiento interno del útero. El cuello uterino se dilata y se introduce una cureta (instrumento en forma de cuchara) en el útero para raspar el tejido. Las muestras de tejido se examinan al microscopio en busca de enfermedad. Este procedimiento también se llama DyC.
    Dilatación y legrado (DyC). El dibujo a tres paneles muestra una vista lateral de la anatomía del aparato reproductor femenino durante un procedimiento de DyC. El primer panel muestra un espéculo que ensancha la abertura de la vagina. También se muestran el cuello uterino, el útero con tejido anormal, la vejiga y el recto; el recuadro muestra la parte inferior de una mujer cubierta por una sábana sobre una camilla con las piernas separadas y sus pies apoyados en los estribos. El panel del medio muestra el útero y un dilatador que se introduce por la vagina hacia el cuello uterino. El tercer panel muestra una cureta que raspa el tejido anormal del útero; el recuadro muestra una ampliación de la cureta con tejido anormal.
    Dilatación y legrado (DyC). Se introduce un espéculo en la vagina para ensancharla a fin de observar el cuello uterino (primer panel). Se utiliza un dilatador para ensanchar el cuello uterino (panel del medio). Se introduce una cureta hacia el cuello uterino para raspar tejido anormal (último panel).
  • Biopsia del endometrio : extracción de tejido del endometrio (el revestimiento interno del útero) al introducir un tubo delgado y flexible a través del cuello uterino hasta el útero. El tubo se utiliza para raspar suavemente una cantidad pequeña de tejido del endometrio y luego extirpar muestras de tejido. Un patólogo observa el tejido al microscopio en busca de células cancerosas.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Estadio del cáncer.
  • Tipo y el tamaño del tumor.
  • Estado general de salud de la paciente.
  • Si el cáncer recién se diagnosticó o si recidivó (volvió).
  • Actualización: 12 de diciembre de 2013