Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer, 1975 a 2012

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

El Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer, 1975 a 2012, es una actualización de los índices de casos nuevos, de muertes y tendencias de los cánceres más comunes en los Estados Unidos. La sección especial de este informe se enfoca en el cáncer de hígado.

Aspectos generales

El Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer, 1975 a 2012, es una actualización de los índices de casos nuevos, de muertes y tendencias de los cánceres más comunes en los Estados Unidos. Expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), de la Asociación Norteamericana de Registros Centrales del Cáncer (North American Association of Central Cancer Registries, NAACCR), de la Sociedad Americana Contra el Cáncer (American Cancer Society, ACS) y del Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute, NCI) publican en conjunto el informe. Este último informe fue publicado el 9 de marzo de 2016, en la revista Cancer.

Puntos clave

  • El informe destaca el periodo de 1975 a 2012 para proveer la mejor perspectiva de las tendencias a largo plazo de los índices de incidencia de cáncer (casos nuevos) y de los índices de mortalidad (muertes) para todas las razas combinadas.
  • Los investigadores determinaron que los índices de mortalidad por cáncer continúan en descenso en hombres, mujeres y niños.
  • En contraste con las tendencias decrecientes en general, las muertes debidas al cáncer de hígado aumentaron en el índice más alto de todos los sitios de cáncer, y los índices de incidencia de cáncer de hígado aumentaron drásticamente.
  • Para leer el informe completo.

Datos sobresalientes de mortalidad

Spanish Cancer Mortality Factoid

En general, los índices de mortalidad por cáncer descendieron durante 2003 a 2012 en:

  • Un promedio de 1,8% al año en los hombres
  • Un promedio de 1,4% al año en las mujeres
  • Un promedio de 2% al año en individuos de 0 a 19 años.

Las tendencias de mortalidad (índices de mortalidad por cáncer) son el criterio de referencia de la evidencia del progreso contra el cáncer. Adelante se indican las tendencias de mortalidad de 10 años para los cánceres más comunes en hombres y mujeres. Estas tendencias muestran que el cáncer de hígado es uno de los pocos cánceres comunes que están creciendo en mortalidad, y que el índice de mortalidad de este cáncer está creciendo con más rapidez entre todos los cánceres comunes.

Datos sobresalientes de incidencia

Entre 2003 y 2012, en general, los índices de incidencia de cáncer (casos nuevos de cáncer en 100 000 personas en los Estados Unidos) siguieron decreciendo entre los hombres y permanecieron estables entre las mujeres.

Spanish Cancer Incidence Factoid

Durante este período, siete de los 17 cánceres más comunes en los hombres mostraron un descenso en incidencia, incluso los cánceres de colon y recto, de pulmónbronquios, de próstata, estómago, laringe, vejiga y de cerebro. Seis de los 18 cánceres más comunes en mujeres mostraron un descenso en incidencia, incluso cánceres de colon y recto, de cuello uterino, pulmón y bronquios, de vejiga, de ovario y de estómago. También, entre 2003 y 2012, la incidencia de cáncer aumentó entre individuos de 0 a 19 años.

Los informes anuales a la nación anteriores demostraron que el descenso de casos nuevos de cáncer de pulmón correspondió a un descenso en el uso de tabaco.

Spanish Lung Cancer Smoking Decrease Factoid

Sección especial: Cáncer de hígado

Además de informar sobre índices y tendencias de los cánceres más comunes, el informe de este año incluye también una sección especial sobre el cáncer de hígado. Tanto en hombres como en mujeres, las muertes por cáncer de hígado están aumentando en los Estados Unidos, subiendo al índice más alto de todos los cánceres comunes durante el periodo de 2008 a 2012.

Un factor principal de riesgo de cáncer de hígado es la infección por el virus de la hepatitis C (VHC). La mayor incidencia de nuevas infecciones por el virus de la hepatitis C sucedió en las décadas de los sesenta a los ochenta, antes de que se descubriera el virus y de que se pudieran tomar medidas preventivas.   Aunque el riesgo de cáncer de hígado para toda la gente aumenta hasta la edad de 85 años, los índices de incidencia de cáncer de hígado fueron más altos en personas nacidas de 1945 a 1965 que entre las que nacieron en otros periodos, a causa de índices más altos de infección por VHC en las cohortes nacidas de 1945 a 1965. Entre las personas nacidas de 1945 a 1965, los índices de infección de hepatitis C fueron mayores entre los blancos no hispanos, los afroamericanos no hispanos y los hispanos.

La cirrosis, o las cicatrices del hígado, son también precursoras del cáncer de hígado. Los factores de riesgo de cirrosis incluyen antecedentes de enfermedad hepática, historia de uso abundante de alcohol y algunos trastornos genéticos poco comunes. Aproximadamente 8 a 16% de las muertes por cáncer de hígado en los Estados Unidos se han atribuido al exceso de uso del alcohol. Una evidencia creciente sugiere que la diabetes mellitus de tipo 2 y la obesidad son factores importantes que contribuyen a la cirrosis y a un posible cáncer de hígado.

Estadísticas del cáncer de hígado

Los autores del informe encontraron que, en todas las poblaciones raciales y étnicas, los hombres tenían casi el triple de incidencia de cáncer de hígado que las mujeres. En 2012, el año más reciente para el que hay datos disponibles, 28 012 personas fueron diagnosticadas con cáncer de hígado en los Estados Unidos (excepto Nevada). De estas, 20 207 eran hombres y 7805 eran mujeres. Hombres murieron por cáncer de hígado en 2012 a un índice dos veces mayor del de las mujeres, habiendo 15 563 muertes entre hombres y 7409 entre mujeres.

Durante 2008 a 2012, entre hombres y mujeres, los índices de incidencia de cáncer de hígado fueron mayores entre los indígenas americanos y nativos de Alaska no hispanos, seguidos por isleños del Pacífico y asiáticos no hispanos y luego por los hispanos. El virus dominante relacionado con cáncer de hígado entre los isleños del Pacífico y asiáticos es el virus de la hepatitis B (VHB), y la infección por este virus es más común entre los asiáticos que entre otros grupos raciales, especialmente asiáticos nacidos fuera de los Estados Unidos.

Prevención

Los CDC y otras organizaciones recomiendan una prueba única para el VHC para personas nacidas de 1945 a 1965. Quienes tienen resultados positivos deberán ser remitidos para tratamiento apropiado y tratamiento para prevenir enfermedad del hígado relacionada con el VHC, incluso cáncer de hígado. La cura de la infección por VHC está asociada con una reducción de 75% del riesgo de cáncer de hígado.

Otras estrategias para reducir la carga del cáncer de hígado incluyen la promoción de la vacunación contra el VHB; establecer y ejecutar iniciativas de salud pública dirigidas a reducir las conductas no saludables, como el fumar y el uso excesivo del alcohol; y la promoción de comer sanamente y la actividad física para reducir la obesidad. Los CDC y otros recomiendan también las pruebas de VHB para personas nacidas en Asia y en África. Las pruebas de VHB y la terapia correspondiente están asociadas con una reducción del riesgo de cáncer de hígado en 50 a 80%.

Acerca del informe

Este último Informe Anual a la Nación destaca el período de 1975 a 2012 para proveer la mejor perspectiva de las tendencias a largo plazo de los índices de muertes por cáncer entre todas las razas combinadas. El período de 2008 a 2012 se usó para describir la carga actual de cáncer en EE. UU., y el período de 2003 a 2012 se usó para describir las tendencias en los índices de incidencia y de mortalidad en los cinco principales grupos raciales y étnicos. Por último, el período de 1992 a 2012 fue elegido para proporcionar la mejor perspectiva sobre las tendencias de incidencia a largo plazo. Todos los índices en el informe son por cada 100 000 personas en la población de Estados Unidos.

Se puede llevar varios años en reunir los datos de cada clínica o de cada médico, y se deberán validar con sumo cuidado, todo lo cual causa que haya una demora de varios años entre la recolección y la diseminación de la información a través del Informe Anual a la Nación.