No existe un grado de fumar sin peligro: aun fumadores de poca intensidad tienen un riesgo mayor de muerte prematura

  • Control de tamaño de fuente
  • Imprimir
  • Enviar por correo electrónico
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest
  • Publicación: 5 de diciembre de 2016

La gente que fumó ordinariamente un promedio de menos de un cigarrillo al día durante su vida tuvo un riesgo mayor de 64 % de muerte prematura que quienes nunca fumaron, y quienes fumaron de uno a 10 cigarrillos al día tuvieron un riesgo mayor de 87 % de muerte prematura que quienes nunca fueron fumadores, de acuerdo a un nuevo estudio de investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (NCI). Los riesgos fueron menores entre los fumadores de baja intensidad que habían dejado el hábito comparados con quienes fumaban todavía, y el riesgo bajó de acuerdo con una edad más joven al dejarlo. Los resultados del estudio fueron publicados el 5 de diciembre de 2016, en Jama Internal Medicine. El NCI es un componente de los Institutos Nacionales de la Salud.

Al examinar los investigadores las causas específicas de muerte entre los participantes del estudio, se observó una asociación particularmente fuerte de mortalidad por cáncer de pulmón. Quienes ordinariamente tuvieron un promedio de menos de un cigarrillo al día a lo largo de su vida tuvieron nueve veces el riesgo de morir por cáncer de pulmón que quienes nunca fumaron. Entre la gente que fumó de uno a 10 cigarrillos al día, el riesgo de morir por cáncer de pulmón fue casi 12 veces mayor que quienes no fumaron nunca.

Los investigadores examinaron el riesgo de morir por enfermedad respiratoria, como enfisema, así como el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular. Quienes fumaron de uno a 10 cigarrillos al día tuvieron más de seis veces el riesgo de morir por enfermedades respiratorias que quienes no fumaron nunca y cerca de una vez y media el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular que quienes nunca fumaron.

Fumar tiene muchos efectos nocivos para la salud, los cuales se han descrito con detalle en muchos estudios desde el informe de 1964 del director general de sanidad de los Estados Unidos en el que se hizo relación de fumar con el cáncer de pulmón. Los efectos para la salud de fumar ordinariamente con baja intensidad, sin embargo, no se han estudiado bien, y muchos fumadores piensan que fumar con baja intensidad no afecta su salud.

Para entender mejor los efectos de fumar con baja intensidad en la mortalidad de todas las causas y de causas específicas de muerte, los científicos analizaron los datos de más de 290 000 adultos en el Estudio de Salud y Dieta de NIH y AARP. Fumar con baja intensidad se definió como 10 cigarrillos o menos al día. Todos los participantes tenían de 59 a 82 años de edad al empezar el estudio.

Se preguntó a los participantes acerca de sus conductas de fumar durante nueve períodos de sus vidas, empezando con antes de cumplir los 15 años hasta después de que llegaron a la edad de 70 (para los participantes de más edad). Entre los fumadores actuales, 159 informaron que fumaban menos de un cigarrillo al día ordinariamente en los años que fumaron; casi 1500 informaron que fumaron de uno a 10 cigarrillos al día.

El estudio confió en que la gente recordaba su historia de fumar a lo largo de muchas décadas, lo cual introdujo un grado de incertidumbre en los resultados. También, a pesar del número grande de gente encuestada, el número de fumadores ordinarios de baja intensidad fue relativamente pequeño.

Otra limitación del estudio es que los participantes eran en su mayoría blancos y en sus años sesenta o setenta, por lo que los patrones de fumar que se recolectaron en el estudio reflejaron solo un conjunto particular de grupos etarios en los Estados Unidos. Se necesitan estudios futuros entre poblaciones más jóvenes y otros grupos raciales y étnicos, en especial a fumar con baja intensidad ya que ha sido históricamente más común entre las minorías raciales y étnicas en los Estados Unidos. El estudio careció también de información detallada acerca de los patrones de uso entre los participantes que informaron fumar menos de un cigarrillo al día. Por esta razón, los investigadores no pudieron comparar los efectos de fumar cada tercer día, unos pocos días, o cada semana, por ejemplo.

“Los resultados de este estudio apoyan las advertencias de salud que no hay un grado sin peligro de exposición al humo de tabaco”, dijo la doctora Maki Inoue-Choi, de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del NCI, y autora principal del estudio. “Juntos, estos resultados indican que fumar aun un número pequeño de cigarrillos al día tiene efectos negativos sustanciales para la salud y proveen más evidencia de que dejar de fumar beneficia a todos los fumadores, sin importar qué tan pocos cigarrillos fumen ellos.”

Acerca del Instituto Nacional del Cáncer (NCI): El Instituto Nacional del Cáncer, NCI, dirige el Programa Nacional de Cáncer y el esfuerzo de los Institutos Nacionales de la Salud para reducir drásticamente la frecuencia del cáncer y mejorar las vidas de los pacientes con cáncer y de sus familias, por medio de la investigación acerca de la prevención y la biología del cáncer, la creación de nuevas intervenciones y la capacitación y el acceso a mentores de nuevos investigadores. Para obtener más información acerca del cáncer, visite el sitio web del NCI en cancer.gov/espanol o llame al Servicio de Información sobre el Cáncer del NCI al teléfono 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), la dependencia de investigación médica del país, están compuestos por 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. NIH es la principal dependencia federal que lleva a cabo y apoya la investigación básica, clínica y médica aplicada e investiga las causas, tratamientos y curas tanto de enfermedades comunes como de enfermedades poco comunes. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite nih.gov.

Bibliografía selecta
  1. Inoue-Choi M, Liao L, Reyes-Guzman C, Hartge P, Caporaso N, Freedman N. Association of long-term low-intensity smoking with all-cause and cause-specific mortality in the NIH-AARP Diet and Health Study. JAMA Internal Medicine.  5 de diciembre de 2016 DOI: 10.1001/jamainternmed.2016.7511

Este texto puede copiarse o usarse con toda libertad. Sin embargo, agradeceremos que se dé reconocimiento al Instituto Nacional del Cáncer como creador de esta información. El material gráfico puede ser propiedad del artista o del editor por lo que tal vez sea necesaria su autorización para poder usarlo.