Pasar al contenido principal

En un estudio de los NIH, el selumetinib achica tumores y ofrece beneficio clínico a niños con neurofibromatosis de tipo 1

  • Publicación:

La doctora Brigitte Widemann con Travis Carpenter, quien recibió selumetinib para tratar la neurofibromatosis de tipo 1 (NF1) en los Institutos Nacionales de la Salud (NIH).

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

Los resultados de un estudio clínico de fase 2 demuestran que el medicamento selumetinib mejora los desenlaces para los niños con la alteración genética llamada neurofibromatosis de tipo 1 (NF1). En el estudio clínico, el selumetinib achicó los tumores inoperables que produce la NF1, llamados neurofibromas plexiformes. Los niños tuvieron menos dolor, un funcionamiento más eficaz y una mejor calidad de vida general después de recibir el tratamiento. El estudio clínico estuvo a cargo de investigadores internos del Centro de Investigación Oncológica (CCR) del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), que forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Los resultados del estudio se publicaron el 18 de marzo de 2020 en la New England Journal of Medicine.

“Hasta ahora, no había tratamiento médico eficaz para los niños con NF1 y neufrofibromas plexiformes. Fue un largo recorrido descubrir un medicamento que los ayudara,” destacó la doctora Brigitte Widemann, autora principal del estudio y jefa de la División de Oncología Pediátrica del CCR, que estableció y coordinó el estudio clínico. “Aunque no es una cura todavía, este tratamiento disminuye el tamaño de los tumores y hace que los niños se sientan mejor y tengan una calidad de vida mejor”.

El Programa de Evaluación de Terapias de Cáncer (CTEP) del NCI patrocinó el estudio que llevaron a cabo los investigadores del programa interno de los NIH. La empresa farmacéutica AstraZeneca suministró el selumetinib mediante un convenio de colaboración para la investigación y el desarrollo con el NCI, y financió otros estudios que formaban parte del estudio clínico. La empresa trabajó de forma estrecha con los investigadores a fin de reunir los datos necesarios para la solicitud de aprobación de medicamento nuevo que se presentó a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Además, el Programa de Aceleración Terapéutica para la Neurofibromatosis (NTAP) financió la inscripción de pacientes en los centros que participaron del estudio.

En el estudio se inscribieron a 50 niños de 3 a 17 años de edad con neurofibromas plexiformes en 2015 y 2016. Los síntomas más comunes de los tumores son desfiguración, disminución de la fuerza y de la amplitud de movimiento, y dolor. Los niños recibieron dosis orales de selumetinib 2 veces al día en ciclos continuos de 28 días, y se los evaluó al menos cada 4 ciclos. Los investigadores usaron un método nuevo para evaluar los desenlaces que se adaptó a los síntomas específicos por los tumores que tenía cada paciente; ningún estudio clínico de NF1 había hecho esto antes.

Desde marzo de 2019, 35 niños (70 %) tuvieron una respuesta parcial confirmada (≥ 20 % de reducción de volumen tumoral), y la mayoría de ellos mantuvieron esta respuesta por más de 1 año. Después de 1 año de tratamiento, los niños y los padres notificaron una disminución del dolor y una mejora de importancia clínica en la interferencia del dolor en el funcionamiento diario, la calidad de vida general, la fuerza y la amplitud de movimiento.

De izquierda a derecha: El personal de la División de Oncología Pediátrica (POB) del NCI: doctora Eva Dombi, enfermera Trish Whitcomb, doctora Brigitte Widemann, doctora Andrea Gross, y enfermera practicante Andrea Baldwin.

Fuente: Instituto Nacional del Cáncer

“Una de las cosas más sorprendentes de este estudio clínico es la repercusión que tuvo el tratamiento en el dolor”, señaló la doctora Andrea M. Gross, del CCR, autora principal del estudio. “Incluso ayudó a que los pacientes con dolores crónicos debilitantes abandonaran sus medicamentos para el dolor, algo que no anticipábamos. Es un hallazgo muy emocionante".

Se dejó de administrar el selumetinib a 5 niños debido a efectos secundarios que tal vez estaban relacionados con el medicamento, y 6 niños tuvieron progresión de la enfermedad. Los efectos secundarios más frecuentes fueron las náuseas y vómitos, la diarrea y las erupciones.

Mediante este nuevo estudio se corroboran los resultados de un estudio de fase 1 anterior que,  por primera vez, demostró que el medicamento achicaba los tumores grandes. La doctora Widemann y su equipo estudian el selumetinib para su uso en la NF1 desde 2011. El medicamento funciona al bloquear una proteína llamada MEK, que forma parte de las vía de señalización de RAS, hiperactiva en los pacientes con NF1 y que produce la multiplicación de los tumores. En 2018, la FDA otorgó al selumetinib la designación de medicamento huérfano para el tratamiento de la NF1; en 2019, la FDA lo designó como una terapia innovadora.

Los neurofibromas plexiformes resultaron difíciles de tratar. Es posible que los tumores se multipliquen rápido y se vuelvan muy grandes (a veces llegan a ser el 20% del peso del cuerpo). Es común que no sea posible extirpar los tumores mediante cirugía porque estos se entremezclan con nervios y tejidos sanos. Los tumores que se extirpan de forma parcial suelen volver, en especial, en los niños de corta edad.

La doctora Widemann trabaja en estudios clínicos de muchos otros medicamentos para NF1 desde 2001, y se entusiasmó mucho cuando observó por primera vez que los tumores se achicaban. Ella y su equipo agradecen a los numerosos grupos y programas que colaboraron e hicieron posible este logro, incluso los programas internos y externos del NCI, el NTAP y la Fundación de Tumores Infantiles (CTF). Sin embargo, los investigadores desean agradecer, sobre todo, a los niños y a las familias que participaron en el estudio.

"Queda mucho por hacer. Aunque en estos niños se achicaron los tumores, muchos aún tienen tumores incapacitantes", explicó la doctora Widemann. "Estos hallazgos son un paso gigante y nos inspiran a trabajar más duro para lograr otros avances en las terapias para la NF1".

El estudio se llevó a cabo en el Centro Clínico de los NIH en Bethesda (Maryland) y también en tres centros participantes: Children’s Hospital of Philadelphia, Cincinnati Children’s Hospital Medical Center, y el  Children’s National Hospital en Washington, D.C. Tanto el Children’s Hospital of Philadelphia como el Cincinnati Children’s Hospital recibieron fondos adicionales para el estudio del NTAP.

Acerca del Centro de Investigación Oncológica: El Centro de Investigación Oncológica (CCR) abarca casi 250 equipos que llevan a cabo investigación básica, aplicable y clínica en el programa interno del NCI, en un entorno que apoya la ciencia dirigida a mejorar la salud de los seres humanos. El programa clínico del CCR se encuentra en el Centro Clínico de los NIH, el hospital más grande del mundo dedicado a la investigación clínica. Para obtener más información en inglés sobre el CCR y sus programas, visite ccr.cancer.gov.
 

Acerca del Instituto Nacional del Cáncer: El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) dirige el Programa Nacional del Cáncer (NCP) y las iniciativas de los Institutos Nacionales de la Salud que tienen como fin disminuir la prevalencia del cáncer de forma drástica y mejorar la vida de los pacientes con cáncer y de sus familiares, mediante la investigación sobre la prevención y la biología del cáncer, la creación de intervenciones nuevas, y la capacitación y el acceso a mentores para los investigadores nuevos. Para obtener más información sobre el cáncer, visite el sitio web del NCI en cancer.gov/espanol o llame al Centro de Contacto del NCI, que se conoce como el Servicio de Información sobre el Cáncer, al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).
 

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud: Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) son el organismo nacional de investigación médica, integrado por 27 institutos y centros, y es un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS).  Los NIH son el organismo federal principal que lleva a cabo y apoya la investigación básica, clínica y médica aplicada e investiga las causas, tratamientos y curas de enfermedades comunes y enfermedades poco comunes.  Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite salud.nih.gov.

Bibliografía
  1. Gross AM, Wolters PL, Dombi E, et al. Selumetinib in Children with Inoperable Plexiform Neurofibromas. N Engl J Med. March 18, 2020. DOI: 10.1056/NEJMoa1912735

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “En un estudio de los NIH, el selumetinib achica tumores y ofrece beneficio clínico a niños con neurofibromatosis de tipo 1 publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”