Pasar al contenido principal

Informe Anual a la Nación: el rápido descenso en las muertes por cáncer de pulmón y melanoma resulta en una disminución general y continua de la tasa de mortalidad por cáncer

  • Publicación:
Del 2014 a 2018, la mortalidad general por cáncer disminuyó en mujeres, hombres, niños, adolescentes y adultos jóvenes

En el Informe Anual a la Nación sobre el Estado del Cáncer se destaca que las tasas de mortalidad general por cáncer siguen en descenso en los hombres y mujeres de todos los grupos raciales y étnicos en los Estados Unidos. Entre 2001 y 2018, el descenso en las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón fue más rápido. En años más recientes, las tasas de mortalidad por melanoma disminuyeron bastante y se observa en el aumento importante en la supervivencia de las personas con melanoma metastásico. Sin embargo, en el informe se indica que la tendencia descendente ahora es más lenta o desapareció en las tasas de mortalidad de otros cánceres principales, como el cáncer de próstata, el cáncer colorrectal y los cánceres de seno (mama) femenino. 

En el informe que se publicó en la Journal of the National Cancer Institute (JNCI), se comprueba también que las tasas de incidencia general de cáncer siguen en aumento en las mujeres, los niños y los adolescentes y adultos jóvenes. Todas las tendencias descritas en el informe aplican al período anterior a la pandemia de la COVID-19.
 
El Informe Anual es un proyecto de colaboración entre la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, que forma parte de los Institutos Nacionales de la Salud) y la North American Association of Central Cancer Registries (NAACCR).  
 
En el informe se señala que en el período más reciente (2014 a 2018) las tasas de mortalidad disminuyeron para 11 de 19 de los cánceres más comunes en los hombres, y para 14 de 20 de los cánceres más comunes en las mujeres.  Aunque la tendencia descendente en las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón y por melanoma fue más marcada durante este período, la tendencia descendente anterior en las tasas de mortalidad por el cáncer colorrectal y los cánceres de seno femenino es más lenta ahora y, en el caso del cáncer de próstata, se estabilizó. Aumentaron las tasas de mortalidad por algunos cánceres, como el cáncer de encéfalo y del sistema nervioso, y cáncer de páncreas (en ambos sexos); cáncer de cavidad oral y faringe (en los hombres); y cáncer de hígado y de útero (en las mujeres).

“Un factor importante que contribuye al descenso continuo de la mortalidad general por cáncer y la mortalidad por cáncer de pulmón, es la disminución histórica en el consumo de cigarrillos", señaló el doctor William G. Cance, director médico y científico de la Sociedad Americana contra el Cáncer. "El descenso rápido en las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón y melanoma durante los períodos más recientes, en gran parte, reflejan el avance en el tratamiento con terapias de medicamentos dirigidos, los inhibidores de puntos de control inmunitario, además de los avances en técnicas de radioterapia y cirugía”.  

En el análisis del informe de este año, las tendencias a largo plazo de las tasas de mortalidad por cáncer demuestran que el descenso en la mortalidad fue más rápido entre los años 2001 y 2018 tanto en los hombres como en las mujeres. En los hombres, el descenso del 1,8 % por año entre 2001 y 2015 se aceleró al 2,3 % por año entre 2015 y 2018. En las mujeres, el descenso del 1,4 % por año entre 2001 y 2015 se aceleró al 2,1 % por año entre 2015 y 2018. También se destaca que las tasas generales de mortalidad por cáncer disminuyeron en todos los grupos raciales y étnicos de 2014 a 2018.

“Es alentador ver un descenso continuo en las tasas de mortalidad para muchos de los cánceres comunes”, comentó la doctora y máster en Salud Pública Karen Hacker, directora del Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC. “Para acabar con las desigualdades en salud existentes y dar a todos la oportunidad de estar lo más sanos posible, debemos seguir buscando formas innovadoras para llegar a las personas a lo largo del proceso completo del cáncer, desde los exámenes y la detección temprana hasta el tratamiento y el apoyo a los sobrevivientes”.

Sin embargo, es probable que factores como la obesidad contribuyan al aumento en las tasas de incidencia y mortalidad por cáncer, o a la tendencia descendente más lenta para otros cánceres, como el cáncer colorrectal y los cánceres de seno femenino.

“El descenso continuo en las tasas de mortalidad por cáncer da cierta satisfacción a la comunidad de investigadores del cáncer, ya que prueba que los avances científicos durante varias décadas marcan una diferencia real en los desenlaces para la población”, comentó el doctor Norman E. “Ned” Sharpless, director del Instituto Nacional del Cáncer, de los Institutos Nacionales de la Salud. “Creo que podemos lograr aún más mejoras si abordamos la obesidad, que tal vez supere al tabaquismo como el principal factor de riesgo relacionado con el cáncer que es posible modificar".  

Los autores notifican que las tasas de mortalidad por cáncer continuaron en disminución en los niños (menores de 15 años) y los adolescentes y adultos jóvenes (de 15 a 39 años), a pesar de que hubo un aumento en las tasas de incidencia entre 2001 y 2017. Las tasas de incidencia general de cáncer en los niños y los adolescentes y adultos jóvenes aumentaron en todos los grupos raciales o étnicos, salvo en los niños indígenas americanos o nativos de Alaska, en quienes las tasas se mantuvieron estables. El cáncer más común en las adolescentes y adultas jóvenes fue el cáncer de seno. 

“Al evaluar las disparidades en salud, es esencial reconocer los factores sociales que influyen en la salud de las comunidades y en el acceso a la atención médica”, comentó Betsy A. Kohler, máster en Salud Pública y directora ejecutiva de la NAACCR. “Los indicadores sociales y económicos, en particular, en las evaluaciones de áreas pequeñas, son cada vez más importantes para entender la carga del cáncer”.

Otros hallazgos principales son los siguientes:  

  • Las tasas de incidencia general de cáncer fueron más altas en los hombres que las mujeres de todos los grupos raciales y étnicos, salvo en el grupo de personas asiáticas o isleñas del Pacífico, que presentaron tasas similares. 
  • Las tasas de incidencia general de cáncer fueron un poco más bajas en las personas negras que en las personas blancas. 
  • Por el contrario, las tasas de mortalidad general por cáncer fueron más altas en las personas negras que en las personas blancas.  
  • Las tasas de incidencia de cáncer de hígado antes estaban en aumento, pero los datos indican que las tasas ahora son estables para hombres y mujeres.  
  • La supervivencia relativa a los 2 años fue estable para los casos de melanoma en estadio avanzado que se diagnosticaron entre 2001 y 2009, pero aumentó el 3,1 % por año para los casos que se diagnosticaron entre 2009 y 2014.
  • La supervivencia relativa a los 2 años apenas aumentó para los casos de melanoma en estadio inicial y avanzado que se diagnosticaron entre 2001 y 2014 (0,03 % y 0,4 % por año, respectivamente). 

Los autores señalan que estos hallazgos ayudarán a los profesionales de la salud a informarse sobre la necesidad de mejorar las actividades de prevención del cáncer, detección temprana y tratamiento, además de la necesidad de poner en práctica intervenciones eficaces, en especial, en las poblaciones sin recursos adecuados.

Para consultar el informe completo en inglés, visite: https://seer.cancer.gov/report_to_nation/.

Acerca de la Sociedad Americana contra el Cáncer: la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS) es una fuerza comunitaria global de 1,5 millones de voluntarios que se dedican a salvar vidas, celebrar vidas y encabezar la lucha para un mundo sin cáncer. Durante más de 100 años, la ACS ha sido la organización preeminente que lucha contra el cáncer en los Estados Unidos mediante la investigación, la educación, la defensa de los derechos de los pacientes y los servicios para pacientes. Ayudamos a encabezar la evolución de la forma en que el mundo previene, detecta, trata y piensa sobre el cáncer. Para obtener más información visite www.cancer.org/es.  
 
Acerca de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) trabajan a toda hora en la protección, seguridad y vigilancia de la salud de las personas en los Estados Unidos. Ya sea que las enfermedades sean de origen nacional o internacional, curables o prevenibles, crónicas o agudas, o provenientes de la actividad humana o un ataque intencionado, los CDC responden a las amenazas contra la salud más urgentes en los Estados Unidos. Los CDC tienen su sede central en Atlanta y cuentan con expertos en todos los Estados Unidos y en el mundo. 
 
Acerca del Instituto Nacional del Cáncer: El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) dirige el Programa Nacional del Cáncer (NCP) y las iniciativas de los Institutos Nacionales de la Salud que tienen como fin disminuir la prevalencia del cáncer de forma drástica y mejorar la vida de los pacientes con cáncer y de sus familiares, mediante la investigación sobre la prevención y la biología del cáncer, la creación de intervenciones nuevas, y la capacitación y el acceso a mentores para los investigadores nuevos. Para obtener más información sobre el cáncer, visite el sitio web del NCI en cancer.gov/espanol o llame al Centro de Contacto del NCI, que se conoce como el Servicio de Información de Cáncer, al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER). 
 
Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud: Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) son el organismo nacional de investigación médica, integrado por 27 institutos y centros, y es un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS). Los NIH son el organismo federal principal que lleva a cabo y apoya la investigación básica, clínica y médica aplicada e investiga las causas, tratamientos y curas de enfermedades comunes y enfermedades poco comunes.  Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite salud.nih.gov
 
Acerca de la North American Association of Central Cancer Registries: La North American Association of Central Cancer Registries, Inc. (NAACCR) es una organización profesional que crea y promueve normas uniformes para el registro de datos del cáncer; ofrece educación y capacitación; certifica registros demográficos; agrupa y publica datos de los registros centrales del cáncer; y fomenta el uso de sistemas y datos de vigilancia para el control del cáncer y la investigación epidemiológica, para programas de salud pública y para la atención del paciente a fin de reducir la carga del cáncer en América del Norte. Para obtener más información en inglés, consulte naaccr.org

Bibliografía
  1. Islami F, Ward EM, Sung H, et al. Annual report to the nation on the status of cancer, Part 1: National cancer statistics. JNCI. June TBD, 2021. DOI: TBD

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Informe Anual a la Nación: el rápido descenso en las muertes por cáncer de pulmón y melanoma resulta en una disminución general y continua de la tasa de mortalidad por cáncer publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”