Pasar al contenido principal

Muchos tipos de actividades durante el tiempo libre disminuyen el riesgo de muerte en los adultos mayores

  • Publicación:
Una mujer adulta jugando "pickleball"

Hay muchos tipos de actividad física que disminuyen el riesgo de muerte. 

Fuente: “Pickleball-5” de Ron B mediante licencia de CC BY 2.0.

Asunto:

Los adultos mayores que participan en distintas actividades semanales en su tiempo libre (como caminar para hacer ejercicio, trotar, nadar largos o jugar al tenis) quizás tengan un riesgo menor de muerte por cualquier causa, incluso de muerte por enfermedad cardiovascular y cáncer, según un nuevo estudio de los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH). 

Los autores señalan que los hallazgos destacan la importancia de que los adultos mayores practiquen actividades en su tiempo libre que disfruten y mantengan, porque muchas de estas actividades podrían disminuir el riesgo de muerte.

Los hallazgos se publicaron el 24 de agosto en JAMA Network Open

Los datos se recopilaron como parte del Estudio sobre Alimentación y Salud de los NIH y la Asociación Estadounidense de Personas Jubiladas (AARP), en el que 272 550 adultos entre 59 y 82 años llenaron cuestionarios sobre las actividades que realizaban en su tiempo libre. Los investigadores examinaron si se disminuía el riesgo de muerte al participar en siete tipos de ejercicio y actividades recreativas: correr, ciclismo, natación, otro ejercicio aeróbico, deportes de raqueta, golf y caminar para hacer ejercicio. 

Los investigadores descubrieron que cumplir con las recomendaciones de actividad física semanal combinando cualquiera de estas actividades se relacionó con una disminución del 13 % del riesgo de muerte por cualquier causa, en comparación con no hacer ninguna actividad. Cuando analizaron el papel de cada actividad por separado, hallaron que practicar deportes de raqueta se relacionó con una disminución del 16 % en el riesgo, y correr con una disminución del 15 %. Sin embargo, todas las actividades se relacionaron de forma parecida con un menor riesgo de muerte. 

En la segunda edición de las Pautas Federales de Actividad Física para Estadounidenses, se recomienda que los adultos participen cada semana entre 2,5 y 5 horas en actividad física aeróbica de intensidad moderada, o entre 1,25 y 2,5 en actividad física de intensidad vigorosa. 

Los niveles de actividad de la mayoría de las personas activas (que superaron los niveles recomendados de actividad física) se vincularon con disminuciones aún más grandes en el riesgo de muerte, pero hubo menos beneficios a medida que el nivel de actividad aumentaba. Incluso las personas que hicieron algún tipo de actividad recreativa, aunque fuera en menor cantidad que la recomendada, disminuyeron el riesgo de muerte un 5 %, en comparación con quienes no participaron en ninguna de las actividades estudiadas. 

Estas actividades también se relacionaron con un riesgo de muerte menor por enfermedad cardiovascular y cáncer. Practicar deportes de raqueta se relacionó con la mayor disminución del riesgo de muerte cardiovascular (27 % menos), mientras que correr se relacionó con la mayor disminución del riesgo de muerte por cáncer (19 % menos). 

Contacto:

Doctora Eleanor L. Watts, máster en Salud Pública, División de Epidemiología y Genética del Cáncer, Instituto Nacional del Cáncer

Estudio:

“Associations of leisure time physical activity types and risks of all-cause, cardiovascular and cancer mortality among older adults” publicado el 24 de agosto en JAMA Network Open

Acerca del Instituto Nacional del Cáncer: El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) dirige el Programa Nacional del Cáncer (NCP) y las iniciativas de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) cuyo fin es disminuir la prevalencia del cáncer de forma drástica y mejorar la vida de las personas con cáncer.  El NCI financia una variedad amplia de investigaciones y capacitaciones sobre el cáncer extrainstitucionales mediante subvenciones y contratos. El programa de investigación intrainstitucional lleva a cabo estudios de investigación innovadora, transdisciplinaria básica, aplicable, clínica y epidemiológica sobre las causas del cáncer, las formas de prevenirlo, la predicción del riesgo, la detección temprana y el tratamiento. Estos estudios incluyen las actividades de investigación en el Centro Clínico de los NIH, el hospital de investigaciones más grande del mundo. Para obtener más información sobre la investigación intrainstitucional del NCI en inglés, consulte las páginas del Centro de Investigación Oncológica (CCR) y la División de Epidemiología y Genética del Cáncer (DCEG). Para obtener más información sobre el cáncer, visite el sitio web del NCI en cancer.gov/espanol o llame al Servicio de Información de Cáncer del NCI al 1-800-422-6237 (1-800-4-CANCER).

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud: Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) son el organismo nacional de investigación médica, integrado por 27 institutos y centros, y es un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS). Los NIH son el organismo federal principal que lleva a cabo y apoya la investigación básica, clínica y médica aplicada e investiga las causas, tratamientos y curas de enfermedades comunes y enfermedades poco comunes.  Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite salud.nih.gov.

Bibliografía
  1. Watts EL, Matthews CE, Freeman JR, et al. Association of Leisure Time Physical Activity Types and Risks of All-Cause, Cardiovascular, and Cancer Mortality Among Older Adults. JAMA Network Open. 24 de agosto de 2022. DOI: 10.1001/jamanetworkopen.2022.28510

Si desea copiar algo de este texto, vea Derechos de autor y uso de imágenes y contenido sobre instrucciones de derechos de autor y permisos. En caso de reproducción digital permitida, por favor, dé crédito al Instituto Nacional del Cáncer como su creador, y enlace al producto original del NCI usando el título original del producto; por ejemplo, “Muchos tipos de actividades durante el tiempo libre disminuyen el riesgo de muerte en los adultos mayores publicada originalmente por el Instituto Nacional del Cáncer.”